Una vida de Vino

El autor de la novela sobre Jean Pineau, Jesús Fernández Ibáñez, titulada “Memorias de un maestro bodeguero”, defiende que “al vino hay que darle su misterio…” 

Memorias de un maestro bodeguero

DETALLE de la portada del libro sobre Jean Pineau, de Jesús Ferández Ibáñez. 

.- ¿Dirías que la novela sobre Jean Pineau es un canto a Rioja Alavesa y al vino?

Es un canto a toda esa gente que durante siglos nos han precedido, los que han estado trabajando, haciendo de las viñas y el vino su ‘modus vivendi’. Ellos nos han dejado un tesoro.

Memorias de un maestro bodeguero

JESÚS Fernández Ibáñez, autor de la historia novelada sobre el francés Pineau.

Natural de Elciego, Jesús Fernández Ibáñez ha sido maestro de Sociales en EGB, luego profesor de música, posteriormente director del Instituto de Astrabudua, en Bizkaia, más tarde Director de Planificación y Centros Escolares del Gobierno Vasco, y en la actualidad es gerente en el Consorcio de Educación Compensatoria en Bizkaia.

Lleva una parte de su vida dedicada al proyecto de publicar las memorias noveladas sobre el maestro bodeguero Jean Pineau. Pero sus ocupaciones no le permitían sacar las horas suficientes para centrarse y escribir. Porque si de eso se trata, Jesús ha escrito al final 645 folios de ordenador, que en la novela se han convertido en 900 páginas. El vino tiene sus misterios, sí, como las novelas, como la vida misma.

Memorias de un maestro bodeguero

EN las primeras páginas … de un total de 912.

“Pineau es el padre del moderno vino riojano, respetando a Manuel Quintano y al marqués de Murrieta… pero el que inicia toda esta revolución es Jean Pineau”.

 .- ¿Cuántos años llevas con este libro, Jesús, hasta verlo publicado en agosto de 2018?

Comencé a acariciar este proyecto cuando en Elciego preparamos el material para un homenaje que se le hizo a Jean Pineau en 2012. Entonces le sacamos del oscurantismo en el que estaba. Queríamos responder a la pregunta ¿Quién fue Pineau, ese francés del que se habla? Después de todo aquello me quedé con la idea de que se podía hacer algo más elaborado.

.- Ya sabías quien era… pero no sabías lo suficiente.

Sabíamos quién era Pineau, pero en todos estos años la hondura ha sido otra. Por entonces ya saqué alguna publicación. En 2012 vinieron biznietos suyos a Elciego, se le hizo a Pineau un himno con la Banda de Música, fuimos al cementerio, donde Diputación puso una pequeña placa en su tumba.

Memorias de un maestro bodeguero

JESÚS con los Gaiteros y con el Alcalde de Elciego el pasado 31 agosto, que presentó el libro.

.- ¿Qué decían los datos bibliográficos de Pineau?

Los que sabíamos de él entra en un folletín, pero a mí me parecía que necesitaba un contexto histórico y social. Después de muchas vueltas, hace cinco años cogí esta idea, la de crear un personaje que tomaba apuntes de todo lo que pasaba. Y con toda la documentación que yo tengo del personaje en la vida social y económica del pueblo, entretejer unas memorias.

.- Al final la idea te ha llevado a escribir un libro de 900 páginas.

Había que contextualizar el siglo XIX en Elciego, y contar la importancia que este señor tuvo… porque estamos hablando de un cambio en muchos aspectos. Hasta que él llegó teníamos una producción vinícola de auto consumo, y algunos de venta del vino. La Iglesia era una potente empresa del vino. Y estamos pasando a contemplar el vino como un artículo que se puede producir y vender. Pero para hacer eso, hay que cambiar todos los esquemas: la conservación del producto, la preparación, la venta, el mercado…

.- La novela transcurre en la segunda mitad del siglo XIX.

Memorias de un maestro bodeguero

CONTRAPORTADA con las etiquetas del Medoc Alavés (1864) y del Marqués de Riscal (1866).

Entonces estaba el tema del ferrocarril, que es vital. Y está el tema de que por el camino que íbamos no había futuro. Pineau tiene mucha importancia porque formará parte de una revolución vinícola.

.- ¿Es él quien revoluciona el mundo del vino en Rioja Alavesa?

Es uno más de esa revolución. Quienes revolucionan el mundo del vino son los empresarios que luego se van a sumar a ello. Pero él pone los mimbres para hacer eso que hay que hacer, cambiando el vino. Eso está demostrado científicamente.  Yo digo que él viene a Elciego a imitar los vinos de Burdeos, pero se da cuenta… -y lo dice textualmente él en un escrito suyo- … que todas las imitaciones son malas.

.- ¿En el fondo, qué está valorando?

Valora la calidad de nuestras uvas y la calidad del vino, que es muy buena. Se trataba entonces de encontrar un producto para el Medoc Alavés que no se altere en el tiempo, que aguante el comercio, que tenga una elaboración que no fluctúe tanto en los contrastes… pero que sea propio de Rioja Alavesa.  Esta es la parte más importante. Y después, cuando deja el proyecto del Medoc Alavés, pasa a Marqués de Riscal, que es la primera bodega que entra en este mundo.

Memorias de un maestro bodeguero

LAS primeras elaboraciones al estilo Medoc se inician a partir de 1862.

.- ¿Es la primera bodega de todo Rioja?

La primera bodega de todo Rioja. En el libro se reconoce que Quintano hizo su experiencia en Labastida, pero no hubo continuidad, y Murrieta hizo su experiencia en Logroño, donde tampoco hubo continuidad. Son experiencias que hay que darles su valor, pero es Pineau el primero que inicia un trabajo que tendrá continuidad.

.- Tú que conoces como nadie al personaje, ¿en qué fue Jean Pineau fundamental? ¿Cuál ha sido su papel en la historia de nuestros vinos?

Memorias de un maestro bodeguero

PASAPORTE de J. Pineau cuando salió de Cussac hacia Vitoria en 1862.

Pineau aportó a esta revolución vinícola el sistema de elaboración del vino, rompiendo con el sistema tradicional de echar todo el fruto en un lagar, llámese lago, cuba o lo que quieras, y lo pasa por una criba donde recoge solo la baya de la uva, quitando el resto. Ese sistema de fermentación es nuevo.

.- ¿Qué más revoluciona?

La segunda cosa que hace en la elaboración, es no mantener el vino en unos toneles grandes para beberlo en un año, sino que pasa el vino a toneles pequeños, que son las barricas, desconocidas hasta entonces, y con ese sistema consigue que el vino dure más tiempo y adquiera otro sabor, otra finura, porque el mercado pedía un vino fino, no el vino basto.

Memorias de un maestro bodeguero

PRIMERA cita, antes del comienzo de la novela, del poeta Omar-Al-Kayan.

Él pone en marcha todo el sistema de elaboración para sacar un vino fino adaptado a los nuevos gustos, y que tenga perdurabilidad en el tiempo.

.- Ese sistema de elaboración ya funcionaba en el Medoc francés, claro

Sí. Esa es su aportación, traerlo a Rioja Alavesa.

.- Además de ser un buen enólogo… ¿qué fue en Elciego? ¿Líder de una revolución vitícola, un avanzado, un personaje a imitar, el vecino más admirable?

Es el padre del moderno vino riojano. Lo digo respetando a Quintano y a Murrieta. Pero es Pineau el padre que inicia toda esta revolución. En segundo lugar, es una persona muy discreta. Él está al servicio de su amo, primero el Diputado General de Álava durante seis años, y luego 21 años con el Marqués de Riscal, primero Guillermo Hurtado de Amezaga y luego Camilo Hurtado de Amezaga.

Memorias de un maestro bodeguero

LA NOVELA nos lleva a tiempos más difíciles para la viticultura y para Rioja Alavesa.

.- El hombre discreto, eh!

Sí, pero con esa discreción él participó mucho en la vida social del pueblo. Por ejemplo, cuando hace falta dinero para el Ayuntamiento, él lo presta. A él recurren cuando hay temas de estos, por lo que fue un hombre muy respetado.

Tenía una ideología liberal francesa del siglo XIX, que la lleva con discreción. Sus jefes también eran liberales, como también lo era el Diputado General. Y con Balanzategui (mayor propietario de viñas de Elciego), que eran liberales de Sagasta. En las Guerras Carlistas lo llevaron de rehén a Peñacerrada, le robaron caballos y colchones. Y todo lo asume. Fue discreto en su vida, pero siempre apoyando al pueblo.

Memorias de un maestro bodeguero

EL autor de la vida novelada de Pineau, con el libro abierto, posa para el Blog.

.- Cuando se asentó en Elciego ya estaba casado y con hijos.

Sí. Esto es una memoria novelada, con muchísimos diálogos, donde el 95% de lo que cuento es verdad.

.- ¿Sólo un 5% de ficción? Para ser una historia novelada, hay mucha verdad.

Lo que quiero decir es que yo he recreado el sentimiento del personaje. Jean Pineau vino a Álava por medio de Diputación para pasar aquí un año, pero su continuidad le llevó a permanecer otros cinco. Su objetivo era volver, pero se queda cuando el Marqués de Riscal le ofrece quedarse en su bodega. Quería volver, pero finalmente muere con 66 años, y se le entierra en Elciego.

.- Él llegó a Elciego con su esposa y su hijo pequeño

Eso es. El hijo mayor se quedó en Cussac, donde llegó a ser alcalde. Cuando Pineau vino a Elciego tenía ya 39 años. Un tiempo después trajo a su hijo, que era tonelero. De hecho fue su hijo quien inició aquí, en Rioja Alavesa, el nacimiento de la tonelería, que está más que demostrado, en un taller en Laguardia con el Medoc Alavés, y luego con el taller del Marqués de Riscal. Su hijo Carlos Pineau se casaría con una Ruiz Escudero de Elciego.

Memorias de un maestro bodeguero

LA tonelería de Rioja Alavesa, vinculada la llegada de los Pineau. 

Este matrimonio tuvo tres hijos en el pueblo. Así que sus nietos son de Elciego. Poco antes de morir les dijo que volvieran a Cussac, Francia, donde él pensaba volver. Antes habían muerto el hijo y la nuera, y el matrimonio Pineau se quedó con los tres nietos, que con la abuela volvieron a Cussac.

.- ¿Su vida era el vino, fundamentalmente?

Sí, sí. Él era, vamos a decir, el mayordomo, el encargado de gestionar toda la bodega de Marqués de Riscal. Gerente, administrador, mayordomo y enólogo.

.- En esos seis años largos de investigación a la búsqueda del personaje y la escritura sobre su vida y su época, ¿con quién te has encontrado humanamente hablando?

Con un buen profesional en lo suyo, con afán de mejora, tratando de perfeccionar sus técnicas. Un hombre que vive en la bodega fundamentalmente, manteniendo una buena relación amistosa con tres o cuatro personajes muy importantes de Elciego. De vez en cuando viajaba a Cussac en tren desde Vitoria para ver a su familia.

Memorias de un maestro bodeguero

LA ACOGIDA del libro fue emocionante, tanto que Jesús firmó algo más de 100 ejemplares.

.- Háblanos de los personajes de la novela

Son muchísimos. Tengo citados a 220 personas… Es un libro muy sentimental en su lenguaje, en relación con la tierra y las viñas. Han sido muchas las piezas del puzzle que he ido encajando.

.- ¿Cómo era la bodega del Marqués de Riscal a la que llegó Pineau?

Fue una bodeguita que con él presente se amplió, haciendo una nueva bodega. Pineau participó en la construcción de todo aquel proyecto.

.- Para la gente de Elciego, ¿quién fue Pineau?

Un mago misterioso porque hacía durar los vinos. Algo que no conseguían los demás. Sus pensamientos eran raros para la época, porque él decía que el vino no hay que venderlo al año, hay que guardarlo. “¿Y qué hacemos, si aquí vivimos al día?”.

.- No le vieron como un loco

No. Fue muy respetado por su implicación. En ese sentido fue un hombre bondadoso, generoso.

Memorias de un maestro bodeguero

EL autor del libro acudió a la presentación precedido por la música de los Gaiteros.

.- ¿Qué pensaba él del País Vasco, de la Álava que conoció?

Aquí en la comarca todo estaba muy retrasado. No sólo en lo material, sino en lo intelectual. Había gente muy avanzada, que eran parte de sus amigos, pero que no se lanzaban a esa revolución vitícola.

.- Pineau vivió en un mundo rural, el de Rioja Alavesa de mediados del siglo XIX

Totalmente rural. Su vida va a ser Elciego. No tengo dato alguno de si se relacionó con gentes de Vitoria, Bilbao o San Sebastián. Sí sabemos que se relacionó con el Diputado General de entonces, y con el Director de la Granja Escuela, Eugenio Garagarza, que fue quien propuso traer a Pineau de Francia.

.- ¿Qué aporta tu libro a la parte del Medoc Alavés?

Mi única aportación es que novelo esa parte, algo que ya está contado.

.- ¿Llegó Pineau a entrar en el alma vasca de nuestro pueblo, el euskera, la cultura milenaria…?

Memorias de un maestro bodeguero

“EL VINO ES EL MOTOR DE TODO en Rioja Alavesa”. 

No. Yo le hago darse cuenta en la novela de que en Rioja Alavesa se sabe mucho de vino. Y que el vino es el motor de todo. Pero que la Comarca está muy anticuada en muchos planteamientos, a pesar de lo cual él es muy respetuoso. Habló a la gente del tema de los abonos, el tema del tratamiento de enfermedades, aquí aparece por primera vez el mildiu en el 1885, un reto muy importante… y está todo el tema de la comercialización del vino.

.- ¿Dirías que la novela es un canto a Rioja Alavesa y al vino?

Lo digo en la dedicatoria, es un canto a toda esa gente que durante siglos nos han precedido, los que han estado trabajando, haciendo de las viñas y el vino su modus vivendi. Ellos nos han dejado un tesoro. Porque el vino es el motor de toda la construcción arquitectónica de Rioja Alavesa.

.- El vino como motor de Todo!

Si no es por el vino, en Elciego no tenemos ni iglesia, ni ermita, ni las casonas, ni nada de nada. Mira, de los ingresos de la Iglesia, el 70% de los ingresos de la tierra sale del vino. Y de todo el total de la Iglesia, el vino anda por el 45% de los ingresos. ¿Por qué se hace la sacristía? Porque hay cosechas de vino.

Memorias de un maestro bodeguero

DEDICATORIA del libro de Jesús Fernández Ibáñez.

.- ¿Cómo era aquella Rioja Alavesa de mediados del XIX?

Tenía dos estratos sociales muy diferenciados. Había muy pocos personajes que se habían educado fuera. El clero era muy importante en esa época, porque era un clero formado en Bergara, en Iratxe, muchos en Salamanca. Gente formada que luego en su gestión de las iglesias se nota que juega un papel notorio. Son hijos de la tierra, muy arraigados.

Luego tenemos un pequeño sector civil muy viajado, que vive la política de Madrid, gente que se relaciona en Logroño con gentes como Espartero o Sagasta, con una gran comunicación con el exterior. Pero esos son muy pocos. Son los poseedores de la tierra.

.- Había entonces una Diputación Foral que ya entonces lideraba proyectos en la Comarca

Muy importante. En el Medoc Alavés entre Ortiz de Zarate y Egaña están muy implicados con la tierra. Ellos sabían que si los pueblos se iban a la ruina, Diputación mermaría sus arcas. Y luego está toda la masa de población campesina, porque la artesanía y el comercio eran muy incipientes. El pueblo, en general, estaba empobrecido y vivía al día. Un sector de jornales, que cuando no hay jornales tienen que pedir ayuda a los ayuntamientos. Había mucha pobreza, con mucho mendicante y transeúnte.

Memorias de un maestro bodeguero

UNO de los párrafos de las “Memorias de un maestro bodeguero”.

.- Cualquier parecido con la realidad de hoy…

Nada que ver. 156 años después de haber llegado Pineau es el mismo lugar, la misma Sierra, las mismas tierras… Parte del objetivo de este libro está creado para hacer ver que el mundo del vino no ha estado siempre relacionado con la riqueza. Y que el vino es un tesoro que hay que cuidar y trabajarlo para proyectarlo al futuro. Es la herencia de toda esta gente que ha estado manteniéndolo sin ver el resultado de ese fruto.

.- Tu libro es historia, es cultura… ¿Es enseñanza para el futuro?

Es un libro muy pedagógico. Está escrito en línea pedagógica. Creo que se notará que está escrito por un profesional de la Enseñanza, no por un técnico del vino. Tiene mucho mensaje humano, mucha filosofía de la tierra y de la vida. Me encantaría que dentro de veinte años los chavales jóvenes lo leyeran, porque no es oro todo lo que reluce ahora.

Memorias de un maestro bodeguero

.- Se lo dedicas a tu padre Nemesio Fernández.

Mi padre es una figura representativa junto con tantos labradores que han mantenido las viñas con ilusión. Mi padre murió el año pasado, en noviembre, y no sabía nada de mi libro. Me decía “pero qué andas con tantos papeles”.

.- ¿No le contaste que sería un libro novelado sobre Jean Pineau?

No. Es más, este proyecto lo llevo trabajando como siete años. Lo frené al entrar a trabajar en una dirección del Gobierno Vasco, porque no tenía tiempo para ello. Hace un año salí del Gobierno y me puse de nuevo a la tarea. Fue cuando mi padre fallece a los 90 años. Al morir él fue cuando me dije “ahora sí que tengo la obligación de sacar este libro en homenaje a mi padre”.

.- Tu querido aita era de Elciego, como tú, pero él fue agricultor y bodeguero.

Él sabía sobre todo de agricultura. Siempre con ese mensaje del vino. Yo he vivido en casa muy humildemente. Mi padre elaboraba vino, y muy bueno, vino para casa y para vender cuando en los ochenta resultó más rentable vender el vino que la uva.

.- ¿El hijo de Nemesio también sabe lo que es la viña y cómo se elabora el vino?

Sí. Pero cuando voy a la viña y me agoto, recuerdo a mi padre, que hacía diez veces más de lo que hago yo, y cómo aguantaba.

Memorias de un maestro bodeguero

NEMESIO Fernández, el aita de Jesús, labrando una viña en los años cincuenta.

.- Una pena, que no le leyeras textos de este libro sobre las “Memorias de un maestro bodeguero”.

Pero te confieso que aquí están por escrito muchas conversaciones con mi padre. Nuestras conversaciones nutren la novela, porque mi padre no aparece para nada, salvo en la dedicatoria del libro. Están sus dichos, sus refranes, los productos que le echaban a las viñas. Datos y más datos cuya fuente ha sido mi padre.

.- El libro se presentó el 31 de agosto en Elciego. ¿Qué te han dicho tus lectoras y lectores?

Tengo la reseña de un profesor alemán, un doctor en Historias que vive en Orozco, que lo leyó en 15  días, y le encantó. Hace poco me llamó otra persona, que estuvo muchos años en Elciego, para decirme que en tres de los capítulos se había emocionado. Le dije que el libro está escrito para emocionar.

Memorias de un maestro bodeguero

COPLA popular

En Elciego hay una mujer de ochenta años que ya lo ha terminado, un ama de casa. Me dijo que “es de fácil lectura y que dentro de un año lo volveré a leer”. Otra persona de 90 años me ha dicho “ya voy leyendo el libro, eh!, a poquitos porque a mí me cuesta mucho leer”.

.- Qué hermoso!

Ese es el pago que recibo, porque este no es un trabajo científico para que quede a nivel universitario, ni para ganar dinero.

.- Novecientas páginas, 645 folios de ordenador… sería bonito una traducción al francés, ¿no?

Se habló con Cussac. No sería un problema de impresión, sino de traducción. Pero ya lo veremos.

Memorias de un maestro bodeguero

EL AUTOR ha abierto la puerta del pasado pensando en el futuro.

.- ¿Puede la novela llevar a mitificar el personaje?

No lo creo. Lo importante es que lo hemos sacado del olvido. En 2012 cuando homenajeamos a Pineau, el enterrador de Elciego me preguntó quién estaba enterrado en aquella tumba “que era la más olvidada de Elciego”.

Le contesté que allí estaba enterrada la persona que más dinero nos había dado a todos los de Elciego. Era la tumba más olvidada de Elciego, una tumba buena, de piedra, con su verjita y todo… pero olvidada.

Memorias de un maestro bodeguero

ELCIEGO y la Diputación de Álava rindieron hace años un homenaje a Jean Pineau.

.- Ya leíste en el Blog la anécdota del catedrático de Historia Ludger Mees, que estuvo a punto de saltar la tapia del cementerio para homenajear a Pineau.

Sí, aquel detalle me llamó la atención. Es hermoso, no. Saltar para ver la tumba del personaje olvidado.

.- En total, Pineau pasó 27 años en Rioja Alavesa, una vida entera.

Desde los 39 hasta los 66 años.

.- ¿Dirías que su obra está presente en todas nuestras bodegas?

Hay un capítulo donde Pineau dice que las personas morimos, pero que los vinos están ahí. Y hasta que no los descorchan ese vino no muere. En Riscal hay botellas desde 1862, botellas que elaboró él.

Memorias de un maestro bodeguero

JESÚS Fernández Ibáñez ante el edificio que fuera la Alhóndiga de Bilbao.

.- ¿Cómo ves a Elciego en 2018?

En el aspecto técnico-vinícola le veo muy bien. Muy potente. Pero hay que alimentarlo de estas cosas, de libros como éste, con proyectos y formación. En Rioja Alavesa hemos tenido un déficit de formación, que se está recuperando. En los años 80, el mayor fracaso escolar de Euskadi estaba en Rioja Alavesa.

.- Ya no está en esos parámetros.

No, pero ojo!

.- Quizá porque pensaron que tenían la vida solucionada con las viñas o las bodegas. Qué gran error.

Exactamente. Pero ¿qué hacen los grandes elaboradores de vino de Rioja Alavesa? Envían a los hijos a estudiar fuera, y luego ya volverán a Rioja Alavesa. El vino es un tesoro que, según los escritos de Elciego, llevamos con él quinientos años, que ha sido el motor, pero ojo, todos bien formados.

Memorias de un maestro bodeguero

LA mano del maestro, la mano del músico, la mano del escritor Fernández Ibáñez.

.- Uno de tus lectores se emocionó con tres de tus capítulos. ¿Y tú escribiéndolos?

Yo me he emocionado al escribirlo, y he llorado al releerlo.

.- Hoy en día son muchos los enólogos de la talla de Pineau que trabajan en Rioja

Muchos. Técnicamente hoy en día Pineau está más que superado. Hoy hay laboratorios, y técnicas, que él no tenía. Pero al vino hay que darle su misterio, y hay un misterio que es real. Si tú hablas con alguien de Marqués de Riscal, le escucharás preguntarse: “¿Por qué al descorchar aquellos vinos de hace 160 años todavía se mantienen, y descorchas otros de hace 30 años y no tienen la misma calidad?”

.- Como si Jean Pineau quisiera hacer un vino eterno…

Memorias de un maestro bodeguero

LA historia novelada escrita por Fernández Ibáñez rescata del olvido al maestro bodeguero.

Él juega con eso, que se va a morir, pero se pregunta cuándo es la muerte de un vino. Pero es verdad que hoy en día, con toda la técnica que tenemos, hay vinos del año 1920 o 1930, que son herencia de Pineau,  los abres y está muy buenos, cuando otros vinos de los setenta los abres y se han caído.

.- Los libros nos permiten esta licencia: ¿Se reconocería Jean Pineau si se levantara y leyera tu libro?

Yo así lo creo. Era un hombre conciliador, un asceta. Uno de sus tataranietos sabe de la existencia del libro, y su hija habla bien castellano, a ella le llevé los borradores del libro. Nos quieren mucho porque sienten que le hemos rescatado del olvido. Ellos sabían que existía, pero desconocían que estuviera enterrado en Elciego. Las novelas te permiten licencias, es verdad, como resucitar a la gente. Como rescatarlas del olvido y ponerlas a vivir en nuestra imaginación. Vuelven a vivir.

.- Vuelven a vivir, Jesús, como tu padre Nemesio.

26 Comentarios

  1. Miguel Larreina

    Gracias, Jesús, por tu generosidad al regalarnos este retazo de la Gran Historia de Rioja Alavesa. Gracias por tu tesón y tú sacrificio al investigar durante años , en soledad, en torno a esa época tan apasionante de finales del XIX. Gracias por enseñarnos y empujarnos a los aficionados por esa senda del estudio y el amor a Rioja Alavesa. Te veo espléndido en el reportaje fotográfico y con pinta de que pronto abordarås nuevos proyectos.

    22-Nov-18 · 8:16 pm | Permalink
  2. Blog Rioja Alavesa

    Gracias, Miguel. Saludos.

    22-Nov-18 · 10:19 pm | Permalink
  3. Ha sido importante rescatar este periodo, un tiempo que convive con nuestros días. Resultó emocionante su biznieto llamándonos hace 15 días para darnos la noticia del fallecimiento de su madre española casada con el nieto de Jean Pineau.

    Sin luz, en la que es la bodega de Diez-Caballero, llevando el agua desde la fuente y el manantial de nuestra cochera preparó los primeros vinos de Riscal, quitando el raspón a mano, sobre una mesa de celosías que dejaba caer los granos sobre baldes de cinc.

    Manos de mujeres que reían, mientras los hombres las afanaban para que se dieran prisa. Era la base para criar/educar el vino. Élever les vins…

    Gracias Jesús porque seguiremos compartiendo muchos XIX y su entronque con el XX. Sin olvidar que nos toca crear futuro, una vocación que tenemos los de Elciego y no nos la pueden sofocar. El ANDA SALERO… de nuestro gran poeta

    22-Nov-18 · 11:02 pm | Permalink
  4. Blog Rioja Alavesa

    Gracias, Victoria Cañas. Saludos!

    22-Nov-18 · 11:09 pm | Permalink
  5. karmele

    No hay una sola palabra de la entrevista que no me haya encantado. Me imagino el libro, más bien el valioso documento sobre Pineau, las nuevas técnicas para la consevación del vino, sobre el gran avance que supuso para Rioja alavesa el personaje de tu libro, Jesús, y los bodegueros que se sumaron a lo nuevo.

    El vino tiene su misterio, tú también lo tienes, Jesús, eres inteligente y abarcas ámbitos tan diferentes como el del mundo del vino, el de la enseñanza o el de la música. También el de la escritura, y todo lo haces magistralmente. El misterio del que hablas yo creo que es sinónimo del alma. Es sensibilidad, mucha. Es empeño, mimo, ilusión y mucho respeto y admiración por lo que vale la pena.

    Los detalles que leo de tu libro hacen que me parezca de lo más atractivo. Me ha encantado la cita del poeta iraní y la copla popular de la helada. No digamos la dedicatoria a tu padre Nemesio y la fotografía tan preciosa labrando la viña. Me has gustado mucho tú con todo lo que nos has dicho de tu libro y de tantas cosas más.

    Tantas licencias o recursos estilísticos que habremos estudiado y nunca había visto una tan importante como la que has nombrado tú, esa de “resucitar a la gente”. Me parece fascinante esa licencia con la que nos has traído al presente, a la vida, a Jean Pineau, el protagonista del libro, y a tu querido padre es al que creo que has hecho el más bello de los homenajes escribiendo un libro en el que él más que nadie ha participado.

    Enhorabuena, Jesús. Sin leer un solo capítulo, ya me has emocionado.

    23-Nov-18 · 11:57 am | Permalink
  6. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Karmele, por pintar aquí tu ilusión. Por compartirla. Saludos!

    23-Nov-18 · 12:06 pm | Permalink
  7. Amalur Martin

    Eskerrik asko Jesus Arabar Errioxaren alde egiten duzu lanagatik! Segi horrela.

    23-Nov-18 · 1:14 pm | Permalink
  8. Blog Rioja Alavesa

    Eskerrik asko, Amalur. Osasuna!

    23-Nov-18 · 1:18 pm | Permalink
  9. Rafael Goikoetxea

    Bonito e interesante trabajo, como siempre, magnifica entrevista. Eskerrik asko

    23-Nov-18 · 1:17 pm | Permalink
  10. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Rafael Goikoetxea. Saludos cordiales.

    23-Nov-18 · 1:19 pm | Permalink
  11. Jesús Fernández Ibáñez

    Muchas gracias por los comentarios y de una manera especial a Julio porque ha sabido unir tierra, vino y personas.

    24-Nov-18 · 12:06 am | Permalink
  12. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Jesús, por tu libro y las enseñanzas que atesora. Salud!

    24-Nov-18 · 7:48 pm | Permalink
  13. Kepa Urdangarin

    El vino eterno con el que soñaba Jean Pineau. Un sueño que están haciendo realidad las miles de personas que laboran en Rioja Alavesa desde hace cientos de años. Ese vino eterno que trabajos como el de Jesús, que entrevistas como ésta, impulsan y hacen posible. Emociona leeros.

    Zorionak!

    25-Nov-18 · 9:19 am | Permalink
  14. Blog Rioja Alavesa

    Gracias, Kepa Urdangarin. Saludos!

    25-Nov-18 · 9:22 am | Permalink
  15. Manu Mazpule

    Bueno, bueno…. no dejas de sorprenderme, Jesús. Nunca hubiera imaginado esta faceta tuya de escritor. Nada menos que una voluminosa novela con personajes, trama e historias…. algo muy arduo y que exige una gran constancia y buen hacer….. aparte de la labor investigadora que habrás tenido que llevar a cabo…… Enhorabuena y mucho éxito a tu novela.

    25-Nov-18 · 10:49 am | Permalink
  16. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Manu Mazpule. Saludos cordiales.

    25-Nov-18 · 1:21 pm | Permalink
  17. Pere

    Espléndida entrevista. Un abrazo, Julio.

    25-Nov-18 · 12:23 pm | Permalink
  18. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Pere. Gran abrazo.

    25-Nov-18 · 1:22 pm | Permalink
  19. Jesús Fernández Ibáñez

    Ya ves Manu, cuando inicias caminos no sabes a dónde llegarás. Si te propones subir una pequeña montaña, la adrenalina interior te empuja a la cima. Cuando estás llegando o atisbas más altura, siempre quieres seguir ascendiendo. Montañas que vislumbramos y que hasta que no las iniciamos no las saboreamos. Un abrazo

    25-Nov-18 · 11:03 pm | Permalink
  20. Blog Rioja Alavesa

    Gracias, Jesús. Saludos cordiales.

    25-Nov-18 · 11:07 pm | Permalink
  21. Rosa Maria Garcia Fe

    Hola Jesús. Soy prima de tu padre. He leído la entrevista q te han realizado y me ha resultado muy interesante. Estoy deseando leer el libro, cosa q haré muy pronto. El recuerdo q haces hacia tu padre me ha emocionado pues le tenía mucho cariño. Enhorabuena, animo para seguir en tus investigaciones y publicaciones. Un abrazo.
    Rosa Maria Garcia Fernandez – Vitoria.

    26-Nov-18 · 12:26 am | Permalink
  22. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Rosa Maria Garcia Fe. Saludos cordiales.

    26-Nov-18 · 8:12 am | Permalink
  23. Jesús Fernández Ibáñez

    Eskerrik asko Rosa Mari. Me ha hecho mucha ilusión que hayas hecho esta aportación. Ya ves lo que aportan estos medios.

    Una vida dedicada al vino, no solamente es la del protagonista de las memorias, sino muchos labradores, como mi padre y otros que conoces que han dedicado toda su vida al campo, a la vid y al vino.

    26-Nov-18 · 8:45 am | Permalink
  24. Blog Rioja Alavesa

    Eskerrik asko, Jesús.

    26-Nov-18 · 8:48 am | Permalink
  25. Muy interesante , como siempre el artículo.
    Supongo que habrá un ejemplar en la biblioteca de Elciego.
    Enhorabuena al autor y a Julio por la visión entrañable.

    28-Nov-18 · 9:33 am | Permalink
  26. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Amelia Pereira. No sé si habrá un ejemplar en la biblioteca de Elciego. Lo que sí puedo contarte es que los 40 ejemplares que se pusieron ayer a la venta en Gasteiz se agotaron en un instante. Y que ya se ha agotado la primera edición de 1000 libros publicados. Es un libro luminoso. Además, el dinero obtenido con su venta irá íntegro a parar -a través de la ONG “Acción Contra el Hambre”- a un campo de refugiados cercano a Bangladesh. Confío que habrá una segunda edición (lo diremos llegado el momento). Además, se quiere hacer una segunda presentación del libro en Rioja Alavesa… probablemente en Laguardia. Saludos cordiales.

    28-Nov-18 · 9:43 am | Permalink

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos marcados son obligatorios *
*
*

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL