Jun 21, 2022

El Capitán Trueno se hace vino en Labastida

 

El nombre del Capitán Trueno llamará la atención de varias generaciones al haber sido el protagonista del tebeo de mayor éxito en la historia del cómic español.

El Capitán Trueno se hace vino en Labastida

EL héroe de varias generaciones da nombre a un vino de Rioja Alavesa.

Lo importante ahora es que Guillermo Fernández, de 29 años, y el rumano Catalin Grad, de 30 años, acaban de situarlo en el universo del vino desde una viñita de Labastida.

La historia de este vino con nombre de héroe legendario de las Cruzadas, en la Edad Media, surgió en plena pandemia de la COVID, en el año 2020.

“En pleno año malo, vamos a sacar algo bueno”, se dijeron Catalin Grad y Guillermo Fernández.

El Capitán Trueno se hace vino en Labastida

CATALIN Grad y GUILLERMO Fernández en Bodegas Tierra.

El impulso les ha llegado de Carlos Fernández, quien está creando en Bodegas Tierra una cantera de vitivinicultores.

De las viñetas del cómic, con las aventuras del héroe de ficción, con sus amigos inseparables Goliat y Crispín, y su amada Sigrid, la reina de la isla de Thule, el nombre, que había sido registrado por Carlos Fernández, salta ahora a las copas de vino, al salir de una viña “donde los truenos retumban el doble que en cualquier otra viña de Rioja Alavesa”.

El relato está en marcha.

Un vino de los de antes

El Capitán Trueno se hace vino en Labastida

LOS dos nuevos vitivinicultores con el bodeguero Carlos Fernández.

A Guillermo y a Catalin les he regalado la marca del Capitán Trueno, les he dejado la viña La Tejera, les he buscado un distribuidor para toda su producción, les he pasado un par de importadores”, nos cuenta Carlos Fernández, que confiesa haber depositado en este proyecto toda la ilusión del mundo.

“Guillermo es mi sobrino, que lo quiero al vivir. Y Catalin es como si fuera mi hermano. Es un rumano que tiene Rioja Alavesa metida en las venas. Es mi segundo en la bodega. Me encanta que hayamos conseguido inocular en ellos el veneno del vino”.

El Capitán Trueno se hace vino en Labastida

EL CAPITÁN ha llegado al cine, la música, a Correos y ahora al Vino.

Sentados en Bodegas Tierra, sin la presencia de nadie más, Guillermo y Catalin hablan de su vino con pasión, siendo conscientes de que están viviendo un sueño, la aventura de luchar por Labastida, por la Comarca, tratando de explicar un rayo que les recorre el cuerpo, electrificando su espíritu.

Entrada-Bastida

POR el Arco Larrazuria de Labastida caben aún muchos proyectos.

.- ¿Cómo surgió la chispa?

CATALIN. Llevamos años trabajando juntos los dos en Bodegas Tierra, involucrados en el mundo del vino. Hemos elaborado por fin nuestro vino al habernos dado Carlos la oportunidad.

GUILLERMO. Hemos tenido el impulso de mi tío Carlos. Cata lleva ya once años en la bodega, y yo ocho. Cata llevaba un tiempo animado. Finalmente lo hicimos juntos en 2020, un año complicado.

CATA. Dimos el paso en el momento más difícil. “Venga, en los malos momentos de la pandemia, en pleno año de lo malo, nosotros vamos a sacar algo bueno”.

El Capitán Trueno se hace vino en Labastida

POSANDO en la bodega con dos de sus botellas.

Viñita en la que retumban los truenos

.- ¿De qué viña sale este Capitán Trueno?

Es un paraje que me gusta mucho. La Tejera es un viñedo pequeñito, situado entre Haro y Labastida, que trabajamos en biodinámica, con un 90% de Tempranillo y un 10% de Viura. Un viñedo muy guapo que da una uva excelente.

.- Describe ese viñedo, Catalin.

Es como un anfiteatro que recoge las tormentas, donde con los truenos retumba la tierra el doble que en cualquier otra viña de Rioja. Carlos tenía la marca Capitán Trueno registrada, siendo tan generoso que nos la ha regalado. Es un nombre chulísimo.

Dibujante-Trueno-Bai

BRIÑOL -con el nuevo vino-, fue uno de los dibujantes del Capitán Trueno,

.- Yo sí he leído el cómic con las aventuras del Capitán Trueno.

CATA. Yo sé quién es, pero apenas sé algo del Capitán Trueno.

GUILLERMO. Es un personaje de cómic que Carlos conoció en los tebeos de su época. “Si hacéis un vino, tenéis que ponerle este nombre”.

.- ¿Qué me decís de Tronado Wines, como si hablara de una nueva bodega?

CATA. Al principio le íbamos a poner «Tormenta Wines», pero ese dominio ya estaba registrado. Así que para mantener el estilo, nos decidimos por Tronado Wines.

GUILLERMO. Está el juego de las tormentas, del trueno, y también las personalidades, porque un poco tronados sí estamos, por la pedrada que ambos tenemos.

El Capitán Trueno se hace vino en Labastida

.- ¿Cuántos años lleváis trabajando juntos?

GUILLERMO. Yo tengo ahora 29 años y Catalin tiene 30.

CATA. Llevaremos ocho años juntos. Guillermo hizo aquí las prácticas. Así que este año llevará a cabo su novena vendimia. Mientras que será mi 12 vendimia.

GUILLERMO. Es como trabajar en la casa de mi familia.

El Capitán Trueno se hace vino en Labastida

«Un mundo bonito»

.-Tú eres rumano, Cata.

Soy del norte de Rumania, de Transilvania. En mi familia siempre tuvimos animales domésticos, vacas, caballos, además de trabajar la tierra, sembrando patata y cereales. Es una zona de montaña, donde en invierno cae mucha nieve y hace mucho frío.

Mi madre trabaja en una bodega en Italia desde hace 18 años. Y mi hermano, por el que vine, trabajaba aquí en una bodega de Labastida. Yo decidí dejar los estudios y venirme a Labastida, donde conocí a Carlos Fernández. Pronto empecé para trabajar dos semanas, justo antes de vendimias, y mira, ya llevo 12 años.

.- En tu caso, Guillermo, tú has mamado el mundo del vino en el seno de esta familia.

Así es.

Ensenan-Vino

.- Con fuertes figuras a tu alrededor. Tu padre Fidel Fernández y tu tío Carlos, dos referentes de Labastida y de Rioja.

He tenido dos buenos profesores. El vino lo he mamado toda mi vida, pero me costó entrar en este mundo porque hasta los 18 años que fui a estudiar un grado de elaboración de vinos, este mundo no era lo mío.

Hubo veranos que echaba una mano a mi tío, y al propio Cata, para sacarme cuatro perrillas, pero me costó dar el paso y entrar en la bodega. Ahora tengo lo mejor para aprender de este mundo tan bonito.

.- Habladme de los consejos de Carlos a la hora de producir este vuestro primer vino.

CATA. Tanto Fidel como Carlos nos dijeron que disfrutáramos haciéndolo. Que eso era lo más importante. Y luego dejarnos llevar. Son elaboraciones muy cercanas a como se hacía antiguamente, con mínimas intervenciones, tanto en la viña como en la bodega.

Trabajamos con un poco de sulfuroso en la entrada de la uva y luego corregimos justo antes de embotellar por debajo de 30. Después no lleva nada más, con fermentaciones espontáneas y sin más levadura que la que trae el campo.

Catalin-Guille

.- Dependéis de la calidad de la uva.

Ese viñedo nos da una uva excelente. Ojalá pudiéramos trabajar todos los vinos con una uva así.

La receta de Catalin y Guillermo

.- Habladme de la elaboración del vino, como si fuera un tutorial para quienes quieran empezar con vuestra receta.

GUILLERMO. Primero vamos al viñedo, que se plantó en 1960, hace ya 62 años. Lo vendimiamos manualmente, con mimo, en cajitas de 12 kilos para no hacerle sufrir al racimo de uvas.

Cuando lo recibimos en bodega, en un 70 por ciento se vuelcan los racimos enteros después de pisarlos suavemente, para romper el raspón. El 30 por ciento restante va encima, despalillado, sólo uvas.

Después llevamos a cabo la fermentación, cuidando que no se nos suba de temperatura, que no pase de 18 o 20 grados, lo que es primordial. No queremos sobremadurez.

El Capitán Trueno se hace vino en Labastida

EN la viña La Tejera, de donde sale el Capitán Trueno.

.- ¿Cómo fue ese proceso?

Sin problema alguno, con una uva sana-sana de verdad. A su ritmo. Tras la fermentación alcohólica pasamos a realizar el prensado. De ahí un 50% fue a un ánfora de barro, y el resto al interior de una barrica con madera de roble ya usada, de 500 litros.

Más tarde hicimos el coupage en un depósito de acero inoxidable, de 1000 litros. Aquí le hicimos la última corrección, preparándole para embotellar. Es un vino que no se clarifica, llevando a cabo un filtrado suave, con una placa muy abierta. La crianza, en ánfora y barrica, ha durado un año.

.- Confesadme una cosa. ¿Habéis puesto más mimo, amor y cuidado en el Capitán Trueno que en el resto de vinos de Bodegas Tierra?

El Capitán Trueno se hace vino en Labastida

«SOMOS Tierra», dice una pintada junto a la Bodega.

CATA. Me enorgullece este vino porque es más nuestro, pero lo hacemos todo con el mismo cariño y dedicación. Lo hacemos todo con la misma entrega y el mismo empeño.

GUILLERMO. Nosotros estamos todos los días pendientes de los diferentes vinos, que evolucionan llenos de vida.

Respetar a los antepasados

.- ¿Cuál es la diferencia del Capitán Trueno con respecto a otros tintos de bodegas Tierra?

GUILLERMO. Cuando lo probó mi abuelo Fidel, nos dijo que era un vino de los de antes, de trago largo, pero con elegancia. Esa era nuestra idea, elaborar un vino que recordara a los que se hacían antes en Labastida. Mi abuelo dice que es como aquellos vinos que él hacía con su padre y su suegro.

El Capitán Trueno se hace vino en Labastida

COMPAÑEROS de trabajo y buenos amigos, Catalin y Guillermo.

CATA. Este vino respeta a los antepasados de Rioja Alavesa. A las elaboraciones que se hacían antiguamente con viñedos que se trabajaban con el caballo, biodinámicos, igual que ahora, porque no disponían de herbicidas. Con este vino hemos venido a recordar los viejos tiempos. A la vez que tenemos en cuenta las nuevas tendencias.

.- Lo importante era empezar con un vino, con vuestro primer vino!

GUILLERMO. Lo importante era dar el primer paso y “a por ello”.

CATA. Los principios son más difíciles. Luego te vas adentrando en este mundo, teniendo que hacer muchas más cosas… como venderlo, o liarte con las facturas…

.- Digamos que éste es el primer capítulo, con 1600 botellas. ¿Cuál os gustaría que fuese el segundo capítulo?

Torre-iglesia

HABLAMOS mientras la Iglesia registra el paso de las generaciones.

CATA. Ya estamos pensando en el segundo capítulo, que podría ser un vino blanco que aún no tiene nombre. Algo distinto. Un blanco con pieles, o con una vendimia algo tardía… Lo hemos hablado, barajamos ideas, pero sin decidir al 100% lo que vamos a hacer.

GUILLERMO. Vamos sin prisa, pero sí queremos lanzarnos a por un blanco. El blanco es más delicado, requerirá una mayor delicadeza, pero seguro que lo haremos.

.- ¿Hay una viña pensada para ese blanco?

Será una viña de Labastida. Nos gustaría que tuviera diferentes variedades, que predomine la Viura, pero con Garnacha y Malvasía sumando el 20%.

.- ¿Qué os ha enganchado del mundo del vino?

El Capitán Trueno se hace vino en Labastida

GUILLERMO. El vino me mola mucho por las amistades que haces. Puedes ir de feria en feria, o te viene gente a la bodega, y socializas bien, abriéndote muchas puertas, con relaciones interesantes.

CATA. Recuerdo que cuando empecé a trabajar aquí no quería ni ver una botella de vino. Entonces yo era más de cerveza. Pronto empezó a gustarme el campo, la bodega, la gente, las elaboraciones, empezando de cero en todo. La familia de Carlos me ha arropado desde el primer momento.

«Por fin en casa»

.- ¿Te sientes de Labastida, Catalin?

Me siento de aquí. Cuando voy a Rumanía, al regresar me digo “Por fin en casa”. Mi vida está asentada aquí.

.- No habéis leído los cómic del Capitán Trueno, pero sabéis que fue un luchador templario de la Edad Media por los Derechos Humanos, con sus amigos Goliat y Crispín. ¿Vosotros por qué lucháis en la vida real?

Escudo-Armas

ESCUDO de armas situado en la fachada de la bodega de Labastida.

CATA. Lucho por superarme día a día con todo lo que hago, tanto en la vida laboral como en la personal.

GUILLERMO. Yo lucho por la felicidad. Por eso lucho día a día.

.- ¿Qué pasó el día que vestisteis la botella con la etiqueta del Capitán Trueno?

Fue el pasado mes de marzo. Recuerdo que nos chocamos las manos, diciendo “buah tío, fetén”. Fue un subidón.

.- En marzo del año que viene estará lista la segunda añada.

Todos los años que se pueda y la tierra nos lo permita habrá nueva añada del Capitán Trueno, siempre que la calidad de la uva y su majestad el clima lo permitan.

Mula-Vina

LABRANDO La Tejera, donde se cultivan las uvas del Capitán Trueno.

.- ¿Cómo lo tienen los jóvenes en Rioja Alavesa?

GUILLERMO. Los jóvenes necesitan un impulso, un empujón, como en el caso nuestro, que mi tío Carlos nos ha dado todo su impulso.

CATA. Es difícil empezar desde cero sin la ayuda de alguien. Hace falta tener viñedo, maquinaria, un registro de embotellado… E ilusión, mucha ilusión.

.- Carlos os ha impulsado, ¿pero vosotros necesitabais ser empujados?

CATA. Nosotros deseábamos sentir ese aliento, aunque tengo que reconocer que sin su insistencia no tendríamos esta primera añada embotellada.

.- Guillermo, ¿pesa tener en casa un referente tan potente como tu padre Fidel, un grande de Rioja Alavesa?

Fidel-FAmilia

GUILLERMO con su padres Fidel y Rebeca y su hermana Esther.

Soy el hijo de Fidel Fernández, bueno, siempre puede haber comparaciones. Pero aquí cada uno va a tirar por su camino. Cada vez que me presentan como el “hijo de Fidel”, digo que soy yo quien ha de trazar su camino.

No me desvinculo de mi padre para nada, al contrario. Pero cada cual tiene su camino. Lo mejor de todo es que tengo dos buenos maestros a mi lado, mi padre y mi tío Carlos.

«Mi sueño es lo que ya tengo»

.- ¿Cuál ha sido vuestra formación?

CATA. Mi formación es el día a día de la bodega, porque todo lo he aprendido aquí, en la bodega y en la viña. Además de eso, la bodega nos ha enviado a diferentes cursos, y hemos viajado a bodegas de otras Denominaciones de Origen.

GUILLERMO. En mi caso hice durante dos años un grado medio de elaboración de vinos. El primer año hice prácticas aquí en la bodega familiar. También hice unas vendimias en Rías Baixas, en Galicia, en Cambados.

El Capitán Trueno se hace vino en Labastida

BRINDANDO con su nuevo vino por otros que vendrán.

.- ¿Qué vinos llaman vuestra atención?

Trabajamos en Bodegas Tierra con mucho respeto por el viñedo. Más que “escuchar” lo que dicen otros vinos, estamos pendientes de escuchar al viñedo y a las cepas.

.- ¿Qué papel juega uno y otro en Tronado Wines?

GUILLERMO. Cata es más lanzado que yo. Él es quien me mete caña. “Hay que quedar para etiquetar, hay que quedar para lacrar las botellas…”. Es el que pone todo en movimiento, mientras yo soy más calmado.

CATA. Estamos los dos en esto, y Guillermo comparte todo lo que hacemos.

.- Si comparas este vino con el resto de los vinos tintos de la bodega, ¿cuál es la personalidad del Capitán Trueno?

Rioja-Alavesa

ETIQUETA de Rioja Alavesa en las manos de Fidel Fernández.

CATA. Creo que dice algo así como “estoy aquí y preparaos, que mando lo mío”. En Tierra está el Tierra Crianza, el Graciano, el Belisario, la Maceración, la Garnacha tinta, el Primavera… El Capitán Trueno sería un vino más elaborado. Pero cada cual tiene su personalidad.

.- ¿Con qué soñáis?

CATA. Sueño con seguir en este mundo del vino. Mi sueño es lo que ya tengo.

El Capitán Trueno se hace vino en Labastida

GUILLERMO. Quiero seguir como estoy. Trabajar en el sueño que ha construido mi familia con esta bodega. Seguir poniendo el nombre de Labastida y de mi familia en lo más alto.

.- ¿Pesa o no pesa Rioja Alavesa en vuestras vidas?

Labastida en nuestro caso lo es todo para nosotros, y la Comarca también. Ojalá el Capitán Trueno aporte su granito de arena en Rioja Alavesa.

10 respuestas a “El Capitán Trueno se hace vino en Labastida”

  1. Aguilera dice:

    Dar la enhorabuena a Guillermo, el hijo de Fidel, y a Catalin, el segundo de Carlos en Bodegas Tierra, por este nuevo vino de nombre tan formidable.

    Pero sobre todo quiero felicitar a Carlos Fernández por su generosidad. Él dice que lo hace por egoísmo, pero lo suyo se llama empatía, amistad, nobleza. Se le han pegado los valores de aquel caballero andante llamado Capitán Trueno. Generosidad!

  2. Juana Arieta dice:

    Cuando era niña, y en la adolescencia, en los años 70… toda la familia nos intercambiábamos los cómics. Mafalda, Ásterix y Obelix, El Capitán Trueno… Qué aventuras y reflexiones! El Capitán Trueno era mi preferido.

    Si el vino está tan bueno como las aventuras de aquellos tres amigos, será increíble. Yo estoy dispuesta a comprarlo y beberlo desde ya. Zorte ona!

  3. José Manuel dice:

    Tengo la suerte de compartir casi a diario la pasión por el viñedo, el vino, Labastida, Rioja Alavesa y la TIERRA que los protagonistas de esta historia tienen. Sin gente tan buena en lo profesional y lo humano como Carlos y Fidel los sueños de gente tan grande como Guille y Cata serían más difíciles de conseguir. Todos ellos sin un gran ejemplo de lo que la comarca debe ser. Pasión por su tierra. Abrazo grande!

  4. Carlos Sánchez dice:

    Gran reportaje de un futuro al que hay que apoyar en la zona 👌

  5. Maite dice:

    Qué bonito es ver gente tan joven enamorada de su tierra y apasionada con la cultura del vino, transmitida de generación en generación.

    Mucha suerte, chicos. Os deseo lo mejor!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Recibe nuestras novedades

Newsletter

Acepto que Blog Rioja Alavesa utilice mis datos para acciones de marketing

Rioja Alavesa
Hazi
Cuadrilla de la guardia