Bargota o el arte de las cosas sencillas

Viaje a la Sonsierra Navarra (y II)

Vamos camino de Bargota, a la contra de algunos peregrinos que a esta hora de la tarde, las 15:30h., caminan hacia Viana, donde seguro pasarán la noche.

La alcaldesa de Bargota, Gurutze Merino Diaz de Zerio, nos dice que vayamos tranquilos, que nos están esperando “sentados al aire libre, en torno a una mesa”, a la entrada del pueblo.

el arte de las cosas sencillas

LA PAZ de las ovejas se adentra en el alma de los viajeros que van sin prisa.

La tarde es espléndida. En las inmediaciones de Bargota encontramos un rebaño de ovejas sin pastor. Una ermita solitaria. Un corro de viñas pequeñas sin viticultores. Detengo el vehículo para tomarle el pulso a esta villa. Desde la cercana lejanía Bargota pareciera que no tiene poeta que le escriba, ni brujo vivo que le encante.

Puede que sea la hora de la siesta y Bargota esté soñando con llenar sus calles de vida, la que tuvo antaño. Al fondo se ve la torre de la iglesia y un sinfín de tejados que la amparan y rezan, cobijando la vida que va quedando en los pueblos que se deshabitan.

Las golondrinas con sus mil piruetas, dibujan sueños en el aire.

el arte de las cosas sencillas

CUAL si fuera una montaña, la torre de la iglesia sobresale en la lejanía de Bargota.

Aún hay mucha vida en Bargota, donde están empadronados 262 vecin@s. Sin embargo, pesa mucho la ausencia de los que se han ido a vivir más cerca de las ciudades. “En 1950 llegamos a ser 700 vecinos y vecinas, en el 2000 fuimos 381, y ahora somos sólo 262, y claro…”.

Es curioso, porque -según nos dicen- la gente del pueblo está mejor que nunca… pero. Ese “pero” pesa mucho en Bargota. Mucho.

Todos podemos ‘morir’ de olvido, que este es un lamento que escucho en Bargota. Si la vida nos deshabita, así lo haremos, aunque sigamos respirando. Tal es de grande ese “pero”, que Bargota me recuerda aquel hermoso poema de Ángel González, titulado “Muerte en el olvido”.

el arte de las cosas sencillas

BARGOTA vive abrazado entre montañas, tan hermosamente.

“…existo / porque tú me imaginas. / Soy alto porque tú me crees / alto, y limpio porque tú me miras / con buenos ojos, / con mirada limpia. / Tu pensamiento me hace / inteligente, y en tu sencilla / ternura, yo soy también sencillo / y bondadoso.

Pero si tú me olvidas
quedaré muerto sin que nadie
lo sepa.

Esta tarde de primavera el Blog recogerá testimonios vivos de Bargota. Imaginaremos la vida del Brujo que vivió en este pueblo hace 500 años. Bargota será limpia, inteligente –de hecho, lo es-. Sencilla y bondadosa. Y todos aquellos que lo lean –ahora o dentro de un tiempo- lo sabrán con certeza.

el arte de las cosas sencillas

TRES interlocutores en Bargota: el concejal, la alcaldesa y el bodeguero e historiador.

Cuando le cuento a mi amigo Miguel Larreina, colaborador de este Blog, que haré con Bargota una crónica de viajes a la Sonsierra Navarra, me pide que incluya dos datos importantes:

El “estrechísimo Valle” que constituye la jurisdicción de Bargota lo expresaron los vascos fundadores hace mil años con un topónimo netamente euskeriko “Ibar-gutia” (valle estrecho), como lo hicieron con otros topónimos valiosos como Biurco (de “Ibi urko” o vado del agua).

el arte de las cosas sencillas

EL topónimo euskeriko “Ibar-gutia” (valle estrecho) explica bien la situación de Bargota. 

El panorama agrícola de Bargota mejoró radicalmente cuando en 1991 -por iniciativa del Consejero Vasco de Agricultura, el navarro José Manuel Goicoetxea, con el apoyo de Rioja Alavesa– el pequeño viñedo de Bargota y Aras entraron en la DO Rioja.

“Hoy ese viñedo ha crecido hasta las 400 hectáreas y supone una garantía de supervivencia de unos pueblos que iban hacia su despoblamiento total”, apostilla finalmente Miguel.

el arte de las cosas sencillas

VIÑAS en las laderas cercanas a la villa navarra, que reúne 400 hectáreas en total

A la entrada del pueblo, en esta primavera de 2018, tal como me habían dicho, están esperándonos la alcaldesa de Bargota, Gurutze Merino Diaz de Zerio; el concejal de Agricultura y Medio Ambiente, Luis de Miguel; y el bodeguero e historiador, Fernando Llorens García, cuya bodega se llama precisamente Biurko (Biurko Gorri).

Han traído datos, cifras, estadísticas, la historia del Brujo, sus leyendas, un artículo sobre los 200 años de su emancipación de la ciudad de Viana, un díptico que presenta a Bargota como “un pueblo entre bodegas” y un librito explicando la fuerza que tuvieron en su tiempo las cooperativas agrícolas.

el arte de las cosas sencillas

PASTOR de Bargota , en una comarca donde los pastores han vivido más de 6000 años.

Sentados a la entrada de Bargota, en torno a una mesa, comienza Luis de Miguel, el concejal de Agricultura del Ayuntamiento, asegurando que cuentan con 4oo hectáreas de viñedo (los datos oficiales que ofrece la DO son 385 has de tinto más 21 has de blanco).

el arte de las cosas sencillas

LUIS de Miguel, Gurutze Merino y Fernando Llorens, bajo el cartel del Bicentenario.

El bodeguero Fernando Llorens García, enólogo de la bodega Biurko Gorri, es licenciado en historia. “Nuestra familia tiene 30 hectáreas de viñedo, en las que hacemos cultivo ecológico. Uno de mis hermanos llevaba las viñas con mi padre, hasta que mi padre lo dejó. Entonces se incorporó al campo otro hermano. Y entre dos hermanos y una hermana elaboramos el vino”.

Un vino, el Biurko Gorri, del que salen al mercado 200.000 botellas al año.

“Este año ha bajado la producción. Aquí no nos afectó la helada, sino la sequía. Han sido dos años de sequía, la del 2016 y la del 2017. Y se notó”.

Según me dicen –luego visitaremos algunas- todas las casas antiguas albergaban en los sótanos una bodega. Y mil historias. Sobre el sótano, en la primera planta tenían la zona donde estaba el lago, que la uva se echaba por una ventana.

el arte de las cosas sencillas

EL bodeguero junto a dos ‘pinturas’ de su bodega, en una de ellas puede verse Bargota. 

“Habrá en los sótanos de Bargota un total de 55 bodegas que nosotros llamamos bodegas de cañón, asimilando al románico”, concluye Fernando.

La alcaldesa cuenta cómo el 18 de julio de 2018 celebrarán en Bargota el Día de Bodegas– “Ese día enseñamos cuatro bodegas antiguas”.

En esta primera explicación, sale de pasada –tan de pasada que la grabadora no ha llegado a grabarlo bien- algo así como “la casa del brujo”. Pero luego volveremos sobre esto.

Estampa-Bargot

ESTAMPA de uno de los rincones de la villa navarra.

.- ¿Qué tiene el vino, el real y el de las leyendas de Bargota, cuál es su magia?

Dice Gurutze que su aita no elaboró nunca vino, ni lo bebió ni lo cató siquiera. Y sin embargo “la viña era su obsesión”. Fue presidente de la Cooperativa, “y tengo que decir que mi padre fue un agricultor que amaba profundamente la tierra”.

Calle-Mayor

CALLE MAYOR / KALE NAGUSIA de la villa de Bargota.

El concejal de agricultura, Luis de Miguel, asegura que “si preguntamos cuál es la música buena, alguien dirá que la música clásica. El vino es un producto con miles de años, el vino se consagra en la misa, y en estos últimos tiempos han quedado claras sus virtudes para el cuerpo y el espíritu humano”.

Luis da testimonio de la importancia que tienen las distintas fiestas en Bargota, lo que corrobora su alcaldesa asintiendo con la cabeza. “En el primer año de las visitas a las bodegas se apuntaron 160 personas, y dijimos que estaba muy bien, pero es que cada año se apuntan más de 200. Ponemos pintxos y se da una copa de vino en un gran ambiente”.

Gurutze refuerza el ambiente festivo que reivindicaba Luis. “También organizamos el Día de la Brujería, porque el Brujo de Bargota era todo un personaje del siglo XV… Y tenemos su casa reformada!”

Ha sido citar al Brujo de Bargota y se ha incendiado la tertulia.

el arte de las cosas sencillas

EL BRUJO, Juan de Bargota, tiene estatua, y un día de Fiesta a él dedicado. 

“El Brujo de Bargota curaba enfermedades, como curandero que era, y estaba relacionado con la magia -tercia el licenciado en Historia-. En Bargota se han contado oralmente un montón de anécdotas y leyendas sobre él, de padres a hijos”.

“Lo cierto es que nació en Bargota hacia 1460 y murió en 1520 y tantos… Esa tradición oral la recogió un cura de Aguilar, que publicó un libro”.

El sacerdote al parecer cambió en su escrito al Brujo de siglo, a la vez que se inventaron muchas cosas, creándose toda una leyenda. También recogió anécdotas que parecen ciertas. Fernando Llorens estuvo documentándose hace 30 años “y comprobamos que no era de la época de “las brujas de Zugarramurdi”, que eso fue un siglo más tarde”.

Fachada-1

REJA en una de las fachadas de un casa, en Bargota.

Se llamaba Juan de Bargota (Johanes para otr@s). El apellido no era Bargota, pero así se le nombra. Un asesor de Carlos V se refiere a él en una de sus cartas –según nos cuenta Fernando-. El asesor estuvo visitando en Viana la tumba de César Borgia a principios del XVI.

En su escrito dice haberle enviado “una carta a Juan de Bargota, famoso nigromántico”, para ver si otra misiva que había recibido estaba encantada, porque no se entendía nada. No se sabía “si eran letras o excrementos de pájaro”.

“Esa carta era de 1523 y habla del Brujo. Así que existir existía. Hay un cura que estaba a las órdenes del Obispo de Calahorra, que cita a ‘un nigromante que curaba enfermedades desconocidas’. Nuestro brujo sería un buen curandero”, concluye Fernando.

el arte de las cosas sencillas

TIENE Bargota un aire mágico y brujo, de leyenda, que corona tejados de luna y estrellas.

Relata la alcaldesa Gurutze, con cara de niña grande, que de pequeños les contaron que “el brujo se quitaba a la noche la cabeza para dormir, je je, y que hizo la casa en un día, o en una noche, que para los niños es muy bonito porque espolea la imaginación. Era un personaje lúdico”.

Añade Fernando que lo terrible de todo esto fue el invento de los teólogos más reaccionarios de la Iglesia, durante la Inquisición, que llevaron a muchas mujeres, calificadas de brujas, a la hoguera. Juan de Bargota tuvo suerte, porque vivió en una época donde sus “brujerías” no eran perseguidas. Él vivió siempre en el reino de Navarra, donde la Inquisición no actuó.

cristo-bargot

JESUCRISTO crucificado, a la entrada de la iglesia.

Cielo-Bargot

CIELO de Bargota a través de las verjas de la iglesia.

.- ¿Qué es hoy lo más hermoso de Bargota?

“Bargota –contesta Fernando Llorens- es un pueblo que ha evolucionado muy bien, con un ambiente conciliador, de vida muy libre. Y que las Elecciones a su Ayuntamiento se hacen de una manera muy especial”.

el arte de las cosas sencillas

SIN presentarse a las Elecciones, el pueblo votó y designó a su Alcaldesa.

Entre los tres cuentan que “en Bargota no se presenta nadie a concejal, y todo el mundo vota a quien le parece. Llevamos 20 años en los que no se presenta nadie en grupos políticos. El Ayuntamiento convoca Elecciones, y todas las personas aquí empadronadas son potenciales concejales”.

Al final se vota a quien lo va a hacer mejor, aunque no se haya presentado a las Elecciones. Se vota a quien va a mirar más por el pueblo y tiene capacidad para administrar y llevar a Bargota a buen puerto. Se vota a las personas, no a los partidos. Al final tenemos siete concejales, y como alcalde o alcaldesa se elige a quien más votos tiene”.

.- ¿Qué tipo de relación mantenéis con Rioja Alavesa?

La vida de este pueblo (contesta la alcaldesa) mejoró mucho económicamente hablando desde que entramos a formar parte de la DO Rioja, hace ya unos 30 años. Con los otros 12 pueblos -de aquí a Los Arcos- estamos en un servicio social de base.  Al final la uva de esas cientos de hectáreas se venden por un buen precio a Faustino, a Coto, y a otras bodegas de Rioja y Rioja Alavesa.

Ya antes de entrar en el DO vendíamos la uva a Logroño y a Euskadi. Luego, cuando han cogido más fuerza las bodegas, se las vendemos a Faustino, a Coto y a Martínez Bujanda.

UNA parte importante de las uvas de Bargota las compra Martínez Bujanda, de Oion.

.- ¿Cuál es la inquietud número uno de Bargota?

Estoy preocupada porque está descendiendo la población –comienza diciendo la alcaldesa-. Como no le demos vida, el pueblo se nos va a ir muriendo poco a poco. Viene mucha gente a las piscinas, vienen a fiestas puntuales… Pero en invierno durante 6 u 8 meses no hay vida apenas. Con el censo que tenemos las ayudas que nos dan no son suficientes para arreglar un montón de cosas.

“Aquí hay agricultores que tienen entre 30 y 50 hectáreas de viñedo, pero el problema no es que no haya riqueza, que la hay –estima el concejal Luis de Miguel-. El problema es que no se crean puestos de trabajo para los jóvenes de aquí. Eso es lo grave”.

el arte de las cosas sencillas

LA palabra BODEGA en una de las casas de la villa.

“Económicamente la gente que vive en Bargota tiene una buena posición económica –prosigue Luis-, pero nos puede pasar como en el Titanic: que se estaba hundiendo el barco mientras la música se seguía tocando. Las piscinas, el verano, la fiesta del brujo, sí, todo fantástico, pero realmente se está hundiendo la zona”.

“Ninguno de los peones que vienen aquí a trabajar en las viñas es del pueblo –retoma la palabra la alcaldesa Gurutze-. Todos son extranjeros. Ahora mismo hemos sacado una convocatoria para coger a alguien para las piscinas, y no hay nadie apuntado al desempleo. Y lo mismo para una plaza de ayudante de Alguacil, que no se ha presentado nadie de Bargota”.

El licenciado en Historia, y bodeguero, Fernando no cree que Bargota se esté muriendo.

Casona-1

CASONAS de Bargota, que si pudieran hablar… la vida y la historia que albergan.

Cason- 2

CASONA situada por debajo de la iglesia.

Casa-Linterna

LE llaman la casa-linterna, pues al anochecer se ve su luz, como si fuera un faro.

Casa-Laburu

EN el corazón de la Villa también hay casas reconstruidas, como ésta de Ventura y Begoña.

“Este pueblo tiene construido todo lo que le hace falta y está bien equipado. Sí, es cierto que el pueblo va a menos en habitantes. Pero los habitantes de Bargota están mejor que nunca. Para qué construir casas, si la mitad están vacías. Lo que haría falta es que la gente de Bargota quisiera trabajar en el campo”.

“El año pasado se prejubiló uno de los que trabajaban en mi bodega –cuenta Fernando-. Pues bien, hemos tenido que ir a Logroño para contratar a un trabajador, porque aquí no había nadie. Los que trabajan en el campo van a tener en su mayoría que coger a dos personas por familia, y todos esos trabajadores serán de fuera”.

.- El problema –pensamos todos- es ¿por qué no se queda la gente joven a vivir en Bargota?

Dice Luis que el presupuesto del Ayuntamiento es de 340.000 euros al año. “Si divides el presupuesto entre el número de habitantes parece que el pueblo se ha enriquecido, pero un pueblo que no crece al final no se enriquece. No se enriquece… y se apaga”.

el arte de las cosas sencillas

HOMENAJE a la Mujer Rural, casi como si fuera un templo.

Hace un rato que Luis se tiene que marchar a un compromiso. Así que les pido que nos levantemos de la mesa y saquemos un par de fotografías.

Pero nos quedamos unos minutos de pie. Luis me cuenta en un santiamén –que ya lo hizo en un artículo escrito-, que “en el pueblo, hace 500 años, se celebraban akelarres en El Salobre –el actual Embalse de las Cañas-, donde parece que entraban en trance, ayudados por el tinto de Bargota, ya famoso en aquel tiempo”.

Como si el Brujo de Bargota nos hubiera puesto una copa de vino en la mano, ellos tres lanzan al viento –como en una plegaria- un brindis por el futuro que sueñan.

“Quisiera que se potencie la economía rural –pide Luis-, que va a ser la que consiga que los jóvenes se queden. Brindo porque haya más unión entre los pueblos cercanos para algunos servicios, como la educación Primaria”.

Vina-Bonita

VIÑA en vaso, a mitad de camino entre Bargota y Viana.

“De cara al futuro, sólo quiero que la gente joven ame este pueblo, y se queden a vivir en él”, dice Fernando.

“Ay –suspira Gurutze-. A mí también me gustaría que la gente se censara, consiga trabajo aquí o en los alrededores, y se compre una casa en Bargota (que hay unas cuantas en venta). Sí, que se fomente la actividad y la vida de todo tipo”.

Hacemos las fotos y Luis se va. Ahí comienza un periplo por el pueblo, que es mucho más grande de lo que parece. Nunca me habían enseñado con detalle un pueblo entero. Con sus casas señoriales –algunas de ellas abandonadas, otras a la venta-, con su iglesia, su Casa Consistorial, sus bodegas antiguas, sus calles con nombres en euskera y castellano, su piscina, las casas nuevas; dos estatuas: una dedicada al brujo, otra a las mujeres rurales, y una bodega nueva en lo alto de la colina.

Ext-Bodega

BODEGA familiar de los Llorens, que elaboran vino ‘Biurko Gorri’ para 200.000 botellas.

Antes de irnos de Bargota, un señor mayor, parte de la historia viva de esta villa, se me acercará y me dirá con dulzura que me invita a un tinto de Bargota. O a un blanco. Yo le contestaré con la misma dulzura que muchas gracias, que otra vez será. En su mirada he visto la auténtica brujería de Bargota: pura amabilidad y concordia.

“…Existo / porque tú me imaginas. / … Pero si tú me olvidas / quedaré muerto sin que nadie / lo sepa”. Bargota es sencilla y bondadosa. Y todos aquellos que lo lean –ahora o dentro de un tiempo- lo sabrán con certeza.

 

18 Comentarios

  1. Ana

    Un artículo muy bonito. Muchas gracias desde Bargota.

    10-May-18 · 9:22 pm | Permalink
  2. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Ana. Salud y Saludos para esa gran villa.

    10-May-18 · 9:33 pm | Permalink
  3. Kepa Urdangarin

    Como diría mi ama: “Qué gozada de artículo, por favor”. Y yo no tengo más que añadir.

    Zorionak!!

    10-May-18 · 10:55 pm | Permalink
  4. Blog Rioja Alavesa

    Eskerrik asko, Kepa. Un abrazo para tu ama y otro para ti, por favor.

    10-May-18 · 10:56 pm | Permalink
  5. Evs

    Nuestras raices, nuestra cultura, un pueblo con historia nunca muere a pesar de los tiempos, porque la historia de sus gentes vivida con pasión llevará a través de los tiempos su historia de la mano de Johanes, que no Juan, y de sus tierras fértiles para siempre jamás.

    10-May-18 · 10:59 pm | Permalink
  6. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Eva (¿sí?), por tus palabras y tu pasión. Si hablamos de Juan de Bargota, es porque la alcaldesa Gurutze Merino Diaz de Zerio, el concejal Luis de Miguel y el licenciado en Historia, Fernando Llorens García, así nos lo han presentado. Pero Johanes es perfecto. Saludos cordiales.

    10-May-18 · 11:08 pm | Permalink
  7. Arene Amezaga

    He sentido un escalofrío cuando tras leer el intenso reportaje, en la parte final se dice: “En su mirada he visto la auténtica brujería de Bargota: pura amabilidad y concordia.“. He sentido el sortilegio de las palabras, las que embrujan el alma (vosotros me entendéis ¿verdad?)

    Un placer!

    10-May-18 · 11:03 pm | Permalink
  8. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Arene. Eres muy considerada con tus palabras. Y claro que te entendemos. Un sortilegio de Saludos!

    10-May-18 · 11:11 pm | Permalink
  9. Miguel Larreina

    Me ha gustado mucho el análisis de la problemática demográfica que hacen los tres bargotarras. Es un avance de lo que va a pasar en breve en muchos pueblos de Rioja Alavesa: ricos pero vacíos

    11-May-18 · 7:00 am | Permalink
  10. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Miguel, por tu aportación al artículo y por tu comentario. Saludos cordiales.

    11-May-18 · 7:23 am | Permalink
  11. Me encantó el artículo. Allí vive mi prima Maribel de Miguel, a quien quiero mucho. 😘

    11-May-18 · 11:35 am | Permalink
  12. Blog Rioja Alavesa

    Gracias, Marta. Saludos para ambas, Maribel incluida.

    11-May-18 · 1:03 pm | Permalink
  13. Karmele

    Qué bonito artículo de principio a fin. Me parece un pueblo muy inspirador, Bargota, como mágico. Su gente se ve estupenda también. Vaya fotos. Y vaya paz. Espero que el brujo haga bien su labor y no sumerja a un pueblo tan maravilloso en una soledad algo fría. En el olvido será imposible porque ya está en la mente de hasta los que ni lo conocemos.

    Ay..qué maravilloso tiene que ser eso de que un pueblo te espere sin prisa con una mesa a las puertas.

    11-May-18 · 5:47 pm | Permalink
  14. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Karmele. Sin prisa, con pasión defensora por su pueblo, su historia, sus viñas, su futuro. El grito silencioso de Bargota tiene mucho que ver con lo que nos sucede a los humanos, en el caso de que cada uno de nosotros somos un pueblo que va, como en la película de Fellini. Que no deje de sonar la música, quién sabe si el Titanic se hundirá en esta ocasión.

    Que nunca nos falte ese tipo de brujería que tiene que ver con la amabilidad y la concordia. Sin ella, seguro que nos hundiremos.

    Saludos cordiales.

    11-May-18 · 9:46 pm | Permalink
  15. Javier

    Un bonito reportaje. Me ha encantado.

    11-May-18 · 11:16 pm | Permalink
  16. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Javier Merino. Saludos cordiales.

    12-May-18 · 7:53 am | Permalink
  17. Carlos

    A la vez que pequeñas, qué cosas tan Grandes tenemos a la puerta de casa! Gran reportaje, gracias por enseñarnos nuestra tierra.

    12-May-18 · 8:00 pm | Permalink
  18. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, por tus palabras, Carlos Fernández. Gracias por las viñas y la tierra que tú me has enseñado. Saludos.

    12-May-18 · 8:12 pm | Permalink

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos marcados son obligatorios *
*
*

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL