Jun 30, 2024

Albariño, la fuerza de una uva delicada

Adolfo Picáns y Miriam Comis nos enseñan Granbazán

HÓRREO de la bodega Granbazán, con agua de mañana antigua.

Chove en Rías Baixas. Las nubes cubren totalmente el azul del cielo. Llueve en Vilanova de Arousa, en la costa de Pontevedra llueve.

TROZO-EDIFICIO

COMO una nave en un mar de viñas, la bodega, rodeada por la niebla.

Mansamente danza la niebla entre las viñas de la bodega Granbazán, la hermana galega de la vasca bodega Baigorri de Samaniego.

En mi memoria atraca el barco de aquel verso gallego de Federico García Lorca. “Agua de mañana antigua / temblando en mi corazón”.

Adolfo Picáns y Miriam Comis nos enseñan Granbazán

VIÑA de niebla, fotografiada desde el interior de la bodega.

Julio Flor / Vilanova de Arousa

Hemos venido callando hasta esta orilla del océano Atlántico, empujados por viejos bueyes de agua, donde el viento muge, la luna es verde hoja de parra, los viticultores rubios, la bodega azul, y el vino de Albariño es blanco como un folio alegre donde pintar la melancolía.

Digo «blanco», si bien el albariño parece más bien de color ámbar, el color de la saudade, el semblante de la morriña gallega.

ADOLF-MIRI

ADOLFO Picáns y Miriam Comis en la bodega Granbazán.

Nuestros anfitriones son Adolfo Picáns, responsable de la bodega en ausencia de su propietario Pedro Martínez, y Miriam Comis, que dirige el departamento de Enoturismo y Eventos, a la vez que se encarga como buen sumiller de las Catas de la bodega.

Walt Whitman escribió que una brizna de hierba no es inferior a la jornada de los astros. Qué decir de la uva Albariño, tan delicada, a la que saben querer y mimar en la Bodega Granbazán, en la comarca del Salnés, además de agasajar, hasta finalmente llevarla con ternura a la botella.

Adolfo Picáns y Miriam Comis nos enseñan Granbazán

El sentidiño de Rías Baixas

.- ¿Qué viene siendo Granbazán en Vilanova de Arousa, una bodega en la que llevas trabajando veinte años, Adolfo?

En primer lugar somos una gran familia, hermanos de Bodegas Baigorri, de Rioja Alavesa.

Con la incorporación de Pedro Martínez se le ha dado poco a poco un giro copernicano, con muy buen criterio, arreglando la plaza, los espacios de vinificación, el enoturismo, otorgando a la bodega una nueva vida.

.- ¿En qué ha consistido ese giro con respecto al vino?

Adolfo Picáns y Miriam Comis nos enseñan Granbazán

PEDRO Martínez, en la bodega de Samaniego. (Archivo Blog).

Pedro Martínez ha sabido elegir al enólogo. En uno de sus viajes a Alemania conoció a un joven del que me habló. “Para mí es la persona ideal, con mucha experiencia en vinos blancos, pero ahora mismo no puede incorporarse a la bodega”.

Ese joven ideal era el enólogo Diego Ríos, que ha sido el fichaje estrella de Pedro Martínez, porque hay que decir bien alto que aquí la calidad es el camino. Todos nuestros esfuerzos van dirigidos por esa senda.

ALBERTO-ELLOS

MI amigo Alberto, con nuestros anfitriones Miriam y Adolfo.

.- Entiendo que Diego Ríos se formó en Chile.

Su formación universitaria fue en Chile, pero luego recorrió el mundo, trabajando en Chile, Argentina, Estados Unidos, Francia, para terminar en Alemania, en una de las bodega más representativas, antes de llegar a nuestra bodega.

Adolfo Picáns y Miriam Comis nos enseñan Granbazán

DIEGO Ríos, flamante enólogo de Granbazán, en Rías Baixas.

Joven Enólogo del Año 2023 según Atkin

.- ¿Está claro que Diego se adaptó al Albariño, la variedad autóctona de Pontevedra?

Desde un principio. En poco tiempo Diego se puso al mando de la enología de la bodega, convirtiéndose para Tim Atkin en el Joven Enólogo del Año 2023 de Rías Baixas.

.- Un enólogo de blancos, con lo delicados que son.

El albariño es un vino tremendamente delicado desde el momento que nace. Este tiempo climatológico que estáis viendo no es un tiempo que nos preocupe ahora mismo, pero esa conjunción de humedades con calor, mientras la planta está sacando la flor, es peligroso para el mildiu

VINA-HORR-BODEG

AMPLIANDO la mirada: viña, hórreo y bodega.

.- ¿El tratamiento es en ecológico?

Estamos en ello. Pero hablando de la delicadeza del vino. Una vez que está en flor, llegamos a otro estadio, porque la flor no quiere florecer con humedad, sino en seco, y cualquier agua de lluvia la estropea. Esos 20 ó 25 días de la purga de la planta son momentos de pura tensión.

Es todo delicadeza tras delicadeza. Lo que nos mantiene en vilo.

El peso de las cinco ausencias

.- ¿Y en vendimia?

Adolfo Picáns y Miriam Comis nos enseñan Granbazán

Aquí tenemos sólo dos semanas para sacar las uvas de las viñas. Fuera de eso, la uva se estropea. Hay que vendimiarlo y elaborarlo todo en quince días, porque desde que entra en la bodega va directamente al proceso, pues la uva aguanta muy poco. Es un trabajo contra reloj.

Hoy pesarán las ausencias. Las físicas del propietario Pedro Martínez, el enólogo Dani Ríos, y el responsable de Campo, Carlos Fernández, con sus respectivas ocupaciones en otros lugares, lejos de Galicia o de la bodega de Vilanova de Arousa.

Adolfo Picáns y Miriam Comis nos enseñan Granbazán

MANUEL Otero Candeira, fundador de Granbazán.

Visitamos la bodega días después del fallecimiento de Manuel Otero, fundador de la bodega, con quien Adolfo Picáns convivió laboralmente durante trece años, por lo que también gravita su ausencia, a la vez que haremos referencia a la escritora y poetisa gallega Emilia Pardo Bazán, fallecida hace más de cien años.

En lo que respecta a la nueva propiedad, Pedro Martínez, también propietario de Bodegas Baigorri en Samaniego, “empezó a tantear esta bodega a principios de 2017, hasta que el 26 de septiembre de aquel año se firmó la compra de la bodega, que coincidió con la vendimia de aquel año”.

Vina-PP

PEDRO Martínez en la viña que rodea Bodegas Baigorri. (Archivo Blog).

Decía el tango que veinte años no es nada

.- ¿Qué han sido para ti estos veinte años, Adolfo?

Si te lo digo de verdad…

.- Dímelo de verdad.

Estoy encantado de haberme venido para aquí, a la bodega, cuando mi campo era otro muy distinto.

.- No te formaste para acabar trabajando en una bodega entonces.

Huy! Ya tengo muchos años. Empecé trabajando en Arthur Andersen, en A Coruña. Me había especializado en Banca, pero me fui a trabajar al textil durante una temporada. De ahí pasé a la Asesoría…

Adolfo Picáns y Miriam Comis nos enseñan Granbazán

FRASE de Salvador Dalí, colgada en el interior de la bodega.

.- Te costó llegar al mundo del vino, por lo que veo.

Pasé por la administración pública durante siete años en el Tribunal de Cuentas de Galicia. Y estando en esa labor me comentaron que había una persona en Cambados que estaba buscando a alguien.

Así me entrevisté con don Manuel Otero. Y no fue un flechazo, porque don Manuel era todo un carácter que desde el primer momento me dijo “usted tiene que venirse aquí para dedicarse a esto, a esto y a esto”.

.- Jajaja, y tanto que “ todo un carácter”.

Entre un Master y un Enamoramiento

ADOLFO-ADOLFO

ADOLFO Picáns posa para el Blog en el interior de la bodega.

Un 27 de junio de 2004 empecé a trabajar aquí. Y estos veinte años han sido más que un Master sobre el mundo del vino. Han sido un enamoramiento de una manera de vivir.

Rías Baixas es una DO pequeña, y podría decir que nos llevamos muy bien, que somos una pequeña familia, saludándonos donde nos veamos, sea en la calle o en el Consejo Regulador, es una delicia tratar con todos ellos.

.- ¿Cuántas bodegas configuran la DO Rías Baixas?

Entre 170 y 180 bodegas.

.- ¿Qué momento atraviesa la DO Rías Baixas?

Adolfo Picáns y Miriam Comis nos enseñan Granbazán

DESDE un dron, con la bodega rodeada de viñas, junto al Océano.

Estamos en un momento crítico porque tenemos una situación tan magnífica, de un éxito tan brutal, que también hay que tener sentido común y cabeza para gestionarlo.

.- ¿Para no morir de éxito?

Exactamente. Hay que saber manejar lo que está ocurriendo ahora mismo con Rías Baixas, o con los blancos gallegos, que yo metería dentro del mismo saco.

La uva entre 2,50 y 3 euros de media el kilo

.- Meterías el Ribeiro…

Sí. Y metería el Valdeorras…

NINO-UVAS

TALLA de un niño viticultor acarreando uvas de Albariño.

Vamos a ver, nos podemos morir de éxito porque se están registrando tales variaciones en los precios, que eso no es malo, que es bueno. No es que sea malo pagar mucho por la uva, es maravilloso, que este año estamos hablando de 2,50 y 3 euros de media por un kilo de uva. Pero esas oscilaciones no son buenas para el sector.

.- ¿Qué ocurre?

Bueno, se incrementaron todos los costes del mundo del vino: botellas, corchos, cartón, todo. Y está el precio de la uva, con lo que el mercado…

.- ¿Qué está y qué no está dispuesto a aceptar el mercado?

Está dispuesto a pagar por un albariño un precio distinto al que pague por cualquier otro vino blanco, pero hay que ir con sentidiño, con sentido, gobernando y justificando todos los pasos.

Adolfo Picáns y Miriam Comis nos enseñan Granbazán

ENOTURISTAS en el interior de la bodega gallega.

.- Esa palabra siempre me ha gustado, con sentidiño.

Jajaja. Tenemos que ir con cuidado porque tenemos un tesoro entre las manos que si no lo sabes gestionar con el aumento de los precios, el consumidor final que aprecia tu trabajo, puede llegar a pensar “estos tíos están tratando de sablearme”.

«Aprendamos de la experiencia de Rioja»

Ahora se están plantado muchas nuevas viñas. La gente está poseída por un bicho que quiere plantar todo lo ‘plantable’. Yo pido calma y que aprendamos de la experiencia de Rioja.

.- ¿A qué te refieres?

En Rioja llegó un momento en que el éxito fue tan grande que plantaron y plantaron sin medida.

CONCHA-SANTIAGO

CONCHA. Hay una variante del Camino de Santiago que pasa por aquí.

.- Ahora, son muchas las voces que hablan de arrancar viñas, como de hecho viene ocurriendo en Burdeos.

Eso es. Pero mira, aquí de momento podemos plantar lo que queramos. Y ese es un problema.

.- ¿Cuál es la “madre del cordero”, la particularidad de la zona?

En Rías Baixas tenemos que saber gobernar estas cosas que están sucediendo. Deberíamos pensar que con lo que está plantado es más que suficiente para cubrir la demanda de los próximos tiempos.

Además, aquí no tenemos una exactitud determinada en la cosecha. Un año tenemos una cifra espectacular de volumen de uva. Y al siguiente podemos obtener la mitad de la mitad.

Adolfo Picáns y Miriam Comis nos enseñan Granbazán

UNO de los vinos catados en las manos de Miriam Comis.

4.553 hectáreas plantadas en Rías Baixas

Estamos en ese momento exacto. Veremos si podemos controlar la producción y que los precios se mantengan en unos niveles que sean rentables para la producción.

.- Danos las cifras de la DO, por favor.

En Rías Baixas tenemos un total de 4553 hectáreas plantadas, que en la cosecha de 2023 supusieron unos 50 millones de botellas.

Al igual que en Rioja Alavesa, aquí no hay grandes extensiones de terreno. Está el famoso minifundio. Tenemos viticultores que nos venden su uva desde hace 40 años, y tienen mil kilos, con una parcela de 1000 metros, de 0,1 hectárea, y seguimos comprándole a esa persona. Es la riqueza de Rías Baixas

ADOLFO-SENALA

ADOLFO señala los dilemas a los que se enfrenta la DO.

.- ¿Por qué?

Porque hay más de 5000 viticultores en toda la DO que mantienen su trabajo en las viñas, unas cuatro mil familias, del que las bodegas somos ‘tractores’, fijando población en el mundo rural.

No es que seamos su principal fuente de riqueza, pero muchos de ellos, que tienen otros trabajos, obtienen por sus uvas un plus adicional. Y mantienen su apego al campo.

40 años comprando uva a 110 viticultores

.- ¿Cómo es la relación con vuestros productores?

Tenemos mucho contacto con nuestros viticultores.

Adolfo Picáns y Miriam Comis nos enseñan Granbazán

CARLOS Fernández, responsable de Viticultura de Granbazán.

El responsable de Campo es Carlos Fernández, de Cambados, nacido bajo las parras, con la habilidad de estudiar para eso, dedicando su vida a esto, con un conocimiento ancestral transmitido de padres a hijos.

Esta bodega ha comprado durante 40 años a la gente que nos rodea. Hemos llegado a tener 150 agricultores. Ahora tenemos unos 110 viticultores, desde el que te vende 400 kilos de uva, hasta el que te vende 80.000 kilos (que con esa cantidad sólo tenemos a uno).

.- Ahora entiendo mejor que hables de ellos como la “riqueza de Rías Baixas”.

PINTURA-VENDIMIA

IMAGEN de vendimias en el interior de Granbazán.

Esta riqueza se puede llegar a perder, porque… hasta ahora teníamos 13 hectáreas de esta finca de Agro de Bazán, más una finca pegada al río Umia, de 2,7 ha. Hace cuatro años no llegábamos a 15 ha en propiedad.

Pero con la gran demanda de uva de las bodegas, más el precio de la uva… cuando tenemos capacidad de vender más vino del que poseemos, hemos ampliado nuestro patrimonio.

Adolfo Picáns y Miriam Comis nos enseñan Granbazán

Grandes grupos llegando a Rías Baixas

.- ¿Es una manera de proteger la bodega?

Claro. Adquiriendo patrimonio, viñas. De tal manera que Granbazán compró una finca de 5 ha que está al otro lado de la carretera, Omuro. E incorporó una gran adquisición este año, comprando toda la finca que rodea a la bodega, de otras 16 ha.

En total tenemos 32 hectáreas. Y las que vendrán, porque seguimos hablando para comprar más.

.- ¿Qué volumen de uva tendréis ahora?

Pasaremos de un 20% de producción propia, a un 45%. Y seguimos comprando uva a los 110 viticultores, lo que es un compromiso con ellos.

RODEA-VINAS

CON una carretera de asfalto de por medio, la bodega con su château.

.- En un momento dado, alguien puede intentar comprar la uva de vuestros viticultores. ¿Puede pasar?

Bueno, aquí vienen ahora grandes grupos a comprar, que tienen que pagar la inexperiencia de no conocer la zona. Tenemos con los viticultores contratos de compra de uva desde hace 30 años, nos conocemos, si un día necesitan dinero vienen aquí y me lo piden, y si tienen un problema en la finca, ya les ayuda Carlos…

Por mi parte he conocido a los abuelos, a los padres y a los hijos. Igual que ellos conocen a mi esposa y mis hijos. Sabemos de su vida. “Fulanito está en el hospital”, “Zutano ha tenido un accidente”, y “mengano ha sido padre”.

Adolfo Picáns y Miriam Comis nos enseñan Granbazán

MIRIAM y Adolfo, tan generosos como amables anfitriones.

.- Es un fuerte vínculo, Adolfo.

Esos grandes grupos les ofrecen lo mismo y no se cambian. Y si les ofrecen más, tampoco les interesa. Es muy difícil romper nuestro vínculo.

La DO tenía hasta hace unos años las 4000 hectáreas como un límite a no superar. Hoy esa cifra de más de 4.500 hectáreas es increíble. Hemos crecido en tres años en más de 500 hectáreas. ¿A dónde llegaremos?

Todo empezó con…

CATA-MIRIAM

MIRIAM durante la cata, en el restaurante de la bodega.

Nos cuenta Miriam que todo empezó con la viña que está frente a la bodega, donde nació el proyecto Agro de Bazán.

“El propietario tenía su vida enfocada a la conservera, pero siempre fue un amante de los vinos. Fue justo aquí donde decidió plantar la variedad Albariño, justo en esta finca, que antes fue un bosque”.

Manuel Otero mandó talarlo para plantar la viña hace 40 años. Fue a mediados de los 80 cuando se empezó a elaborar un vino específico de la uva que se recoge en Tremoedo que se etiqueta como Ámbar. El edificio de la bodega es de 1989.

Las viñas están emparradas, con una altura de entre 1,80 a 2 metros. “Se busca crear una corriente de aire por debajo del viñedo, para combatir los fuertes días de Sol del verano, evitando así el mildiu”

Las hermanas Baigorri y Granbazán

BAIGORRI-PRESENT

LA bodega de Samaniego, presente en un salón de Granbazán.

.- Baigorri de Samaniego y Granbazán en Vilanova de Arousa. ¿Hay una de las dos que tira de la otra bodega, Adolfo?

Son bodegas complementarias. Con vinos distintos. Nosotros tenemos blancos de Rías Baixas, ellos tienen grandes tintos de crianza de Rioja Alavesa. Ellos tienen su mercado, y nosotros el nuestro.

La suerte que tenemos son la sinergias que Pedro ha buscado desde un principio, encontrando aquellos distribuidores que con la capacidad de llevar una portafolio de productos perfectamente complementarios que no se hacen la competencia, pudiendo vender los blancos gallegos y los tintos de Rioja Alavesa.

Adolfo Picáns y Miriam Comis nos enseñan Granbazán

BARRICAS con el nombre de las dos bodegas.

.- ¿Se puede decir que hay “competencia” entre las bodegas hermanas?

Los vinos de Baigorri son más caros, pero siempre tienes ese ánimo de verte en competencia limpia, lícita y sana, de a ver quién lo hace mejor.

Por lo demás nos ayudamos. Aquí en Galicia, allá donde voy llevo conmigo las botellas de Baigorri, sea con la cuadrilla o en otros ámbitos.

.- Son administraciones distintas, enólogos diferentes…

Adolfo Picáns y Miriam Comis nos enseñan Granbazán

SIMÓN Arina en Rioja Alavesa.

Adolfo Picáns y Miriam Comis nos enseñan Granbazán

DIEGO Ríos en Rías Baixas.

Allí está el enólogo Simón Arina, aquí Diego Ríos. Y así con todo. Es cierto que ambos enólogos se consultan. Diego suele ir a Baigorri con muestras de vino para probarlo con el equipo de Baigorri.

Las dos únicas barricas de vino tinto

.- Según he visto en bodega, aunque aún no haya salido al mercado, tenéis un vino tinto en dos grandes barricas.

Son tintos de Rías Baixas que no tienen mucho recorrido, ni mucho nombre.

MANO-MIRIAM

MANO de Miriam se posa sobre una de las barricas de tinto.

Lo hemos intentado varias veces, pero para empezar vendimiamos todo el blanco, y cuando terminamos empezamos con el tinto, que puede estar en su momento o no estar. A veces sucede que la propia uva ya no está en condiciones. Así que cuando está en condiciones, hacemos pruebas. A ver.

.- ¿De qué viñas salen esas uvas tintas?

Llevamos tres o cuatro años comprando uva para tintos de viñedos de más de 50 años, de variedades autóctonas gallegas que han estado a punto de desaparecer, El Pedral, Caiño tinto…, que llevan toda la vida en Galicia, pero a las que les comió todo el espacio el Albariño, el Godello, la Treixadura, etc., haciéndoles desparecer casi.

.- Y vosotros queréis ahora darles su espacio, por humilde que sea.

Por eso tenemos esos tintos en crianza, para darles una oportunidad.

Adolfo Picáns y Miriam Comis nos enseñan Granbazán

Rías Baixas, Tierra de blancos

.- Visto lo visto, Rías Baixas es tierra de vinos blancos.

Es tierra de vino Albariño en un 99%, donde el blanco llama mucho más la atención que el tinto.

UN-ALBARINO

DESTELLO del Albariño en el vientre de la bodega.

.- ¿Qué será de ese tinto vuestro de las barricas?

Que va a ser un gran tinto.

.- Me gusta vuestra fe.

No, no, de verdad que lo va a ser.

.- Adolfo, tú que conociste bien al fundador Manuel Otero, ¿te atreves a pensar en lo que diría de la bodega Granbazán de 2024?

Pedro Martínez no llegó aquí y entró como un elefante en una cacharrería, sino que lo hizo con paz y tranquilidad. Miró y valoró lo que había y dejó hacer. Respetó la marca porque es el activo de la bodega, como lo es también el edificio y la finca.

FOTO-UVAS

UNA de las fotos colgada en la bodega.

Adolfo Picáns y Miriam Comis nos enseñan Granbazán

.- Antes has dicho que la marca es la que os da de comer.

Esta marca tenía una trayectoria de mucho años, y Pedro se ha sentado a su lado y la ha sabido acompañar. Gracias al enólogo está en su derecho de plantearse “¿a ver qué podemos hacer ahora?”. Lógicamente el vino ha ido cambiando.

.- ¿Qué diría Manuel Otero?

Honestamente te digo que al señor Otero le encantaría el vino que estamos haciendo ahora. Este vino es una evolución de aquél.

Otero-Dos

COMO si el fundador de la bodega brindara por el futuro de Granbazán

En estos años nos hemos actualizando y hemos hecho cosas nuevas, y vamos consiguiendo una uva de mayor calidad, alejándonos de los químicos que influyen en la uva, reduciéndolos a la mínima y necesaria expresión. Y creo que sí, el señor Otero estaría orgulloso. No es para menos.

Hay un detalle importante en el nombre de la bodega, relacionado con la escritora y poetisa gallega Emilia Pardo Bazán (A Coruña 1851 – Madrid 1921), autora de la célebre novela «Los pazos de Ulloa», publicada en 1886.

Adolfo Picáns y Miriam Comis nos enseñan Granbazán

RETRATO de la ilustre escritora gallega Emilia Pardo Bazán.

Los propietarios de la finca eran familia lejana de la escritora. De ahí que su apellido diera nombre al proyecto vitivinícola.

De hecho, según nos cuenta Miriam, “Pedro Martínez quiere desarrollar en un futuro una mención expresa y especial a la escritora gallega, haciéndole un hueco en la bodega”.

«Pedro nos comentó que quería hacerle un hueco a la escritora en la bodega. Le hemos dado una vuelta para incorporar a la poeta gallega al relato de la bodega».

FRASE-BAZAN

TEXTO de Pardo Bazán de más de cien años, adelantada a su tiempo.

Citarse en 2024 con el futuro 

.- ¿Cuáles son los planes de futuro, Adolfo?

En enología está la intención de sustituir los grandes depósitos de 45.000 litros por otros más pequeños, para seguir perfeccionando la mecánica de trabajo, seleccionando por parcelas el control de la producción para luego ver cuáles son las mejores combinaciones de cara a conseguir la máxima calidad.

Adolfo Picáns y Miriam Comis nos enseñan Granbazán

EN-BODEGA

.- ¿Y en enoturismo?

En enoturismo tenemos varios planes con la nueva adquisición de la finca que nos rodea, con instalaciones que vamos a adecuar para hacer una especie de Centro de Interpretación de la Viña, para que sea un referente autonómico, para Cursos de Formación.

Adolfo Picáns y Miriam Comis nos enseñan Granbazán

.- ¿Qué me dices de la nueva finca de Omuros?

Ahí nos estamos planteando la construcción de un hotel relacionado con nuestra actividad enoturística. Sabemos que hay una demanda importante de nuestros visitantes de alojarse mientras visitan Rías Baixas.

Reforzar el vínculo con los viticultores

.- ¿Seguiréis creciendo en el futuro?

Seguramente. Y reforzaremos el vínculo con nuestros productores. Entre ellos tenemos gente joven que estamos cuidando y mimando.

AL-FONDO-VINA

Bazan-GRANVINA

.- ¿De qué pueblos son?

Son de Cambados, Vilanova, Tremoedo, Caleiro… Los cuidamos a la vez que ayudamos a fijar población en sus respectivos pueblos. Queremos proteger con ellos el medio ambiente, trabajando lo mínimo con fitosanitarios, con cero herbicidas y cero insecticidas. Ellos son el futuro de esta bodega.

.- ¿Cómo le sientes a Pedro Martínez?

Apasionado con sus dos bodegas. Y muy respetuoso con todo y con todos.

Adolfo Picáns y Miriam Comis nos enseñan Granbazán

PEDRO Martínez Hernández, detrás de los dos proyectos bodegueros.

Su respeto es parte de su carácter. Pedro propone proyectos a la vez que sabe escuchar las ideas de los demás. Y luego es un gusto verlo cómo se mimetiza con todo lo que vamos haciendo.

Ha ido introduciendo cosas con el paso el tiempo. “¿Qué os parece si…?”. A veces le decimos “estaría bien que hiciéramos esto o lo otro”. “Muy bien, adelante”. Y así vamos. Se mimetiza con el pasado histórico de la bodega. Y con el presente, con todo lo que vamos haciendo.

10 respuestas a “Albariño, la fuerza de una uva delicada”

  1. Luis Menéndez dice:

    Fermosimo declinar, benquerido Xulio, deses versos co arume do Salnés e ese viño sagrado do mar degoirado por poetas sublimes desde Martin Códax á Cabanillas, desde as fábulas de Cunqueiro ata a os arrecendos estilisticos de Valle Inclán. Grazas. Eskerrik asko. Ven cuando desees a este país «que se empeña en desaparecer… pero no lo consigue».

  2. Alberto Lanza Perez dice:

    Te vas acercando a la bodega y emerge un destello azul claro entre un mar verde. Visualmente es un espacio increíble que ya anuncia sensaciones sutiles ligadas a los estupendos y delicados vinos que nacen en Granbazán.
    Todo es apego por la tierra y sueños controlados, hijos del profundo conocimiento de hacia dónde quieren caminar.
    Me emociona que sigan, parece que para siempre, con esos vecinos que cuidan sus parcelas a la espera de entregar, año tras año, sus uvas. Esa mutua fidelidad solo puede desembocar en un vino de «la tierra», fiel al sabor y olor de esa tierra de Arousa. Felicidades .
    Y si la suerte y la intención os acerca a la hora de la comida, el saber de Sefita de Monteagudo os hará valorar mucho más el significado de Granbazán

  3. Begoña Tudela dice:

    Tanto tiempo oyendo hablar de Rías Baixas, tanto del Albariño… Por fin una información clara sobre esa DO, el clima y el fervor en el que se desarrolla

  4. Maruja Monforte dice:

    Si se quiere, se puede hablar de la gente que puebla una bodega. Del equipo humano que saca adelante un vino divino. Una gozada

  5. Jon Artetxe dice:

    Generosidad y mente abierta la de este blog, que llamándose Rioja Alavesa aborda con hondura y buenos textos la realidad de otras DO y otras tierras. Cultura del Vino se llama. Y cercanía. Suerte de tenerte cerca!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe nuestras novedades

Newsletter

Acepto que Blog Rioja Alavesa utilice mis datos para acciones de marketing

Rioja Alavesa
Hazi
Cuadrilla de la guardia