La Amapola y la Muralla

Muralla dicen. Suena a muro infranqueable, a fortaleza inexpugnable, a ciudad sitiada que puede defenderse por sí sola. Muralla. Fría prisión que encierra a los que viven dentro.

Paseo por Laguardia

Paseando por Laguardia he visto más de cien puertas entreabiertas. Maderas secas, cuarteadas, pintadas de colores… Brotaron de la tierra amparadas por la luz cambiante del cielo.

Julio Flor *

La villa amurallada te convida, te ofrece su altura, sus vistas, sus pórticos, sus almenas, sus bodegas. Laguardia te invita a todo lo que tiene. Sus callejas, el silencio, su aroma, la pasión. Su danza, una mirada profunda, el encuentro inesperado, un sortilegio e incluso el sí ante un altar…

Paseo por Laguardia

Nicolás Guillén habló de hacer una muralla con las manos que llegara desde la playa hasta el monte, desde el monte hasta la playa, allá sobre el horizonte. Muralla abierta a la rosa y al clavel, la paloma y el laurel, al corazón del amigo, a la yerbabuena, al ruiseñor en la flor.

Me he parado con devoción ante las puertas de Laguardia, pensando en los umbrales que vamos atravesando en la vida.

Paseo por Laguardia

La puerta de la niñez, el colegio, la de la ermita y la catedral, los museos y hospitales, la puerta de la fiesta, el arco del amor… la puerta del cementerio. Sucesión de puertas que se abren y se cierran.

Tocan a tu puerta fértil, Rioja Alavesa. Llegan amapolas. El viento inmurallable entra por tus techos abiertos, por tus pechos de viña y olivo. Llama el silencio quedo, muy quedo. Es tu corazón. Golpea para que le dejes ver el mundo con la inocencia perdida.

Paseo por Laguardia

Cruje, ruge, habla puerta. Canta los dos mundos, el de puertas adentro, el de puertas afuera. El fuego del hogar y el de la lluvia que cae, alimentando la fruta que vendrá.

Ya no hay muro enemigo. Es abrigo. Piedras cual testigos de la historia. Un hogar más amplio donde correr y jugar. Detrás de todas esas puertas hay una única casa con infinitas ventanas.

Paseo por Laguardia

Un pueblo, una comarca compartida. La posibilidad de convertirse, tras una montaña de afecto en una familia única.

Laguardia es hogar. Más que belleza estética, un destino compartido. Un habitáculo común. La esperanza tallada surco a surco, esculpida casa a casa, rezo a rezo. Una muralla llena de puertas entreabiertas nunca es muralla. Cada una de ellas te convida a abrir cerrojos, a quitar candados. Debes hacerlo antes que se marchiten las amapolas.

Paseo por Laguardia

Mi humilde corazón se detiene ante tu puerta.

 

*Periodista.

10 Comentarios

  1. Julio, transportas sentimiento teñido de hermosura.

    12-Abr-19 · 5:12 am | Permalink
  2. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Victoria Cañas. Tu puerta siempre abierta allí donde te halles. Elciego o Bilbao. Saludos cordiales.

    12-Abr-19 · 8:05 am | Permalink
  3. Jesús Martínez Gordo

    La vida y la Rioja Alavesa es más bella cuando se ve con tus ojos. Muchas gracias, Julio.

    12-Abr-19 · 6:22 am | Permalink
  4. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Jesús Martínez Gordo, estimado amigo. Saludos cordiales.

    12-Abr-19 · 8:06 am | Permalink
  5. Santi Argote

    No sé qué puertas me gustan más: las sugestivas puertas de Rioja Alavesa, las que atravesamos a lo largo de la vida. O las puertas que te llevan, como a Alicia, a un mundo poético tan sutil como poderoso

    12-Abr-19 · 9:23 am | Permalink
  6. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Santi Argote. Para qué elegir, no te parece. Todas esas puertas -y otras- son necesarias. Todas sugerentes. Siento que somos puerta y también muralla. El texto habla tanto de Laguardia como de la formidable Labraza. Habla de Rioja Alavesa. Al fin, habla de ti y de mí. De todos y todas habla. Ese es el poder del texto. Para eso ha sido concebido.

    12-Abr-19 · 9:27 am | Permalink
  7. Alfredo Postlethwaite

    ¡Bravo Julio! Tu prosa es magnífica. Me transportó a un sitio idílico, amén de darle un giro auténtico a lo ke creía ke era una muralla y lo has convertido en un sitio de bienvenida. Gracias. Un abrazo.

    12-Abr-19 · 9:45 am | Permalink
  8. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Alfredo Postlethwaite. Saludos cordiales.

    12-Abr-19 · 9:55 am | Permalink
  9. Amaia Urreisti

    Ni sé las veces que he cantado con otros la canción de la Muralla. Es tan hermosa… Cualquier día de estos la volveremos a cantar, por supuesto.

    Lo que no me había dado cuenta es que la puerta de una casa puede ser frontera. Y muralla. Depende de nosotras.

    Es un texto para varias lecturas. Un hallazgo. Enhorabuena!

    12-Abr-19 · 12:04 pm | Permalink
  10. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Amaia Urreisti. “Dun dun, ¿quién es?”. Abre la muralla. Un saludo de puertas abiertas.

    12-Abr-19 · 12:07 pm | Permalink

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos marcados son obligatorios *
*
*

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL