Tal vez soñar, dijo Shakespeare

El día que inauguró “Viñas Leizaola”, el bodeguero Etienne Cordonnier Leizaola, pronunció ante sus invitados la siguiente frase: “He cultivado el sueño de emprender en el país de origen”. Ocho meses después, el Blog ha querido saber lo que esa expresión encierra, lo que esas palabras ya estaban contando.

Viñas Leizaola

ETIENNE Cordonnier Leizaola, en su bodega de Laguardia.

¡Quién no tiene un sueño, quién no anhela cultivarlo! ¡Quién no tiene un paraíso íntimo y secreto donde vivir en armonía, donde ser útil, donde ser más auténtico!

Donde intentar Ser con mayúscula. Un lugar anhelado e intransferible. Un territorio que responda a una manera de sentir.

En la primera parte de esta conversación nos quedamos suspendidos de una afirmación de Etienne, cuando aseguraba haber comprado “con el corazón” las viñas de Laguardia que circundan su bodega.

El Universo en una copa de vino (y II).

Viñas Leizaola

ETIENNE en la balconada de su bodega, que se asoma a las viñas y la Sierra.

“Estoy en Rioja Alavesa por mis raíces vascas”

.- Así que en Rioja Alavesa has comprado las viñas “con el corazón”, ¡eh!

Esto lo he hecho por mis raíces vascas, por mi aitona. De pequeño estuve con él, y luego de vacaciones venía a Zarautz. Entonces me encantaba Gipuzkoa, sus montes, su mar. Me hacía ilusión pensar que algún día invertiría aquí.

Con el tiempo, llegué a pensar en comprar bosques en Gipuzkoa, hacer sidra, o plantar kiwis… hasta que surgió lo del vino, un mundo que en parte ya conocía.

.- ¿Qué recuerdas de tu aitona, el lehendakari Leizaola?

Recuerdo su gran cultura, su sabiduría, su capacidad de reflexión… Fue un intelectual con una visión muy asentada de las cosas.

.- Le conociste cuando él aún estaba en el exilio.

Viñas Leizaola

EL LEHENDAKARI Leizaola con su nieto Etienne, en el aeropuerto parisino de Orly.

Estuve con él, siendo niño, en el aeropuerto parisino de Orly, cuando a finales de 1979 retornó del exilio con destino a Euskadi, tras la aprobación del Estatuto de Gernika. Luego pasamos con él las vacaciones durante varios años en Zarautz, en el mes de julio. También vino varias veces a Burdeos y a Bruselas.

Viñas Leizaola

SOL de invierno a primera hora de la mañana en Laguardia. Al fondo, el pico de Lapoblación.

Toda conversación es, en cierta medida, una sorpresa. Por no hablar de un cúmulo de ellas. Nos conformamos con una, pero a veces llegan en tropel. Cada pregunta aspira a desvelar un mundo, una parcela, un recodo del camino, el renque vital de cada entrevistado.

Lo que yo no sabía aquella mañana es que, dejándonos llevar por la conversación, terminaría hablando por teléfono con Arantza Leizaola, la madre de Etienne, la hija del lehendakari Leizaola. Una comunicación telefónica entre Rioja Alavesa y Bruselas, donde ella se encontraba.

Esa fue, entre otras, la sorpresa de la mañana. Pero no desvelemos aún esas pocas palabras que pronunciamos Arantza y yo, grabadas en mi memoria.

Viñas Leizaola

MIENTRAS hablamos, el vino duerme tranquillo en las barricas.

.- Etienne, ¿siempre tuviste claro que el nombre de la bodega sería “Viñas Leizaola” en homenaje a tu aitona, el aita de tu amatxu?

Mi primer apellido es Cordonnier, y Leizaola es el segundo. Pero estando en Rioja Alavesa, no voy a llamar a mi bodega Cordonnier. Tengo además el orgullo de mi segundo apellido, Leizaola, el primer apellido de mi madre.

.- El día de la inauguración de la bodega, en julio de 2018, hablaste poco de tu aitona. Solo dijiste: “Por parte de mi madre, con raíces fuertes de Euskadi, he cultivado el sueño de emprender en el país de origen”.

De mi aitona habló, y muy bien, el Lehendakari Urkullu. Así que él ya hizo esa labor. Yo no hago política. Tengo mucho respeto y me gusta mucho lo que ha hecho mi aitona, pero aquí estoy en una empresa y mi papel es elaborar vino, no hacer política.

Viñas Leizaola

EN la Sala de Catas, con una copa de su vino El Sacramento.

.- ¿Cuándo tuviste claro que la bodega llevaría el nombre Leizaola?

Fui al notario a inscribir la bodega, y me preguntó “¿cómo se va a llamar la empresa?”. Le pedí que me dejara un día para pensarlo. Entonces me di cuenta que estoy aquí por mis raíces vascas. Así que de manera muy natural decidí ponerle el apellido de mi aitona, que es el de mi madre y el mío.

.- ¿Qué has encontrado en Rioja Alavesa en estos años?

Gracias a Jesús Velilla me he metido mucho en el mundo de los viticultores. Aquí hay muchos minifundios, y cada cual tiene su micro empresa, y vende sus uvas. Los trato más por Jesús, y porque ellos están en el bar y los ves cuando vas a tomar un café. Son muy buena gente… y como yo lo que quería era comprar parcelas, ellos me han ayudado.

Viñas Leizaola

ETIENNE y Jesús Velilla con sombreros de paja en los viñedos.

He conocido gente muy acogedora y con mucho sentido del humor. Entre 2011 y 2016 viajaba a Rioja Alavesa una vez al mes para quedarme aquí dos o tres días. Pero desde hace dos años estoy viviendo aquí permanentemente.

Ahora que estoy aquí, estoy haciendo amigos con los padres de la escuela, o del pueblo.

.- Tu hija es pequeña.

Tengo una hija de 11 años que va a la escuela a Logroño, que está a 15 minutos.

“Grandes vinos son los que le hablan a tu mente”

Viñas Leizaola

Con el corcho de una botella que acababa de abrir.

.- Paseando por las viñas me has hablado de “vinos grandes”. ¿Cuándo son “grandes”?

Hay “buenos vinos”. Y luego están “los grandes”, los que te llaman la atención, los que le hablan a tu mente, los que te evocan cosas, los que tienen personalidad.

Me he preocupado mucho del suelo, porque para hacer vinos grandes la viña tiene que estar feliz, y hay entornos que son mejores que otros, el nivel nutricional del subsuelo, qué equilibrios posee, cómo manejar el cultivo para que la viña no sufra de la climatología específica que tiene cada añada…

.- ¿Quién te ayuda en todo esto?

Un ingeniero francés, experto en suelos, que habla de la viña como un médico habla a sus pacientes. “Tienen que comer bien” “Hay que cuidarlas para que estén sanas”. Es un trabajo de observación.

Viñas Leizaola

HERMOSA imagen de una viña con chozo, con Etienne y Jesús en los renques.

.- ¿Te ha cambiado tu manera de pensar, casi de sentir, estos años que llevas en Rioja Alavesa?

Soy el mismo, me gusta trabajar, tomar decisiones rápidas… No he cambiado en ese sentido, pero mi visión y mi relación con la Naturaleza es otro.

.- ¿De qué manera sientes Rioja Alavesa?

Primero la veo como una zona de gran calidad, como una zona única. Hay pocas zonas vitícolas en el mundo como ésta, que se da en una frontera climatológica y geológica. Eso lo tiene Rioja Alavesa y quizá alguna zona más.

Con estas características se pueden hacer vinos que envejecen bien durante cuarenta años o más. Eso ya es algo muy exclusivo.

Viñas Leizaola

A RAS de tierra, las viñas parecen más grandes que la Sierra de Toloño.

.- ¿Qué más tiene Rioja Alavesa?

Siglos y siglos de viticultura, dedicada especialmente a la viña.

.- ¿Es importante para ti que este paraíso del vino se encuentre en Euskadi?

He venido aquí porque de niño ya venía al País Vasco y quería volver. No hubiera hecho esto mismo en Toscana, o en Haro. Prefiero Rioja Alavesa.

Pero luego no soy nativo de aquí, así que la gente me llama “el belga” o “el francés”, porque cada uno arrastra su historia, y en mi familia tenemos una identidad compleja. Me gusta Bélgica también, pero esto es especial.

Viñas Leizaola

.- Además del vino, ¿a qué otras cosas estás abierto?

Tengo un defecto, y es que me gusta el trabajo, aunque también me gusta andar mucho por el monte. He hecho en el pasado mucho alpinismo, así que me gusta tocar el granito, o tocar el calcáreo, subir y atravesar collados, buscar mi camino.

.- Formamos parte de una Candidatura del Paisaje Cultural del Vino y el Viñedo de La Rioja y Rioja Alavesa a Patrimonio Mundial de la UNESCO.

En Francia hay varias zonas UNESCO. Rioja Alavesa reúne requisitos para obtener ese galardón. No conozco bien los detalles, pero veo parecidos con Saint-Émilion y Borgoña.

.- ¿Qué ganará Rioja Alavesa si consigue ser Patrimonio Mundial de UNESCO?

Es un reconocimiento. Y hay que reconocer lo que aquí ha hecho tanta gente. Las medallas reconocen el trabajo que se ha hecho durante siglos. No se da una medalla para lo que vas a hacer mañana. Es un reconocimiento a nivel mundial a la Historia de la zona.

Eso traerá, si se consigue, un turismo con mayores conocimientos, con mayor cultura. Eso sería un cambio importante.

Viñas Leizaola

SU madre Arantza y su hermano con el Lehendakari, en la inauguración de la bodega. 

.- ¿Te emocionaste el día de la inauguración de la bodega?

Me gustó lo que dijo el Lehendakari Urkullu. Le invité por el aitona, inconsciente de toda la logística que eso suponía. Mi aitona era una persona muy sencilla, muy accesible. Luego vino mi madre, que está un poco delicada, y eso fue estupendo. Todo eso me emocionó.

“Insistir, insistir e insistir”

.- ¿Recuerdas alguna frase que decía tu aitona, el lehendakari Leizaola?

Él decía que había que “insistir, insistir e insistir”. Para llegar a este proyecto mío ha sido así.

Viñas Leizaola

“INSISTIR, insistir e insistir”, el lema vital del Lehendakari Leizaola. 

.- Tienes ahora 46 años. ¿En qué vas a “insistir, insistir e insistir” en las dos próximas décadas?

Jajaja. Aquí hay mucho trabajo por hacer. Estamos cambiando el cultivo a ecológico, trabajando de manera distinta los suelos, poco a poco. He terminado el camino del emprendimiento. Ahora viene la parte comercial, pero necesito diez años para acertar a nivel comercial este trabajo. Y luego… no descarto hacer otras cosas.

.- ¿Cómo cuál?

Igual lo hago aquí… Pero hay una zona en la Llana, cerca del Ebro, llena de cantos rodados, y quizá hagamos un vino de ese terroir, y quizá construya otra bodega propia para ese vino en aquel lugar. Todavía no lo he decidido.

Viñas Leizaola

ETIENNE en La Llana, en el término de Laguardia, donde no descarta construir otra bodega.

.- ¿Otra bodega?

Es que en Burdeos cada 500 metros es un chateau. Que chateau es la bodega, el viñedo y lo demás. Tengo la duda si es mejor tener en los vinos variedades de tipos de suelos para hacer una composición, o si es mejor hacer vinos de diferentes parcelas. Y eso no es tan caro.

.- En las contra etiquetas de tus botellas pone Rioja y Rioja Alavesa.

Yo quería que constara que mis vinos son de Rioja Alavesa.

Viñas Leizaola

LA LLANA, una viñedo lleno de cantos rodados, una pequeña meseta sobre el Ebro.

.- En una de las etiquetas has puesto una frase “los dichos en nos, los kochos en Dios”. ¿Qué te ha llevado a poner esa frase antigua?

A un visitante francés que recibimos, en un momento dado Jesús Velilla le dijo “el hombre propone, y Dios dispone”. El no entendía bien el castellano, pero se lo traduje al francés. Así lo puso en el traductor de Google, y apareció esta frase en castellano antiguo, asegurando que fue la primera expresión escrita de esta expresión. Esa es una expresión de gente de campo. Como el vino se llama El Sacramento, por la finca, decidí poner la frase en la etiqueta.

.- Le da a tu vino… cierta espiritualidad, teniendo en cuenta que el Sacramento pertenecía en la Edad Media a la Cofradía del Santísimo Sacramento de Laguardia.

Tampoco quiero hacer un vino de misa, jajaja.

.- Imagino que el sacerdote Antonio Mijangos está encantado con tu vino El Sacramento

Pero en Burdeos hay muchos vinos que se llaman “San Pedro”, “El Evangelio”, “Petrus” claro… porque la relación entre la Iglesia y las viñas ha sido de toda la vida.

Viñas Leizaola

“EL hombre propone, y Dios dispone”, escrito en castellano antiguo.

“Una buena botella de vino es una botella vacía”

.- ¿Dónde te gustaría llegar en el mundo del vino?

Yo tengo un terroir, nuestro trabajo es expresar ese terroir. No estaría mal que llegara a ser uno de los mejores vinos del mundo. Pero si tiene otro nivel, muy bien, lo que sea. No quiero hacer un vino caro por hacer un vino caro. Tiene que ser su precio justo, y será el mercado el que decida. Confío en el consumidor.

.- ¿Cómo se expresa la cultura belga por el vino?

Allí se compra una caja de un vino para beber una botella después de dos años, y luego se dejan las cinco botellas que quedan para beberlas dos años después. Esto no pasa aquí. Y si dentro de dos años beben otra botella y ven que el vino tiene vida, entonces guardan las cuatro botellas para dos años más tarde. Y cuando el vino está en su punto, entonces tiene cierto nivel.

Ese es el nivel del terroir que tienes, porque cuantos más años cumple el vino, mejor se expresa su ADN.

Viñas Leizaola

EN esta pequeña pizarrita se organiza una parte de la bodega.

.- Si tu vino es fantástico y emocionante, ¿crees que el mercado lo va a reconocer así?

Lo creo. Ese nivel no lo voy a poner yo. Intentaré interpretar cada parcela, y hacerlo lo mejor posible. Ya sabemos que estamos en una zona que tiene una gran capacidad. Los vinos de aquí de los años 61-64 luchan fácilmente con los grandes de Burdeos.

.- Imagina que un bodeguero de Rioja Alavesa te pregunta ¿Qué nos falta a nosotros para ser Burdeos?

Cada zona tiene su historia a nivel de organización. En Rioja Alavesa está todo organizado como en Champagne, con marcas que dominan el mercado y muchos viticultores que venden la uva. Champagne lo ha hecho así. En Burdeos es el sistema de chateau. Y allí hay un mercado especial entre los chateau y los Negociantes, lo que genera una envidia entre unos y otros, creando una inflación a nivel del mercado.

Viñas Leizaola

En Burdeos entra mucho capital de fuera, y hay mucha especulación y una gran calidad.

Aquí hay otro camino. Este mundo de marcas tiene su limitación y cuando el objetivo es combatir en el lineal del supermercado, esto es jugar en otra liga, luchando contra el vino de Chile. Yo creo que Rioja se ha metido a jugar con el mundo que no tiene el nivel de Rioja, o por lo menos no tiene el nivel de Rioja Alavesa.

.- Veo muy bien al director de empresa, se te nota que lo eres. Ahora mismo, como administrador de Viñas Leizaola ¿qué palabra define lo que haces?

No soy agricultor, porque eso es Jesús Velilla. No soy bodeguero, porque no me siento tal… A mí me gusta el vino, eso sí, y trabajo en este mundo con todo mi empeño. Yo tengo un chateau, un dominio en Laguardia. Lo importante es que te guste el vino. Una buena botella de vino es una botella vacía.

.- Muy bueno, jaja.

Viñas Leizaola

RESTOS orgánicos de tartárico, en la boca de uno de los depósitos de hormigón.

Conozco propietarios de grandes vinos que saben beber. Yo era agente en Bélgica de Jean Pierre Moueix, que es el dueño de Petrus, un negociante fantástico del mundo del vino, y a él le gusta beber, como a mí.

.- ¿Tu esposa se ha implicado en la bodega?

Ella es antropóloga. Podría estudiar por ejemplo el efecto muralla sobre la mentalidad de la gente que vive dentro de Laguardia, pero ella se ha especializado en estudios sobre África, donde vivió su infancia, en Costa de Marfil. Ahora Claire escribe sus tesis de doctorado con la universidad de Lovaina, en Bélgica.

Pero cuando recibimos a un cliente en la bodega, ella es la jefa de mesa. Por otro lado, es la primera en escuchar todas las cosas que tengo en la cabeza.

Viñas Leizaola

MIENTRAS hablamos, podemos contemplar este paisaje a través del gran ventanal.

.- ¿Tienes un planteamiento para toda la Comarca en la cabeza?

Yo apuesto por Rioja Alavesa por su importancia geológica, lo cual justifica muchas cosas. Por eso pongo en mis botellas Rioja Alavesa. Pero me parece importante que desde la Comarca pensemos en el consumidor que está en Nueva York y nunca hasta ahora ha viajado por España.

.- Un neoyorquino o neoyorquina que no sabe nada aún de Rioja Alavesa.

No sabe nada, como tampoco sabe qué hay dentro de las botellas de vino de Rioja Alavesa. Pero hay algo que se puede defender muy bien. Antes que hablar de Laguardia, o de Labastida, o de Lapuebla, hay que empezar hablando de Rioja Alavesa. Con el tiempo, poco a poco, hablaremos de los vinos de los diferentes pueblos.

Viñas Leizaola

EN el almacén de la bodega, junto a una caja de madera con sus vinos.

.- Pero sí habrá consumidores aficionados que lean y encuentren muy buena información.

Eso es verdad. Jesús Velilla vino en 2013 a Brujas a una cata y comprobó que allí la gente conocía mejor los pueblos de Rioja Alavesa que él mismo, y eso que es de Lapuebla. Son belgas que leen mucho y se enteran de los vinos que se elaboran aquí.

.- ¿Nos conocen en el mundo, Etienne?

El nombre Rioja es importante en el mundo, pero Rioja Alavesa también es importante… y más que lo va a ser.

Viñas Leizaola

ESAS CEPAS “infinitas” de La Llana, llenas de piedras pulidas, son difíciles de olvidar.

Concluimos la entrevista con esa esperanza de Etienne en Rioja Alavesa, con la certidumbre de quien sabe que su trabajo tiene sentido. Nos queda por visitar La Llana. Así que montamos en su coche, y de camino le comento que me gustaría publicar una fotografía en la que se le vea de niño con su aitona Leizaola.

Es entonces cuando llama por teléfono, primero a su hermano, después a su madre. Es aquí donde surgió la sorpresa. Desde el vehículo todoterreno, entre viñedos pedregosos, bailando en la orillas de las fincas, con la Sierra a mi izquierda, Etienne me presenta a Arantza Leizaola.

Viñas Leizaola

ARANTZA LEIZAOLA saluda al Lehendakari en presencia de sus dos hijos y su nuera Claire.

.- Encantado de saludarla, Arantza.

Igualmente.

.- ¿Cómo vivió el pasado mes de julio la inauguración de la bodega “Viñas Leizaola”?

Bueno -contesta con una voz delicada-, fue muy bonito, con las palabras del Lehendakari Iñigo Urkullu.

.- ¿Qué le parece que su hijo Etienne haya creado esta bodega en Euskadi?

Le diré que me agrada mucho que lo haya hecho. Ha sido una sorpresa. Un hermosa sorpresa.

10 Comentarios

  1. Jon Mancisidor

    Por muchas razones es un gran texto, una formidable entrevista. Las imágenes son estupendas, también.

    Y el proyecto de Etienne es enorme. Primero la compra de las viñas, la construcción de la bodega, el chateau, y ahora está dispuesto a llevar a cabo el proyecto de una segunda bodega. Su implicación es total, habiendo cambiado su mundo en Bruselas por Rioja Alavesa. Me maravilla esa fuerza. Le felicito!!

    14-Mar-19 · 11:26 pm | Permalink
  2. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Jon Mancisidor. Saludos cordiales.

    14-Mar-19 · 11:29 pm | Permalink
  3. Un gran abrazo. Vuelvo de una cena y me encuentro con este Vino vuestro …
    Ilusión 🎈

    15-Mar-19 · 12:37 am | Permalink
  4. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Rosa Leguineche. A mí también me hace ilusión esto que dices, y cómo lo dices. Saludos!

    15-Mar-19 · 12:40 am | Permalink
  5. Arene Amezaga

    Es lo último que leo hoy antes de apagar la luz de mi habitación. Ah, sencillamente me ha parecido fascinante. Gracias

    15-Mar-19 · 12:39 am | Permalink
  6. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias a ti, Arene Amezaga. Fascinante es un palabra que agradezco en su dimensión. Saludos cordiales.

    15-Mar-19 · 12:42 am | Permalink
  7. Qué belleza !
    Rubrico el comentario de Jon

    15-Mar-19 · 12:39 am | Permalink
  8. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Rosa Leguineche. Un abrazo.

    15-Mar-19 · 12:43 am | Permalink
  9. Con los Maruri hubo una buena relación en Venezuela. Y con tu madre he coincidido en casa de las Ellacuria.
    Ser vecinos, mi bodega está en El Barrio antiguo de bodegas de Elciego, un barrio que cumple los requisitos para ser Patrimonio de la Humanidad y nuestra bodega mana los vinos siguiendo las normas de los vinos más antiguos que se recuerdan…
    Los Moueix son una gran escuela de negociantes y su pasión por el arte moderno los convierte en personajes con una sofisticación muy particular, para poder tratar del vino.
    Gracias por tenerte de vecino.
    Me encantaría enseñarte nuestros beaux cailoux del Ebro, y su música.

    15-Mar-19 · 5:10 am | Permalink
  10. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Victoria. Esa música… Saludos.

    15-Mar-19 · 7:01 am | Permalink

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos marcados son obligatorios *
*
*

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL