Feb 04, 2024

La última palabra sobre los efectos del vino

El mayor ensayo clínico sobre los efectos del vino

La Unión Europea financiará en los próximos cinco años con 2,5 millones de euros el mayor ensayo clínico que se ha llevado a cabo en la historia de la humanidad sobre los efectos del alcohol,

según ha contado al Blog el catedrático de la Universidad de Navarra, Miguel Ángel Martínez-González, epidemiólogo e investigador malagueño, también catedrático adjunto en Harvard (USA), que estará a cargo del colosal trabajo.

El mayor ensayo clínico sobre los efectos del vino

MIGUEL Ángel Martínez-González lidera el macro estudio.

Chequear el Vino para la humanidad

El ensayo se llevará a cabo con 10.000 bebedores elegidos al azar durante cinco años. A cinco mil se les va a persuadir para que beban siguiendo el patrón mediterráneo de consumo de alcohol: vino tinto en las comidas, no pasarse de dos copas al día los hombres, y de una copa al día las mujeres.

A los otros cinco mil se les va a persuadir para que se vuelvan abstemios. Unos y otros serán españoles de 50 a 75 años, bebedores de vino que como mínimo estén bebiendo tres copas a la semana, y como mucho cuarenta copas a la semana.

COPAS-ALTO

.- ¿Será cierto que beber vino con moderación es saludable para mayores de 50 años?

Con este estudio se obtendrá la última palabra sobre los efectos del alcohol”, nos asegura Miguel Ángel Martínez-González, el mayor experto español en la dieta mediterránea, asunto al que se ha dedicado durante 25 años.

UVAS-TINTAS

ASEGURA el científico que el vino tinto es el más saludable.

Julio Flor /

El Blog Rioja Alavesa se hace eco del primer trabajo que investigará si hay o no un consumo de alcohol que pueda considerarse beneficioso para la salud, entrevistando al científico que lidera un trabajo con una repercusión global, un asunto situado en el trasfondo de una labor milenaria que va pasando de generación en generación entre los vitivinicultores del planeta.

Quinientos médicos implicados

En el macro estudio que comenzará en mayo de 2024 se implicará a 500 médicos de toda España, con otros profesionales de la sanidad dedicados ‘full time’ a este ensayo clínico.

En la entrevista con el sabio de la Dieta Mediterránea citaremos a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y sus contradictorios informes, a la revista científica Lancet, hablaremos de la importancia de la Dieta Mediterránea, y analizaremos de qué manera incide el vino en la salud de los consumidores.

El mayor ensayo clínico sobre los efectos del vino

La entrevista tiene lugar en un momento singular. El pasado mes de noviembre, Europa levantó la alerta al admitir desde Bruselas que los países de la UE ostentan la tasa más alta de consumo de alcohol en el mundo.

El diseño de una estrategia conjunta en esta materia ha venido a inquietar a las bodegas europeas y a todo el sector; pero no sólo, sino también a esos consumidores que quieren saber a qué atenerse.

Hasta el momento sabíamos que si se hacen las cosas bien, según marcan los cánones de la Dieta Mediterránea, la protección del vino frente a la mortalidad es notoria.

En según qué casos -luego veremos cuáles- el abstemio tiene más riesgos que el bebedor moderado de vino, porque un consumo moderado de alcohol, para según qué edad, sexo y demás, puede ser mejor que no consumir nada.

HOMBRE-COPAA

La OMS tiene inquieto al Sector

Catedrático de la Universidad de Navarra, epidemiólogo de Medicina Preventiva, Miguel Ángel viene publicando hace más de dos décadas diversos trabajos sobre la Dieta Mediterránea. Catedrático adjunto en la Escuela de Salud Pública de Harvard, en los Estados Unidos, realiza allí proyectos de investigación en el Departamento de Nutrición.

.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene inquieto al sector, tras haberse posicionado contradictoriamente sobre el consumo de alcohol, elevando una alerta sobre el vino.

Este es mi tema.

.- Muy bien, centrémonos en él.

Durante muchos años he liderado estudios sobre “La Dieta Mediterránea y la Salud”, en concreto desde 1998, cuando precisamente estuve por primera vez en Harvard durante seis meses.

Alumnos-Harvard

EL catedrático con sus alumnos en Harvard (USA).

En Harvard diseñamos un estudio que se llama “Seguimiento de la Universidad de Navarra (SUN)”, donde llevamos 25 años trabajando con la dieta mediterránea.

23.000 voluntarios para la Dieta Mediterránea

.- ¿En qué consiste ese trabajo?

Tenemos 23.000 voluntarios a los que valoramos cada dos años, realizando un seguimiento de su dieta y su salud. Ahí hemos visto los beneficios de la Dieta Mediterránea, donde siempre hemos incluido el consumo de vino tinto como una de las características esenciales.

.- ¿Cuántas son esas “características esenciales”?

Miguel ángel Martínez-González. El mayor ensayo clínico sobre los efectos del vino

MARTÍNEZ-GONZÁLEZ, claro defensor de la Dieta Mediterránea

Normalmente hablamos de entre nueve y catorce características esenciales de la dieta mediterránea. Una de ellas es tomar un vaso de vino tinto al día con las comidas. En este trabajo hemos visto muchas ventajas de la dieta mediterránea.

.- En su día se hicieron estudios en otros países, fundamentalmente en Inglaterra.

Y en China, donde en vez de preguntarle a la gente cuánto vino consume, o cuánto alcohol consume, lo que se hace es preguntárselo a “sus genes”, porque gran parte del consumo de alcohol está determinado genéticamente, de tal manera que pueden ver aproximadamente cómo afecta genéticamente a las personas.

Preguntando a los genes

.- Me gustaría entenderte cuando hablas de los estudios que se han hecho “preguntando a los genes”.

Miguel ángel Martínez-González. El mayor ensayo clínico sobre los efectos del vino

CON una de sus muchas publicaciones en las manos.

Son estudios que se han hecho sobre todo en Asia. Para entendernos, el alcohol se metaboliza con dos enzimas. El alcohol bebido primero se convierte en cetaldehído y luego se metaboliza. Entonces hacen falta dos enzimas que cambian de etanol a cetaldehído. Alcohol deshidrogenasa es la primera, que resuelve el alcohol y acaba en CO2 y agua.

Esas enzimas pueden estar alteradas genéticamente en bastantes personas. Entonces, midiendo los genes que condicionan esas encimas, y alguna otra característica, al final son muy poquitos genes, pues eso se relaciona mucho con la cantidad de alcohol que bebe la gente.

.- ¿Son estudios más fiables, más fidedignos?

Si la gente tiene alteradas esas encimas, una pequeña cantidad de alcohol le va a hacer el mismo efecto que a otros una gran cantidad de alcohol.

INDICADOR-1

CON algunos de sus indicadores…

Entonces, midiendo esas encimas tú puedes saber más o menos cuánto alcohol bebe la gente, sobre todo en poblaciones asiáticas, y sobre todo en varones.

En Medicina es muy sabido que cuando le preguntas a la gente cuánto bebe, algunos te mienten. Esa fue una excusa para buscarlo de otra manera, preguntando a los genes.

Protección frente al infarto de miocardio

.- Supongo que conoces bien los estudios realizados en Inglaterra, y a qué conclusiones llegaron.

En su día estuve en Oxford hablando con el investigador principal de ese trabajo en 2018, antes que se publicaran los primeros estudios. Unos estudios que tienen sus problemas, que no son la “perfección”, aunque muchos los han interpretado como si fuesen la perfección.

MIGUEL-ANGEL-1

.- ¿Qué dicen esos estudios?

En esos estudios se ve que el consumo moderado o bajo de alcohol en los estudios convencionales de epidemiología (hay ya más de cien estudios convencionales) encuentran una protección del vino frente al infarto de miocardio o frente a los accidentes cardiovasculares en comparación con los abstemios.

En los estudios de aleatorización mendeliana que miden los genes en vez de mirar lo que la gente dice que consume, sino lo predicho por los genes… en esos estudios no se encuentra protección alguna

.- ¿Eso ha sido lo que ha motivado el cambio de paradigma, y que haya sonado una alerta?

Exacto. Por otro lado, aquí hay también factores ideológicos. Por un lado están los que desde la religión musulmana han visto el alcohol como algo malo. Después, efectivamente para el cáncer hay evidencias de que el consumo de alcohol no solo no lo previene, sino que, aunque sea en pequeñas dosis, aumenta, por ejemplo, el cáncer de mama en las mujeres.

MIGUEL-ANGEL-2

MANOS del investigador.

Pero claro, la gente se muere más de infarto de miocardio y de accidentes cerebro vasculares que de cáncer de mama. El cáncer de mama se cura ahora muy bien, pero lo que está matando a más gente en el mundo es el infarto.

Depende, ¿de qué depende?

.- Tengo entendido que estudias las diferentes causas de mortalidad.

Yo miro en esos estudios qué pasa con la mortalidad al final en su conjunto, con todas las causas que la provocan. En los mejores estudios epidemiológicos que tenemos sobre el tema, la mortalidad por todas las causas, encontramos una mortalidad inferior en gente que consume entre cinco y quince gramos de alcohol al día, que eso es de media una copa de vino al día.

Ahí es donde se registra la menor mortalidad a iguales circunstancias de todo lo demás: igualdad de ejercicio físico, igualdad de genes, de todo.

Miguel ángel Martínez-González. El mayor ensayo clínico sobre los efectos del vino

EL sabio de la Dieta Mediterránea con uno de sus premios.

.- ¿En qué medida un consumidor moderado de vino en las comidas debe estar o no preocupado?

Depende. Si es una mujer que ha tenido un cáncer de mama, sí que se debe preocupar. Si es una persona joven, también, porque las personas jóvenes se mueren de suicidio, de accidente de tráfico, y estas cosas aumentan con un poco de alcohol que se consuma.

El riesgo de tener un accidente de tráfico con media copa al día tiene más riesgo que si eres abstemio. Esto es así.

Cuando ya se tienen 40 años…

.- Normalmente la gente joven no se muere de infarto. ¿Es eso?

Eso es.

AROMA-VINO

La gente joven tiene riesgo cero de infarto. Para la gente joven siempre he recomendado que si quieren estar sanos, lo mejor es la abstención.

.- Y en la gente no tan joven…

Cuando ya se tienen 40 años, 45 años, …, empieza a aumentar el riesgo de problemas tipo diabetes, de isquemia en las piernas, problemas de infarto de miocardio, problemas de riesgo vascular, de accidentes vasculares cerebrales, etc. En estos casos ahora mismo lo mejor que tenemos en epidemiología nos está diciendo que el abstemio tiene más riesgo que el bebedor moderado de vino.

SONRISA-BRINDA

El vino se bebe hoy en el mundo entero.

.- ¿Qué pasa entonces con la alarma que sembró en 2018 la Organización Mundial de la Salud (OMS)?

La OMS ha vuelto a equivocarse, como ha hecho con la dieta baja en grasas, cuando ya se había demostrado que no es así. La OMS estuvo mucho tiempo equivocándonos con la dieta baja en grasa. La dieta mediterránea tiene mucho aceite de oliva, que no es que sea rico en grasas, sino que es 100% grasa. Ahí claramente la OMS se ha equivocado recientemente. Al igual que la OMS ha metido muchas veces la pata con la pandemia, como he contado en mi libro “La Sanidad en llamas”.

Sanidad-LLamas

PORTADA de su libro, del que es coautor.

Las contradicciones de la OMS

.- ¿Qué ha pasado con esos datos del alto organismo de las Naciones Unidas?

La OMS tiene unos estudios que ellos llaman “De la carga global de enfermedad” y ellos mismos se han desdicho. Ahí valoran la salud en 195 países del mundo.

En 2018, la OMS publicó en Lancet el impacto de alcohol en 195 países, llegando a la conclusión de que lo mejor era ser abstemio sin distinción.

The-LANCET

Esto trajo muchísimos titulares de prensa por todas partes, haciéndose viral. Salió en todos los informativos de radio y televisión: “La OMS dice que lo mejor con el alcohol es el cero absoluto”.

Pero luego resultó que, cuatro años más tarde, en 2022, la misma revista, con el mismo estudio, pero actualizado dijeron: “No, no, no es así. No es que lo mejor sea ser abstemio, que eso depende mucho de la edad, el sexo y de la región geográfica”. Porque hay países que tienen mucha más carga de cardiopatía isquémica, de accidentes cardiovasculares, etc.

.- Esa información fue publicado el 16 de julio de 2022 en la revista científica Lancet.

Así es. Dicen ahora que un consumo moderado de alcohol, para según que edad, sexo y demás, puede ser mejor que no consumir nada. Esto lo cambiaron ellos. Pero eso no ha llegado a los periódicos, ni a la radio, ni a la televisión, de la misma manera que la publicación de 2018.

El mayor ensayo clínico sobre los efectos del vino

LA prensa anglosajona informa tres veces más de asuntos médicos…

Preferentemente vino tinto

.- Así que los medios de comunicación publican lo que inquieta al sector del vino, y no publican luego la metedura de pata de la OMS.

Claro, cuando está publicado en Lancet, la misma revista que había dicho lo contrario en 2018. Entonces dijeron “No hay nivel seguro de consumo de alcohol”. Y ahora dicen “un consumo moderado de alcohol es mejor que no consumir nada”.

.- Así que sólo la mala noticia, que siembra alarma, se convirtió en noticia. Dime una cosa, de cara al consumidor, ¿se puede hacer una comparativa de cómo incide la salud según las bebidas alcohólicas?

BORRASCA-VINO

VEREMOS si hay tormenta en el vino o si se avecinan días azules.

En el año 2014 nosotros publicamos una serie de características, como son que no haya un atracón de alcohol el fin de semana (botellón), sino que la misma cantidad se reparta a lo largo de los siete días.

Segundo, que el vino se consuma siempre con las comidas, ya que de esta manera se absorbe más rápidamente, teniendo un menor efecto sobre las neuronas.

Después, que se consuma preferentemente vino tinto, porque el vino tinto contiene una serie de compuestos fenólicos, no sólo el resveratrol, del que tanto se ha hablado, y otros como los estilbenos y la quercetina. Y que se prescinda básicamente de licores fuertes, que por su alta concentración alcohólica pueden ser más adversos.

COPA-PP

Lo fundamental para la salud

.- Digamos que se atienden todas vuestras recomendaciones…

Con todas esas dimensiones del patrón mediterráneo y consumo de alcohol, veíamos que a igualdad cantidad semanal de alcohol, si se hacía así, la protección frente a la mortalidad era muy fuerte. Esto lo publicamos en 2014, y a partir de 2021 ha habido otros estudios realizados en Inglaterra. También lo han hecho en Italia, con las mismas definiciones que las nuestras, volviendo a encontrar lo mismo.

.- Esa coincidencia con otros estudios que han valorado cómo incide el alcohol en la salud ya nos está diciendo algo.

Lo que no se puede es valorar los granos de etanol sin tener en cuenta si viene de vino, de cerveza, de licores, si se consume con comida o sin comida, si se concentra una gran cantidad de alcohol durante el fin de semana. Y tener todo esto en cuenta es fundamental para la salud.

Miguel ángel Martínez-González. El mayor ensayo clínico sobre los efectos del vino

EL Catedrático impartiendo sus clases en Harvard.

.- Hay bodegueros que piensan que existe un interés malintencionado en “cargar contra el vino”, “disparando contra el sector”. ¿Tienen algo de razón?

Yo soy un científico. Sobre lo que me preguntas no me puedo pronunciar. Hay que ver la plausibilidad biológica de todo esto, y cuando se ven marcadores de lípidos, o de coagulación, etc., decimos que con el consumo de alcohol en dosis pequeñas se ve siempre un efecto mejor del vino que de otras bebidas alcohólicas.

«El mayor estudio en la historia de la humanidad»

.- A quienes se beben una botella de vino al día, ¿les aconsejarías que bajaran la dosis?

Sin duda. Y no me valen historias individuales, porque ahora te voy a contar el estudio que vamos a llevar a cabo, que va a ser el mayor estudio que se ha hecho en la historia de la humanidad sobre los efectos del alcohol.

LIBRO-Saludpublica

CON su libro sobre la Salud Pública.

.- ¿Estáis en los prolegómenos para llevar a cabo ese estudio?

Así es. Vamos a trabajar a partir de mayo de 2024 con 10.000 bebedores elegidos al azar. A cinco mil de ellos les vamos a persuadir para que se vuelvan abstemios.

.- Caray! Yo no aceptaría volverme abstemio, jajaja. Ya lo siento.

Y a la otros cinco mil, les vamos a persuadir de que beban siguiendo el patrón mediterráneo de consumo de alcohol: vino tinto en las comidas, no pasarse de dos copas al día los hombres, y no pasarse de una copa al día las mujeres.

Después de cuatro años vamos a ver cuál es el efecto que tiene esto en la incidencia de enfermedad cardiovascular, de cáncer, de diabetes, etc. Este estudio nos va a dar la última palabra.

Conferencia-HarvardVino

Diez mil personas elegidas al azar

.- ¿Quién financia el proyecto, y cómo se van a elegir a esas diez mil personas al azar?

El proyecto me lo financia con 2,5 millones de euros la Unión Europea, y tengo ahora mismo más de 500 médicos implicados en buscar a los pacientes para este gran ensayo. Se va a convertir en el estudio más potente que se ha hecho jamás en la historia de la humanidad.

.- ¿Se va a hacer con españoles/as?

Españoles de 50 a 75 años que sean bebedores, y que al menos estén bebiendo tres copas a la semana, y como mucho cuarenta copas a la semana.

.- De ese ensayo clínico saldrá la última palabra, aseguras.

Sin duda.

El mayor ensayo clínico sobre los efectos del vino

«SERÁ el estudio más potente que se ha hecho jamás en la historia».

Está hecho desde la Universidad de Navarra. Cada médico aportará unos 25 pacientes. A la vez, tenemos una serie de profesionales sanitarios implicados que se van a dedicar full time a persuadir y dar consejos para la abstinencia o la moderación. Los elegidos pueden ser de toda España.

Prudente reserva hasta llegar a la evidencia

.- Te lo pregunto de otra manera: ¿Tienen razón quienes desde el sector se sienten indefensos contra las noticias negativas que penaliza el consumo de vino?

Creo que se están dando demasiadas noticias en un sentido y en otro. Y lo que hay que hacer es mantener una prudente reserva hasta que se tenga la misma evidencia que se tiene en otros campos. Hay gente que dice que la diabetes se trata mejor con insulina o con… No, hagamos un ensayo. Así se hizo y se vio que la insulina funciona. Lo mismo con otras enfermedades.

Libro-aleman

UNO de sus libros publicado en alemán.

Para mí lo paradójico es que la humanidad lleva 10.000 años bebiendo vino y el ensayo más grande que se ha hecho hasta ahora se ha llevado a cabo con doscientas y pico personas. Son poquísimas. Ese ensayo de doscientas y pico personas se hizo en Israel, con muy poca duración en el tiempo, con cierta insinuación del efecto beneficioso del vino.

Estudios como éste que te cuento ya lo hicimos con la dieta mediterránea. Ahora vamos a aprovechar todo lo que hemos hecho con la dieta mediterránea para hacerlo con el alcohol.

«Tomo una copa de vino en la comida»

.- ¿A ti te gusta el vino, Miguel Ángel?

Yo suelo tomar una copa de vino en la comida casi todos los días. No suelo beber en la cena, y lo que sí estoy dispuesto a mis 66 años, es a que me asignen al azar en este ensayo.

Antes de planear este proyecto y presentarlo a la Unión Europea para que lo financiara, me pasé un tiempo largo sin beber, casi dos meses sin probar una gota de alcohol, para ver si es posible que una persona que bebe moderadamente puede dejar de hacerlo.

FELICITA-REY

MIGUEL Ángel intercambia unas palabras con el Jefe del Estado.

.- ¿Bebes whisky o ginebra además de vino?

Solo bebo vino tinto en la comida, y alguna vez me bebo una cerveza. Pero vi que podía llevar a cabo una abstención total.

.- ¿Qué tal lo llevaste?

Bien, sin problema.

«Abordo el ensayo con agnosticismo total»

.- El vino tiene un componente cultural y social, de disfrute, de comunicación…

Yo lo contemplo desde el punto de vista médico. Cualquier bebida alcohólica aumenta el riesgo de cáncer de mama, el cáncer de faringe, el de esófago, el cáncer colorrectal, el de hígado, sin ninguna duda, pero al mismo tiempo he visto montones de estudios epidemiológicos muy buenos, y alguno lo he hecho yo, donde se ve que el consumo moderado de vino reduce el riesgo cardiovascular…

Los aspectos culturales no los he estudiado. Solo puedo hablarte de aquello que yo he estudiado, como son los efectos cardiovasculares del vino y los efectos de mortalidad sobre todas las causas. Yo hice Cardiología antes de dedicarme a la Medicina Preventiva.

COPAS-BOTLES

EL vino ofrece muchas perspectivas, incluida la de la salud.

.- En nuestra conversación he comprobado tu imparcialidad en estos temas.

Éticamente para mí es muy importante. Date cuenta que voy a realizar un ensayo al azar y no puedo posicionarme. Abordo este ensayo clínico con una «indiferencia total», con un agnosticismo total, porque yo no sé qué va a salir en la investigación, debiendo de permanecer abierto a cualquier posibilidad. La que sea.

.- Dime si quieres, para finalizar, resumir tu posición.

Hay dos cosas que he dicho que me gustaría que quedaran bien remarcadas. Una, que como catedrático de Salud Pública mi recomendación para la gente joven es cero alcohol. Y dos, que el cáncer en algunas de sus localizaciones frecuentes, de colon, de boca, faringe, de hígado y de mama, aumenta con el consumo de alcohol, por poco que sea.

Lo demás creo que ha quedado claro.

.- Como el agua, estimado catedrático.

10 respuestas a “La última palabra sobre los efectos del vino”

  1. Juan Aguilera dice:

    A nadie debe molestarle conocer la verdad. Al contrario. Hay que contar con una buena información, y que luego cada cual use su libertad como crea conveniente. De momento diría que los del sector del vino salimos muy bien parados

    Enhorabuena por este formidable trabajo!

  2. Begoña Tudela dice:

    El doctor está en su sitio, buscando la evidencia, investigando. Y yo en el mío, disfrutando de los buenos vinos que se elaboran en Rioja Alavesa. Los tintos por supuesto, pero qué decir de los blancos, eh!

    Adelante con el ensayo. Levanto mi copa por los 10.000 que ayudarán a la ciencia. Lo cortés no quita lo valiente, jeje

  3. Sandra Revuelta dice:

    Me pareció estupenda y muy correcta la respuesta que os dio al Blog el bodeguero de Alma Carraovejas, Pedro Ruiz, de Aiurri, cuando le preguntasteis el pasado mes de enero qué pasará en los próximos años con el «tema de la salud»

    «El vino es muy disfrutable y nos hace disfrutar más a nivel emocional. Pero no es más saludable. No podemos basarnos en el concepto “saludable” para defender el mundo del vino. El vino es emoción, es historia, es parte de nuestra cultura, tiene algo que ninguna bebida tiene en el mundo… pero saludable es el agua».

    La entrevista con el doctor está genial, pero si he de dar mi opinión, a mí me representa muy bien el señor Ruiz Aragoneses.

  4. Alberto Lanza Perez dice:

    Efectivamente necesitamos un estudio científico, y a fondo, sin ataduras ni complejos.
    Me ha parecido sorprendente los riesgos de ser abstemios. También eso se merece un estudio, porque hasta ahora parecía lo más conveniente.
    Por lo demás, como siempre, un artículo muy conveniente sobre un tema que siempre está colindando con el mundo del vino.
    Esperemos con interés los resultados.

  5. Juana Lucena dice:

    Como médico de familia y amante de la cultura del vino, diria que las palabras del profesor e investigador Miguel Ángel Martínez-González son de una gran sensatez. Con mucho conocimiento. Y si es conservador en sus postulados, es porque se mueve en tierras movedizas. Enhorabuena a la publicación y al periodista! Os seguiré a partir de ahora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe nuestras novedades

Newsletter

Acepto que Blog Rioja Alavesa utilice mis datos para acciones de marketing

Rioja Alavesa
Hazi
Cuadrilla de la guardia