“El Vino, prevención de numerosas enfermedades”

CARTA DE RÉPLICA del doctor Luis Bujanda enviada a la revista científica Lancet, en relación al macroestudio publicado el pasado mes de mayo que habla de la Salud y las Bebidas Alcohólicas.

El macroestudio en cuestión es el que la semana pasada abordaron diversos medios de comunicación en Euskadi, tanto en sus informaciones como en sus tertulias.

Luis-Bujanda-1

El doctor Luis Bujanda preside la Asociación Española de Gastroenterología.

A pesar del tiempo transcurrido desde que el doctor Bujanda envió la carta de réplica (cuatro meses), la revista científica Lancet se ha ido demorando en el tiempo de su publicación. Algo no habitual en Lancet, que suele actuar rápidamente en las contestaciones. El doctor Bujanda cree que el macroestudio ha generado una gran polémica, motivando una respuesta “de la comunidad científica que se les ha echado encima”, lo que explicaría esa dilación.

“Consumo moderado de vino y sus efectos en la salud. El debate continúa”.

La dieta mediterránea, es decir el consumo elevado de frutas, verduras, grasas insaturadas y carbohidratos complejos se asocia a una disminución en la incidencia de numerosas enfermedades agudas y crónicas. El vino es un componente más de la dieta mediterránea, y por lo tanto, también se ha implicado en la prevención de numerosas enfermedades.

Dr. Luis Bujanda *

Letter-ingles

ENCABEZAMIENTO de la carta enviada por Luis Bujanda a LANCET.

Es importante recordar, primero, que el alcohol y, por tanto, el vino, independientemente de la dosis, está contraindicado en pacientes con enfermedades hepáticas, pancreáticas, embarazadas, niños, conducción de vehículos, antecedentes familiares de alcoholismo u otras dependencias, alteraciones nutricionales, enfermedades psiquiátricas, etc.

Dieta-Mediterranea

SI pones “Dieta Mediterránea” en el buscador de Google, te saldrá una imagen como ésta.

En segundo lugar, recordar que el consumo excesivo de alcohol (alcoholismo) se asocia a importantes enfermedades orgánicas, trastornos psíquicos, sociales, laborales y familiares, por lo que el consumo moderado de vino no debe de ser recomendado por el riesgo de aumentar el número de consumidores excesivos de alcohol (alcohólicos).

En general, se acepta que el consumo moderado de alcohol es el que se encuentra por debajo de los 40 gramos de alcohol al día (280 g/semana) para el hombre y 24 g/día (168 g/semana) para la mujer, lo que equivale aproximadamente a 400 cc de vino de 12 grados al día en el hombre (3-4 copas al día) y a 250 cc al día en la mujer (2-3 copas al día).

Es importante recordar que el vino es una materia viva compleja que evoluciona cambiando sus propiedades y composición según diversos factores como pueden ser la edad, exposición al oxígeno, variedades de uva, tipo de fermentación, tiempo y tipo de madera donde se conservan, etc.

The-LANCET

PUBLICACIÓN relacionada con la prestigiosa revista Lancet.

El vino está compuesto fundamentalmente por agua, alcoholes (etanol, glicerol, butanodiol, etc.) y otras sustancias. Entre estas últimas se encuentran azúcares, ácidos (tartárico, láctico, acético, salicílico, etc), vitaminas, oligoelementos y polifenoles o flavonoides (resveratrol, catequinas, quercetinas, miricetina, etc). Una de las diferencias existentes entre el vino tinto y blanco es la concentración de polifenoles, así la concentración de polifenoles en el vino tinto es 6 a 20 veces superior al vino blanco.

El resveratrol es uno de los polifenoles más estudiados debido a sus efectos antioxidantes, antiinflamatorios,  o antiagregantes en el cuerpo humano.  A día de hoy se han publicado más de 6.600 trabajos científicos en el que refieren el resveratrol en su título. (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=resveratrol%5BTitle%5D)

Entre los efectos más importantes y beneficiosos del consumo moderado de vino sobre la salud están los relacionados con las enfermedades cardiovasculares.

Efecto-Saludable

DIVERSOS son los efectos favorables del vino, siempre que se beba con moderación.

En Europa las enfermedades cardiovasculares (ECV) suponen más del 50% de las causas de muerte. España es el país que menos muertes tiene por infarto de miocardio en proporción al resto de países Europeos, a pesar del gran consumo de grasas en nuestro medio. A este fenómeno se le ha llamado la “paradoja Española”, algo similar se observó en Francia (“paradoja Francesa”).

La paradoja Francesa se ha explicado durante muchos años por el alto consumo de vino que presentaba dicha población en relación a otros países Europeos con altas tasas de ECV. La mayoría de los estudios refieren una disminución del riesgo de presentar una ECV en hombres y mujeres que consumen cantidades moderadas de vino, comparados con los no bebedores.

Figura-17-ingles

“No todas la bebidas alcohólicas tienen el mismo efecto”, (Figura de LANCET).

Fig-DIECIOCHO

ESTAS dos figuras son las únicas que presenta Lancet (Mayo 2018) como documentación suplementaria. En ellas se dice precisamente que EL VINO a dosis moderadas tiene un efecto positivo en muchas circunstancias.

Entre los mecanismos que explican el papel protector del consumo moderado del vino o el alcohol están: el aumento de colesterol “bueno” (HDL), el descenso del colesterol “malo” (LDL) y  por el efecto antiagregante plaquetario. Estas acciones hacen que las arterias no se cierren por trombos en la sangre ni por “suciedad” en las paredes arteriales (arterioesclerosis). Estos mismos mecanismos hace que los pacientes que consumen de forma moderada vino tengan menos infartos cerebrales o “apoplejía” que aquellos que no consumen vino.

Paradoja-francesa

LA Paradoja Francesa, en la que el vino juega un papel importante…

Por los efectos anteriores del vino y debido a que las causas de muerte más importantes en países desarrollados son las cardiovasculares, la mayoría de los estudios observan como los consumidores moderados de vino tienen mayor expectativa de vida o viven más que los abstemios.

Por otro lado, es importante señalar que el consumo excesivo de alcohol (alcohólicos) se asocia a un incremento importante en la mortalidad. Entre las causas más frecuentes de muerte en los consumidores excesivos de alcohol están los suicidios, homicidios, accidentes, y enfermedades como cirrosis, cáncer de vías respiratorias altas o digestivas, etc.

Otro efecto beneficioso muy importante del consumo moderado de vino es la disminución de enfermedades degenerativas del sistema nervioso como el Alzheimer. La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad degenerativa del sistema nervioso, de causa desconocida, que se caracteriza por un cuadro de demencia progresiva (deterioro intelectual progresivo con pérdida de memoria, incapacidad para razonar y alteraciones en el lenguaje, principalmente).

Luis-Bujanda-2

“EL USO moderado del vino, también tendría un buen efecto sobre el Alzheimer”. 

Aproximadamente, un 14% de la población de más de 65 años de edad presenta un proceso de demencia orgánica que en el 60% de los casos corresponde a la enfermedad de Alzheimer.  Esta enfermedad se inicia a partir de los 55 ó 60 años.  Parece que los efectos antioxidantes de los componentes del vino pueden ser los responsables de esta disminución.

En estos últimos años se ha especulado sobre las propiedades antioxidantes de vino y de su efecto protector frente al cáncer. Sin embargo, los estudios epidemiológicos realizados hasta ahora lo único que han observado es que el consumo de alcohol o vino se asociaba con un aumento en el riesgo de presentar cánceres como pueden ser los de cavidad oral, faringe, esófago, estómago y de vías respiratorias altas.

La relación del consumo moderado de vino con otros tumores, como el cáncer de mama o el de colon, es más dudoso aunque el riesgo parece estar ligeramente aumentado. Se piensa que el alcohol puede favorecer el desarrollo de cánceres, sin embargo, otras sustancias presentes en el vino como los polifenoles inhibirlos o prevenirlos. En la actualidad se están realizando estudios muy prometedores que investigan los efectos de diferentes sustancias que están en el vino (resveratrol, quercetina) contra el cáncer.

Ni-siquiera-una

GRAN contestación a Lancet contra su idea indiscriminada del “ni siquiera una copa al día”.

A nivel gastrointestinal el vino aumenta la secreción ácida por lo que favorece la digestión y disminuye el riesgo de presentar infecciones gatrointestinales. Sin embargo en personas con problemas digestivos como hernia de hiato puede favorecer los ardores.

El vino puede aumentar los dolores de cabeza y la tensión arterial, por lo que a las personas con cefaleas e hipertensión debe prohibirse.

Durante los últimos años existe una gran polémica sobre cual es la bebida alcohólica que mayores efectos beneficiosos tienen en la salud a dosis moderada, el vino, la cerveza o los licores en general. Esta polémica está superada y en líneas generales, se observa cómo…

Joven-Copa-Wine

EL DR. Bujanda destaca el perfil beneficioso que tiene el vino en la salud (a dosis moderadas)

… el vino tiene un perfil global beneficioso en la salud a dosis moderadas.

Actualmente es impensable que se pueda publicar un estudio epidemiológico como el referido, en una revista de gran prestigio en el que no se diferencie consumos de alcohol en función del tipo de bebida

(https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(18)30134-X/fulltext).

Únicamente en la información suplementaria del artículo recientemente publicado por Lancet se añaden dos figuras en la documentación suplementaria en las que se observa cómo el efecto es diferente según el tipo de bebida alcohólica (figuras17 y 18) y claramente favorable al consumo de vino (https://www.thelancet.com/cms/10.1016/S0140-6736(18)30134-X/attachment/5b9e9977-5741-4caf-9ab1-ab873eef63fc/mmc1.pdf).

Revistas-medicas

LA prensa anglosajona informa tres veces más que la europea de asuntos médicos

El artículo de Lancet ha sido contestado por mí mismo al editor de la revista y aún no he recibido respuesta alguna. La gran diferencia que existe entre las tres es la diferente concentración de polifenoles. El número de polifenoles (más de 300 en el vino) y la concentración de polifenoles son mayores en el vino que en la cerveza. La mayoría de los efectos beneficiosos son debidos a los efectos antioxidantes de los polifenoles.

EN RESUMEN: podemos decir que el consumo moderado de vino no debe de prohibirse en personas que lo estén tomando, siempre y cuando no existan contraindicaciones.

El consumo moderado de vino tampoco se debe recomendar como efecto beneficioso para la salud debido al riesgo de que aparezcan consumidores excesivos (alcohólicos) y todos sus problemas. En aquellos sujetos con un consumo excesivo se debe prohibir.

 

*Profesor Titular de Medicina en la Universidad del País Vasco (UPV-EHU). Especialista de Aparato Digestivo. Presidente de la Asociación Española de Gastroenterología

4 Comentarios

  1. Leer al doctor Bujanda, felicitarle, y luego que cada cual… decida lo mejor.

    Zorionak!!!

    04-Sep-18 · 9:32 am | Permalink
  2. Blog Rioja Alavesa

    Hemos estado buscando un artículo así durante cinco días! Eskerrik asko, Kepa. La buena información es fundamental, imprescindible, es rigor y credibilidad. Zorionak, Dr. Luis Bujanda!

    Saludos cordiales… eta Osasuna!

    04-Sep-18 · 9:35 am | Permalink
  3. José Ángel Chasco

    Esclarecedor artículo del doctor Luis Bujanda. Es de aplaudir, cómo de forma sencilla pero rigurosa, desgrana las virtudes del consumo moderado del vino con datos y argumentos.

    Luis matiza y pone los puntos sobres las íes. El vino es un alimento natural medicinal, cuyo consumo moderado posee muchos efectos positivos sobre la salud: aumento del buen colesterol y descenso del malo, disminución de los infartos cerebrales, protector contra el cáncer, favorece la digestión y aumenta la longevidad de la vida a los consumidores moderados sobre los abstemios.

    En la villa de Moreda, de donde es natural Luis Bujanda, cuentan la anécdota de un vecino que, teniendo problemas de salud, acudió hace medio siglo al médico. Éste para curarle le aconsejó que bebiese el vino con regla. El moredano se tomó la recomendación del doctor al pie de la letra y acabó bebiendo el vino a través de una regla de madera de la escuela. El método fue muy eficaz. Siguiendo esta práctica sanó.

    Bebamos y disfrutemos el vino con “regla” y moderación que, siendo bueno para la salud, da placer al cuerpo y al espíritu.

    04-Sep-18 · 10:49 am | Permalink
  4. Blog Rioja Alavesa

    Ja, ja, ja. Muy buena la anécdota, y tus conclusiones a la misma. Muchas gracias, José Ángel. Leerte es un placer añadido.

    Saludos cordiales.

    04-Sep-18 · 11:11 am | Permalink

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos marcados son obligatorios *
*
*

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL