Dic 07, 2023

Gestos que no pasan inadvertidos

En el vídeo que publicamos se ve cómo un espontáneo ayuda con un largo empujón a una ciclista a terminar de subir por una fuerte pendiente de Elciego.

Lo acertado sería hablar del gesto callado del viticultor y ciclista aficionado Jaime Riofrancos Ruiz de Vergara, de Elciego, que ganó este año el Concurso de Poda organizado entre viticultores de Cussac Fort Médoc y Elciego. Pero el detalle de Jaime es más amplio, va más allá, expresando en ese impulso lo que hace la gente con la solidaridad que da buenos frutos en todas partes.

Un ángel en la cuesta San Roque

Aconteció el pasado 28 de octubre en la Orbea Gravel Rioja Alavesa, en la que participaron mil ciclistas por las diferentes carreteras, entre viñedos, con mayor o menos dificultad, con mejor o peor forma física.

Jaime Riofrancos Ruiz de Vergara en la Orbea Gravel Rioja Alavesa

MOMENTO llano de la Gravel 2023 del pasado 28 de octubre.

Al igual que ya hizo el año pasado en la cuesta que sube a San Roque, en su pueblo, donde está la piedra corazón con la que su cuadrilla homenajea a su añorado amigo y ex alcalde de Elciego, Luis Aldazabal, un amante del ciclismo como Jaime se dedicó a dar alas con sus empujones a quienes estaban a punto de bajarse de la bicicleta.

Jaime-1 Jaime Riofrancos Ruiz de Vergara en la Orbea Gravel Rioja Alavesa Jaime-3 Jaime Riofrancos Ruiz de Vergara en la Orbea Gravel Rioja Alavesa

Jaime-5

IMÁGENES entresacadas del Vídeo.

Desde Elciego Jaime marchó a Baños de Ebro, donde vio pasar a los ciclistas más en forma de la prueba, como Haimar Zubeldia, Abraham Olano Iban Mayo, volviendo a ser allí con sus brazos el motor de quienes tenían mayor dificultad para subir la fuerte pendiente.

Lo curioso es que ese gesto ya lo había protagonizado en 2022. De hecho fueron muchos los que le recordaban de los «empujones» del año pasado, agradeciendo la ayuda.

Concurso de Poda "Primer Memorial Luis Aldazabal Ruiz de Viñaspre"

JAIME e Itxaso el pasado 12 de febrero, campeones del Concurso de Poda.

Me dice Jaime que en la edición de la Gravel del año que viene 2024 lo volverá a hacer, como si fuera una especie de tradición. Será su contribución a la prueba en el deporte que ama. Su misión será empujar a la gente en las dos, tres o cuatro cuestas del recorrido en las que le dé tiempo a llegar, que esos empujones se agradecen y son metáfora de una forma de sentir y entregarse a los demás.

Imaginad cómo acaba Jaime tras esa tarea. Deshecho, reventado, casi roto. Todo por ser el brazo, el corazón que ayuda con un hermoso gesto. Todo por ofrecer su apoyo y también por sentir el agradecimiento de la gente en un precioso evento tan deportivo como social en Rioja Alavesa.

14 respuestas a “Gestos que no pasan inadvertidos”

  1. Noa Lizarri dice:

    Con un par, sí señor. Prometo apuntarme a la Gravel del próximo año si me aseguran que habrá ángeles como Jaime en todas las cuestas de la.prueba, jajaja. Hermoso gesto, me alegro que no pase inadvertido

  2. Lea Madariaga dice:

    Es una imagen bellísima, una alegoría que tod@s deberíamos poner en marcha en nuestro entorno más cercano, aunque cueste. O precisamente por eso, porque cuesta. Lo que no es sencillo de cumplir no siempre merece la pena.

    Os felicito!

  3. Qué bueno! Me acuerdo del empujón que me dió el año pasado! Este año, le reconocimos enseguida y le agradecimos los empujones del año pasado y de este! Con un ángel como él, podríamos subir el Tourmalet sin despeinarnos! Eskerrik asko bihotzez krak!

  4. Kerman Aliseda dice:

    Es un artículo de Navidad, un texto regalo para cualquier día del año, tan sencillo como extraordinario ser. De primera!

  5. Maria Del Carmen Murua Valdelana dice:

    Esté donde esté, Jaime siempre es un ángel, sobre todo ayudando.

  6. Antonio Mijangos dice:

    Es bueno echar una mano. Pero hay que saber cómo y cuándo. Siendo niño, al subir la cuesta de Laguardia, en la Vuelta Ciclista a España, uno de mi pueblo empujó con tal fuerza al ciclista que lo tiró al suelo. ¡Qué bien vienen las pequeñas ayudas! ¡Bonita lección la tuya! ¡Ojalá haya muchos que sepan echar una mano a los cansados del camino! Jaime, ayúdales, pero no los tires al suelo (es broma).

  7. Alberto Lanza Perez dice:

    Hay gente que inevitablemente tienen brazos y manos solidaridas.
    Esta gente es de lo más impertinente, empeñados en caernos bien.
    !Euuupppp!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Recibe nuestras novedades

Newsletter

Acepto que Blog Rioja Alavesa utilice mis datos para acciones de marketing

Rioja Alavesa
Hazi
Cuadrilla de la guardia