Gastronomía y Vino atraen el turismo a Euskadi

Clausura del VIII Foro Turismo Enogastronómico con el chef Diego Guerrero y con el viceconsejero Bittor Oroz y el director del Basque Culinary Center, Joxe Mari Aizega.

DIEGO cocina estrellas en Madrid / BITTOR Y JOXE MARI impulsan la palanca de la innovación y la gastronomía a través del Enoturismo en Euskadi.

VIII Foro Turismo Enogastronómico

LA MARIPOSA multicolor, icono de Innovación y Creatividad del Foro.

El viernes pasado se clausuró el VIII Foro Turismo Enogastronómico, que reunió de manera complementaria una ponencia conjunta de Bittor Oroz y Joxe Mari Aizega y otra posterior del famoso Chef de Cocina -dos estrellas de la Guía Michelin- Diego Guerrero, que hizo su particular plato de innovación y creatividad… del agrado de tod@s, que lo felicitamos.

La ponencia conjunta de Oroz y Aizega -que pusieron a volar la mariposa del arco iris dentro del Villa Lucía de Laguardia- se titulaba “La palanca de la innovación y la gastronomía a través del enoturismo”, muy apropiada para Bittor Oroz, Vicenconsejero de Agricultura, Pesca y Política Alimentaria del Gobierno Vasco; y Joxe Mari Aizega, director del Basque Culinary Center.

En trece años (2004/2017) ha habido un despegue espectacular de la motivación para venir a Euskadi por la conjunción de la Gastronomía y el Vino, pasando del 0,9 al 20,2%.

VIII Foro Turismo Enogastronómico

BITTOR OROZ, Viceconsejero de Agricultura, Pesca y Política Alimentaria del Gobierno Vasco. 

El viceconsejero Oroz ofreció un contexto general de cómo ven desde el Gobierno Vasco lo que ofrece al país la palanca de la Innovación y la Gastronomía vinculadas al Enoturismo.

“Existe un factor de desarrollo vinculado a la fusión del Turismo y el mundo del Vino -dijo el  Viceconsejero-. Creemos que si le incorporamos la innovación y la palanca de la Gastronomía, en la cual también somos un país fuerte, podemos acelerar de forma rápida el desarrollo de ese Sector”.

“Somos un país que tiene una gastronomía reconocida, potente, dinámica, innovadora, que está estructurada en torno al Basque Culinary Center y las dos Escuelas de Hostelería de Euskadi. Tenemos además, por otro lado, toda la red de innovación que impregna el mundo del vino, del enoturismo”, añadió Bittor Oroz, que habló del Plan de Gastronomía y Alimentación de Euskadi que coordina todos los ámbitos de la Alimentación y la Gastronomía de Euskadi.

VIII Foro Turismo Enogastronómico

UN momento de la intervención del Viceconsejero del Gobierno Vasco.

Ahí se deciden varias cosas. “Una de ellas es pactar lo que sería la cadena de valor alimentaria. Tenemos Agricultura, tenemos la industria transformadora alimentaria, tenemos ferias y mercados… Sin olvidarnos de la restauración, el turismo y luego toda la parte logística. Todo ello hace moverse al mundo de la Alimentación y también al mundo del Vino”.

El Viceconsejero ofreció una foto fija de todo ese sector (agricultura, industria transformadora, restauración, turismo enogastronómico, ferias, mercados locales…), que  en cifras supone un 10,6% del Productor Interior Bruto (PIB) y genera un total de 96.000 empleos directos.

“Vemos la manera de vincular aún más la Gastronomía y el Vino con el Enoturismo en un estrategia única, porque son tres palancas muy potentes, que si las combinamos bien van a darnos muchas alegrías en los próximos años”, estimó el Viceconsejero de Agricultura, Pesca y Política Alimentaria del Gobierno Vasco, que aseguró que “el Enoturismo es ya en estos momentos un diamante”.

VIII Foro Turismo Enogastronómico

EL amplio mundo de la Alimentación (en la imagen, el Antxua Eguna de Getaria).

“¿Por qué la gente viene a Euskadi como turista? -se auto preguntó Oroz-. “Tenemos datos de la evolución experimentada entre el 2004 y el 2017. Esos datos nos indican que hay un despegue espectacular de la motivación para venir a Euskadi por la conjunción de la Gastronomía y el Vino. El motivo ‘Gastronomía y Vino’ ha pasado de ser un 0,9% a ser un 20,2%”.

El turismo de ciudad ha ido bajando, y sobre todo ha aumentado el turismo de gastronomía y vino. “Razón que me lleva a concluir que existe un potencial que tenemos que aprovechar entre todos”.

En esa línea de aprovechar lo que tenemos en Euskadi, Oroz anunció la celebración, para el 2019, de unas jornadas formativas con Innobasque, “Les hemos pedido que presten atención a la innovación no tecnológica, para que la empresa se replantee la forma de vender, la forma de presentar nuevos productos, la forma de definir mercados”.

VIII Foro Turismo Enogastronómico

JOXE Mari Aizega durante su intervención en el Foro.

Joxe Mari Aizega, Director del Basque Culinary Center, tomó la palabra para comenzar diciendo que  para él “Gastronomía y Vino forman parte de un mismo fenómeno”.

PASIÓN POR LA COMIDA Y EL VINO

“En la última década ha cambiado totalmente lo que entendemos por Gastronomía. Antes Gastronomía eran restaurantes de alta cocina, grandes cocineros…, pero en estos últimos años el concepto se ha democratizado. Hoy entendemos muchas cosas por Gastronomía, y muchas actividades. Esa visión integral está en la base de nuestro centro, que se crea como Fundación, que integra una facultad universitaria dedicada a la Gastronomía, con estudiantes de 32 países del mundo que vienen a especializarse”.

La innovación que se ha hecho en Euskadi en la cocina ha respetado la tradición, lo que ha sido un acierto histórico. ¿Qué ha pasado para que la alta cocina deje de hacerse para la élite, representando todo un sector que integra tantas actividades?

“Internet y Redes Sociales juegan un papel fundamental en el éxito social de la gastronomía, haciendo ver que la gastronomía es un lujo accesible, como comprar una buena botella de vino, venir y hacer una ruta del vino en Rioja Alavesa es un lujo accesible”, indicó Aizega.

VIII Foro Turismo Enogastronómico

AIZEGA una vez concluida la ponencia conjunta con Oroz (FOTO de David Quintas). 

Turismo, Vino y Gastronomía es un triángulo con un gran potencial, remarcó el Director del Basque Culinary Center, lo que llevó a preguntarse: “¿Es el turismo la fuerza que mueve el mundo? En Euskadi somos afortunados por tener los valores que atraen turistas -fue su manera de contestar tan rotunda pregunta-, como es la emoción de aquellos viajeros que sienten pasión por la comida, que sienten pasión por el vino”.

Aizega ofreció datos del reparto del tiempo que dedican los enoturistas -que dirigen su mirada a la diferentes rutas del vino de España-. Visitar bodegas es el número uno de su actividad, pero le sigue disfrutar de la gastronomía local. Esto ocurre no sólo en España, sino en Italia, o en Estados Unidos.

.- ¿Basque Culinary Center es punta de lanza en Innovación?, le preguntó el Blog.

VIII Foro Turismo Enogastronómico

UNA imagen del Basque Culinary Center, que imparte sus enseñanzas a alumn@s de 32 países.

“La misión que tenemos es desarrollar el potencial económico y social de la Gastronomía porque tenemos que generar bienestar individual y social. Desde el principio nos dijimos a nosotros mismos que no queríamos ser solo un centro para formar jóvenes para el empleo, sino un proyecto tractor, un proyecto emprendedor mirando al mundo, comprometiéndonos con la evolución del sector”, fue su respuesta.

VIII Foro Turismo Enogastronómico

EL CHEF alavés Diego Guerrero durante su lección magistral.

El actual chef alavés Diego Guerrero fue la estrella de la jornada -él, que acumula y cocina varias estrellas Michelin en su creativo restaurante DSTAgE-. Lo suyo fue una especie de monólogo del club de la comedia -por su sentido del humor-, entremezclado con una historia que podríamos enmarcar en el club de la innovación.

“La innovación no es solo tecnología. Se nutre de nuevas ideas. De la libertad creadora”, comenzó diciendo.

A partir de ahí nos relató los últimos 5 años de su vida. El movimiento se demuestra andando. El suyo -bien lo sabíamos- es un relato único, muy creativo. Fue hermoso escucharle, teniendo para todos un efecto tal como si fuera un encantador de serpientes. Una Sherezade que bien pudiera haber estado hablando mil y una noches.

LO QUE DIEGO GUERRERO “COCINÓ” PARA EL FORO

Sabíamos de él que con 18 años ingresó en la Escuela de Zabalburu de Bilbao, donde se graduó con matrícula de honor. Y que pasó por el restaurante de Martín Berasategui…

VIII Foro Turismo Enogastronómico

DIEGO Guerrero con Luchi Santamaría, anfitriona del Villa Lucía… entre fogones.

De su biografía llama la atención que tras pasar por el Club Allard, en Madrid, y ser reconocido allí con dos estrellas de la Guía Michelin (la primera en 2008 y la segunda en 2012), en pleno éxito dejó el Club Allard para embarcarse en una búsqueda que años después le llevaría a crear el DSTAgE (The stage, “escenario” en inglés).

Ahí empezó su relato. El periodista fue a “uña de caballo” para recoger por escrito lo que Diego Guerrero nos contó. Y cree que merece la alegría leerlo en el Blog. Así que, una vez ordenadas las notas, ahí van los textos pensando que es una manera de ofrecer una visión inspiradora para que lector@s evalúen la manera en la que el Chef de Cocina entiende la creatividad. Y cómo y de qué manera nace. Y de dónde se nutre.

Vayamos al momento en el que Guerrero estaba en la cumbre del éxito, en un palacio de la Plaza de España, en Madrid, con dos estrellas Michelin, cuando decidió dejarlo todo y empezar de cero.

“Me di cuenta que había construido una jaula de oro. Era esclavo de mi éxito. Por eso me entró el bicho de querer cambiarlo todo, la necesidad de mejorar y ser libre. Da miedo cambiar, pero el miedo puede espolear la imaginación. Yo tenía casi cuarenta años. Decidí parar, aunque pudiera perderlo todo. Me dije “voy a casa de los aitas”. Una vez allí, pasé muchos días sin hacer nada. Me decía “sueña cómo lo harías”.

VIII Foro Turismo Enogastronómico

“ME DI cuenta que había construido una jaula de oro. Era esclavo de mi éxito”

Diego empezó a idear su futuro en una servilleta de papel, esbozando cómo sería para él su restaurante ideal, con todo lo vivido, con todo lo aprendido, con toda la experiencia, pero con la libertad de quien dice “si ya lo he tenido todo”. Y se interpelaba: “a ver, tú sueña cómo lo harías”… y me puse a dibujarlo.

Ya no veía la alta gastronomía como el Club Allard, sino desde un punto de vista mucho más cercano, más natural. Estaba cansado de estar en un palacio, en el centro de la plaza España de Madrid, con mucho lujo, con los parámetros ortodoxos que manda la Guía Michelin.

“¿Acaso la alta cocina no se puede hacer de una manera más cercana sin huir de la excelencia?”, se preguntó Diego. Así empezó a desarrollar otro concepto de lo que es el lujo, o lo que es la alta gastronomía, decidiéndose por dos pilares fundacionales: cercanía y naturalidad.

“A partir de ahí me puse a buscar un local. ¿Cómo conseguir la cercanía? Me di cuenta de la importancia de los escenarios, de la importancia del relato, de la historia, lo que he llamado luego los intangibles. No te sabe igual la tortilla en el campo que… Por ahí irían las cosas”.

VIII Foro Turismo Enogastronómico

EL CHEF vitoriano Diego Guerrero en el local que soñó y tanto buscó.

A Diego cada vez le interesaba más el “cómo”, porque el “qué” ya lo tenemos. En Rioja Alavesa no hay más que abrir una ventana y mirar la viñas, la Sierra, las bodegas, los pueblos, la historia, la cultura. El Paisaje Cultural. En ese relato siempre está por mejorarse el ‘cómo lo vamos a contar’. ‘Cómo lo vamos a vender’.

Diego se dijo “si yo quiero cercanía, tengo dos opciones: meto todas las mesas en la cocina -algo poco práctico-, o saco la cocina al comedor, y lo hago de forma real, como una vitrina donde se nos vea”. Se trataba de estar dentro del comedor y que la gente les pudiera ver. “Yo soñaba con que la gente se levantara a darte la mano. Eso es hoy una realidad, porque nadie se ha levantado a gritarnos o a pegarnos”.

Había que buscar un local y construirlo. Todo lo cual lo hizo él solo. Tenía un par de personas que le ayudaron, pero la responsabilidad era toda suya. Para empezar decidió hacerlo sin socios. “Porque si parte de la libertad, yo quiero ejercerla como profesional, contando la historia como yo quiero, con todas las locuras que se me iban a ocurrir por el camino”.

VIII Foro Turismo Enogastronómico

EL periodista Julio Flor con el gran chef Diego Guerrero.

“NO SÉ SI ME HAN VISTO EN MASTERCHEF”

Así que un día se fue al Banco a buscar financiación. Nunca digo “Hola, soy Diego Guerrero, y tengo dos estrellas Michelin”. Pero para ir al Banco necesitaba sacar los galones. “Hola, soy Diego Guerrero, tengo dos estrellas Michelin, no sé si me ha visto en MasterChef”.

Tuvo la suerte que en el Banco sabían de su carrera y su prestigio. “Puse cara de tío que tenía toda la situación controlada, y le dije al director del Banco: “no sé si quieres ser el afortunado que me deje el dinero”.

Buscando el local, se enamoró de uno que hace cuatro años estaba en una “zona rara comercialmente hablando”. “Yo venía de plaza de España, Madrid, e iba a otra zona de Madrid donde no podía abrir un aparcacoches, entre Chueca y Alonso Martínez, una mezcla de barrios, que ahora es cool, el soho madrileño, no os lo perdáis, algo hemos tenido que ver”.

VIII Foro Turismo Enogastronómico

HASTA los delantales de DSTAgE fueron creados por Diego.

“YO HE LIJADO TODAS LAS MESAS”

Allí llevó a un grupo de amigos. Todos resoplaban. ¿Por qué? Porque todos lo comparaban con lo anterior. “Algo que no tiene nada que ver con la innovación. Siempre tendemos a comparar. Pero si lo hacemos no encontraremos enfoques alternativos. Si las pochas que cené ayer las comparo con las que hacía mi madre… No, son diferentes, punto”.

“Les dije que teníamos que huir todo el rato de la referencia. No copiarnos ni a nosotros mismos. Esto lo tenía claro. Si antes éramos muy barrocos, ahora seremos sencillos. Si antes éramos sofisticados, ahora seremos muy naturales, si antes poníamos manteles, ahora las mesas irán desnudas. Pero todo tendría un porqué.  No era por llevar la contraria”.

“Yo he lijado el canto de cada mesa del DSTAgE. Con mis manos. ¿Qué tiene más valor, que yo haya lijado cada mesa, y que cada mesa sea diferente, diseñada por mí…”. Esto es pensar todo, y en todo. Esto es innovación. ¿Qué tiene más lujo: el mantel más caro del mundo o que yo te diga la verdad, que he lijado cada mesa?

VIII Foro Turismo Enogastronómico

CON lo escuchado los dos días, se diseñó unas cepas creativas, motores de innovación

La idea de Diego Guerrero estaba cobrando forma. Y cómo! Se iba cocinando poco a poco.

Él confiesa que, cuando tiene una idea, necesita verla cuanto antes realizada, pasando del mundo onírico al mundo real, como si fuera un plato de cocina. “Nos reuníamos en mi casa, en un piso de Malasaña, con un ordenador. Quería sillas para el local, la cubertería…”. Lo soñó todo, y luego lo hizo realidad. “Nos equivocaremos, o no, pero será nuestro”, se decían.

Aprendió a limpiar un ladrillo, a conocer los distintos tipos de cementos, fue a buscar una pila de mármol, o al rastro a por una lámpara. Aprendió diseño, decoración, gestión… de un montón de disciplinas muy lejanas de las suyas, pero con una filosofía: “La de hacer un restaurante como si haría un plato de alta cocina. Yo quería crear un espacio donde podría contar mis historias”.

Los platos de cocina eran al final las historias.

VIII Foro Turismo Enogastronómico

LOS asistentes al Foro escucharon y bebieron las palabras de Diego Guerrero.

(En este momento del relato, Diego tenía a toda la audiencia del Villa Lucía pendiente de sus palabras, aunque él preguntaba si estábamos durmiendo a gusto la charla)

“Finalmente construimos el DSTAgE y lo abrimos. Lo único que no hicimos fue ponerle el nombre en la fachada, algo que al final se convirtió en una herramienta de marketing. Antes de abrir el restaurante, fui contando en Instagram que había ido a Suiza a ver la cocina, o a Portugal a ver la vajilla… todo buscando lo excelente, con personalidad”.

Diego Guerrero fue aquel año embajador internacional del aceite de oliva y viajó por quince países cocinando. “Me iba fijando en todo: restaurantes, mercados, cocineros…, apuntaba ideas, sacaba fotos. En uno de los patios del DSTAgE decidí construir unas escaleras de hierro como esas escaleras traseras de algunos barrios de Nueva York, las que se bajan y se suben con una polea. Era el año 2014 y le pedí a un herrero de Madrid que las hiciera”.

“Oye, quiero una escalera así”. Te miraba como diciendo “¿Paqué?”. “Unas escaleras enormes, de hierro?” Le enseñaba muchas fotos. “Pero no te equivoques, es una escalera gigante, que sube y baja, que te abre la trampilla, como las de Nueva York, con una polea”. “Pero ¿paqué? ¿Estás loco?”. “¿Por qué no? Vamos a hacerlo”.

VIII Foro Turismo Enogastronómico

EL CHEF DIEGO con las manos en la masa.

Puede contar la historia de cada rincón del restaurante porque él lo ha hecho todo, paso a paso. Lo ha soñado primero, y después lo ha llevado a la vida real… Como los delantales, que los diseñaron ellos, y, claro, ahora les quieren copiar.

“EL CIRCO DE LAS ESTRELLAS MICHELIN”.

Llegó el 1 de julio de 2014, cuando se abrió el DSTAgE. “No puse el nombre por una razón. Estaba agotado y no sabía aún qué platos iba a hacer. Los 4 o 5 que ya había fichado para el equipo de cocina me preguntaban “¿podemos ir adelantando algo, sabes qué vas a hacer, tienes el menú?”. “No os preocupéis, cocinar es lo que ya sabemos, vamos a construir un restaurante, luego ya cocinaremos”.

“¿Y el nombre?. Ya no sabía si lo quería de hierro, de madera, o de qué. A tomar por saco, no ponemos nombre. Y abrimos sin nombre en la fachada del local. Total, que la gente venía cabreada a comer, “Joé, llevo tres horas dando vueltas por la calle y no encuentro el restaurante”. Cuando se iban decían, “me ha encantado, no pongas el nombre”. Eso uno tras otro.

Así se dieron cuenta de dos cosas. Estaban creando un sentido de pertenencia y una necesidad de compartir. La gente quería decir “yo he estado en el DSTAgE, y se lo cuento a otro. Les diré he estado en el DSTAgE, pero no hay nombre, fíjate bien, entrarás y guay”. Al parecer, les viene gente de todo el mundo y siguen diciendo lo mismo.

VIII Foro Turismo Enogastronómico

CON sus cocineros… la familia del DESTAgE.

Al primer año de la apertura, en 2015, una asociación de comerciantes de la calle Pelayo se le presentó  en el local con una cartera grabada con su nombre para agradecerle que estuvieran en el barrio “porque gracias a ti, como tus clientes no encuentran el restaurante, dan vueltas y vueltas, y siempre acaban picando en una tienda de las nuestras comprando cosas”.

¿Cómo han sido estos cuatro años? “Han sido como diez años”. Siempre les ha ido ‘mejor imposible’. Mucho trabajo, y todo muy satisfactorio.

“Como DSTAgE estaba lleno todos los días, y todo naciendo de cero y desde la libertad. El equipo venía motivado porque sabían que yo había sido dos estrellas Michelin, porque la gente no se casa contigo porque sí, son cocineros y quieren estar en buenos sitios y aprender. Yo les decía que ‘no nos hacen falta las estrellas, nosotros somos diferentes, nosotros haremos nuestro camino”.

Pero al año de la apertura les cayó la primera estrella de la Guía Michelin. “La recibí con desigual manera, alegría y un poco de desconcierto, porque me dije “ya estamos en el circo otra vez”; yo que me había ido del circo, ya estaba de nuevo en él. Era volver al ruedo. ¿Qué haces? ¿Dices “no la quiero?”.

VIII Foro Turismo Enogastronómico

“Por otro lado, construir algo de la nada y que te den la estrella Michelin el primer año, es muy bueno. Al año siguiente nos dieron la segunda estrella Michelin. Luego cayeron dos soles Repsol, y otras cosas. Total, que superamos en tres años todos los palmarés. Si vamos a hablar de medallitas y de triunfos, superamos lo que habíamos conseguido en doce años en el restaurante anterior. Habíamos superado la lista de espera, la clientela, y ¡encima haciendo lo que queríamos!”

TRUFA BLANCA, ANGULAS, TRUFA NEGRA, CAVIAR… 

De diecisiete empleados pasaron a treinta y dos. El ritmo era vertiginoso. Hicieron un libro, asesoraron a un restaurante en China durante dos años, llegaron las ponencias internacionales… pero sobre todo, había un compromiso, “porque la innovación tiene mucho que ver con el compromiso”.

“Y la creatividad tiene que ver mucho  con el compromiso. Aunque estemos cansados, no podemos permitirnos el lujo de quedarnos donde estamos”.

Siempre buscando la solución alternativa. “No es una cuesta arriba permanente, pero tampoco es un llano. En esa cuesta llevo una mochilita con piedras. Si voy andando no me pesa, pero si me detengo puedo irme hacia atrás. Estaré mejor o peor, pero nunca estoy quieto. El fin es la búsqueda de la solución, no la solución en sí misma”.

VIII Foro Turismo Enogastronómico

EL LIBRO que ha publicado contando la aventura del DSTAgE.

Queda muy claro que el DSTAgE es diferente. Único en sí mismo. “Desde las 9 de la mañana ya no para el ritmo. Entra el carnicero, el frutero, el pescadero, una entrevista, un reportaje, uno que quiere venderte vinos, el sumiller está en la mesa 21 catando vinos, el office está limpiando el comedor, en la cocina hay quince personas a todo trapo, la música es una locura, ese ritmo, esa vitalidad es el DSTAgE”.

La agenda de reserva de comidas está a cuatro meses vista. Si llamas ahora, te darán mesa para marzo de 2019. En DSTAgE las mesas son las mismas, pero el personal se ha duplicado. El género… ahora mismo hay trufa blanca, angulas, trufa negra, cigalas, carabineros, caviar… Como había mucha demanda en DSTAgE de marcas, de eventos, como Dstage está lleno a cuatro meses vista, abrimos también Dspot, un taller creativo, un taller exclusivo donde DSTAgE crea.

VIII Foro Turismo Enogastronómico

BRINDIS final por la Creatividad, con el Dip. Gral. Ramiro González, que clausuró el Foro. 

El chef -que es más que un chef- tiene mucho que contar… Menos mal que esto es un blog digital. Aquí entra toda su creatividad y más. Como la creatividad puesta en marcha este año por la Ruta del Vino de Rioja Alavesa, evidenciada en este VIII Foro Turismo Enogastronómico.

Cuatro años después, Diego Guerrero no tiene la sensación de haber llegado a algún sitio, pero sí ha encontrado un proyecto que le ilusiona, que le hace inmensamente feliz y que genera nuevos proyectos. Esa es su filosofía. Y quizá de eso se trate en la vida. Solo de eso. Casi nada. Su ponencia vale para el Turismo Enogastrónimo. Para la Innovación. Para la Creatividad. Para la vida.

“Hemos llegado hasta aquí, pero no sentimos que hemos llegado a ningún sitio, sino que esto es continuamente un reseteo (un reinicio duro), un kilómetro cero, es como volver a empezar, y es seguir. Y sí. Estoy orgulloso de nuestro niño, porque DSTAgE es finalmente esa criatura que hemos creado, que nos da disgustos, como los niños, y también muchas alegrías”.

4 Comentarios

  1. karmele

    Vaya con Diego, se le ve “guerrero” hasta en la cara. Y qué visión de lo que gusta a la gente y qué ilusión y qué creatividad la suya.

    La verdad es que la gastronomía y el enoturismo tienen mucha importancia. Cuando visitamos un país, si hay algo que tenemos muy en cuenta aparte de la belleza, riqueza cultural, idioma o costumbres de su gente, ese algo es cómo es su cultura gastronómica, qué tal se come y se bebe. En Euskadi estamos muy bien acostumbrados en cuanto a gastronomía y enoturismo. El chef Diego se ha empeñado además en dar un broche de oro a todo lo que sus ganas e ilusión le pedían, alcanzando así las estrellas.

    18-Nov-18 · 9:14 pm | Permalink
  2. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Karmele. Saludos cordiales!

    18-Nov-18 · 10:06 pm | Permalink
  3. ¡Muy buenas!

    La verdad que para quitarse el sombrero con el evento del VIII Foro Turismo Enogastronómico en Villa Lucía en Laguardia.

    Fue un evento fresco y dinámico, con el que pudimos observar la importancia de nuestra tierra, y nuestro vino, como un tesoro que proteger y dar a conocer al mundo entero.

    La organización, simplemente perfecta.

    21-Nov-18 · 12:58 pm | Permalink
  4. Blog Rioja Alavesa

    Gracias, “LoMejordelPaísVasco”. Saludos!

    21-Nov-18 · 4:19 pm | Permalink

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos marcados son obligatorios *
*
*

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL