Sep 29, 2022

Tirando del hilo de luz con Enrique, en Oyón

 

Mantenemos un pequeño combate Enrique y yo ante la que está cayendo, en Euskadi y en Europa. Hoy el periodista trata de tirar del hilo más luminoso, pero el bodeguero de Ondalán, en Oyón, ve un panorama sombrío. Y como lo ve, lo cuenta.

Entrevista a Enrique Martínez Bujanda

ENRIQUE Martínez Bujanda a la entrada de su bodega. (Archivo Blog).

La entrevista tiene dos ámbitos.

En uno está el territorio de la Crisis, con la inflación, la cesta de la compra y los precios de la electricidad. En el otro territorio está la batalla de las vendimiadoras mecánicas, que poco a poco, también en Rioja Alavesa, van ganando terreno en la recogida de la uva.

“¿De qué vamos a hablar?”, me había preguntado Enrique Martínez Bujanda. “Quiero entrevistarte en plena vendimia de 2022”.

“Te adelanto que la crisis me hace ser pesimista, Julio, no como a otros bodegueros de Rioja Alavesa a los que has entrevistado”.

Entrevista a Enrique Martínez Bujanda

Julio Flor / Oyón-Oion

“Escucharé lo que tengas que decir. Quiero preguntarte además por la vendimia mecánica que llevas a cabo desde hace años en la mayor parte de tus hectáreas, sabiendo que, año a año, las máquinas ganan la batalla a las tijeras y los corquetes”.

Entrevista a Enrique Martínez Bujanda

LAS máquinas vendimian año a año más viñedo en la Comarca.

Hablaremos en un despacho de la bodega, luego bajaremos a los depósitos, donde oleré el manjar de las uvas, a la vez que respiraré algo del tufo del CO2… que algunos depósitos ya están en plena fermentación alcohólica.

Por fin iremos a las viñas, haremos fotografías, y Enrique cortará para mí unos racimos de uvas de moscatel rojo para que me lleve a casa. Al despedirme de él, tendré presente la frase que cantara Leonard Cohen, aquella en la que asegura: “Hay una grieta en todo. Así es como entra la luz”.

Entrevista a Enrique Martínez Bujanda

KIKE cortará con sus manos uvas de moscatel para que me las lleve.

“Los pequeños, más pequeños aún”

.- ¿En qué no se parece este año a otros, Enrique?

No había pasado un verano tan caluroso en mi vida, que yo ya voy para adelante con mis 61 años. En varios aspectos todo es distinto, nunca hizo estos calores persistentes durante tantos días seguidos. Sin embargo es una vendimia con una uva sanísima.

.- ¿Y tu espíritu? ¿Cómo está tu ánimo?

Entrevista a Enrique Martínez Bujanda

FOTO Archivo del Blog (Febrero de 2019).

Mi espíritu está cansado en lo que al sector del vino se refiere.

.- Te confiesas cansado.

Sí. Te diré que he leído las entrevistas que publicaste con otros bodegueros, a los que veo optimistas, pero yo estoy cansado. Es mucho lo que se nos viene encima.

Apuntalar-Esperanza

SE refiere al artículo que publicamos el pasado 11 de septiembre.

 

.- ¿Es el tuyo un pesimismo basado en los datos nacionales e internacionales?

Cada bodeguero sacará conclusiones según lo que vea en su empresa. Ondalán es una bodega pequeña, mientras que los grandes cada vez son más fuertes.

.- La gente que está a tu alrededor, tu esposa, tu hermano, ¿participan de la impresión que tienes sobre el momento actual?

Mari Luz y yo lo vemos parecido. Mi hermano Fernando hace otras cosas. Hablamos, le digo cómo lo veo yo, pero no sé si él es tan pesimista.

.- ¿Qué te inquieta, Enrique?

Entrevista a Enrique Martínez Bujanda

EN la bodega, con un farol de luz en sus manos.

Bufff. Que los pequeños cada vez vamos a ser más pequeños en Rioja Alavesa y en Rioja, con menos defensas, con menos armas, teniendo que enfrentarnos a unos precios desorbitados en todo.

Si hablamos del precio de la luz, en julio y agosto he tenido que climatizar las botellas para que estén a la temperatura adecuada, y en eso me he gastado un dinero que antes no era tanto. Y en la calle, en los supermercados, todo ha subido.

.- Cuando hablas de una bodega pequeña, ¿qué producción de botellas tiene Ondalán?

Aquí manejamos 50 hectáreas de viñedo, que son 300.000 kilos de uva,… que no todo lo embotellamos, porque una parte lo vendemos a granel a otras bodegas.

Entrevista a Enrique Martínez Bujanda

EL día de la entrevista, el pasado 19 de septiembre.

.- ¿Por quién te sientes amparado en este momento difícil?

No me siento amparado por nadie, por nadie, Julio. Así de crudo. Ni los de un lado, ni los del otro. Y puede ser que las mugas, como Oyón, tengamos eso, que nos sentimos en tierra de nadie.

Aquí hay bodegas que producen millones y millones de litros de vino, como Faustino y El Coto, que venden la de dios, y luego estamos los pequeños; y la Cooperativa, que hace su papel.

.- ¿Ha habido algún momento de este año que te has planteado “tirar la toalla”?

Es complicado decir “tiro la toalla”. Igual lo hago un día, no lo sé. Siempre hay tiempo, pero todavía sigo peleando, aunque el panorama es difícil, pero sigo peleando.

Entrevista a Enrique Martínez Bujanda

.- ¿Qué te mantiene en la pelea?

El amor propio, el saber que mi mujer, mi hermano y yo hacemos las cosas bien como para seguir adelante con la bodega. Lucharemos, aún sabiendo que hay mercados que ahora, con la crisis, se han cerrado para nosotros.

.- ¿Te empuja también la memoria de los que te precedieron, los que te entregaron las viñas, como tu padre Julio Martínez Bujanda?

Seguramente, pero tenemos un hijo de 22 años y no sé lo que hará. Hoy estudia Marketing y Comunicación. Veremos al final cómo se decanta Gabriel, pero veo, en mi bodega y en otras, que el relevo generacional será complicado.

Es verdad que eran otros tiempos cuando tomé las riendas de la bodega en mis manos, quizá eran más fáciles, porque lo cierto es que ahora todo es complicadísimo.

Entrevista a Enrique Martínez Bujanda

CON uno de sus vinos premiados en mi mano, sobre un lienzo de viñas.

.- ¿Cuándo tomaste las riendas de la bodega?

Cuando murió mi padre, en 1983, hace ya 39 años. Por entonces mi hermano trabajaba en la Diputación de Álava, y me quedé yo al cargo de todo esto.

La transformación de la bodega ha sido impresionante. La vas a ver luego. Bien sabes que estamos en vendimias, pero la bodega está impoluta, tanto que parece que no ha entrado ni un kilo de uva.

.- En eso también se evidencia que sigues en la pelea.

El otro día leí la entrevista que publicaste con el agricultor de Cadalso de los Vidrios, Salu, que sigue en activo con 91 años. Se le veía feliz, pero yo no tengo ni sus años ni su mentalidad.

Vivir hasta el último aliento en la viña

SALU, de 91 años, sentado junto a una de sus cepas de Garnacha

.- Tienes 30 años menos.

Y otra mentalidad. Y mi hijo tiene 40 años menos, que es otra mentalidad.

Quince años con vendimiadora mecánica

.- Cambiemos de tema por un momento. ¿Cuándo entraron las vendimiadoras en las viñas de Ondalán?

En el pasado nos vendimiaban unos de Yécora, pero llegó un momento en el que no podían solapar bien la vendimia con sus ocupaciones. Nosotros tenemos una máquina pequeña, una máquina arrastrada por el tractor, que es el que mueve la máquina.

Entrevista a Enrique Martínez Bujanda

VENDIMIADORA de Bodegas Ondalán, de las llamadas «arrastrada».

Recogemos un 90% de la uva con la vendimiadora, y el resto a mano, tanto en viñas nuevas como en las viñas que nos quedan en vaso.

.- ¿Lo hace bien la máquina? ¿Vendimia como es debido sin destrozar nada?

Cada vez lo hace mejor. Nosotros empezamos a vendimiar a máquina hará unos quince años, y desde entonces estas máquinas han mejorado muchísimo. Hoy sacan la uva mucho más limpia.

Hay otras máquinas, mejores que la mía, que lo hacen perfecto.

.- Máquinas vendimiadoras que no te hacen el vino de milagro.

Jajaja. La nuestra está haciendo su octava vendimia.

Entrevista a Enrique Martínez Bujanda

.- ¿Se nota la uva recogida a mano con respecto a la uva extraída de las cepas por la vendimiadora?

Pues hombre… Nosotros nos encargamos que pase el menor tiempo posible desde que se llena el remolque hasta que metemos la uva en la bodega.

Haciéndolo a mano se tarda mucho más en llenar el remolque de uva. Aquí se vendimia con la máquina y venga, a los 10 minutos ya está en la bodega. Se pesa, se descarga y entra al depósito. La inmediatez y que no se te oxide es lo más importante de la máquina.

Entrevista a Enrique Martínez Bujanda

LA de Ondalán carga el remolque con uva y unos litros de mosto.

.- Según mis datos, en La Rioja las máquinas ganan la batalla a las tijeras y los corquetes, y en Rioja Alavesa un 30% se recoge ya con vendimiadora mecánica.

Aquí no llega a tanto como en La Rioja porque el viñedo de Villabuena, Baños, Samaniego, Leza… se sigue recogiendo a mano. Pero en Oyón, Yécora o Kripan seguro que la cifra es más alta.

.- ¿Te acuerdas por qué diste el salto de recoger a mano a recogerlo con la máquina?

La mano de obra para la vendimia cada vez era más escasa, además de que la burocracia ha aumentado a la hora de contratar temporeros. Y si pasaba algo, el responsable a saco eres tú. Parece que están con la espada de Damocles en alto esperando a que te suceda cualquier cosa.

LEVANTA-PARA

ÉSTA vendimiaba cerca de una viña de Ondalán, en Oyón.

TRIPAS-MAQUINA

TRIPAS de la vendimiadora.

Y luego imagínate un día como éste, donde en Oyón estamos a 32 grados de temperatura, y son las cinco de la tarde.

.- ¿Cómo terminará hoy la jornada?

Ahora estamos vendimiando con la máquina arrastrada por el tractor. A las 18:30h. el conductor parará la máquina, la lavará y cada uno a su casa. Hasta mañana.

Entrevista a Enrique Martínez Bujanda

TRAS pasar la máquina, no queda ni una sola uva en el racimo.

.- Algunas viñas las sigues recogiendo a mano

Sí, un 10% más o menos. Para eso contratamos con temporeros portugueses.

Lo más hermoso de la vitivinicultura

.- ¿Qué sigue siendo lo más hermoso de vuestro mundo, de tu profesión, a pesar de los pesares?

Lo que sigue tirando de mí es el milagro de transformar en la bodega la uva en vino. Porque en el fondo es un milagro. Y yo con la uva que traigo cada año intento hacer el mejor vino. Este año no hay botritis, ni oídio, ni mildiu, y aquí en Oyón hemos podido regar las viñas, así que te da tiempo a hacer un buen vino.

Luz-Boca-Deposito

LA luz en la boca de uno de sus depósitos, en la bodega.

.- ¿Cuántas veces has regado este verano tus viñas?

Yo he regado una vez durante 48 horas en toda la campaña. Otros habrán regado dos veces durante 48 horas.

.- ¿Te exige el Consejo Regulador un grado determinado de alcohol en la uva vendimiada?

El grado me lo exijo yo mismo, y no tanto un determinado grado, que puede ser importante, pero fenólicamente este año he esperado que madurara un poco más.

.- Es un mundo complejo.

Es un milagro, Julio.

Rojo-UVA

Hay otra cosa que me anima, el pensar que la mejor cosecha está siempre por recoger.

.- ¿Y qué pasa cuando catas los primeros vinos de Ondalán?

Esto te tiene que gustar. Si te gusta, esto engancha. Y por otro lado este sector es muy esclavo. Mi mujer está ahora en Bizkaia comercializando nuestro vino, que tiene para cuatro días, como ha de ser.

.- De momento tienes 61 años. ¿Sueñas con la jubilación?

Sí, pero no sé cuándo será. Eso también te lo digo.

Entrevista a Enrique Martínez Bujanda

ESTE otro depósito está soltando el CO2 de la fermentación.

.- Pero si tu hijo se engancha a la bodega, te veo aquí muchos años aún.

Él tiene su vida. A mí me gustaría que se dé una vuelta por ahí, y si luego le gusta y quiere, y estoy, pues encantado. Si viene que sea porque verdaderamente quiere. No porque no le queda otra.

Los sueños a los 61 años

.- ¿Cómo son los sueños cuando se tienen 61 años, querido Enrique?

Buffff. A veces, Julio, a veces son pesadillas. Ya no son aquellos sueños de cuando éramos jóvenes, donde todo lo soñado era muy bonito.

Entrevista a Enrique Martínez Bujanda

ENRIQUE en una de las viñas visitadas el lunes de la semana pasada.

.- ¿Qué te dice tu esposa en estos momentos?

Mariluz y yo hacemos buen equipo, porque todos tenemos bajones. Esta temporada yo puedo estar un poco más bajo, y es ella quien me dice “Venga Kike, vamos, que hay que seguir”.

.- ¿Esta vendimia estás de bajón con respecto a las anteriores vendimias?

No estoy de bajón por la vendimia, o la calidad de la uva.

.- A ti te preocupa la Crisis, entre otras cosas.

En este momento estoy pesimista por todo lo que está pasando con la crisis en la que nos han metido. De hecho, no quiero leer noticias sobre la inflación o la crisis energética. Nada.

KIKE-VINA

.- La vendimia huele bien.

Es verdad. Cuando metí la uva en el primer depósito, me dije “joé, ¡qué bien huele!”. Y la uva venía de una viña que había sufrido mucho los calores y la sequía del verano.

.- Ella no se secó, tiró para adelante con sus uvas, que al final han transmitido su fragancia en el depósito.

Eso es, si quieres luego puedes oler los depósitos.

.-¿Acaso un hecho como ese, el de una viña que ha sufrido y a pesar de ello responde bien, no nos inspira?

Pues sí. Por eso queremos hacer el mejor vino posible.

NAVE-DEPOSITOS

.- ¿Dirías que este año te has entregado a tope por tu bodega, como otros años?

Seguimos trabajando a tope, aunque este año afortunadamente no hemos tenido que gastar tanto en diferentes tratamientos en la viña, porque entonces no sé qué hubiera sido de nosotros.

.- ¿Crees que en el grupo de los pequeños bodegueros, en los que tú estás enclavado, te van a entender bien?

No lo sé, pero al precio que está todo no se puede decir alegremente que ondea el optimismo.

.- ¿Qué es lo más luminoso de cara al futuro que hoy nos puedes decir?

¿Lo más luminoso que puedo decir? Bufff. Me tendrías que dar unos días para pensarlo.

.- Jajaja. Eso puede valer como respuesta.

Entrevista a Enrique Martínez Bujanda

KIKE y MARILUZ en un espacio de Bodegas Ondalán.

Porque a bote pronto no encuentro una luz bonita.

.- No creas que estás solo en esta tesitura, amigo Enrique.

… pero luminoso, luminoso, hoy me salen pocas cosas luminosas.

.- Algo de luz habrá en esa grieta.

Hoy veo muchos problemas, Julio.

.- La única luz se llama Mariluz, ¿o qué?

En este caso coincide. Mariluz es mi luz más auténtica. Quizá la única que hoy veo.

… /…

28 respuestas a “Tirando del hilo de luz con Enrique, en Oyón”

  1. Aguilera dice:

    En eso estamos muchos, Enrique. En seguir luchando, ¿qué es la vida sino una pelea eterna?, en hacer todo lo mejor posible… y en no tirar la toalla.

    Ánimo y un abrazo

  2. Begoña Tudela dice:

    Entiendo muy bien a Enrique. La que viene es fuerte, una más tremenda que las demás, pero confío que nosotras-os seremos más fuertes aún. Aurrera!

  3. Arene Amezaga dice:

    Hermosa frase de Leonard Cohen: «Hay una grieta en todo. Así es como entra la luz». Y bonita la declaración de amor del bodeguero a su esposa Mariluz.

  4. Hay que estar en la situación que describe Kike, para poder opinar sobre sus dudas y nubarrones. Yo no lo estoy, y por tanto no opinaré.

    Pero sí que por mi edad y por mi vida laboral he visto y trabajado en varias de las crisis del sector vitivinícola de Rioja Alavesa, y solo un camino fue el que sirvió para dar salida a los pequeños vitivinicultores en aquellos momentos de turbulencia.

    Una unión fuerte entre Administración y Sector; hablar mucho y conocer de verdad los temas que acucian a estos bodegueros: todo el enjambre burocrático en el que se les ha metido, sus problemas comerciales, la financiación real de sus explotaciones,…, y dejarnos, en estos momentos, de florituras que muchas veces no conducen a nada, y sobre todo en nada ayuda a la cuenta de resultados de sus explotaciones.

    PRIMUM VIVERE, DEINDE PHILOSOPHARI, cita latina que significa «PRIMERO VIVIR, DESPUÉS FILOSOFAR.

    Ah, y mucho ánimo a todos los Kikes del sector!!!!!

  5. Miguel Larreina dice:

    Bonita entrevista, dura. Valiente Kike, dice lo que siente y siente zozobra, miedo. ¿Y quién en su sano juicio no tiene miedo este octubre 2022? Igual en agosto no teníamos todos los datos, igual en junio pensábamos que esto era una broma. Hoy hasta el más despistado sabe que esto de broma nada. Nos adentramos en la crisis más dura de Europa, el principal cliente de los vinos de Rioja Alavesa.

    Pero Kike aguantará, superará su zozobra actual, pues tiene unos mimbres excelentes, una explotación magnífica que rinde un vino con una relación calidad/precio también excelente.

    ¡Mucha suerte!

  6. Antonio Mijangos Martinez dice:

    ¡Cuántos bodegueros pequeños firmarán tus palabras! Es algo que se palpa. Todo es distinto y cuesta seguir, porque cambia todo a una velocidad que es muy fácil quedarse atrás. Y brota la desilusión, el cansancio y el preguntarse si merece la pena. Leyéndote a ti, estoy escuchando a muchos. Pero en tu trabajo hay mucho sentido común, los pies en el suelo y la situación no te arrastra a tirar la toalla. Haces las cosas bien, y lo bien hecho tiene buen final. Me gusta tu esperanza serena, tu trabajo mirando al futuro. Marcas un camino bien pensado a otros.

  7. Jon Andoni Rementeria dice:

    Gran familia y muy buen Enólogo, me gustan mucho los vinos que elabora. Apoyo al 200% a los pequeños, que es verdad que están sufriendo .

    Ya sabemos que después de la tempestad viene la calma .
    Ánimo familia !!!!!

  8. Irati dice:

    Ni se os ocurra tirar la toalla. Vuestro Ondalán Joven por 5 euros pelados que me vende el súper de abajo está soberbio y me es más necesario que nunca para pasar esta crisis.

  9. Iñaki Larreina dice:

    Ondalán es otro ejemplo de esas pequeñas bodegas que, con un poco de ayuda ad-hoc, y otro poco de compromiso por parte de los consumidores locales, irían viento en popa. Esfuerzo, compromiso, saber hacer… Tenemos que ser capaces de que eso perdure en el tiempo, y de cuidar a nuestras pequeñas bodegas. Aprendamos de los franceses: allí se respeta y se valora el trabajo de los artesanos, de las bodegas familiares… incluso con sellos propios que los diferencien de cara al mercado. Un abrazo y mucho ánimo. Brindaremos por vosotros.

  10. CARLOS ESTECHA dice:

    Es una entrevista donde la honestidad se percibe en la sencillez de las respuestas.

    Coincidí con Kike en Los Maristas, coincido por tanto, en edad y me parece que en realismo. Pero como decía Bukowski, mi maravilloso escritor maldito, «Me gustaría llorar, pero la pena es una estupidez»

    AUPA ONDALAN

  11. Caleya indi dice:

    Un brindis por la estupenda entrevista y un abrazo fuerte para vosotros, seguid peleando y yo seguiré apostando por ese gran vino Ondalan.

  12. No pensaba decir nada del artículo públicamente, pero después de leer los comentarios escritos en el blog y los que me llegan a mi teléfono, me he visto en la obligación de manifestar mis pensamientos y lo que el corazón me lleva a escribirlos.
    Lo primero, agradecer a todos los que, de una manera u otra, han realizado sus solidarios comentarios, solo puedo decirles «GRACIAS». Dichos comentarios me han llegado muy dentro, y deseo que hayan motivado a mi hermano en estos momentos de pesadumbre y duda.
    Lo segundo, aunque me ha extrañado la dureza de las contestaciones de mi hermano, no por conocidas leerlas en frío se me ha hecho fuerte, aún cuando son realistas con el momento actual por el que están pasando muchos «KIKES» en nuestra querida Rioja Alavesa.
    Y tercero, no me quiero alargar, yo intento no ser pesimista, confío en el trabajo de nuestros vitivinicultores, en su profesionalidad, en su búsqueda continua en la calidad de sus vinos, en la de todos desde Labastida hasta Moreda, y, por mi trayectoria de vida, confío en nuestra Administración, estando seguro que sabrá estar a la altura que las circunstancias tan especiales requieren en este momento.
    Para ti Julio, mi agradecimiento por el trato y la sensibilidad con la que has tratado a mi hermano, y para ti Kike, como siempre todo mi apoyo.
    GRACIAS DE CORAZÓN.

  13. Mireia Salazar dice:

    Es un poema visual la referencia a la capacidad de resistencia de la vid, la generosidad de esa viña que, a pesar de los años y el sufrimiento que ha padecido este verano, es capaz de ofrecer su mejor uva, su plena fragancia.

    Mucho ánimo a Rioja Alavesa y un abrazo para Enrique!

  14. Eduardo Terroba dice:

    El desasosiego y la desazón es generalizado en la comarca, mucho más en un sector primario tristemente maltratado históricamente y aunque la realidad es implacable, la contestación de Kike es esperanzadora.

    «¿Lo más luminoso que puedo decir? Bufff. Me tendrías que dar unos días para pensarlo».

    Y aunque yo también soy de ver el vaso medio vacío, conocí y conozco a muchos amigos que lo ven siempre medio lleno. Esa es la actitud.
    Mucho animo Kike y Mariluz. Mucho ánimo también a todas y todos los viticultores y bodegueros que engrandecéis nuestra comarca. AURRERA!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Recibe nuestras novedades

Newsletter

Acepto que Blog Rioja Alavesa utilice mis datos para acciones de marketing

Rioja Alavesa
Hazi
Cuadrilla de la guardia