Mar 21, 2024

“Van a convertir Rioja Alavesa en cortijos andaluces”

 

El titular es una de las frases de la entrevista que la revista Ardatza, del sindicato UAGA, ha realizado al sacerdote de Laguardia, Antonio Mijangos, que en su día “puso su grano de arena para la creación de UAGA en Rioja Alavesa”.

La razón para la entrevista mantenida con Antonio es dar relevancia a las personas que hayan contribuido a la Historia de UAGA para que el Sindicato agrario y ganadero de Álava haya llegado a ser lo que hoy es.

ANTONIO-PP-BAI-Antonio-Mijangos-Van-a-convertir-Rioja-Alavesa-en-cortijos-andaluces

ANTONIO Mijangos participó en la creación de UAGA. (Archivo Blog).

Entrevistas especiales como ésta con Antonio tendrán lugar cuando esté a punto de celebrarse la Asamblea General anual.

Teniendo en cuenta que la 45 Asamblea General se celebrará este año en Rioja Alavesa (viernes 22 de marzo de 2024), concretamente en Villa Lucía de Laguardia, la revista Ardatza (Eje en castellano) de UAGA ha realizado una edición especial, donde aparece la entrevista de la que el Blog se hace eco.

Articulo-UAGA-Antonio-Mijangos-Van-a-convertir-Rioja-Alavesa-en-cortijos-andaluces

ARTÍCULO íntegro de la revista ARDATZA, del sindicato UAGA.

UAGA ha tenido la gentileza de pasarme el texto de su conversación con Mijangos, que ellos han titulado “Los jóvenes ahora están muy preparados, pero no tienen la vocación y el espíritu de sus padres”, si bien el Blog ha optado por un titular diferente, que contempla un posible futuro, inquietante cuanto menos, extraído de sus propias declaraciones.

«Desde fuera, reclamo más pelea»

“Antonio Mijangos es un sacerdote de Laguardia que ha hecho una gran labor social y cultural en la Comarca -comienza la presentación de la entrevista de la revista Ardatza-. También puso su grano de arena para la creación de UAGA en Rioja Alavesa, por lo que le pedimos que rememore esos inicios”.

Antonio-PORTADA

APROVECHA la entrevista para dirigirse a los sindicatos. (Archivo Blog 2018).

Al poco tiempo de llegar de Ecuador (participó en las Misiones Diocesanas Vascas), donde ejerció su sacerdocio durante 14 años, Mijangos se encontró con un primer germen de lo que sería el sindicato alavés.

“Vivíamos un grupo de curas en Laguardia. Cuando llegué ya tenían gran preocupación por todos los problemas de sus pueblos y habían conseguido unir a los agricultores para vender la uva. Había una serie de jóvenes, con ideas claras, con sentido de la justicia y con ganas de reclamar sus derechos. Yo me sumé a todo ello”, recuerda.

Con-Pancarta-Antonio-Mijangos-Van-a-convertir-Rioja-Alavesa-en-cortijos-andaluces

MOVILIZACIÓN de agricultores de Rioja Alavesa en febrero de 2024.

“Entonces surgió la famosa huelga del 1977, que los curas apoyamos de corazón. Empezamos los primeros movimientos. De cada pueblo solían venir tres, cuatro labradores. Y formamos un grupito muy majo de 30 ó 40 con muchas ganas, con mucho interés. Ayudó mucho Kepa Enbeita (fundador de UAGA y primer presidente del sindicago en Álava)”.

“Los sindicatos nacieron de la necesidad, fue una respuesta totalmente racional y apropiada a las circunstancias”, afirma Antonio.

Cargan-Oruja-Antonio-Mijangos-Van-a-convertir-Rioja-Alavesa-en-cortijos-andaluces

PEONES agrícolas cargan oruja en Laguardia. (Lorenzo Ugarte).

Así, comenzaron a surgir iniciativas de trabajo, como la compra conjunta de insumos “y empezamos a crear una pequeña cooperativa de servicios, sin papeles ni nada. Yo ejercía de gestor”.

Según asegura Mijangos, uno de los trabajos más importantes que se hizo fue “ir pueblo por pueblo recogiendo las necesidades, las preocupaciones y las peticiones de los labradores. Vimos que se necesitaba un cambio en la Agricultura y con ese primer estudio, que trasladamos al entonces diputado Ormazabal se forjó el primer proyecto de ayudas a Rioja Alavesa”, recuerda.

Calle-Solitaria-Bai-Antonio-Mijangos-Van-a-convertir-Rioja-Alavesa-en-cortijos-andaluces

MIJANGOS camina por una de las calles de la amurallada Laguardia.

Otra iniciativa importante de la UAGA, según Mijangos, fue “impulsar y animar a los viticultores a que hicieran sus propias bodegas y no se contentaran con vinos a granel”.

A la pregunta de si ve una gran diferencia con la situación actual responde tajante: “los jóvenes de ahora están muy bien preparados, pero no tienen el espíritu que tenían sus padres. No son tan agricultores de vocación sino de una situación de mercado. También veo que el mundo del campo ha dejado de ser importante en Álava” .

En-mitad-Vina

VITICULTOR entre cepas, podando su viña a principios de año.

“Estamos cayendo en algo marginal que no interesa a los políticos. Entonces era tan importante la agricultura en Álava, que ponían a diputados labradores. Ahora como la agricultura suma poco al PIB piensan: ‘en Rioja Alavesa ¿qué me produce más? ¿Las grandes bodegas o los pequeños agricultores que malviven, vendiendo sus 40.000 botellas?’ «.

“Por eso están cayendo las bodegas familiares, que son lo más representativo de nuestra zona”, concluye.

Senala-IMPORT-Antonio-Mijangos-Van-a-convertir-Rioja-Alavesa-en-cortijos-andaluces

VITIVINICULTOR de la Comarca señala una de sus viñas.

En defensa del modelo familiar, Antonio Mijangos argumenta a favor de un futuro más humano. “Vivamos, trabajemos en lo nuestro, gocemos de lo nuestro, y ofrezcamos lo nuestro. Es, además, la única manera de evitar la despoblación. Si les dejan, van a convertir Rioja Alavesa en cortijos andaluces. Y nuestros agricultores de hoy van a ser los peones de mañana. Entonces, Rioja Alavesa perderá todo su carácter, su esencia”.

Respecto al sindicalismo de hoy, cree que es difícil porque «estamos en la época del lamento y la apatía. Hay labradores que protestan en los bares, pero cuando hay una huelga no salen. Aquí nadie se molesta por nadie”.

Aún con todo, Mijangos pide a todos los sindicatos “que hablen más, que salgan más a la prensa. Aunque no se consiga nada. Yo reclamo, desde fuera, más pelea. Aunque la palabra sea inútil, que griten, que reclamen, que publiquen las injusticias”, concluye.

14 respuestas a ““Van a convertir Rioja Alavesa en cortijos andaluces””

  1. DALMACIO MARTIN dice:

    Qué bien lo explica D.Antonio.
    Ese llanto porque están desapareciendo las bodegas familiares.
    Que el campo en su extensión cada vez más, esta dirigido por las multinacionales, esos grandes accionistas, y que en ningún caso duermen y comen en el territorio y solo busca el beneficio; cada año más que el anterior.

    Los grandes beneficiarios de las políticas agrarias, son los que más tienen, aunque no produzcan.

    D. Antonio, un saludo, y a la UAGA mucha fuerza en su Asamblea anual y en la pelea que estos días está llevando a cabo con sus justas reivindicaciones.

  2. Ane Sola dice:

    Quiero preguntar al sacerdote Mijangos qué entiende él por cortijos andaluces. Por mi parte he buscado en la Wikipedia, donde en la entrada «Cortijos andaluces» explican lo siguiente :
    «Se refiere a las características socioeconómicas que se desarrollaron durante los siglos XIX y XX, con una polarización social entre los jornaleros sin tierras y los propietarios o señoritos, que llevaron a cabo un caciquismo vinculado a la explotación de los trabajadores».

    ¿Es algo así lo que puede suceder en el futuro de una Rioja Alavesa del siglo XXI?
    Saludos!

  3. Juana Arieta dice:

    Sin ofender a los jóvenes agricultores que vienen movilizándose por sus derechos estas semanas, al leer el contenido de la entrevista, he tenido la clara sensación de que Antonio Mijangos se mantiene muy joven y con ideas de futuro. Hay gente que debiera vivir 200 años, por lo menos.

    El titular es inquietante además de muy estimulante. Nos lleva al gran reto del sindicalismo del siglo XXI, cual es no retroceder en derechos ni libertades

  4. Fernando Martínez-Bujanda dice:

    Antonio es un sacerdote comprometido con su hábitat y con la gente que vive en dicho hábitat.
    Pero, sobre todo, Antonio es un sacerdote que vive el evangelio a tope y es consecuente con ese evangelio, aunque a veces los de fuera no lleguen a entender esa vivencia.

  5. Antonio Mijangos Martínez dice:

    Ane: Casi, casi estoy de acuerdo con la definición, cambia lo de propietarios o señoritos por multinacionales o grandes bodegas nacionales, cambia lo de caciquismo por monopolio en la compra de uva por parte de estas empresas y vale. Domecq intentó montar en Rioja Alavesa su cortijo alavés, y compró y compró tierras buenas y malas, llecos y ribazos. Se decía una frase entonces: ”Todo vale para Domecq”. Recuerda, en la entrevista que hizo Julio a Fernando Remírez de Ganuza en febrero de 2017 decía que había comprado a Domecq 370 hectáreas. SOLO ÉL 370. ¿Cuántas compraron otros, con cuántas se quedó la empresa? ¿Cuántas familias dejaron de ser vinicultoras entonces? La mía fue una de ellas. No sé si me he explicado bien, pero tú, Ane, me entenderás. Saludos.

  6. Ane Sola dice:

    Agradezco a Antonio Mijangos su respuesta aclaratoria, viendo cómo el problema del que habla ha atravesado el corazón de su propia familia agrícola. Creo que ahora el artículo es más cristalino. Nuestro mundo está a expensas del libre mercado. Y a su merced. Todo se compra y se vende. La sociedad rural y campesina está a expensas de los poderosos. Por eso hacen falta sindicatos fuertes y administraciones con ética y sensibilidad social. Y aún así.
    Pero qué va a ser de nosotros si hoy, como dices, Antonio, estamos más desorganizados y se nos va la fuerza por la boca. Y ellos, algunos de ellos, están dispuestos a hacer negocio caiga quien caiga. Como tú, yo también reclamo más pelea.
    Vaya para ti, para los agricultores y las bodegas familiares de Rioja Alavesa, mi saludo y mi reconocimiento.

  7. Miguel Larreina dice:

    ¡ Qué grande Don Antonio! Sus consejos y opiniones son hoy, en estos tiempos de crisis, más necesarias que nunca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe nuestras novedades

Newsletter

Acepto que Blog Rioja Alavesa utilice mis datos para acciones de marketing

Rioja Alavesa
Hazi
Cuadrilla de la guardia