Jun 16, 2022

Victoria Cañas vuelve a Elciego para quedarse

 

Un camión de mudanzas ha trasladado sus enseres de Getxo, en Bizkaia, a Elciego, en Álava. Metafóricamente hablando, el vehículo transportaba cuarenta años de intimidad, la mitad del tiempo que ha vivido Victoria Cañas.

Vitori, como le llaman en el pueblo donde dirige la Bodega Diez-Caballero, ha vuelto a Elciego para entregar en exclusiva todo el empeño de su docta alma en una tarea que hasta ahora compartía con Bilbao.

Victoria Cañas vuelve a Elciego para quedarse

DESDE la balconada de su nueva casa, en Elciego, observa el porvenir.

Julio Flor / Elciego

El Nobel de Literatura José Saramago escribió que el pasado no pasa nunca, que mientras vivimos somos memoria de nosotros mismos. Escribo pensando en los 80 fructíferos años de Victoria Cañas, ante lo cual puede resultar contradictorio que piense que ella va cargada de futuro. Pero es lo que entenderéis cuando os adentréis en esta conversación a corazón abierto.

Esta activista de la ilusión vive tan enraizada en el ayer como lanzada de cabeza al mar del porvenir. La vida de la emprendedora Victoria Cañas no cabe en un camión de mudanzas, cuyo cargamento descansa ahora, aún por desempacar, en la nueva casa que ha comprado en Elciego, la que da a la Ermita de la Virgen de la Plaza.

Mira-Plaza

PLAZA de Elciego desde la parte alta de la nueva casa de Victoria Cañas.

Victoria seguirá viviendo en su casa de Elciego, pero ahora posee esta otra del siglo XVII, de tres pisos, cuya planta baja se usará “para que la bodega tenga mayor presencia en Elciego, mejorando su atención al cliente, donde la gente entrará espontáneamente a degustar una copa de vino”.

“Elciego potencia mi alegría”

Elciego-BN

ELCIEGO en la cámara de Josemi Rodriguez Martinez.

.- ¿De qué vas a llenar tu nueva casa?

La planta baja estará al servicio de la bodega. La planta noble, que es la primera, seguirá teniendo su empaque. Salen tres dormitorios con baño. Arriba hay un apartamento más convencional, donde puede vivir muy bien una familia.

.- Imagino que la fachada quedará tal cual.

Tal cual, aunque quitaré las persianas. Conozco a un restaurador francés, cantero, a quien quiero consultar algunas cosas para que me dé ideas. Pero sí.

Casa-II

FACHADA de la nueva casa de la bodeguera de Elciego, del S. XVII.

.- ¿Cómo ha sido ese empaquetado de enseres de tu casa de Getxo?

Me he sentido atada a todo lo que guardas durante años. Atada emocionalmente a un álbum de fotos… He comprobado que hay cosas que no mueren porque viven en mí. He pensado que ahora tienen que pasar nuevas cosas.

.- Quieres decir que el pasado al que echas la persiana, en Bizkaia, lo llevas dentro.

Lo llevo muy adentro. Es una relación particular la que una tiene con los objetos que la han acompañado, como una tacita suelta, muy bonita. Hay algo sentimental en todo eso, la belleza, la singularidad de un objeto, el toque que te lleva a salvar algunas cosas. A veces tiras algo que tiene más valor, y sin embargo algo te ata a una fotografía, a una tacita.

Victoria Cañas vuelve a Elciego para quedarse

VICTORIA recorre estancias del edificio, con enseres aún por desembalar.

Emocionarse sin llorar

.- Un viaje al pasado, 40 años atrás, y un salto al futuro que ya está aquí.

Ha venido mucho pasado en el camión de la mudanza, muebles, camas, electrodomésticos, algunas ropas importantes, como un Balenciaga, un aparador, vajillas, y libros, que son importantes. Quiero que ese pasado me siga alimentando.

.- ¿Cuánto tiempo has permanecido viviendo en Getxo?

Cuarenta años en una casa grande de 240 metros cuadrados, donde me llené de armarios, en los que había espacio más que suficiente para ir almacenando una vida entera.

Victoria Cañas vuelve a Elciego para quedarse

LA bodeguera cuando fue portada de la revista ON.

.- ¿Te has emocionado al “cerrar” esa etapa de tu vida?

Me he emocionado, claro, pero no he llorado. No hay que ser nostálgicos, todo representa una oportunidad. Reconociendo que el pasado también tiene páginas maravillosas. Lo mío ha sido una mezcla de sentimientos. Esa emoción y un cierto estado de nerviosismo ha estado ahí. De momento me he sostenido firme… Ya me vendrá el bajón.

.- ¿Qué pensamientos hermosos te han asaltado al marchar?

El agradecimiento que tengo por Bilbao es enorme, y por Getxo, y por la sociedad que he tratado, por la gente tan maravillosa que existe con los que he podido convivir.

Te diré que siempre seguiré unida a Bilbao. Se lo tengo que decir a Juan Mari Aburto, el alcalde de Bilbao, que todavía no he sido capaz de hacerlo. Le quiero escribir unas palabras de cariño y lo tengo que recibir en Elciego cuando él quiera.

Playa-Churruca-Bai

EN la playa Las Arenas, de Getxo. (Archivo del Blog).

Ser más alegre a partir de ahora

.- ¿Es un adiós y, a la vez, es un hasta siempre?

Voy a seguir unida a todos vosotros porque os quiero, porque os llevo en el corazón, y porque aquí en Elciego voy a estar muy disponible y vamos a poder disfrutar.

.- Lo que importa es ¿qué harás en Elciego a partir de ahora?

Ser más alegre para empezar. Elciego me potencia esa alegría, porque la gente de Elciego es divertida. Aquí es fácil convivir unos con otros y, además, hacerlo siempre con sencillez.

Vistas-Casa

SABER escuchar los «mensajes» que emite Elciego y Rioja Alavesa.

Aquí la naturaleza nos está dando todos los días ejemplos de espontaneidad. Eso es importante y yo quiero desarrollarlo más. Quiero convivir con la gente, aceptarles y que me acepten. Tengo siempre ese sueño de que Elciego es muy importante y que en la medida que lo potenciemos haremos un equipo muy transversal, ahí tenemos el ejemplo de Luis Aldazabal.

.- ¿Qué destacarías de Luis?

Que no era nada sectario, que nos aceptaba como éramos. Luis nos quería a todos. Hay que tener ese alma que él tuvo, un ejemplo para todos.

“Quiero ensanchar mi corazón”

.- ¿Qué etapa ‘cierras’ con tu marcha de Bilbao en este tránsito vital que haces?

Victoria Cañas vuelve a Elciego para quedarse

EN la penumbra de su nueva casa aflora la luz del corazón.

Ahora lo importante es que quiero ensanchar el corazón y quiero darle más importancia a los sentimientos.

No quiero cerrar etapas. Bilbao seguirá siendo un referente. Ya me pasó con Donosti, donde cuando atravieso los jardines de Alderdi Eder tiemblo por los buenos recuerdos, pues de niña me bañaba en La Concha, y donde más tarde estudié en el colegio francés La Presentación de María.

.- ¿Y tu Bilbao?

Bilbao me venció. La etapa de Bilbao ha sido muy importante.

bilbao-new-bai

.- Tú puedes contar las etapas de tu vida por los pueblos y ciudades en los que has vivido.

Ni soñando hubiera pensado que haría las cosas que he hecho en Bilbao. Es curioso cómo Bilbao me ha premiado, que también tengo un premio de Rioja Alavesa, de ABRA, pero Bilbao me ha entregado doce premios al menos, entre ellos el Ilustre de Bilbao. Ah, y aquel arranque con Mujer Siglo XXI.

.- Nada de eso soñaste, Victoria.

Nada. Fui trabajando, y una etapa me llevaba a otra. Así que Bilbao ha sido muy generosa conmigo.

Victoria Cañas vuelve a Elciego para quedarse

EN la entrega de unos premios de la Moda, otra de sus dedicaciones.

.- Mientras tanto Elciego siempre estaba presente en ti.

Eso se lo debo a Antonio Díez Caballero, mi marido, que era un apasionado del campo y de Elciego. Recuerdo un año, que nos íbamos a ir a Jávea, donde teníamos alquilada una casa, a lo que Antonio me preguntó “¿Qué se nos ha perdido a nosotros en Jávea?”. Así que no fuimos, aunque la casa estaba pagada. “Me matas si me dejas estas vacaciones sin ir a Elciego”.

Entregarse aún más a la bodega

.- Las viñas y el vino también ha sido muy importantes.

Ah, el vino, que aporta calidad, lo indefinido, porque cada cosecha es diferente.

Torre-Bodega

TORRE de su bodega en Elciego.

Me gusta la palabra terroir como la define Miguel Larreina, como terreno, clima, y la inteligencia y sabiduría de la población vinculada a la tierra. Y ahora tenemos que explorar la excelencia en todo lo que hagamos. Y fijarla para que sirva de conocimiento para seguir avanzando.

.- ¿Cuándo decidiste que volverías a Elciego, porque a mí me lo contaste en marzo?

Pues mira, antes de la pandemia del COVID ya estaba pensando en esto, a principios de 2020. Por entonces tenía la decisión tomada. Recordarás que un día os dije a Amaia y a ti que terminaría viviendo en Elciego.

.- Me acuerdo, pero el tiempo pasaba y seguías con tu casa en Getxo.

En broma, tú pensarías que me refería al panteón del cementerio, jajaja. Pero yo quería volver antes, con fuerza, con salud para seguir haciendo cosas, para entregarme a la bodega más intensamente si cabe.

Victoria Cañas vuelve a Elciego para quedarse

VICTORIA en Cussac Fort-Médoc, en el viaje de marzo.

Lo que ha de durar más que la propia vida

.- ¿Qué hay en el fondo de una decisión como la tuya?

¿Qué hay? Pues que la ambición por el proyecto de vida debe durar más que la propia vida.

Tienes que morir pendiente de una serie de cosas que querías hacer, hasta que un día la vida te dice “deja algo”, y vas y lo dejas porque también has aprendido a negarte a ti misma y a saber que las cosas avanzan con trabajo, dedicación, creyendo en los demás, e intentando avanzar con ellos.

.- ¿Qué proyectas para Elciego?

No lo puedo definir. Quiero vivir el presente con afán de superación. Así quiero construir el futuro. Nada que esté dentro de mi cabeza merece mucho la pena. Lo importante será lo que vaya haciendo en equipo, en grupo, avanzando.

Mira-Casa

VICTORIA atesora en su cabeza una biblioteca de datos bien relacionados.

.- ¿Está en tu cabeza impulsar la bodega a la vez que hacer lo propio con Elciego?

Me gustaría acotarlo en mi bodega y en Elciego, sí, pero de igual manera sabiendo que así sumamos para que la Comarca salga adelante con sus características.

.- Acabo de estrenar un cuaderno para proyectos que generen nuevas ilusiones en Rioja Alavesa. A ver qué se te ocurre a ti!

Pues mira, jajaja, me encantaría organizar en la plaza de Elciego una comida a la semana de la “gallinita ciega”, a la que se apunten los que quieran y que luego comamos todos juntos, con un menú popular, de gente que a veces no sabe con quién comer, que sea una manera más de convivir.

Casa-Elciego

«CASA de los Hierros», también del XVII, con una forja espectacular.

Y quiero respetar esta fachada, pero también quiero animarla, con locuras que sean remediables. ¿Por qué no colocar unas telas de colores, o unos estores de arriba abajo?

.- Mañana te surgirá otra idea, quizá desechable, pero animosa.

«A los 80 años he decidido regalarme una bodega»

Las ideas es lo que menos me cuesta. Algunas estarán sujetas a criterios más empresariales, pero todas tienen su razón de ser. Las remediaré o no. Hasta ahora le he dado poca amplitud en mi vida a la fantasía, y ahora quiero incorporarla con más libertad, naturalidad y claridad.

Victoria Cañas vuelve a Elciego para quedarse

VICTORIA en una imagen del fotógrafo Mitxi.

Tengo un buen amigo en Uruguay que también está tronado y es estupendo, con quien quiero pasar un mes en Punta del Este si puedo. Y me gustaría estar en Buenos Aires unos días, porque en el Teatro Colón pronto se va a estrenar una ópera. ¡Ea!

.- Me transmites aquello de renovarse o morir. ¿Va a surgir de ti una nueva Victoria, con 80 años, una que entre con más ilusión en las avenidas de la vida?

Lo que yo pueda hacer, lo puede hacer todo el mundo, pero es verdad, a los 80 años he decidido regalarme una bodega. La acepto como un regalo que tengo que devolver.

Bodega-Dos

Una bodega que ya existía, que ya tiene asentadas todas las bases: 350.000 botellas, muchas añadas, muy buenas puntuaciones, un mercado. Ahora la reconozco como algo con lo que puedo emprender una vida nueva.

.- Zorionak!

Una vida que tiene mucho que ver con que la bodega sea capaz de sobrevivir. Mi pregunta para eso ha sido ¿qué se puede hacer?

.- ¿Y qué se puede hacer?

Quiero hacerlo, puedo hacerlo, luego lo hago. Eso se planteará en cada momento. Algunas cosas serán puntadas de a kilo, pero otras tendrán importancia. En cualquier caso desarrollaré la capacidad de recrearme.

La fogosidad de los pueblos de vino

Victoria Cañas vuelve a Elciego para quedarse

EN EL MEDOC, hace tres meses, con una copa de vino francés.

.- Estamos mirando la Casa, frente a su fachada. ¿Qué le dices a tu nueva casa de Elciego?

En esta casa los antiguos propietarios nos han dejado dos pianos. Es curioso, porque mi suegra heredó tres pianos en su día. Algo tenía Elciego en esas élites, además de pasión. Porque no hay que olvidar que los pueblos de vino son fogosos, con temperamentos muy calientes.

.- ¿Cómo describes esa fogosidad de Elciego?

Mira, al ex alcalde Iñaki Azkuna le he descrito tantas veces la ciudad, la polis, como las urbes que marcan el ritmo y cambian la vida de la gente, pero pueblos como Elciego, agárrate.

.- Aquí los inviernos van a ser más duros que en la costera Las Arenas.

Tremendos. No sabes bien lo frías que son las noches aquí en invierno.

Vinas-Heladas

FRÍO en las viñas de Elciego, el pasado abril.

.- Pero tú estás dispuesta a permanecer aquí en invierno.

Tengo que estar dispuesta a ello, y además no pasar frío. A ver cómo me climatizo para no pasar frío. Porque si en invierno dejas el balcón abierto, en la madrugada le tienes que dar una patada para cerrarlo y evitar que entre el relente. Se puede, y tendré que desarrollar instintos personales.

.- ¿Esperas que vengan muchos de los amigos que conoces de otros mundos en los que te has movido?

Esa primera planta de esta casa no será un hotel, pero sí quiero en ella recibir a amigos, y a grupos musicales, porque hay que bailar, “paso, a paso, y de vez en cuando contrapaso”, jajaja. Lo he elegido como un eslogan de quince días, jajaja.

Victoria Cañas vuelve a Elciego para quedarse

Victoria Cañas vuelve a Elciego para quedarse

DOS imágenes, con Tim Atkin y con Luis Gutiérrez.

.- ¿Cómo se ha tomado tu “adiós” tu gente de Bilbao?

Saben que me costaba decirlo. Pero lo saben. De repente una amiga cruza la acera y me da dos besos, para decirme “a partir de ahora vienes a mi casa, eh!”.

.- Los de Elciego sí lo saben.

Si, porque aquí somos más así. “Oye, maja, si vienes tú sabrás”, me dicen. Jajaja.

Talento para otros puentes, otro mundo

.- “Chicas, chicos, vengo a quedarme”. Es como ¿una declaración de amor?

Victoria Cañas vuelve a Elciego para quedarse

UNO de los reconocimientos recibidos en Bilbao.

Lo de las declaraciones de amor a Elciego, justo, justo. Una vez le pregunté a Antonio, mi marido, si estaba bien con cierto vestido, y mirándome me dijo “tú siempre estás bien”. “Antonio, te estoy preguntando si con este vestido, en este momento, voy bien a la boda”. O sea, Elciego. O Rioja Alavesa. Somos un pueblo que ha salido de muchas luchas, de muchas conquistas.

.- Si te hubiera dicho hace diez años que con 80 años te volverías a Elciego para implicarte con una mayor alegría…

Te voy a reflejar el sentimiento que me despierta tu pregunta.

Victoria Cañas vuelve a Elciego para quedarse

UNA imagen del Blog realizada el último otoño en Getxo.

Hace unos años yo pensaba que una persona iba a ser capaz de transformarme la vida, y cuando he visto que no es así, me he dado cuenta que soy yo, que es mi proyecto, en mi libertad, en unión con otros, viviendo en sociedad, es cuando he decidido Elciego. “Eres tú, Victoria, son tus medios”.

A la baronesa de Rothschild le preguntaron si con una bodega se podía hacer fortuna, y contestó “sí, a condición de invertir una gran fortuna”.

.- ¿Tienes tú esa gran fortuna?

Yo no tengo plata. En mi caso tiene que ser talento y energía. Eso es lo que tengo que aportar a mi proyecto. Este va a ser un proyecto amasado, a la medida de mis posibilidades.

Victoria Cañas vuelve a Elciego para quedarse

.- Alguien te puede decir, “pero cómo se te ocurre, Victoria, a tus años”. Pero será alguien que no conozca bien tu vitalidad.

A mí me interesa el ahora. El escultor Richard Serra dice que el futuro se trabaja desde el presente, arrinconando la nostalgia. En sus trabajos en escultura sabe que su obra, mientras la hace, le prepara otros puentes, le abre otro mundo hacia la próxima escultura. Para caminar hay que elegir un mundo nuevo.

.- Mientras subíamos a buen ritmo hacia la plaza, por una empinada cuesta, una señora te ha saludado con cariño y alegría desde un balcón de Elciego.

Sí, qué hermoso. Recuerdo Elciego de mi infancia, un pueblo en el que se cantaba más que hoy. En el que la vida era otra.

Elciego-Ventanal

UNA parte de Elciego a través del ventanal de la bodega de Victoria.

Quiero enriquecerme con lo que me aporten. Si es así, entonces seré útil. De otra forma no lo seré. Mientras tanto me acompañarán mis fantasías.

.- Y seguramente esos recuerdos que van siempre a nuestro lado.

Yo he sido muy tímida y muy miedosa. De niña iba a buscar a mi madre a casa de mi abuelo y con las manos en las caderas iba cantando porque me daban algo de miedo tres borrachitos. Tenía un miedo cerval. También a los perros. Pero lo superé. Y ahora pongo todo lo que pueda de superación, porque con esa voluntad me sentiré más libre.

Y seguiremos adelante, Julio. Seguiremos.

20 respuestas a “Victoria Cañas vuelve a Elciego para quedarse”

  1. Begoña Tudela dice:

    Es una gran mujer en todos los sentidos. Y se está ganando a pulso un nuevo reconocimiento público, por ser una inspiración en su actitud para todos los seres humanos que, pese a su edad, siguen siendo rabiosamente jóvenes.

  2. Jon Artetxe dice:

    Esta gran dama del vino tiene la formidable juventud de la edad madura.

    Zorionak, Victoria!!!

  3. Aguilera dice:

    Ochenta años como ochenta soles. Llena de garra, juventud y sentido del humor. Nadie se mete con el Sol, la Luna o la propia Tierra por tener más de un millón de años. ZORIONAK, VICTORIA!

  4. Jesús Fernández ibañez dice:

    Vitori Cañas, como aquí le llamamos, es una mujer en muchos aspectos envidiable. Tesón, proyección, visión, energía, conversadora, amigable, generosa,… calificativos que le han dado a su estilo empresarial un toque particular. Una mezcla de Bilbao y Elciego. Sin orden de factores, pero con un producto muy especial.

    Para mí una persona a la que le tengo mucho cariño y reconocimiento.

  5. Antonio Mijangos Martinez dice:

    Vitori: Me quedo con estas ideas, de las muchas que aportas:

    – En un pueblo pequeño se ensancha el corazón, y se da más importancia a los sentimientos.
    – Trabajar por la calidad de la propia vida con ilusión, con ideal de futuro, como ocurre en cada cosecha: cada año es nuevo para poder hacer mejor vino.
    – Vivir siempre con algo pendiente por hacer. Vivir siempre con las botas puestas.

    Gracias, Vitori. A mis 85 años me viene como anillo al dedo tu testimonio.

  6. Miguel Larreina dice:

    «El proyecto de vida debe durar más que la propia vida». Suscribo esta preciosa frase de Victoria como suscribo muchas de sus reflexiones sobre Rioja Alavesa y su vino.
    ¡Qué precioso proyecto vital y bodeguero hace público en el Blog. Qué lección de valentía y coraje!
    Recuerdo que me temblaban las piernas hace unos meses en Getxo cuando nos contó la idea, pero he aquí que ya se ha metido de lleno en la tarea. Le deseo mucha suerte a esta joven de pelo blanco, a esta dama glamurosa que debiéramos nombrar embajadora de Rioja Alavesa en Bilbao

  7. Iñaki Larreina dice:

    Muy buena entrevista, y sobre todo, excelente e impresionante declaración de intenciones. Esa fuerza, esa vitalidad que transmite debería ser un modelo para la comarca. Es una magnífica comarca con carácter propio que, con proyectos «pequeños» como éste (parafraseando a Neil Armstrong: un pequeño proyecto a nivel comarcal, pero un salto tremendo a nivel familiar, empresarial) se pone en valor. En cualquier estrategia territorial que se defina, la clave son los proyectos privados que se desarrollen, y este es un modelo a seguir. Un abrazo fuerte y mucha suerte Victoria!

  8. La última vez que estuvimos juntas, el otro día, te dije: ¡Victoria, qué joven eres!
    Enhorabuena por tu forma de ver la vida y de ser libre.

  9. Alberto Lanza Pérez dice:

    Hay que ser muy valiente para encarar estas decisiones.
    Me parece especialmente emocionante esa «planta baja para bailar». Victoria plantea el proyecto como un proyecto de alegría, de diversión. Y hay pocos proyectos tan serios y rigurosos como el esparcir la alegría.
    Qué suerte para los que estén o pasen por allí.
    Y me apunto a tener proyectos y vivir siempre con cosas pendientes por encarar, soñar, con todo el tiempo del mundo por delante.
    Gran ventolera de ánimo, Victoria. gracias.

  10. Emilia Coca dice:

    Una gran mujer para un gran vino. Tengo grandes recuerdos de otros momentos muy gratos contigo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Recibe nuestras novedades

Newsletter

Acepto que Blog Rioja Alavesa utilice mis datos para acciones de marketing

Rioja Alavesa
Hazi
Cuadrilla de la guardia