“Se aprende de las dificultades”

El hombre tranquilo (I)

Buena-Canchal

MARC ISART en la viña vieja de la Curva, en Gredos.

El enólogo y vitivinicultor de origen catalán Marc Isart, de 44 años, comanda un equipo humano y trece hectáreas excepcionales que Telmo Rodriguez, Pablo Eguzkiza y Carlos Sainz atesoran desde hace 20 años en Cebreros (Ávila), en la zona de Gredos, defendiendo la personalidad de viñedos difíciles y únicos.

Acudo al encuentro con Marc en la majestuosa sierra de Gredos, después de haberle preguntado a Telmo Rodriguez qué es el proyecto “Viñas Viejas de Cebreros”, del que salen los vinos “Pegaso”, al que Marc Isart se incorporó hace tres años, habiendo vivido este año su cuarta vendimia.

Marc-Isart

CON MARC Isart (en Arrebatacapas) se respira la paz de Gredos.

Se lo pregunto a Telmo, porque este proyecto arrancó con él y con Carlos Sainz en 1999, justo ahora hace veinte años, cuando decidieron recuperar el viñedo del pueblo de Cebreros, que en los últimos treinta años ya había abandonado más del 99% de sus parcelas.

Veinte años en silencio

Telmo Rodríguez y Pablo Eguzkiza optaron “por comprar las mejores parcelas, recuperar una viticultura de calidad, elaborar pocas botellas a un precio alto que justificara el esfuerzo y que asegurara el futuro de un viñedo difícil… pero sin ganar dinero en muchos años”.

Pablo-y-Telmo

TELMO Rodriguez y PABLO Eguzkiza embarcados en proyectos que enamoran.

Veinte años. Y un sueño más en danza. “Estamos contentos de haber dado oxígeno a esta zona atrayendo a jóvenes productores con la vocación de hacer grandes vinos –me cuenta Telmo Rodríguez-. Hoy Gredos es una referencia en la nueva España de los grandes lugares y el vino original bueno”.

TRECE hectáreas excepcionales, un equipo humano con Marc Isart a la cabeza, unos “vinos honestos” que buscaron su personalidad alejándose de las modas. “Llevamos veinte años volviendo a labrar y a reproducir los mejores gestos de la gran viticultura. Y como siempre en silencio!”, destaca Telmo.

Marc-Sentado-Muro

HAY viñas con alma que cuentan excepcionalmente un paraje, una historia…

Nada más vernos, Marc Isart propone llevarnos a tres viñas viejas de Cebreros. Tras su sonrisa de bienvenida, con Marc se respira la calma. Esa serenidad me llama la atención, porque al haberme documentado ya sé que trabaja en otros dos proyectos vitivinícolas más, uno de ellos en Chinchón (Madrid), con sus vinos de La Maldita.

Estamos a 21 de agosto. El día ha amanecido en Ávila con nubes plomizas y apenas algún que otro claro violeta de vez en cuando, si bien está muy lejos de llover. Este año padecen en Gredos la falta de agua de lluvia, lo que Marc Isart llama “stress hídrico”. Es agosto, pero no lo parece. El bosque ya posee los colores del otoño.

Otono-Agosto

LOS colores del bosque de otoño, en pleno mes de agosto.

Según subimos en el coche desde Cebreros al puerto de Arrebatacapas, Marc nos muestra la diferencia entre las Viñas Viejas de Pegaso y las otras, comentando que las “nuestras” han sido labradas con todo “el mimo de la buena viticultura”, lo que evidencia su mayor productividad, a pesar de padecer este año “stress hídrico”.

La finca Arrebatacapas, de más de una hectárea de Garnacha, toma el nombre del puerto en el que se encuentra, muy cerca de Cebreros, pero a 1.066 metros de altitud.

“Un buen lugar para entender Gredos -dice con suavidad y su acento catalán el hombre tranquilo-, porque desde aquí visualizamos el inicio de Gredos, con el Cerro de Guisando, que lo tenemos en frente, y vemos los dos grandes valles productivos de Gredos, el valle de Cebreros y el Tiemblo, y el valle de San Martín de Valdeiglesias allí al fondo”.

Cerro-Guisando

“UN BUEN lugar para entender Gredos”…

Lo que sueñan los enólogos

.- Este viñedo quiere ser presentado, Marc.

Arrebatacapas tiene 70 años. La característica de toda esta ladera es que es la única parte de Gredos donde encontramos viñedo asentado en una pizarra de origen granítico, que le aporta un carácter propio a las maduraciones.

Aquí, entre la altura y este tipo de suelo, las maduraciones son más lentas, más graduales, completándose más la parte polifenólica, la parte tánica, que es más amable. Obteniendo vinos más completos en maduración”.

.- Suena muy bien, casi se saborea…

El problema que hay en Gredos este año es el stress hídrico, la falta de agua de lluvia. Aquí el viñedo no se ha regado nunca. Este año lo está pasando mal. Lo están pasando mal hasta las encinas, que ya es decir.

Marc-Cepa-Abajo

MARC camina por la pendiente de Arrebatacapas, cerca de ese puerto de Cebreros.

Las vistas, en pleno agosto, parecen propias de octubre. Los colores del paisaje registran un carácter de otoño. Las jaras se están volviendo marrones, al igual que los fresnos, que ya empiezan a desprenderse de las hojas. Es un año de mucha sequía.

.- ¿Cómo aguanta el viñedo tanta sequía?

Este viñedo de 70 años ya ha tenido en el pasado sus ciclos de sequía. Lo que hace la planta es sobrevivir y olvidarse de la maduración. El problema será de los bodegueros, porque los vinos no tendrán lo que sueñan los enólogos. Pero, eso sí, tendrán el carácter de esta añada, que eso es interesante.

.- Toda esta uva será para…

Inicialmente esto es una parte del Pegaso, y desde que empecé a trabajar con Pablo y con Telmo hemos estado chequeando todo el viñedo y ya tenemos claro que este viñedo va a mostrar un vino, que se va a convertir en la bandera del proyecto Pegaso. El vino se llamará como el viñedo, Arrebatacapas.

Entrada-Curva

ENTRADA al viñedo de la Curva, con los muelles de un colchón, icono de los vinos Pegaso.

Vino-Pegaso

UNO de los tres vinos ‘Pegaso’, con el muelle del colchón en la etiqueta.

Viñedos viejos de la Curva y Robledillo

De Arrebatacapas nos bajamos al viñedo viejo de La Curva, tres hectáreas de cepas situadas a 870 metros de altitud, donde el viñedo de 70 años registra una mayor producción, y donde la maduración está algo más adelantada.

.- ¿Cuántos años llevas en este proyecto?

Empecé con ellos en la vendimia del 2016. Esta será mi cuarta vendimia para los vinos Pegaso.

.- ¿Qué habéis hecho estos tres años?

Cepa-Curva

CEPA de la Curva bajo un cielo que se resiste a enviar agua a la tierra, en Gredos.

Hemos conjugado ideas entre Pablo y Telmo, y Telmo y yo, para la elaboración, cara a mantener el perfil del estilo de los vinos. Hemos cambiado algunas cosas, y otras se han mantenido. Ahora intentamos que los vinos sean un poco más accesibles, que no necesiten tanto tiempo.

.- Teniendo al lado a dos grandes personalidades, como son Telmo Rodríguez y Pablo Eguzkiza, ¿qué impronta es tuya?

Yo creo que la calma. La tranquilidad que les aporto. El tener a una persona aquí y mi carácter, que es tranquilo. Yo voy mucho con los ritmos de la Naturaleza. Esta es una zona en la que no te puedes estresar. Hemos aprendido que hay cosas que no van a llegar, que no vamos a tener, y que no vale esperar para tenerlas. Aunque no tenga la perfección, las cosas a veces salen.

Telmo-y-Pablo

A TELMO y Pablo “les aporto mi carácter tranquilo”.

.- ¿Qué te enseñó la última vendimia de Gredos 2018?

Quizá fuera de las que menos aprendí, porque fue un año casi perfecto, de verano suave, con la lluvia adecuada, una maduración muy lenta. Son vinos que están muy buenos. Cuando la uva te entra buena, aprendes, pero aprendes menos.

.- Uno aprende de las dificultades

Sí. Las añadas que más me han enseñado han sido la más complicadas.

.- Ésta de 2019 te va a enseñar…

Ésta sí. De hecho ya estamos pensando cómo la enfocamos. En La Curva hay todavía más stress hídrico que en Arrebatacapas. Esta tiene un ciclo corto de maduración, y con ciclo corto hay una mayor imperfección.

Aguila-1

QUINIENTOS metros sobre nosotros, un águila imperial planeaba sobre el territorio.

.- ¿Has visto?… Mira –le digo a Marc de repente-. ¿Es un águila o un dron enorme?

Es un águila imperial que vuela muy alto.

.- Nos va a estar vigilando durante la entrevista. ¿No será Telmo?

Jajaja.

Sobre una piedra enorme de granito

El-Robledillo

SOBRE una gran piedra, en el viñedo viejo de Robledillo.

La siguiente parada es en la viña de Robledillo. Qué cambio. La vieja viña, también de 70 años, tiene 2,2 hectáreas, y está asentada sobre granito, a 825 metros. Es un paraje precioso de pinar, con un viñedo viejo bien enmarcado por muros y unos hitos que Telmo ha pedido que se pinten con cal.

.- ¿Tienes una viña predilecta, Marc?

No tengo predilección, todas tienen su carácter.

.- Esta es más sencilla de trabajar.

Sí, de echo la aramos con un tractorcito, mientras que en las otras utilizamos la mula mecánica, que resulta algo más complicado.

.- Describe la finca, por favor.

Arbol-Robledillo

CON toda la luz que hay en Ávila en agosto, el día salió nublado, pero lleno de magia.

Es un paraje bastante tardío. Aquí hace siempre más frío que allí arriba, estirando un poquito el ciclo. También tiene stress hídrico, si bien las plantas ahora mismo no están sufriendo tanto, porque aquí las noches son más frías, al igual que el aire, lo que deja respirar mejor a la planta por la noche.

.- Estamos sobre una piedra enorme de granito pegada a la viña

Este es un paraje típico de Gredos. Rodeado por un formidable pinar.

.- También están los hitos blanqueados con cal.

Hito-Good-LC

UNO de los muchos hitos que delimitan los viñedos de Pegaso en Gredos.

Aquí era una tradición. Se marcaban la lindes de las parcelas con piedras, con hitos. Pintar esas lindes, esas piedras ha sido una idea de Telmo. Antes se utilizaban cuarzos, piedras blancas, para que quedara claro el linde, para que resaltara. Telmo ha hecho un guiño a esa tradición del lugar.

Tras visitar a las tres viñas, nos vamos camino de la bodega. Un edificio de más de cien años, situado en el corazón de un coto privado de caza, que pertenece al que fuera campeón del mundo de rally, Carlos Sainz.

Primero cataremos los diferentes vinos Pegaso directamente de las barricas. Después, en la casa aneja a la bodega, continuaremos con la conversación.

Marc-PP

MARC ISART se encuentra a sus 44 años en la plenitud de su vida.

.- Marc, ¿en qué momento de tu vida te encuentras?

En plenitud, a tope, sin parar. Es un momento muy bonito.

Tres frentes abiertos de trabajo y pasión

.- ¿Ahora mismo qué frentes de pasión (trabajo) tienes abiertos?

Ahora mismo tengo un proyecto personal, que llevo a cabo con Carmen, mi mujer, en el pueblo de Chinchón, un proyecto que se llama “Bodegas Cinco Leguas” y los vinos “La Maldición”. Luego estoy trabajando en este proyecto Viñas Viejas de Cebreros con Telmo, Pablo y Carlos. Además, trabajo en Bernabeleva, en San Martín de Valdeiglesias.

Sobre-Canchal

EN LA tranquilidad de Gredos, Marc tiene tiempo para repensar su intensa vida laboral.

.- El punto de conexión de los tres es la enología, la viña y el vino.

Sí, pero cada uno tiene su discurso, su lectura, cada uno ha de ser interpretado a su manera.

.- En el momento que la gente lea en la entrevista la palabra “La Maldición” querrá una explicación de ese nombre

Es el nombre de un paraje, que está en Valdilecha (al este de Madrid), con arcillas y calizas. Habla de un paraje alejado del pueblo, al que se tardaba tres horas andando y tres para volver. Así que cuando se juntaba la gente en la taberna al anochecer, y le preguntaban “¿Dónde irás mañana?”, el otro contestaba “a la maldición aquella”.

Hito-Mano

LA MANO del vitivinicultor sobre uno de los hitos blanquedados de Arrebatacapas.

.- ¿En qué fases están los tres proyectos?

Cada cual está en una fase diferente, así que todos tienen algo que me completa y algo que me cabrea. “La Maldición” tiene la impronta del arranque, por lo que debo ponerle mucha energía. “Bernabeleva” está más en una fase de recoger el trabajo realizado. Y en “Viñas Viejas de Cebreros” atravesamos un momento de rejuvenecer un proyecto que se había quedado un poco parado, y está el estímulo de volver a hacer vinos que el consumidor reclame.

Volver al olivo y a la huerta

.- ¿No tienes muchos frentes abiertos?

Yo tengo puesta fecha de caducidad a las cosas. Le he dicho a Telmo que estaré aquí un tiempo, porque ya no voy a querer más dinero, sino eso, más tiempo. Aquí quiero montar una estructura para que esto ande solo, como he hecho en Bernabeleva. Lo que quiero es hacer andar lo mío, y que lo mío ande conmigo.

Tierra-Mano

ME RESULTA hermoso cuando algunos viticultores toman la tierra en sus manos.

.- En este momento preciso es “La Maldición” lo que te reclama más tiempo.

Ahora estoy terminando unas obras allí. Y sí. Albañiles, pintores, licencias…

.- ¿Algún día será la niña de tus ojos?

Será la zona de mi retiro. Allí terminaré con más tranquilidad, allí voy a trabajar la viña físicamente, allí volveré al olivo, a la huerta. Ese es mi objetivo.

.- Antes has dicho que vives muy acorde al ciclo de la naturaleza ¿Cómo es tu ciclo anual?

Mi año arranca vitivinícolamente hablando en septiembre, cuando arranca la vendimia, en la que estoy muy encima del viñedo y la bodega, controlando todo esto en los tres sitios, que se solapan mucho entre ellos. De noviembre a marzo es un período de mucho trabajo comercial, de muchos viajes a nivel internacional, Estados Unidos, Alemania, Inglaterra, a los países nórdicos…

 

CONTINUARÁ

4 Comentarios

  1. Kepa Urdangarin

    Leo de madrugada este intenso viaje al reciente verano en la serranía de Gredos. Una crónica de una viticultura abnegada y fértil, con la calma de Marc Isart.

    Comprendo bien al hombre tranquilo y sabio. Entiendo perfectamente su voluntad de alcanzar su obra maestra: GANAR TIEMPO. Ese es el punto del buen vino y la buena vida.

    Zorionak!!!

    25-Sep-19 · 11:56 pm | Permalink
  2. Blog Rioja Alavesa

    Eskerrik asko, Kepa Urdangarin. Tiene un libro Manu Leguineche que se titula “la felicidad de la tierra” que podríamos combinar con otro titulado “El precio del paraíso”, los traigo aquí porque creo que Marc se está adentrado desde la paz de Gredos por esas sendas. Un cordial abrazo.

    26-Sep-19 · 12:00 am | Permalink
  3. MIKEL

    Marc elabora unos vinos buenísimos en todos sus proyectos.
    Tengo la suerte de conocerlo personalmente, y su gran calidad humana (bondad, compañerismo, tranquilidad) se ve reflejada en sus vinos.

    ¡Gran tipo Marc!

    26-Sep-19 · 10:24 am | Permalink
  4. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Mikel. Un cordial abrazo.

    26-Sep-19 · 11:25 am | Permalink

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos marcados son obligatorios *
*
*

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL