Corazón de viña

Estudió Trabajo Social en Gasteiz, en la Universidad del País Vasco, pero Loyola Martínez de Cañas Pagola siempre lo tuvo claro: su amor por Villabuena y la Viticultura habían conquistado su corazón.

Loyola Martínez de Cañas

LOYOLA Martínez de Cañas en Rivaquemada, con Villabuena -su querido pueblo- al fondo.

Tiene tanta fuerza y convicción, que nada hubiera parado su vocación viticultora. Ni ser una mujer viticultora en un mundo de hombres viticultores. Ni estudiar una carrera universitaria en Vitoria-Gasteiz, con otros horizontes laborales. Ni la meteorología, ni quedarte sin vacaciones en 2020, ni la COVID… ni tan siquiera el anunciado Cambio Climático.

Loyola Martínez de Cañas

ENMARCADA por el fruto de su trabajo, en la viña de El Olivo.

A sus 26 años, la agricultora de Villabuena, mantiene y acrecienta esa pasión que la lleva a trabajar o contemplar sus viñas todos los días del año, en una relación de igual a igual con su aita y profesor de viñedo, Lorenzo Martínez de Cañas.

Al contrario que a Loyola, el aita se hizo campesino como una obligación desde su más tierna infancia. Trabajar la tierra de padres a hijos vino a ser en su caso un mandato natural… la tradición milenaria por laborar las cepas como una herencia temprana, mientras sus otros hermanos estudiaban.

Con el tiempo, el aita en el que se convirtió Lorenzo inculcó a su hija Loyola toda su sabiduría por plantar y cultivar viñas. Con su aita por maestro, Loyola sintió el flechazo profundo de la Viticultura, dispuesta a permanecer “al pie del cañón” , como ella dice.

Hay historias que te marcan para siempre. Para bien tuyo, a pesar de los pesares, y para bien de tus descendientes.

“Crías cada viña como si fueran tus propios hijos”

Loyola Martínez de Cañas

.- Loyola, el otro día te pregunté por teléfono desde cuándo te dedicas a la viña…

Y yo te dije que “desde toda la vida”.

.- Ya desde niña, entonces.

Llevo en el campo desde que era niña. Siempre en vendimias con el aita, disfrutando de lo lindo. Iba con él en el tractor, siempre al pie del cañón. Cuando antes llevábamos la bodega… si mi padre estaba trabajando y venía gente me decía: “yo no puedo bajar, ve tú y les atiendes”. Y yo, recién aprendida a sumar, bajaba a la bodega y les atendía.

.- Recién aprendida a sumar, eh!

Les ayudaba incluso a cargar las cajas de vino que nos compraban.

Loyola Martínez de Cañas

ESTOS días de Vendimia de 2020, con su aita Lorenzo Martínez de Cañas.

.- Así que el aita tuvo una bodega de cosechero.

Mi aita siempre ha elaborado vino. Se llamaba Bodegas Araico, que era de tres hermanos. Ahora se ha quedado un tío mío con ella. Araico es el apellido de mi abuela. Querían poner Martínez de Cañas, pero como hay muchos Martínez de Cañas en Villabuena, pusieron Araico en honor a mi abuela.

.- Ahora tu aita y tú únicamente vendéis la uva.

Vendemos la uva blanca a Bodegas Ostatu, porque la mayoría del blanco lo tenemos en Samaniego, y la tinta a Bodegas Izadi.

.- Parecía claro que te ibas a dedicar a la Viticultura.

Loyola Martínez de Cañas

CAMINADO renque arriba por la finca El Olivo, en Samaniego.

¡Qué tiene el campo!

Bueno, yo he estudiado Trabajo Social en Vitoria, pero sí, ya en el instituto quería estudiar algo que tuviera relación con las viñas. Mi padre siempre me decía: “Estudia, que las viñas van a estar siempre aquí, tú estudia, que es lo importante. Si algún día quieres venir y dedicarte a esto, yo estaré encantado”.

Hice el Bachiller en Laguardia y, como te decía, Trabajo Social en Vitoria, donde me licencié tras cuatro años viviendo allí.

.- Te “fuiste” para volver.

Volví a Villabuena a trabajar con mi aita. Luego decidí estudiar durante dos años un grado superior en Viticultura en Logroño, que lo acabé el año pasado.

.- ¿Qué aprendiste que no supieras?

Loyola Martínez de Cañas

UVAS en la cepa, vistas desde abajo. (FOTO Loyola Martínez de Cañas).

El porqué se hacen las cosas en la viña. A mí me gusta más la Viticultura que la Bodega. De laboratorio no tenía ni idea. No sabía cómo se hacía una acidez volátil, o cómo se hacía una acidez total. Nunca había entrado hasta entonces en un laboratorio.

.- Las muestras de uva que has tomado esta mañana es algo que aprendiste en el Curso.

Exacto. Cómo recogerlas, cómo usar el refractómetro, cómo utilizarlo… Y otras cosas que me están siendo muy útiles.

.- ¿Qué tiene el campo que tanto te enamora?

Ha sido mi aita quien me ha sabido transmitir ese amor por las viñas. A él no le quedó otra alternativa en su vida. El resto de los hermanos se fueron a estudiar, así que alguien se tenía que quedar llevando la hacienda de la casa.

Loyola Martínez de Cañas

MANOS de viticultora en estos días de Vendimia en Rioja Alavesa.

Me sorprende que una cosa a la que te has visto obligado en tu vida, luego la quieras tanto y te resulte tan gratificante. Yo siempre he ido con él y siempre muy a gusto, y él me ha llevado siempre a todos lados.

.- Bajo este cielo azul, miras con detenimiento esta viña de dos hectáreas y pico que tenéis en Samaniego…

Este Paisaje forma parte de mi vida. Me configura. Siempre le digo a mi padre que las viñas están cargadas de historia y recuerdos.

.- ¿Qué recuerdos mantienes vivos de esta viña que llamáis El Olivo?

Cuando venía del colegio, siendo niña, recuerdo que estaba deseando bajarme del autobús para ir corriendo a casa, cambiarme de ropa, y cuando mi padre pasaba por la báscula, ras, me montaba con él. Recuerdo venir a esta viña en el remolque, bien agarrada, o con los gitanos en Vendimia, diciéndoles como había que hacer las cosas.

Loyola Martínez de Cañas

EL Sol del mediodía calienta su espalda, tantas veces inclinada sobre las cepas.

.- Ya son unas cuantas vendimias las tuyas, Loyola.

Alguna con mucha lluvia, que nos ha costado lo nuestro sacar la uva, con años de barro en las viñas, tanto barro que no sabíamos si íbamos a poder sacar toda la cosecha. O en invierno cuando nieva, caminando desde Villabuena hasta aquí… Son muchos recuerdos y muchas conversaciones con mi padre, hablando los dos solos de tantas cosas.

.- ¿Él ha sido tu mejor maestro?

Sin duda.

Loyola Martínez de Cañas

“HA sido mi aita quien me ha sabido transmitir su amor por las viñas”.

.- Tu aita no estudió Viticultura como tú.

Yo tengo los estudios, pero él tiene la experiencia. Y la experiencia en el campo es todo. No te digo en laboratorio o en bodega, no. En el campo manda la experiencia y las enseñanzas de los tuyos. Él ha visto en esta viña cómo se secan algunas cepas, o cómo ha reaccionado a la piedra, o a la helada, al Mildiu, qué pasa cuando cae un gran aguacero… “esto me ha pasado en aquella viña”, y “esto otro en la de más allá”, y vas probando cómo hacerlo cada vez mejor…

Loyola Martínez de Cañas

PRECEPTO, mandato, exigencia telúrica, una disposición, un mandamiento, un sacrificio…

¡Mi aita lleva trabajando en el campo desde que tiene 6 o 7 años!

Loyola Martínez de Cañas

LORENZO Martínez de Cañas, con 7 u 8 años, ya era niño viticultor en Villabuena. 

“Somos pocas las que vamos todos los días al campo”

.- Tú eres mujer viticultora en un mundo de hombres viticultores.

Claramente es así. En las bodegas se ven muchas mujeres, cada día más, pero somos muy pocas las que vamos todos los días del año al campo. De esta zona nuestra de Rioja Alavesa yo conozco muy pocas.

.- ¿Te has sentido discriminada?

A veces se oyen ciertos comentarios. Ahora ya se van acostumbrando a mi presencia y ya saben que me dedico a esto, me ven con el tractor y no se sorprenden.

Loyola Martínez de Cañas

¡TRABAJAR con esa alegría, con el remolque cargado hasta los topes!

.- Les sorprendía que llevaras el tractor.

Cuando empecé a llevar el tractor se sorprendían. Todavía hay gente que duda de que pueda hacer ciertas maniobras con el tractor. Si yo hubiese sido chico no lo hubieran cuestionado nunca.

.- ¿Qué te decía tu aita?

Antes traíamos siempre una cuadrilla de gitanos de Salamanca para vendimiar, y en esa cuadrilla de temporeros había mujeres. Mi padre me decía: “el trabajo de la mujer es distinto, cortan la uva de manera diferente, y sobre todo en su trabajo prima la constancia”.

Y es verdad. Muchos hombres empiezan a vendimiar a toda velocidad, pero son de mecha corta. Cogen la renque y rápido rápido, sacan cestos como fieras, y la mujer va a su ritmo, pon pon, pon pon, hasta que saca su trabajo. Al final del día saca el mismo trabajo que los hombres. Los límites están en la cabeza de los demás.

Volcando-Uvas-Dos-B

“El campo es un lujo para mí”

.- Bien podrías trabajar para una bodega. ¿Por qué el campo?

Me han ofrecido trabajar para bodegas, pero como a mi padre siempre le ha gustado más el campo, eso él me lo ha sabido inculcar. A mí me parece que es un lujo trabajar al aire libre. He trabajado en bodega, y me desconcierta mucho no saber si llueve, o hace frío, si hace viento, si está nublado… El campo es un lujo para mí.

.- Estamos haciendo la entrevista en el campo, los dos con mascarilla.

Este año del COVID es muy difícil. No por el COVID, sino porque ha sido un año horrible en cuanto a meteorología. Ha sido un año durísimo, nos ha apedreado un montón de veces. Hemos dado parte al seguro de casi el 80% de las viñas, que nunca nos había pasado nada igual.

Y qué decir del Mildiu que ha habido, que sí, que lo hemos conseguido controlar, pero al final te ata aquí todo el verano, y hemos tenido que contratar gente. Este año no he podido viajar unos días de vacaciones. Y luego están las pruebas de los PCRs.

Loyola Martínez de Cañas

LOYOLA Martínez de Cañas contempla la Sierra desde una de sus viñas.

.- ¿Piensas dedicarte toda tu vida a la viticultura?

Tengo 26 años y en principio me gustaría dedicarme a esto, pero no sé que me deparará la vida. Lo que sí quiero es vivir en Villabuena o en Rioja Alavesa. Me parece que vivimos en un sitio privilegiado. Este lugar no lo cambio por nada. Otros jóvenes me hablan de Logroño o de Vitoria.

Yo he vivido en Vitoria mientras hacía la Carrera, pero aquí estoy mucho más feliz.

.- Tendrás amig@s aquí y en Gasteiz.

Tengo amigos en diferentes pueblos de Rioja Alavesa, y también los tengo en Vitoria.

.- ¿Los de Vitoria entienden que hayas optado por Villabuena?

Sierra-Ola

LA COMARCA puerto de un oleaje sin igual, con bravas marineras. (FOTO Josemi Rodriguez).

Poca gente de las ciudades entiende que quieras vivir en un pueblo de 300 habitantes todo el año. En verano todo es más fácil, pero en invierno, “ay en invierno”, dicen. Saben que yo tengo otros sentimientos. A algunos les traje, porque no conocían esto.

.- ¿Hay jóvenes de Vitoria que no conocen Rioja Alavesa?

Hay mucha, pero mucha gente de Vitoria que no conoce Rioja Alavesa. Los de Vitoria conocen Álava grosso modo. Si te dicen Amurrio, sabes dónde está, o si te dicen La Llanada, pero la gente de Vitoria no tiene ni idea de dónde está Rioja Alavesa. Me parece triste que la gente no conozca su provincia.

.- ¿Te gustaría que hubiera más mujeres viticultoras en Rioja Alavesa?

Claro que sí. Aquí hemos venido a cambiar el mundo. Es el siglo de las mujeres. Hay que pelearlo. Me siento feminista y muy mujer.

Loyola Martínez de Cañas

LOYOLA tuvo el detalle de cortar unos racimos para que este periodista se los llevara a casa.

.- Eso te lo ha dado, en parte, tu formación en Trabajo Social.

Sí, porque Trabajo Social está muy vinculado a las mujeres. Pero desde niña me llamó la atención un comentario que una mujer le hizo a mi padre. Yo tendría 15 años e iba en la cabina del tractor con mi padre. Aquel día le dijo: “Lorenzo, qué suerte has tenido con esta hija; joer, ya podía haber nacido chico”. Entonces no lo entendí, pero con el tiempo me di cuenta de la barbaridad que había dicho esa vecina.

Aquí hay hombres que no quieren saber nada ni del campo ni de la bodega. Cómo se puede decir eso en un tiempo de mujeres ingenieras, doctoras en medicina, ministras, corresponsales de guerra, presidentas…

.- El mundo ha cambiado mucho. Se acabaron los estereotipos, aunque…

Ayer me paró una mujer de aquí, de unos 70 años, porque el día anterior me había visto llevando remolques de uva a la bodega: “Qué bien llevas el tractor con un remolque cargado de uva hasta arriba, qué bien me parece, si te llega a ver mi padre no lo cree, ¡una mujer llevando un tractor!”. Hay que cambiar estas y muchas otras cosas.

Loyola Martínez de Cañas

“Este año me he echado a llorar en la viña”

.- ¿Cómo ves Rioja Alavesa con tu mirada de joven mujer que quiere cambiar el mundo?

Rioja Alavesa tiene una tierra especial, un paisaje extraordinario. Está demostrado que nuestras uvas no las hay en otras zonas. Y nuestros vinos son diferentes, distintos. Tenemos una tierra que otorga al vino diferentes personalidades. Y además llevamos siglos haciendo vino y viticultura. Los consumidores tienen que entender esto, y tienen que saberlo.

.- ¿Sabes disfrutar los diferentes vinos de Rioja Alavesa?

He catado el vino desde niña, cuando lo elaborábamos en la bodega. He probado vino siendo menor de edad, ja ja, y no pasa absolutamente nada. De pequeña, si estaban sacando lagos, yo me metía al lago. Cuántas veces me ha tocado remontar el vino…

El vino al principio no te gusta, porque te sabe amargo, pero con el tiempo cada vez nos gusta más.

Loyola Martínez de Cañas

ESKUERNAGA/VILLABUENA, al que presentan como el pueblo con más bodegas per cápita.

.- Aquellos vinos de tu aita…

Siempre hacíamos maceración carbónica, un vino especial. A mí me encanta. Es un vino con carácter, más afrutado, más suave, ligero, que sabe acompañar un montón de buenas comidas.

.- Tú eres de Eskuernaga/Villabuena, pero tienes a Rioja Alavesa entera en la cabeza.

Todos los días veo esta Sierra desde la cocina de mi casa. Nada más levantarme todos los días la contemplo, “pues hoy hay capa del norte”, “hoy está bajo la niebla”, “hoy bajo la lluvia”, “qué bien le pega el Sol”. Cuando me voy de vacaciones, que estoy a gusto por ahí, pero cuando vuelves, ah cuando vuelves.

O cuando vuelves de Vitoria, pasas las Conchas de Haro y me digo: “Ya estoy en casa”.

Loyola Martínez de Cañas

.- ¿Qué le pides al futuro?

Que el Cambio Climático nos dé tregua… Antes no había tantos pedriscos en verano, pero es que este año dos de esos pedriscos han arrasado la viña. Este año me he echado a llorar en la viña.

.- Te entiendo.

¡Cómo no llorar cuando resulta que le estás quitando a cada cepa la hierba que le estorba, o una hoja de más, o dos puntas para lo otro… crías a cada viña como si fueran tus propios hijos, y de repente vienes un día de junio y lo ves todo tronchado! Entonces se te cae el alma a los pies.

.- Llorar y Reír, que también hay alegría en la viña.

Alegría cuando vienes a vendimiar y ves uvas sanas y buenas, o cuando llevas unos remolques a la bodega impresionantes, que me da igual que den 12 que 14 de grado. Esta viña que me ha visto todos los días del año, y me ha dado esta magnífica uva.

Loyola Martínez de Cañas

TERMINAREMOS la entrevista, y ella continuará con la vendimia, pon pon, con el tractor…

.- Van a disfrutar l@s viticultor@s de Rioja Alavesa leyendo tus palabras, Loyola, viendo cómo vibras con todo esto.

Siii. También es hermoso venir algunos días a almorzar al campo con una botella de vino y algo de embutido. Es uno de los mayores placeres de la vida. Venir una tarde, poner una mesa en la viña, compartirla con amigos, buá, con Maceraciones carbónicas, Crianzas, Reservas, lo que dé ese día. O con esos Blancos buenísimos que estamos sacando en Rioja Alavesa.

.- Nada me has dicho de tu Amatxu.

¿Mi madre? Mi madre María Cristina Pagola es maravillosa. Hablo más del aita porque al final estoy a todas horas con él. Este confinamiento hemos discutido más que nunca. Discutimos en el campo. ¿Mi madre? Ella está a pié del cañón todos los días.

.- No hay muchas Loyola en Rioja Alavesa.

Mi nombre es por mi abuelo, que era de Donosti, muy devoto de San Ignacio de Loyola. Se murió poco antes de que yo naciera. Así que me pusieron el nombre en su honor. No es un nombre muy sonado por aquí. Es un nombre diferente… Hay que ser diferentes, como Rioja Alavesa.

28 Comentarios

  1. F.M.Bujanda

    La entrevista, me ha producido un fogonazo de luz e ilusión, en medio de esta vendimia tan extraña.

    Loyola es todo un canto a la vocación, el cariño a la madre tierra y junto a su aita todo un ejemplo de la transmisión del conocimiento.

    Loyola es un lujo que demuestra toda la fuerza, trabajo y disposición de nuestras mujeres de Rioja Alavesa.

    27-Sep-20 · 7:43 pm | Permalink
  2. Blog Rioja Alavesa

    Qué bien, F.M.Bujanda, recibir de vuelta ese fogonazo que sentí al entrevistarla en las viñas El Olivo y Rivaquemada. Muchas gracias por devolver este chute de energía y alegría vital.

    Un abrazo

    27-Sep-20 · 8:12 pm | Permalink
  3. María del Mar Duran

    Loyola, cuánto me alegra leer esta entrevista… Una mujer valiente y poderosa que hace lo que quiere y demuestra el amor a esta tierra cuidando las viñas, siendo consciente del maravilloso lugar en el que vivimos y rompiendo moldes arcanos. Un abrazo VITICULTORA.

    27-Sep-20 · 7:48 pm | Permalink
  4. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, María del Mar Duran. Un cordial abrazo.

    27-Sep-20 · 8:13 pm | Permalink
  5. Amaia Urreisti

    Me han encantado las palabras de Loyola, su energía, su inmensa fuerza, su sinceridad… La Agricultura necesita mujeres y hombres como ella. Y Euskadi, y Europa también.

    Loyola, no hace falta que te lo diga, perdóname, pero sigue así, no cambies!

    27-Sep-20 · 8:04 pm | Permalink
  6. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Amaia Urreisti. Qué alegría comprobar la rapidez con la que leéis entrevistas tan a corazón abierto. Un cordial abrazo.

    27-Sep-20 · 8:20 pm | Permalink
  7. Sergio Martin

    Es la fuerza imparable del mundo rural del siglo XXI, al que hay que prestarle mucha atención. Nos dan de comer y beber, estudian carreras universitarias, mantienen raíces e identidad, cultivan uvas espectaculares, nos dan de beber buen vino… Nos dan sopa con hondas!

    27-Sep-20 · 8:08 pm | Permalink
  8. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Sergio Martin, por esta loa que merece el mundo rural vasco, el de Rioja Aalavesa, vivo y muy palpitante (aunque deben ser ellas y ellos quienes nos lo digan). Son como dice Fernando: “un fogonazo de luz e ilusión en medio de esta vendimia tan extraña”. No es poco.

    Saludos cordiales.

    27-Sep-20 · 8:25 pm | Permalink
  9. Sole Raya

    Personas como Loyola dan esperanza e ilusión a la viticultura. Una mujer, que no por ser joven, deja atrás la valentía necesaria para enfrentarse cada día al duro trabajo del viticultor. ¡Grande Loyola! Mujeres como tú honran el nombre que nos pronuncia. Un abrazo grande desde el Sur

    27-Sep-20 · 8:55 pm | Permalink
  10. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Sole Raya. Por leernos de vez en cuando, y por escribirnos desde tu Montilla querida, en Córdoba. Aire fresco, cálido y entusiasta, con las admiraciones necesarias. Nos impulsas. ¡Grande Sole!

    Un abrazo. O dos.

    27-Sep-20 · 9:00 pm | Permalink
  11. Mariasun Saenz de Samaniego

    Me ha encantado la entrevista, sincera y directa como es ella, con las ideas claras.

    Una suerte para nosotros colaborar con ella y su Aita, que cada año se esmeran y hacen un gran trabajo en el viñedo, además y vaya por delante, de la gran calidad humana que les caracteriza.

    27-Sep-20 · 9:31 pm | Permalink
  12. Blog Rioja Alavesa

    Cada vez que lo escucho, suena una hermosa campana en alguno de los valles de la Comarca. Esa unión perfecta entre la calidad de la uva y la calidad humana de la viticultora (o de la enóloga y la olivicultora, con el vino y el aceite de oliva extra virgen). Tanto lo he escuchado y tan atentamente que ya me parecen inseparables.

    Muchas gracias, Mariasun Saenz de Samaniego. Un cordial abrazo.

    27-Sep-20 · 11:36 pm | Permalink
  13. Lea Madariaga

    Historia de Vida interesante y puesta en valor de la mujer en tareas del campo. Qué bella juventud y entrega a la viña, a sus raíces. Honra para sus mayores.

    28-Sep-20 · 8:19 am | Permalink
  14. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Lea Madariaga. Un cordial abrazo

    28-Sep-20 · 8:24 am | Permalink
  15. Isolina Garizurieta

    Suena bien esa melodía escrita día a día los 365 días del año, con trabajo y determinación por una mujer joven, llena de fuerza e ilusión. No hay más que leerla, y ver esas fotografías. Zorionak, Loyola!… eta Arabako Errioxa

    28-Sep-20 · 8:22 am | Permalink
  16. Blog Rioja Alavesa

    Eskerrik asko, Isolina Garizurieta. Osasuna

    28-Sep-20 · 8:26 am | Permalink
  17. Rafael Goikoetxea

    Zorionak a sus aitas por una hija así… entrañable, trabajadora y entregada al viñedo.

    28-Sep-20 · 8:24 am | Permalink
  18. Blog Rioja Alavesa

    Eskerrik asko, Rafael Goikoetxea. Un abrazo.

    28-Sep-20 · 8:27 am | Permalink
  19. Cristina Ramirez de la Peciña

    Loyola, me ha emocionado la entrevista
    Zorionak por tu decisión de vida
    Me he sentido un poco reflejada y me has dado un poco de envidia
    Soy amiga de juventud de tu aita, tiene q sentirse muy orgulloso de ti

    28-Sep-20 · 9:22 am | Permalink
  20. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Cristina Ramirez de la Peciña. Hermosa emoción. Saludos cordiales.

    28-Sep-20 · 9:26 am | Permalink
  21. Francisco Mtz de Cañas

    La entrevista es como abrir una ventana y dejar entrar el aire fresco (un lujo). Loyola es una mujer valiente, decidida, que cree y ama lo que hace y nos demuestra cada día que con trabajo, cariño e ilusión se puede vivir dignamente de la viticultura en Rioja Alavesa. Esta tierra necesita mujeres y hombres con esa valentía y sinceridad. Saludos cordiales.

    28-Sep-20 · 9:36 am | Permalink
  22. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Francisco Mtz de Cañas. Un cordial abrazo.

    28-Sep-20 · 8:00 pm | Permalink
  23. José Ramon Besa

    Loyola, mi felicitación más entrañable por la opción de vida escogida con la esperanza que vuestro trabajo se vea mil veces recompensado.

    Y felicitación también para tu padre, por cierto, Lorenzo. También guardo una foto en ese pupitre y con el mismo Mapamundi, y del mismo año. Un fuerte abrazo

    28-Sep-20 · 9:24 pm | Permalink
  24. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, José Ramón Besa. Un cordial abrazo.

    28-Sep-20 · 9:30 pm | Permalink
  25. Lourdes Oregi

    Bravo Loyola, con tus raíces firmes en esta tierra y en la tradición, pero mirando al futuro con fuerza, ganas y reivindicando tu buen hacer y el de otras mujeres… Zorionak

    29-Sep-20 · 7:36 am | Permalink
  26. Blog Rioja Alavesa

    Eskerrik asko, Lourdes Oregi. Agurra. Saludos cordiales.

    29-Sep-20 · 8:21 pm | Permalink
  27. SONIA GOMEZ DE SEGURA

    Menuda entrevista!! Me he emocionado mucho al leerla. Imagino que tus padres, Cristina y Lorenzo, no cabrán de gozo.

    Me encanta verte hecha una MUJER. En estos momentos tú y otras cómo tú sois un referente en Rioja Alavesa para todos los niños y niñas.

    Un abrazo muy fuerte.

    30-Sep-20 · 1:09 pm | Permalink
  28. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Sonia Gomez de Segura. Saludos cordiales.

    30-Sep-20 · 1:56 pm | Permalink

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos marcados son obligatorios *
*
*

Suscríbete a nuestra newsletter