Rioja Alavesa-Sonsierra, un Paisaje Rupestre singular y diferenciado

Hace tres meses comencé una serie de artículos en este blog destinados a responder la pregunta que me hicieron unas gentes sabias, especialistas en Paisajes culturales, que nos visitaron en julio: “¿Por qué Rioja Alavesa no cuenta bien sus valores excepcionales al mundo?”.

Rioja Alavesa-Sonsierra

“LA PIEDRA y la Viña, emblemas de la Rioja Alavesa-Sonsierra”.

Me comprometí a exponer semanalmente algún ejemplo que respondiera a ese interrogante con mi arriesgada hipótesis de partida: “Rioja Alavesa no cuenta sus valores porque no se los sabe o no sabe de su singularidad excepcional”.

Miguel Larreina González *

La pasada semana, tocando un tema tan humilde como los ”chozos o guardaviñas”, he tenido la oportunidad de verificar mi hipótesis, pues varios amigos de Logroño me han planteado sus dudas sobre la excepcionalidad del tema, trasladándome su creencia de que “vestigios rupestres tipo chozos, lagares, necrópolis, eremitorios,… los hay por toda la Denominación Rioja”.

Consultaron en Google y efectivamente en las primeras referencias de cada tema se leía “lagares rupestres típicos de la Rioja”, “enterramientos megalíticos muy abundantes en La Rioja”… Como a día de hoy todas estas evidencias rupestres están muy inventariadas, yo les respondí con los datos concretos de su número (tantos dólmenes, tantos lagares, etc.) y su respectiva concentración por localidades y comarcas: tantos aquí, tantos allá, tantos acullá.

Rioja Alavesa-Sonsierra

“LAS GENTES sonserranas vienen trabajando la roca hace muchos siglos”.

A alguno que se resistía (son muchos años oyendo la misma “copla”) le puse un ejemplo y le planteé una pregunta: ¿Aceptarías como veraz un titular de un periódico riojano que dijera: “Los jóvenes de la Denominación Rioja estudian euskera”? ¡Pues claro que no! No sería mentira el titular, sino una especie de “usurpación de singularidades”, una deformación de la verdad que generaliza  una realidad cultural específica de solo la orilla norte.

Curiosamente ahí sí aceptó mi escéptico amigo la existencia de dos realidades cultural y administrativamente diferentes y sin embargo le costaba aceptar ese dualismo cultural, por ejemplo, entre dos orillas del Ebro que fueron nada menos que reinos diferentes en el Medievo con una durísima línea militar de castillos que en muy pocos lugares se ven en tan alta concentración.

Rioja Alavesa-Sonsierra

BELLA convivencia del chozo y el dolmen en Rioja Alavesa.

Hace un año publiqué en este blog un artículo en el que alertaba sobre “el peligro del panriojanismo”, en el que explicaba que hay gentes que niegan la  singularidad de la historia y cultura de Rioja Alavesa-Sonsierra frente a otras comarcas más o menos lejanas de la Denominación de Origen Rioja. En aquella ocasión no tuve tiempo ni espacio para demostrar con datos algunos aspectos de esa singularidad pero hoy creo que procede explayarse.

Rioja Alavesa-Sonsierra

LA distribución de dólmenes en la DO Rioja se concreta en exclusiva en Rioja Alavesa-Sonsierra.

Y voy a hacerlo con algunos ejemplos referidos exclusivamente a un aspecto menor, como es el PAISAJE RUPESTRE, esa cultura lítica que han desarrollado durante milenios las gentes de este “Reino de la Piedra y la Viña” que es Rioja Alavesa-Sonsierra y lo voy a hacer con los mismos gráficos que utilizó en el año 2014 el equipo del Gobierno de La Rioja, que elaboró la propuesta de Paisaje Cultural. En base a ellos podemos afirmar lo siguiente:

1.-En el ámbito de la DO Rioja, todos los dólmenes están en Rioja Alavesa-Sonsierra y ello nos habla de una cultura pastoril concreta de hace unos cuatro mil a seis mil años que no se da en la otra orilla del Ebro. A principios de este junio escribí un artículo sobre “el encanto de los pequeños museos que venden vino e imagen” en el que abogaba por hacer, entre otros, un “Centro de Interpretación de la Prehistoria del Vino” en Elvillar. Obviamente esta sugerencia se basaba en el hecho de que es Rioja Alavesa-Sonsierra donde se concentran los dólmenes.

Rioja Alavesa-Sonsierra

NECRÓPOLIS con tumbas excavadas en la roca, trabajo de los sonserranos del Alto Medievo.

2.- Siguiendo en el ámbito de la DO Rioja, si estudiamos las necrópolis rupestres de los siglos altomedievales IX y X, veremos que más del 95% de las tumbas excavadas en roca se hallan en Rioja Alavesa-Sonsierra y el pequeño resto se halla fundamentalmente en los pueblos colindantes con nuestra Comarca.

Rioja Alavesa-Sonsierra

ERMITAÑOS solitarios se instalaron en las rocas de la Sonsierra.

3.- Algo muy parecido podríamos decir de los eremitorios rupestres que en esa época altomedieval excavaron en la roca los ermitaños de Rioja Alavesa-Sonsierra. Ambas construcciones, necrópolis y eremitorios rupestres, nos dicen que los pobladores cristianos de esos siglos VIII-X en la orilla norte nada tenían que ver con los musulmanes que dominaban la orilla sur, eran dos religiones, dos culturas, dos formas de poblar el territorio absolutamente diferentes.

Rioja Alavesa-Sonsierra

LA DISTRIBUCIÓN de lagares rupestres se concentra en Rioja Alavesa-Sonsierra.

4.-Igualmente los lagares rupestres son emblemáticos de Rioja Alavesa-Sonsierra,  pues un 95% se hallan en esa comarca, como se puede ver en el gráfico adjunto extraído del Documento Oficial elaborado por el equipo de Logroño. Sin embargo el enfoque con el que se planteó el texto que acompañaba ese gráfico es una evidencia más de esa “usurpación de singularidades” de la que hablaba antes: titularon llamativamente el epígrafe “Localización de lagares a uno y otro lado del Ebro”, aunque luego en el texto interior debieron reconocer que son más de 200 los lagares encontrados, la inmensa mayoría en Rioja Alavesa-Sonsierra, pues apenas 9 están al otro lado del Ebro.

Rioja Alavesa-Sonsierra

LOS LAGARES rupestres son un emblema de la Rioja Alavesa-Sonsierra medieval.

5.-Con respecto a los chozos, aclaro que me refiero a los genuinos, a esos humildes habitáculos hechos de “piedra en seco”, sin argamasa ni cemento, hechos por el viticultor como cobijo, y no a esas otras modernas y gigantescas imitaciones hechas como merendero para enoturistas. Pues bien, esos “guardaviñas” están en su 95% en Rioja Alavesa-Sonsierra, como ya dije en el artículo de la semana pasada. Un minúsculo pueblo como Elvillar tiene más chozos que todos los que tiene el resto de la DO Rioja (excluida Rioja Alavesa-Sonsierra).

Ese conjunto de construcciones hechas solo con piedras o excavando la roca viva ( dólmenes, tumbas, lagares, eremitorios y chozos), junto con otras construcciones hechas con piedra seca y sin tallar es lo que denomino Paisaje Rupestre y lo considero como emblemático de Rioja Alavesa-Sonsierra.

Rioja Alavesa-Sonsierra

DISTRIBUCIÓN de chozos de piedra seca son otra peculiaridad de Rioja Alavesa y su entorno.

Y cuando digo que más del 95% del “Paisaje Rupestre” de la Denominación Rioja está en Rioja Alavesa-Sonsierra hay que considerar además que esta comarca supone un muy pequeño porcentaje de la superficie por la que se extiende la Denominación, lo cual nos habla de la alta concentración de este Paisaje Rupestre de Rioja Alavesa-Sonsierra no sólo respecto a la DO Rioja sino respecto a cualquier otra Denominación de Origen del mundo.

Cuando uno tiene un valor en exclusiva o muy mayoritariamente debe saber que lo tiene, debe saber que esa exclusividad le da un valor adicional. Y si además ese valor le permite contar una historia singular pues debe ser consciente de ello. Porque si esos valores no se reivindican, por desidia o desconocimiento, vendrán otros que los harán suyos y se quedarán con las plusvalías.

Rioja Alavesa-Sonsierra

PIEDRA, sudor y hábiles manos del viticultor sonserrano han creado un paisaje lítico sin igual.

Por eso, es una grata sorpresa lo hecho hace unos días por la Sociedad Cultural Murriarte de Samaniego celebrando el reciente hallazgo de otro lagar y haciendo partícipes a los niños, los futuros viticultores y bodegueros, de la trascendencia de estas humildes piedras trabajadas por sus tatarabuelos hace muchos siglos. Hablaremos otro día de estos lagares rupestres, de su importancia en la Comarca y del tipo de vino que se hacía en la Edad Media.

*miguel.larreina@gmail.com

6 Comentarios

  1. Me encanta lo de Rioja Alavesa Sonsierra que es una hermosa definición, demasiado larga tal vez, pero muy preciso para definir.

    31-Oct-17 · 10:00 am | Permalink
  2. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Victoria. Saludos!

    31-Oct-17 · 10:17 am | Permalink
  3. Kepa Urdangarin

    Entiendo el ejemplo que utiliza Miguel Larreina González sobre “Los jóvenes de la DO Rioja estudian euskera”.

    Esa situación se da -evidentemente- sólo en Rioja Alavesa, en lo que a esta DO se refiere. Pero el ejemplo me lleva a recordar los muchos ciudadanos de los cinco continentes del planeta que estudian euskera en Euskalherria, o en otras partes del mundo. Y en lo que respecta a España, la situación mencionada me trae a la memoria un poema de Gabriel Aresti:

    “Cierra los ojos y duerme, / Meabe, / pestaña contra pestaña. / No es español quien no sabe, / Meabe, / las cuatro lenguas de España”

    La riqueza cultural debiera llevarnos a abrir mentes. ¿Por qué las comunidades vecinas no pueden aprender el català, el galego o el euskera? Cuando este sueño “imposible” se haga realidad… estaremos hablando de otra cosa. De otro mundo.

    Zorionak!!

    01-Nov-17 · 3:04 pm | Permalink
  4. Blog Rioja Alavesa

    Eskerrik asko, Kepa Urdangarin. Saludos cordiales!!

    01-Nov-17 · 3:09 pm | Permalink
  5. Pere

    Muy interesante, no tenia ni idea de este gran patrimonio litico. Gràcies.

    07-Nov-17 · 10:00 am | Permalink
  6. Blog Rioja Alavesa

    Gràcies, Pere. Saludos cordiales.

    07-Nov-17 · 3:39 pm | Permalink

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos marcados son obligatorios *
*
*

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL