Los olivos van ya camino de las almazaras

“Me encanta remover las aceitunas recién cogidas y sentir su piel suave”, nos dice Dounia El Kouissi, del trujal Erroiz de Lanciego, desde los campos de olivos donde recoge con su marido Mikel Izagirre las primeras aceitunas de 2019.

Cielo-Olivas

UN cargamento de olivas va camino del trujal de Erroiz, en Lanciego.

“Me gusta contemplar con detenimiento la diferencia de colores, el verde mezclado con el morado -añade Dounia-. Me gusta romper alguna y oler sus aromas, que me recuerdan al aceite, para utilizar después su zumo como crema de manos”.

Manos-Dounia

LAS manos de Dounia levantan las olivas, como si agradeciera su fruto al árbol madre.

Cuántas veces el agricultor hace poesía con sus palabras al tratar de expresar los sentimientos que le inspira el campo, los frutos, la naturaleza. Dounia puede sentir la piel suave de las olivas como si fueran un bebe recién acunado en sus brazos. Como repetir aquí y ahora aquel verso de Antonio Machado cuando habla de los “Olivares de loma en loma prendidos”.

Dounia-Dos

ELLAS han crecido y resistido en el árbol hasta alcanzar la belleza de este instante. 

La lluvia de estos días ha dado una tregua -no sabemos si hasta el jueves-, si bien l@s olivicultor@s de Rioja Alavesa estaban hoy dispuestos a mojarse y pasar frío para hacerse con sus olivas en el arranque de la Campaña del Aceite de Oliva Virgen Extra 2019 en Rioja Alavesa, que nos llevará hasta finales de diciembre… o incluso mediados de enero de 2020.

trujal-1

REMOLQUE de olivas descargando en la almazara ‘Rioja Alavesa’, de Oyón.

trujal-5

CAMINO de la molienda…

La incierta tregua climatológica ha propiciado que bajo los cielos preñados de nubes nuestros olivicultores hayan podido recoger a mano -como se viene haciendo desde hace cientos de años-, el fruto que mutará en las almazaras en aceite de oliva virgen extra. Ese viaje hacia el trujal nos ha traído imágenes en las que hemos visto descargar el fruto multicolor, generando un sinfín de sensaciones. Evocando con ellas recuerdos atesorados, ya vividos.

Olivas-Mil

Las olivas vienen cargadas de emociones

Al ver estas últimas imágenes, algunos bodegueros de Rioja Alavesa han dicho “qué hermosura” o han exclamado un sencillo “maravilla!”. Otros han confesado que les hace sentir “calor”. Ver descargar las olivas en las almazaras le lleva a Fernando Martínez Bujanda, de Oyón-Oion, a sentir “satisfacción, colorido, cariño”, a sentir “esperanza”.

Sacude-Olivas

XABIER Izagirre varea las olivas más altas en una finca de Lanciego pegada a una viña.

Al enólogo Pablo Eguzkiza le transporta “al olor de las ‘capachas’ de las antiguas prensas, y el del ‘alpechin’ “. Son recuerdos de Málaga que se entremezclan en su memoria con los más cercanos de “la almazara de Lanciego”, según nos cuenta Eguzkiza, que desde hace años dirige junto con Telmo Rodríguez la bodega Lanzaga en esa localidad riojano alavesa.

Monte-Loar

DESDE Lanciego puede verse el monte navarro Yoar, con la nieve arropándole. 

El etnógrafo de Moreda, José Ángel Chasco, está estos días investigando en el Archivo General de Simancas y en el Histórico Nacional de Madrid. Hasta allí le ha enviado el Blog estas imágenes. “De las aceitunas me llama la atención la variedad de colores -ha comentado-.  El verde, amarillo, rojo, marrón o negro, y los diferentes brillos a la luz del Sol”.

Aceite-Nuevo

ACEITE NUEVO, recién extraído de las olivas, manantial de salud, de luz y de vida.

“Al cogerlas, aprecio la frescura y la suavidad de su delicada piel -coincide el etnógrafo con Dounia El Kouissi-. Pero lo que retengo en mi memoria es el sonido singular que tienen al caer en el canasto, y aquel otro sonido de antes, cuando se echaban por la zaranda para limpiarlas de las hojas. Sí, emocionaba escucharlas correr por la zaranda”.

4 Comentarios

  1. Maider Elkoro

    Hay cosas que no he vivido. Jamás recogí aceitunas de un olivo. Jamás las tuve entre mis manos. Este artículo me deja ver con hermosa claridad las cosas hermosas que nunca sentí. Pero si no las viví, y hay momentos de la vida que han de vivirse para saber de qué estamos hablando, al menos las he podido leer. Me ha gustado mucho hacerlo.

    13-Nov-19 · 12:06 am | Permalink
  2. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Maider Elkoro. Hermoso pensamiento. Finalmente creo que ese es también el papel del periodismo, y de la literatura. Un cordial abrazo.

    13-Nov-19 · 12:10 am | Permalink
  3. Txabi Fernandez

    Dan ganas de tomar pan tostado o una buena ensalada, o lo que sea, con ese nuevo aceite de oliva de Arroniz. Dan ganas de felicitar a los agricultores. Dan ganas de mojarse y ofrecer gratuitamente dos brazos más para la tarea. Dan ganas de felicitar al periodista de esta sugerente crónica. Dan ganas… pero como tantas otras veces me limitaré a volverlo a leer y sonreír con agrado

    13-Nov-19 · 3:13 pm | Permalink
  4. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Txabi Fernandez. A mí me han dado ganas de reír, muy agradecido, por tu original comentario. Y río con tu ocurrencia y tu amabilidad. Un cordial abrazo… Y olivas multicolores

    13-Nov-19 · 3:17 pm | Permalink

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos marcados son obligatorios *
*
*

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL