Premios Nardiz a vidas profesionalmente ejemplares

El pionero del asociacionismo agrario Alfredo Montoya, la Federación de Cofradías de Pescadores de Gipuzkoa y la empresa conservera Hijos de Serrats han sido los premios Gonzalo Nardiz 2018, entregados por el Lehendakari Iñigo Urkullu este martes 15 de mayo, en el día de San Isidro.

Premios Nardiz

EL LEHENDAKARI Iñigo Urkullu dirigiéndose ayer a los tres premiados.

“Son los premios a vidas dedicadas a la Agricultura, la Pesca y la Alimentación”, en palabras del Lehendakari, que entregó los galardones junto con la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia.

Instaurados en el año 2003, llevan el nombre del primer Consejero de Agricultura del Gobierno Vasco, convocándose cada dos años y suponiendo el reconocimiento de unas trayectorias profesionales ejemplares, prolongadas en el tiempo y desarrolladas principalmente en el sector primario, la cadena agroalimentaria y el mundo rural vasco.

Premios Nardiz

EUGENIO Elduaien, Miren Garmendia, Esperanza Serrats y Alfredo Montoya (de izq. a dcha.).

DECLARACIONES AL BLOG DE LOS PREMIADOS

Alfredo Montoya es natural de los Valles Alaveses (Comunión, 1957). Es el único de diez hermanos que se ha dedicado a la agricultura, pasión que ha transmitido a sus hijos Joseba y Endika. Cultiva el cereal, las oleaginosas, remolacha, alubia pinta alavesa y también es productor de legumbres.

El premio se le concede por su dilatada trayectoria profesional como agricultor y, especialmente, por su compromiso y trabajo incansable en el campo de asociacionismo y el cooperativismo agrario. Inició este trabajo en la Unión de Agricultores y Ganaderos Alaveses UAGA, en la que llegó a ser presidente entre los años 1985–1988.

Premios Nardiz

ALFREDO Montoya (presidente del sindicato UAGA en los años ochenta) posa para el Blog.

“Agradezco el premio Gonzalo Nardiz –declaró al Blog-, pero si hubiera dependido de mí, yo no me lo hubiera dado. Hay muchos otros que lo merecen“.

“El sector agrario se está fortaleciendo en las zonas de mayor productividad, mientras que en las de menor rentabilidad hay una falta de gente joven en el campo –informó al Blog-. Soy optimista de cara al futuro, pues creo que la agricultura va a seguir siendo competitiva. Claro que… no va a ser con el modelo que hemos vivido nosotros”.

.- En tus palabras se ha percibido un lamento: “La sociedad vasca –has dicho- no considera al Sector Primario vasco como se merece”.

Creo que la sociedad no está captando el valor que tiene la producción agraria. La gente no se da suficientemente cuenta de que comemos y bebemos gracias al esfuerzo de muchos agricultores y pescadores.

Premios Nardiz

LEHENDAKARITZA. Reunió ayer a gentes de la Agricultura, la Pesca y la Alimentación.

.- ¿De qué manera hemos de mostrar la consideración y el cariño por vuestra tarea diaria?

El sector agrario ha de recibir el reconocimiento social que merece, porque parece que vivimos de subvenciones, y no es así. Han de saber que nuestro trabajo es duro, cuidamos y defendemos el Medio Ambiente, cuidamos los pueblos y luchamos contra la despoblación en las zonas rurales. Nuestro trabajo es más que arado y tractor. Y todo eso, teniendo en cuenta que los agricultores no gozan de los mismos buenos servicios que existen en las ciudades.

FEDERACIÓN DE COFRADÍAS DE PESCADORES DE GIPUZKOA.

El premio a la Federación de Cofradías de Pescadores de Gipuzkoa lo recogieron su presidente, Eugenio Elduaien, y la secretaria general de la Federación, Miren Garmendia.

En opinión del jurado, la Federación de Cofradías de Pescadores de Gipuzkoa ha realizado “una importante labor durante más de cien años desde todos los ámbitos de actuación, tanto social como económico y medioambiental, lo que ha contribuido a la sostenibilidad de la actividad pesquera y su cadena de valor”.

Premios Nardiz

MIREN Garmendia (a la izquierda) y Esperanza Serrats muestran los galardones recibidos.

La Federación de Cofradías de Pescadores de Gipuzkoa fue creada por  la cofradías de nueve localidades de la costeras del territorio (Hondarribia, San Juan, San Pedro, Donostia,Orio, Zarautz, Getaria, Zumaia y Mutriku) y  celebró el pasado mes de abril en San Sebastián su centenario.

Las seis cofradías que la conforman actualmente (de Donostia, Getaria, Hondarribi, Mutriku, Orio y Pasaia) prestan cobertura a cerca de 800 arrantzales que trabajan en unos 85 barcos de bajura, 50 de ellos dedicados a la pesca con artes menores y a cacea y el resto a capturar al cerco y con cebo vivo.

Ya en su intervención en el atril de lehendakaritza, Eugenio Elduaien, lamentó igualmente que la sociedad vasca no ha sabido ver el papel sostenible y profesional de los arrantzales. “No se les valora suficientemente”, sentenció.

Premios Nardiz

LOS premiados en el estrado, junto con el Lehendakari y la Consejera Arantxa Tapia.

En su intervención ante el Lehendakari y la Consejera, Eugenio Elduaien dijo que venía a recoger el  galardón con un Sueño: “Que dentro de cien años suban aquí a recoger este premio las dos Federaciones juntas, unificadas, la guipuzcoana y la vizcaína.

.- ¿Dónde está la complicación para que esa unión se lleve a efecto?, le pregunté.

Lo cierto es que hoy día tenemos mejores relaciones que nunca. El siguiente paso será la unificación. Es complicado, pero lo estamos tocando con los dedos. La complicación es que somos dos provincias con una historia detrás y aunque seamos todos de bajura, tenemos las lonjas de pesca algo encontradas.

Hemos de unirnos porque cada vez somos menos.

Hoy estamos hablando de 80 barcos en Gipuzkoa, y otros 80 en Bizkaia… si bien recogemos diferentes tonelajes de pesca. Pero si nuestros antepasados pudieron juntarse en cofradías que ya tienen 600 años, por qué no lo vamos a hacer nosotros ahora.

Premios Nardiz

ESPERANZA Serrats, en un momento de su discurso de agradecimiento.

El premio a Conservas Hijos de José Serrats S.A. se concede “por la dilatada trayectoria profesional de la empresa en Euskadi, más concretamente en Bermeo, ya que, durante 128 años, la generación de riqueza, la utilización de las materias primas locales, la innovación y la creación de empleo han sido una constante en su filosofía de trabajo”.

En representación de la empresa, el galardón lo recogió Esperanza Serrats, que alabó en su alocución pública el espíritu luchador e innovador de la generaciones que le han precedido. “Hoy hemos llegado a países como China o los Emiratos Árabes, gracias a nuestras trabajadoras, el gusto por la cosas bien hechas… Y por no rendirnos nunca”.

.- ¿Qué significa no rendirse en la era de la Globalización?, le preguntó el Blog.

Igual que desde 1890 ha habido muchos cambios sociales, económicos, políticos, que nos han supuesto retos que superar; ahora el mundo está cambiando mucho, hay una globalización en marcha, y nos enfrentamos a otro tipo de retos. Unos los vemos venir, otros nos cogerán por sorpresa, pero esa confianza en nuestro trabajo, en nuestro producto, en nuestros recursos, y en ese espíritu luchador, hace que esto continúe y dure aún muchos años más.

Nardiz-Aguirre-Mexico

REENCUENTRO del lehendakari Aguirre con Gonzalo Nardiz en México.

Gonzalo Nardiz Bengoetxea (que da nombre a los galardones) fue el primer Consejero de Agricultura del Gobierno Vasco y el miembro más joven de aquel gabinete presidido por José Antonio Aguirre que se constituyó el 7 de octubre de 1936.

Como Consejero del lehendakari Aguirre, Nardiz se encargó de la ganadería, los bosques y los montes. Su trabajo estuvo encaminado a lograr las mayores cotas de autoabastecimiento posibles para Euskadi, además de preservar la riqueza ganadera y forestal del país.

Durante su mandato al frente de la Consejería, trabajó en un proyecto de reforma agraria, que no llegó a ser aprobado, que pretendía facilitar el acceso a la propiedad de la tierra a los arrendatarios rústicos, de acuerdo con un programa agrario del Sindicato Solidaridad de Trabajadores Vascos y de Acción Nacionalista Vasca.

Premios Nardiz

GONZALO NARDIZ, “presente” ayer en los Premios y en un libro sobre él.

Tras la victoria de las tropas franquistas en 1939, Gonzalo Nardiz, al igual que el resto de los componentes del Gobierno, tuvo que poner rumbo al exilio. Un exilio que se alargó durante 40 años. Vivió en París, México y, desde 1946, en San Juan de Luz.

Gonzalo Nardiz Bengoetxea volvió en cierta forma ayer a Euskalherria. Todos los presentes nos pudimos llevar un libro donde se cuenta su vida y su entrega al país.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos marcados son obligatorios *
*
*

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL