¿Por qué siete relatos, oh santo hombre?

“YA puedes pasar / Ongi etorri paradisura / Bienvenid@ al paraíso…”

En una atmósfera especial, propia de la que crea cada día la Naturaleza entre la Sierra de Toloño y el río Ebro, el pasado sábado, en el Palacio Villa Suso de Gasteiz, se fundieron creativamente la Cultura del Vino con la Literatura, la Música y el Dibujo, para acercar la esencia del vino, el txakoli o la sidra.

Proyecto Alma

EL PALACIO Villa Suso fue el lugar elegido para tan mágico maridaje.

Por sí solos son fundamento de la historia de la Humanidad. Vino. Literatura. Arte. Música. Dibujo. El sábado se obró el milagro del maridaje perfecto. Una fusión adecuada para todos los tiempos. Cultura y Vino dijeron sí a la unión. Todo lo demás, hecho con alma, fue magia, delicadeza, sensibilidad suma. Un espectáculo vital que debiera repetirse una y otra vez.

Proyecto Alma

MADDI Ohienart compitió con su canto de Zuberoa con el tañido de campanas cercanas.

“Sale del alma y quiere llegar al alma”, nos había contado hace unos días en el Blog Juanpe Alvarez, que dirige desde el Estudio de Diseño y Arquitectura F2work un proyecto soñador con esta conexión entre el mundo del Vino y el Enoturismo con el mundo del Arte y la Literatura.

“Proyecto Alma – Arima Proiektua – Maridaje de Cultura y Pecados”, se denomina. Y responde bien a ese nombre.

Proyecto Alma

HABÍA que estar allí para el hechizo, escuchar armoniosas palabras, beber buenos vinos…

Con los Siete pecados capitales como eje del mismo, han diseñado 14 cofresfabricados en maderas nobles, cuyo interior atesora una botella “magnum” de vino, txakoli o sidra, una tabla de madera para cortar, un cuchillo y una bayeta de gamuza cuyo peso son 21 gramos (dicen que es el peso del ALMA)…

… así como un escrito (narración, poesía, canción, cuento, cómic…) realizado por Siete renombrados artistas que homenajean con sus obras el mundo de los bodegueros, enlazando cada relato con un pecado capital.

El alma del proyecto, trenzada alrededor del vino, ha reunido el talento de siete reconocidos autores, dando lugar a este hermoso alumbramiento.

Proyecto Alma

UNA mesa con Vino, la otra con Literatura… que los humanos unimos con santa virtud.

Allí estuvieron el sábado los escritores Patxi Zubizarreta, Antonio Altarriba, Miren Agur Meabe,  Alicia Gimenez-Bartlett, y los músicos Maddie Oihenart (cantautora) y Peio Ramirez (chelo-acordeón), contando además con la colaboración de la ilustradora Elena Odriozola, que ha pintado las tapas de cada cofre.

Proyecto Alma

FOTO DE FAMILIA, de escritor@s, ilustradora y músicos, con Juanpe Alvarez.

No pudieron acudir a la cita ni Héctor Abad (estaba en la poética Medellín) ni Marie Darrieussecq, si bien hubo quien leyó por ellos los textos que ambos han escrito para el Proyecto Alma.

Con la creación de estos cofres quieren acercar a la gente la historia y el alma de los trabajadores de las bodegas, desde su origen en la tierra, pasando por todo el proceso de cuidado y elaboración, así como reflejar el alma puesta en cada racimo, cada uva, cada manzana… para crear un producto de excelente calidad.

Proyecto Alma

LOS cofres de maderas nobles, con las ilustraciones de Elena Odriozola.

Entre los presentes estaban los 14 cofres de 7 maderas diferentes, 7 autores, 7 bodegas, 7 cajas, que se entregarán a las diferentes bodegas participantes. Los otros 7 cofres se subastarán, para donar parte de lo recaudado a 7 diferentes asociaciones benéficas.

Cada una de las siete bodegas de Euskadi han aportado una botella especial para cada cofre. Entre esas siete bodegas, están las bodegas Artadi y Amaren, ambas de Rioja Alavesa; y la bodega de txakoli  Itxasmendi, de Gernika. Entre los presentes, por cierto, estuvieron los bodegueros Juan Carlos Lopez de Lacalle, Gari Ríos y Juan Luis Cañas.

Proyecto Alma

LOS TRES bodegueros presentes en Villa Suso, brindando por la unión de Vino y Cultura.

Sería muy extenso publicar en este artículo los siete formidables textos de los siete autores. Daremos como muestra un botón.

El relato de la francesa Marie Darrieussecq, finalista del Premio Goncourt, que desde Bayona ha sido traducida a más de 30 idiomas del mundo, habiendo publicado ya más de una docena de novelas.

Mariannik Garel (que fue la encargada de leer el relato de Marie Darrieussecq), nos contó que la autora de Bayona “estuvo visitando Rioja Alavesa en la última semana del pasado mes de agosto, quedando “absolutamente enamorada de la Comarca, de la Sierra, de las encinas, del Foehn, de las viñas, de las uvas adormecidas que esperaban ser recogidas por el viticultor…”

Proyecto Alma

LA ESCRITORA Marie Darrieussecq, nació en Bayona hace 50 años.

De esa experiencia, Marie Darrieussecq ha creado el siguiente texto sobre la Soberbia, que se convierte en un bello canto a la humildad:

“EL ERMITAÑO SIN ORGULLO”

-Marie Darrieussecq para el Proyecto Alma-

“En este valle de Rioja Alavesa, y de esto hace mucho tiempo, un ermitaño vivía debajo un olmo. Se alimentaba solo de agua y aceitunas. Siete aceitunas al día. Ni una más, ni una menos. Era un ermitaño muy humilde, todo lo que se espera de un ermitaño. Bebía en los abrevaderos que los viticultores dejaban para que beban perdices y liebres.

“Decía que él no era más que una perdiz, no más que una liebre. Rezaba por el pueblo, por los viñedos, por los animales, por todos. Años después los olmos del mundo occidental iban a morir por culpa de una enfermedad. Al ermitaño se le había olvidado rezar por los olmos. Su olmo desapareció también, aunque hoy se han podido localizar piedras que entonces conformaba la bóveda que le daba cobijo.

Proyecto Alma

“Se alimentaba solo de agua y aceitunas. Siete aceitunas al día. Ni una más, ni una menos… “

“¿Se trataba del anacoreta que vivía en la subida hacía el pueblo de Elciego? ¿O bien aquel otro que vivía en las laderas de Labastida? ¿O tal vez era el ermitaño que dormía el día entero cerca de Samaniego y Laguardia? La historia no lo recuerda.

“Las mujeres feligresas de la aldea -o sea, todas las mujeres- le llevaban ofrendas al ermitaño: una hogaza de pan, un poco de goxua. Pero él no lo tocaba. Sobrevivía sólo con sus siete aceitunas. Ni una más, ni una menos. Las hogazas de pan se las comían los pájaros; y en cuanto a la goxua y algún trocito de chorizo, el ermitaño decía que eran delicias para las liebres y las hormigas. Hasta que un día llegó un viajero que le preguntó:

“¿Por qué siete aceitunas, oh santo hombre?

“Se sabe que el siete es una cifra mística. Son siete los días de la semana, siete arcángeles del Apocalipsis, siete colores del arcoiris, y, sobre todo, siete son los pecados capitales.

Proyecto Alma

BIENVENIDA / Bienvenido al paraíso Rioja Alavesa, pasa y saborea el Alma del Paisaje.

“El ermitaño se libraba de todos ellos. La lujuria, implanteable; ¿la envidia?, estaba a gusto  con su vida; ¿la avaricia?, no, no tenía ninguna posesión; ¿la ira?, él era tierno como las liebres. Si acaso la pereza… ¿Y qué más?

“¿Por qué siete aceitunas, oh santo hombre?

“Siete aceitunas son más que suficientes, contestó el ermitaño. Ocho aceitunas sería la gula, y seis la soberbia”.

4 Comentarios

  1. Como de costumbre, un bello artículo de tu mano.

    Gracias por estar allí y contarlo.

    Un abrazo.

    11-Mar-19 · 7:55 pm | Permalink
  2. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Juanpe. Saludos cordiales.

    12-Mar-19 · 12:48 am | Permalink
  3. jooseba

    No se hasta qué punto somos conscientes de la categoría de este proyecto, el elenco de autoras y autores es simplemente alucinante. Bravo por semejante iniciativa.

    P.D.:Espero no haber pecado de soberbia.

    11-Mar-19 · 10:37 pm | Permalink
  4. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Joseba. Saludos.

    12-Mar-19 · 12:49 am | Permalink

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos marcados son obligatorios *
*
*

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL