May 12, 2024

Tocando la utopía con LanAgro

Son casi 10.000 los temporeros que trabajan al año en Euskadi en el primer sector. Los que van y vienen con los derechos laborales en jaque rotando por el campo, el viñedo, el olivo, la fruta, la patata, el jardín…

Grupo-Dos-Bis

GRUPO de ex temporeros, hoy trabajadores estables de Lanagro.

La empresa Lanagro cumple un año. La que vela por los derechos de trabajadores que han sido temporeros, una idea que partió de una asociación que tiene el hermoso nombre de “Euskadi no deja a nadie atrás”.

Rozan la utopía, la acercan, esa utopía de lo posible, a veces muy lejana, pero que en ocasiones se toca con las yemas de los dedos para favorecer el bien humano, el bien común.

Sueñan los temporeros…

“Lanagro es una empresa de servicios radicada en Rioja Alavesa que contrata personas temporeras durante todo el año”. Nos lo cuenta su gerente Auxtin Ortiz Etxeberria. “Esas personas dejan de ser temporeros y pasan a ser personal trabajador agrario estable”.

Rodeado-d-RAMAS

AUXTIN Ortiz Etxeberria, gerente de Lanagro.

“Qué sencillo es decirlo. La teoría era necesaria… pero parecía pura utopía”, en palabras de Auxtin. Hace un año la pusieron en marcha. No ha sido fácil. Es un modelo nuevo que no viene con manual de instrucciones.

El chispazo surgió del temor a que faltara mano de obra en las viñas, con el COVID, en 2020, por el cierre de fronteras. El miedo a que no hubiera gente para llevar a cabo las vendimias.

“La empresa ofrece dignidad al trabajador, y seguridad a la parte contratante. Es una prueba piloto. Eso somos en Lanagro. Pero queremos que esto se extienda, que se popularice… Que la utopía prospere”.

ZARCILLO-SIERRA

QUE la teoría se haga realidad, que se agarre a la vida.

 Julio Flor / Rioja Alavesa

“Ahora mismo somos trece personas: diez trabajadores de campo, dos técnicos, y luego estoy yo, que me dedico a la gerencia”.

Auxtin Ortiz Etxeberria, gerente de LanAgro estudió Ciencias Ambientales y Desarrollo Internacional. Pasó un tiempo en Perú, México, Burdeos… siempre ligado al Primer Sector, al vino, al café, a la producción de maíz. Hace diez años volvió a Vitoria para desarrollar sus inquietudes.

Las entrañas del proyecto

Nacido en Donostia hace 39 años, estudió en Vitoria y Barcelona… Y lleva diez años en Vitoria-Gasteiz, si bien se pasa el día en Rioja Alavesa.

Entrevista-Arbulu

ENTREVISTA en la cafetería Arbulu de Laguardia.

«La palabra «Lanagro» fue algo muy intuitivo. Con ella queríamos generar un modelo mejor para el trabajo agrario. ‘Lan’ significa trabajo en euskera, y ‘Agro’ en referencia a la tierra de labranza».

.- ¿De qué reflexión y qué entrañas arranca este proyecto?

Viene de una idea que desarrollamos en Oyón antes del COVID, que tenía como objetivo incorporar a más personas en situación de exclusión social y en el mundo de las prestaciones sociales.

.- ¿El chispazo viene del temor a que faltara mano de obra en las viñas, con el COVID, por el cierre de fronteras?

Esa era la inquietud entonces. Se trataba de movilizar más personas para que se incorporaran a la vendimia de aquel año 2020.

Grupo-Grupo

ALGUNOS de los trabajadores formados por Lanagro.

.- ¿Qué pasó?

Aquel proyecto nos hizo entender que no se trataba de alimentar la rueda del Temporerismo, sino de crear un modelo distinto que funcionara mejor para los trabajador@s y también para viticultores y bodegueros.

.- ¿Quiénes estabais en el proyecto?

La idea arranca de un asociación que se llama “Euskadi no deja a nadie atrás”, que conformamos una serie de personas. Luego se fueron sumando otras entidades, como Cáritas Vitoria, que ahora juega un rol muy importante. Y más tarde se incorporaron agricultores, bodegueros, olivicultores, administraciones, clientes…

PUBLI-LANAGRO

La esencia de una idea

.- ¿Qué sabes de Rioja Alavesa?

Mi vínculo más fuerte con la Comarca nació hace tres años a raíz de esta primera concepción de Lanagro, tejiendo la idea de lo que hoy somos.

.- Pon algunos nombres sobre la mesa de lo que hoy sois.

Desde que éramos solo una idea, algunos han creído más que otros en Lanagro. Hoy trabajamos con bodegas importantes en Rioja Alavesa que han creído en esta idea, que Lanagro tiene apenas un año (lo cumple este 14 de mayo de 2024).

Trabajamos con la bodega Lanzaga, o con El Mozo Wines, ambas de Lanciego, por ponerte dos ejemplos.

Pablo-Lanzaga.jpg

PABLO Eguzkiza, de Bodegas Lanzaga, implicado con el proyecto.

Itxaso Compañon Arrieta, presenta la nueva DO Arabako Mahastiak / Viñedos de Álava

ITXASO Compañon Arrieta, de El Mozo Wines.

La inspiración de Manuel Quintano

CÉSAR, Javier e Iñigo, de Manuel Quintano Labastida.

Y con viticultores y olivicultores de Moreda. También estamos en Medavia con Aceites La Maja… Hay clientes y otras bodegas que han creído en este proyecto, como la Cooperativa «Manuel Quintano Labastida».

.- ¿Cuál es la esencia?

Lanagro quiere ser una solución tanto para trabajador@s del campo, para los temporeros, pero también para la parte contratante, para olivicultores, viticultores y bodegueros.

Vemos que el modelo actual no funciona para nadie, pues los trabajadores viven en una situación laboral altamente temporal, como dice el nombre, precaria, sin una perspectiva de futuro.

LANAGRO-LANAGRO

«La parte contratante de la primera parte»

.- Y tampoco para la parte contratante…

La gran mayoría de viticultores y bodegueros con los que he hablado tienen una gran insatisfacción con el modelo actual.

Dicen que falta gente en campañas, que la gente que consiguen encontrar no realiza a veces adecuadamente los trabajos, faltando formación, por no mencionar todo el papeleo al que se enfrentan (altas, bajas, seguridad social, prevención de riesgos laborales)…

.- Estaría además el tema del alojamiento…

Exacto, lo que supone un esfuerzo económico y de trabajo importante.

Apoya-Brazo

SUS palabras se apoyan sobre una roca muy sólida

.- ¿Qué hace Lanagro partiendo de ese diagnóstico?

Crear algo distinto, algo mejor que funcione bien para todos.

.- Lanagro es una empresa.

Es una empresa de servicios que contrata a personas temporeras durante todo el año entero. Así que esas personas dejan de ser temporeros y pasan a ser personal trabajador agrario estable.

Vacaciones pagadas… por fin

Su-Mano

.- Con vacaciones pagadas, seguridad social…

Exactamente, en régimen general, con todo completo.

.- ¿Cuánta gente tenéis en plantilla?

Ahora mismo estamos trece personas: diez trabajadores de campo, dos técnicos, y luego estoy yo, que me dedico a la gerencia.

.- ¿Qué camino habéis andado durante todo el año, de mayo de 2023 hasta ahora?

No ha sido fácil ponerlo en marcha, Julio. Es un modelo nuevo que no venía con manual de instrucciones, que supone un cambio importante para todos. En el inicio contratamos al personal, lo formamos, organizamos los equipos, y les transmitimos el compromiso con la idea.

Ya en abril del año pasado empezamos prestando servicios. Para los trabajadores suponía un cambio cultural importante.

Esaa-Calle

TRAS la entrevista, en una calle de Laguardia.

.- Danos detalles.

Los temporeros están acostumbrados a esprintar, haciendo su tarea durante diez días a tope, o quince días, y después estar sin trabajar un mes, o dos meses, para luego volver a hacer otro sprint y “descansar”.

Lanagro no es ahora un sprint, sino una maratón. Aquí trabajamos todos los días y hay que dar el callo todos los días.

Algunos nombres de Lanagro

.- ¿A qué se ha acostumbrado la parte contratante?

A esa misma lógica de contratar a personas que apenas conocen, que no les ofrecen todas las garantías, cambiando ahora a contratar una empresa de servicios profesionalizada que les dará más seguridad, más tranquilidad, un modelo diferente que para ellos también es un cambio.

.- Háblanos de vuestros trabajadores.

Rachid-One

RACHID Daoudi llegó en patera a España siendo menor.

Un ejemplo bonito que tenemos es el marroquí Rachid Daoudi, de 22 años, que migró utilizando una patera para llegar a España siendo menor, permaneciendo unos años en el sur de España. A los 18 salió del centro para menores no acompañados. Ha trabajado en lo que ha podido, muchas veces en el campo. Ahora reside en Oyón.

Otro ejemplo es José Antonio Jiménez, uno de nuestros capataces, que reside en Oyón, nacido en Logroño. Se ha dedicado muchísimos años al campo. Desde espergurar, desnietar y vendimiar, a poner postes o cualquier otra labor vinculada con la viticultura.

Tonio-JImenez

ANTONIO Jiménez, otro de los empleados de Lanagro.

Pero nunca había logrado un empleo estable, que le diera una formación y una proyección de futuro. Se ha incorporado en enero de este año con su compromiso y su ética de trabajo.

Leticia Alfaya, encargada de campo 

.- ¿Hay mujeres en el colectivo de trabajadores?

Sí, de hecho la encargada de campo se llama Leticia Alfaya, que vive en Labastida y estudió Viticultura y Enología. Su pareja es viticultor. Leticia ha trabajado en varias bodegas por períodos, sin una estabilidad en el trabajo. Una trabajadora que se ha puesto la “camiseta” de Lanagro desde el primer día.

Leticia-Alfaya

LETICIA Alfaya, encargada de Campo, de Labastida.

.- En cierta manera, ¿veníais persiguiendo una utopía?

Sí, totalmente. Hoy, en parte, ya es una realidad.

.- Utopía es lo que no existe, pero vosotros encarnáis la utopía de lo posible. Fue una utopía, pero ¿ya no lo es?

Sí y no. Hace tres años Lanagro era una utopía, porque no existía. Lo hemos conseguido con mucho esfuerzo, pero estamos en ello. Sin embargo sigue siendo una utopía porque nuestra aspiración es cambiar el modelo.

Lo nuestro es una pequeña muestra de trabajo estable en el campo, de manera profesional, que ofrece dignidad al trabajador; y comodidad y seguridad a la parte contratante. Es una prueba piloto. Eso es. Pero queremos que esto se extienda, que se popularice.

SOL-AMANECE

«Ese es nuestro sueño»

.- ¿A toda Euskadi?

Y más allá. Ese es nuestro sueño. De momento estamos en Rioja Alavesa, y en La Llanada Alavesa, que nos han llamado. También nos han llamado desde Munguía, donde hay bastante invernadero. También desde Gipuzkoa, desde Urnieta, desde Lasarte… Incluso hemos recibido una llamada de Huelva.

.- ¿Cuál es el gran reto a corto plazo?

Demostrar que el modelo funciona. Y luego nuestro espíritu no es de copyright, sino que se replique, que se copie, nos da igual que seamos nosotros u otros. De lo que se trata es de crear una sociedad mejor.

Cruza-Brazos

«NUESTRO espíritu no es de ‘copyright’ «,

.- Sueña conmigo, por favor. ¡Sueña!

Quisiera un cambio cultural, que unos y otros asimilen este nuevo modelo, tan distinto. Y una viabilidad económica que estamos construyendo. Tenemos que mejorar nuestros números. Y extendernos a más zonas. Queremos crear otro equipo en Labastida como este de Oyón. Como ves, nos queda camino por recorrer… como ser cada día más eficientes.

Y ampliar nuestras labores… que ahora hemos empezado a hacer jardinería para los ayuntamientos, porque esto es como un hotel, sabiendo que en la temporada alto nunca nos va a faltar trabajo. El reto es llenar la temporada baja.

JARDIN-NATURAL

TRABAJADORES que pueden transformar los espacios en un jardín.

El temporerismo y la exclusión social

.- Sabéis que el sindicato UAGA ha venido liderando el tema del temporerismo. ¿Habéis contactado con ellos?

Me he reunido varias veces con UAGA. De hecho, el programa de temporerismo que UAGA lideran con el Gobierno Vasco y la Mesa de Temporerismo me parece un programa necesario. Aquel programa que nació hace más de 20 años contribuyó a traer orden, formalidad, canalizando todo ese flujo que viene a Euskadi desde fuera. Ese programa va a seguir siendo importantísimo.

Senala-Vina-Bai

Lo que planteamos es algo muy sencillo, cual es que la base del trabajo del campo debe realizarse con personal estable, formado y profesionalizado. Y después habrá picos de trabajo que requiere de personal eventual, y eso va a seguir siendo así. Lo que no parece razonable es que el conjunto, la base del trabajo en el campo sea ejecutado por personal eventual.

Auxtin-Panoramica

.- ¿Qué debemos entender?

Que toda persona temporera, con alguna pequeña excepción, son personas en situación e exclusión social, ya que su propia situación laboral les condena a ello.

Una gota en el Mar

Lógicamente sus ingresos laborales van a ser muy reducidos. Lo que queremos es transitar de la temporalidad a la estabilidad. De la escasa formación a la formación continua, de la exclusión social a la inclusión social, y finalmente a la profesionalidad.

Así que hay partido, hay utopía, hay que luchar por el cambio.

CEPAS-SOL

VINOS del color que vierte el Sol cada día. ( Foto Josemi Rodriguez).

.- ¿Cuáles son en Euskadi las cifras del Temporerismo?

En Euskadi están resultado afectadas, según Lambide, 9.587 personas. De ellas, 5.166 residen en Euskadi, y el resto, casi otros 5000 es un flujo que viene del exterior. Entre ellos, muchos son inmigrantes. Hablamos de un mundo muy invisibilizado. No es fácil encontrar datos.

.- Lo vuestro es una gota en el mar. Son trece trabajadores cuando en Euskadi hay 5000 temporeros que residen en Euskadi.

Hay un trabajo bestial por hacer. Los nuestros llevan solo un año y están demostrando que esto funciona y tiene sentido para ambas partes.

Huella-Tractor

MAS-HUELLASS

HUELLAS del trabajo humano en los renques del viñedo.

Una mirada a 20 años vista

.- ¿Qué sueñas para dentro de 20 años en este campo?

Con que los viticultores y bodegueros tengan una opción para cubrir sus necesidades de mano de obra que vaya más acorde a sus valores. Y luego soñamos también con que ser trabajador del campo no signifique ser una persona en situación de exclusión social.

Que sea un trabajo digno, con una nómina todos los meses, con vacaciones pagadas… y soñamos a largo plazo: para que los hijos de los temporeros no estén condenados a la exclusión. Que esas casi 10.000 personas de Euskadi, y otras miles de personas, vivan en una sociedad más igualitaria y un primer sector que pueda tener un acceso a mano de obra más acorde a sus valores.

AMAPOLA-CEPA

.- En un viaje que hizo el lehendakari Ibarretxe a los campamentos de refugiados saharauis, nos dijo que “o los vascos somos solidarios o no somos vascos”.

Pues sí. Igual que otros pueblos han sido solidarios con nosotros en peores momentos, nosotros también debemos serlo. La solidaridad no debe ser algo extra, como quien le da un dinero a alguien. Ser solidarios es pensar más en el nosotros que en el yo, entendiendo que yo no avanzo si la sociedad no avanza.

10 respuestas a “Tocando la utopía con LanAgro”

  1. Estibaliz Gamboa dice:

    Que nadie se quede atrás… Velar por los derechos y la mejora de la realidad de los temporeros, qué función tan bella y llena de Humanidad. Eso acaba sintiéndose en el corazón de la Comarca, pero también en el cielo del paladar, en el vino.

  2. Antonio Mijangos Martínez dice:

    Lanagro es una empresa de servicios en la que los temporeros pasan a ser trabajadores fijos. Ofrece seguridad a los obreros en su trabajo y a los agricultores contratantes evitándoles el trabajo tan engorroso de papeles y ofreciendo trabajadores capacitados y seguros que van acompañados por técnicos que responden del trabajo bien hecho.
    Ante el problema tan inhumano del temporerismo, este proyecto ofrece estabilidad, profesionalidad, inclusión social, formación a los trabajadores y a los agricultores comodidad, servicios, tranquilidad, seguridad, confianza en el trabajo bien hecho. ¡Animo, y los que podáis colaborar al desarrollo de este proyecto, apoyadlo! Las utopías posibles hay que llevarlas a cabo.

  3. Dalmacio Martin dice:

    El martes próximo presentan a la sociedad el primer año de su trabajo.
    Es una gran iniciativa en favor de las personas inmigrantes y muy en contra de las mafias que se aprovechan de estos trabajadores.
    La UAGA puede tener un interesante nicho de temporeros.

  4. Alberto Lanza Perez dice:

    Vivimos tiempos (a lo mejor han sido siempre así ) de desconfianza frente a iniciativas que de entrada parecen maravillosas.
    Esa pregunta de «que habrá detrás » esconde nuestra incapacidad de reconocer cosas nuevas que no llegamos a apreciar con la frase de «nunca se hizo así».
    Pues yo me quiero ilusionar y desterrar la desconfianza, alabando este proyecto, dejando aparte el concepto empresarial, que supone una oportunidad de vida digna para muchos trabajadores que viven en la Comarca.
    Ojalá triunfe por todos, por suponer una vez más un escaparate de la conciencia, magnitud y avance que muestra Rioja Alavesa.

  5. Fernando Martínez-Bujanda dice:

    Muy interesante el proyecto de Lanagro, mi enhorabuena a la Asociación «Euskadi no deja a nadie atrás». Consigamos la utopía, demostrando que somos una comarca solidaria, y desterremos todos los problemas sociales que encuentran las personas que trabajan en temporerismo agrario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Recibe nuestras novedades

Newsletter

Acepto que Blog Rioja Alavesa utilice mis datos para acciones de marketing

Rioja Alavesa
Hazi
Cuadrilla de la guardia