Mapa del Tesoro de la Isla de Madeira

Entrevista con Juan Teixeira, Director General de Justino´s, el mayor productor de vino con diferencia de la isla de Madeira. 

“El vino de nuestra Isla es muy famoso… pero poco conocido”.

Juan Teixeira

JUAN Teixeira despliega un Mapa para explicar el tesoro de la Isla.

MADEIRA (y II).

Hay un misterio en lo que dice Juan Teixeira, estableciendo un nivel de explicación al que el periodista llega muy justo, porque hace falta conocer mucho mejor de qué estamos hablando. No vale con llegar y zas, besar el santo. No, el periodismo no funciona de esta manera.

Hacen falta conocimientos químicos y enológicos. Saber cómo evoluciona este vino. Cómo puede mejorar, o empeorar. Cómo se conjuga la fruta, la Sercial, la Malvasía o la Tinta Negra con los cambios en barrica, y el azúcar añadido, o el alcohol incorporado… Por qué cambia de color, y hasta qué temperatura se puede calentar el vino y durante cuánto tiempo.

Y más. Qué está aconteciendo en ese mundo de un vino único que algunos países sólo utilizan para cocinar, cuando este vino es mucho más. Un comodín del paladar. Qué sucede en su interior cuando duerme, y cómo se transforma entre viejas maderas. O cuántas mutaciones antiguas y misteriosas le habitan y configuran.

Juan Teixeira

EL DIRECTOR General de Justino’s lo ha sido todo en la bodega, también Enólogo.

Juan Teixeira lo ha sido todo en Justino’s Madeira Wines, la más potente bodega en cuanto al volumen de vino que desaloja de la isla, con permiso de Arquímedes. Ha sido enólogo, director de producción y ahora es el director general del negocio.

La conversación vendrá a ser un curso acelerado del vino de Madeira. Juan te lo cuenta todo en perfecto castellano, con pelos y señales, como un buen maestro, con pedagogía y palabras cercanas. Y aun así nos dirá que, después de 18 años inmerso en este negocio, caray, él sigue aprendiendo. Cuando resulta que nosotros acabamos de llegar.

Juan Teixeira nos recibió como el gran anfitrión que es… Con la bodega Justino’s trabajan ahora dos vascos, dos hermanos guipuzcoanos, Iñaki y Xabier Kamio, de la Consultoría AZ3 de Hernani, que le están ayudando desde Euskadi, viajando de vez en cuando a la isla, en la consistencia de sus vinos.

Juan Teixeira

BARRICAS de madera de Justino’s, tan fundamentales para el vino de Madeira.

Por eso, y por su afabilidad, cuando recibe al Blog nos hace sentir que está recibiendo a Euskadi, y por tanto a Rioja Alavesa. Para empezar, ha venido a buscarme al hotel donde estoy alojado en Funchal. Ha sido precisamente en el coche donde ha empezado la clase magistral del Director General de Justino’s.

Después, al llegar a su despacho, desplegará un gran mapa de Madeira para contar la historia de la isla, con su orografía, sus ocho bodegas, sus seis variedades de uvas… haciendo líneas, dibujos y colocando nombres sobre un mapa armado únicamente con un rotulador negro.

Es el Mapa del Tesoro de una historia muy singular, única. La historia de un vino con nombre de isla, donde tantos, de generación en generación, se han enamorado hasta las trancas de un líquido deseado que no deja de perfeccionarse a sí mismo. Una mejora a la que los vascos, los hermanos Kamio, se han venido a sumar ahora.

Al hablar de la historia de Madeira, cuenta cómo se la repartieron los capitanes portugueses… entre ellos Bartolomeu Dias, el suegro de Cristóbal Colón, que estuvo en la isla cuando aún no era marino, sino tan solo un negociante de azúcar. “Dicen que Colón vivió en Madeira uno o dos años”.

Juan Teixeira

TODO VIÑEDO tiene su mapa del tesoro: Tierra, Cepas, Agricultores, Bodeguer@s…

No había indígenas en Madeira. Y no fue “descubierta” por portugueses, porque en los mapas de los Médicis ya existían las islas dibujadas con sus nombres actuales.  (Madeira se llamaba Leñana, y Porto Santo se llamaba Puorto Santi). La cuestión es que los italianos no se interesaron, ni tomaron posesión.

“Nosotros estamos más cerca de Marruecos que de Portugal. Una o dos veces al año tenemos la influencia africana del clima, con las arenas en el aire y el cielo naranja, y mucho calor”.

Dos montañas de 1862 (Pico Ruivo) y 1818 (Pico de Arieiro) metros de altura marcan la diferencia con respecto a otras islas, con vientos alisios que configuran la vegetación, el agua, la humedad. Hacen de barrera para los vientos, crean microclimas, y dos áreas bien diferentes.

La banana sólo crece bien hasta los 250 metros. El viñedo es empujado hacia arriba. Se encuentran viñedos a 900 metros de altura. Se planta de una forma de conducción muy particular (en pérgola y en espaldera, muy asociado a los vinos de mesa; o en zonas más altas tienen la viña en el suelo y cuando maduran meten unos palos y la levantan).

Juan Teixeira

MONTAÑA de plátanos junto al puerto de Cámara de Lobos, en el sur.

Los terrenos más propicios para la viña, con más sol, están ocupados por la actividad turística o por la banana. La variedad más representativa es la Tinta Negra. Durante muchos años se creía que era la misma del Algarbe portugués, donde le llaman ahora Tinta Negra Mole. La Tinta Negra representa en Madeira el 85% de la producción en la isla. Sercial representa el 2,5% (estamos hablando de 4 millones de kilos anuales de uva entre todas las variedades), Verdelho representa otro 2,5%. El Boal, 5%. Y la Malvasia, 5%. Sólo se rechaza la uva que tiene menos de 9% de alcohol.

“La Tinta Negra se encuentra en dos espacios, en Cámara de Lobos, y en San Vicente”. Juan va diciendo dónde se da cada variedad, con el mapa del tesoro delante de nosotros.

(Habla entonces de la nomenclatura de las uvas de los vinos portugueses. Y detalla las diferencias de todas las variedades, a nivel mundial, del primer lugar donde se plantó una viña, y la malvasía cándida, y no dejará de decirnos qué pasó con la filoxera…).

Juan Teixeira

LA PASIÓN de este bodeguero por los vinos no entra en barrica alguna, por grande que sea.

.- ¿De dónde se trajeron a la Isla las primeras cepas?

Unos dicen que de Grecia, de la península del Peloponeso. Para otros las primera cepas llegaron de Creta. En cualquier caso, del Mediterráneo y por mar. Ah, la Malvasía de Lipari. La historia dice que la trajo el príncipe Enrique de Portugal. Aquí existía un monasterio de franciscanos, que fueron muy importantes para la introducción del viñedo en Europa entera.

.- ¿Cómo enlaza tu vida con el vino?

Yo nací en Venezuela en 1971, y volví a Madeira, de donde eran mis padres, en 1981. Nos envió mi padre a mi hermano y a mí. Vinimos a la capital, Funchal. Y hasta la universidad no contacté con el mundo del vino. Mi abuelo José hacía aguardiente con un alambique. Él estuvo un tiempo en Sudáfrica y luego volvió. Era campesino y tenía viñas para vino, para producción de lo que llaman en la isla “Vino Seco”.

Mi abuelo tenía viñas de escaso interés con las que hacía unos vinos muy duros, con muchos problemas de acidez. La cuestión es que yo quería ser veterinario. Pero finalmente hice ingeniería agroindustrial. En el primer año eran asignaturas comunes. En el segundo yo opté por el vino. Estudié a unos 70 kilómetros de Lisboa.

Juan Teixeira

CEPAS Y OCÉANO, claves en la vida y la historia de Madeira.

.- ¿Dónde tuviste tu primer trabajo?

En una quinta familiar de Portugal, en una bodega donde trabajaba el famoso enólogo portugués Joao Portugal Ramos, uno de los más conocidos de Portugal. Allí estuve cinco años, hasta que me casé y mi esposa vino a trabajar a Madeira. Así que yo también volví a la isla.

Llegué a Madeira sin saber lo que era nuestro vino… pero para entonces ya me gustaba el mundo del vino. Mi pasión había crecido.

.- Antes me has dicho que empezaste a trabajar en el año 2000 en Justino’s (bodega que se fundó en 1870).

En el 2000 entré a trabajar en esta bodega como director de producción y enólogo. Muchas cosas han cambiado en lo que hoy se hace en la bodega. En el 2000 se partía del principio de que el vino de Madeira era un vino oxidado, y se hacía todo desde el inicio sin mucha preocupación con la oxigenación.

Juan Teixeira

AMANECE EN FUNCHAL, la capital de Madeira, tan presente en la vida de Juan Teixeira.

.- ¿Vinos oxidados?

Eso se cambió hace 8 años. Somos una isla muy pequeña pero no hay un intercambio de información de lo que hace cada cual. Todos tenemos vinos distintos, aunque todos sean Madeira.

.- Es tanta la información que me ofreces, que casi resulta inabarcable.

Verás… Hasta 2001 era posible la exportación  de vino de Madeira a granel. Vendíamos el vino en cisternas de 25.000 litros y en el destino lo mixturaban con otras cosas, le ponían la etiqueta Madeira y era un vino nuestro. Después, al final de 2001, se acaba con la exportación a granel.

En Justino’s no estábamos preparados para hacer un cambio tan grande. Pero lo hicimos. El embotellado en la isla permite que consigamos mantener la calidad. Hoy se puede exportar a granel pero con otras condiciones. Todo el vino tiene que ir antes, embotellado o no, al Instituto de Vino Madeira (que viene a ser un Consejo Regulador) para la prueba físico química y también para la cámara de probadores, donde van a decir si el vino reúne la calidad que se demanda.

Si tiene la calidad, nos dan seis meses para embotellarlo.

Juan Teixeira

JUAN sostiene con mimo en sus manos una botella de la bodega.

.- ¿En qué momento está el vino de Justino’s y la bodega en 2018?

Los cambios que hemos hecho están sobre todo en la vinificación, trabajando el Madeira como vino tranquilo con el mínimo de oxidación antes de la fortificación, con prensado en prensa neumática, por tanto manteniendo una buena carga aromática.  Es un momento óptimo. 

Yo creo que en el futuro los vinos que vamos a elaborar serán mejores que los vinos viejos que tomamos ahora. En Madeira el único revés es que nosotros trabajamos con vinos que alguien nos legó. Y ahora estamos haciendo vinos para las próximas generaciones. Espero en el futuro ser parte de los ángeles que toman –sonríe- el vino que desaparece en las barricas.

Lo digo porque muchos de los vinos que estamos haciendo ahora no los vamos a consumir en muchas décadas. Pero sí, ahora tenemos un gran potencial.

.- ¿Dónde dirías que está la esencia del vino de Madeira?

Ha habido cambios espectaculares y, sin embargo el vino Madeira en esencia es el de siempre. El de todas las épocas. Un vino singular, único.

Juan Teixeira

ENTRE MARRONES Y ÁMBAR, está el color del Madeira.

.- Con ese mapa del tesoro que tenemos delante, debo preguntarte dónde está el secreto de ese vino “singular y único” del que hablamos

El secreto del vino Madeira está en su metamorfosis. Ninguno le iguala. Ninguno vive tantos cambios. Cuando se prueba un Madeira que tiene dos años, y se prueba un Madeira con muchos años, -y lo dice alguien que sólo puede testimoniar 18 años de trabajo- no conozco otro vino que tenga esa metamorfosis entre lo que está al inicio y lo que está en el fin.

Todo lo que se estudia, y todo lo que se hace por este vino en Madeira, lo ayuda. Lo ayudan el calor y la oxidación, los dos elementos básicos, pero el elemento fundamental es la barrica, sin duda. La barrica!  La vinificación es sencilla. Lo más difícil es mantener la consistencia, porque las barricas son distintas.

.- ¿De qué tipo son las barricas?

Tenemos barricas americanas, francesas y portuguesas. La mejor madera es la americana por la porosidad. Tenemos mucha madera francesa. Seguiremos utilizando estas barricas, porque una de las cosas que los vinos de Madeira no soportan es una barrica nueva, porque la barrica nueva le va a incorporar taninos y tosta al Madeira, y eso no es lo que buscamos. Lo que buscamos es una oxidación lenta.

Juan Teixeira

EL RESPONSABLE de Justino’s camina entre algunas barricas de la bodega.

.- He creído entender antes que unas a otras bodegas no os contáis lo que hacéis. Como si lo que hace cada una sería un secreto que se debe guardar…

Tanto no diría. Pero lo cierto es que no hay intercambio y no hay un aprovechamiento conjunto de todas las investigaciones. Cada uno traza su camino, pero cada uno de nuestros vinos son Madeira, los pruebes en Venezuela, en EE.UU o en Lisboa.

.- ¿Qué os hace singulares, qué os diferencia para que sepas que es vino de Madeira en una cata a ciegas?

El vino Madeira de calidad tiene siempre muchas especias, y tiene siempre una salinidad y una mineralidad. Los vinos de Oporto son oxidados y no oxidados. Ellos hacen campeonatos distintos. Comparativamente, un Oporto oxidado y un Madeira oxidado, los Madeira tienen siempre una frescura que sobresale sobre el Oporto, aunque tengan la misma concentración de azúcar reducidos, o de azúcares totales, el Madeira es siempre muy fresco.

.- Es apasionante… para ti más que para mí desde luego, pero apasionante al fin.

Yo estoy todavía aprendiendo, pero me gustaría mucho escribir un libro dentro de unos pocos años sobre el vino de Madeira.

Juan Teixeira

¡CUÁNTAS veces habrá recorrido Teixeira esta y otras salas de barricas en los últimos 18 años!

.- ¿No hay nadie en Madeira que tenga hoy una visión sobre todo el vino que elaboráis en las ocho bodegas de la isla?

Nadie. Ni la Universidad de Madeira, que no aprovecha por tanto todo el potencial investigador. Es un poco la culpa del Instituto de Vino de Madeira, pero también en gran parte de los productores. Hay que trabajar más conjuntamente el asunto de las variedades de uvas, la elaboración del vino… Hemos perdido muchos años y es necesario recuperarlos. Algo urgente que tenemos que hacer en Justino’s es crear un departamento de Viticultura para que acompañe a los productores de uva durante todo el año, no sólo cuando las uvas están listas.

.- ¿Con qué objeto?

Eso ha sido hasta ahora un hándicap para nosotros, porque si tenemos demasiadas uvas no nos preocupamos mucho, podemos comprar lo que queremos y elegir lo que queremos. El problema es cuando no hay uva suficiente. Tenemos que ir al campo y tenemos que tener un departamento, porque la edad de los viticultores de Madeira es muy alta, y la gente joven no quiere trabajar en el campo. Tenemos que incentivarlos a tener variedades que son menos productivas, pero reciben más.

Justino’s compra la uva a 800 viticultores de los 1500 que tiene Madeira… para un total de 450 hectáreas de viñas.

Juan Teixeira

CEPA EN PÉRGOLA del noreste de la Isla. Hacen falta escaleras para recoger la uva.

Aquí todo es difícil. Todo está hecho a mano. Luego se trabaja y produce en modo pérgola. Y hay pérgolas que tienen que trabajar por debajo, agachados, y otras que tienen que poner una escalera para acceder a lo alto de las cepas.

.- Usted perdone, ¿pero cuánto corazón, cuánto amor al vino hay en Justino’s?

Nosotros pertenecemos a un grupo empresarial enorme donde hay muchas bebidas: ron, whisky, vino de Oporto… Así que Justino’s representa una parte pequeña del negocio de la Martiniquaise, el segundo mayor grupo de Francia (después de Pernod Ricard) y el décimo en el mundo.

La ventaja que tenemos es que nos dejan trabajar. En ello ponemos toda nuestra pasión.

.- ¿Qué te compete como Director General de Justino’s en un grupo tan grande?

Yo me ciño a Justino’s. Antes he sido Director de producción y Enólogo muchos años. Entiendo todos los trabajos que se hacen, porque ya los hice. Cada vez tengo menos tiempo para la parte de enología, cada vez trabajo más a fondo la parte comercial.

Juan Teixeira

EL DIRECTOR General posa para el Blog en el exterior de la bodega.

Tenemos un buen cuerpo de enología, pues estamos seis personas desde el laboratorio hasta Dina Luis, que es la enóloga principal de Justino’s. Todos catamos el vino, hablamos y discutimos juntos, y decidimos lo que vamos a hacer.

.- ¿Dónde quieres situar a Justino’s en 20 años?

No nos basta con ser líderes en volumen de vino Madeira, que lo somos, sino que queremos liderar los vinos Premium. Estamos trabajando para eso. Haremos una fuerte inversión en barrica, porque sin barrica no hay complejidad. Creo que tenemos que aumentar nuestra capacidad al doble. Y aumentar los estudios sobre la influencia de oxígeno y otras investigaciones. Esos son mis sueños.

Juan Teixeira

CEPA de Madeira que bien pudiera ser una escultura… cual si fuera un ser humano.

.- Dices que falta literatura sobre el vino Madeira, que hay pocos libros.

Falta una información correcta. Las dos cosas que más me duelen de lo que se dice del vino de Madeira es que tratan a las variedades blancas como si fueran las nobles, porque históricamente fueron las uvas que dieron fama al vino de Madeira, y se olvidan de la Tinta Negra. Sabíamos que la Tinta Negra representaba el 85% de la producción, pero todo el mundo la metía por debajo de la mesa.

Juan Teixeira

LA TINTA NEGRA en cepas que crecen en Pérgola.

También me duele que se habla mal del proceso de “estufage” (ahora lo explicamos). Hoy en día un productor que tenga notas de quemado, tostado y de cocido es porque no controló bien la temperatura durante el “estufage”. Hay que estufar con vinos clarificados, con vinos filtrados, llevarlos a la barrica limpios que no permitan mucha formación de ‘lías’ que nos van a consumir el oxígeno, un oxígeno que lo necesito disuelto en el vino.

.- ¿Cómo se consiguen los cambios de color? ¿Cómo un vino rosado o tinto cambia al color dorado, o a esa paleta de marrones?

Nuestro vino cambia de color con la temperatura. En las variedades blancas no hacemos el estufage. La Tinta Negra es necesario cambiar urgentemente las tonalidades rojas. No queremos un vino rubí, con el color que tiene el Oporto. Ese no es el código del vino de Madeira. Los tenemos que poner dorados, marrones o ámbar.

Juan Teixeira

LOS COLORES de los doce vinos que catamos con Juan.

.- ¿Es otra de las esencias del vino de Madeira, entonces?

En 1794 se inventó la primera estufa de calentamiento. La demanda entonces era muy grande. Aquellos vinos no sirven, porque son vinos cocidos, quemados. Hoy todo se controla. Se calientan en depósitos de acero inoxidable. El calentamiento es homogéneo. Se hace por una serpentina o por camisas. Todo muy controlado. Cuando llega cerca de los 50 grados se cierra automáticamente. Eso hace que el vino cambie de color.

Tiene que mantenerse ese proceso durante tres meses entre 45 y 50 grados. Entra tinto y sale marrón. O entra rosado y sale dorado o ámbar. Cuando no se consigue eliminar el color rojo del todo, hay que llevarlo a la barrica y dejarlo envejecer.

Hay muchas bodegas que no hablan sobre el tema del caramelo. Pero el caramelo es únicamente utilizado para mantener el color, no para aromatizarlo, que eso está prohibido.

Juan Teixeira

UNA conversación con Juan Teixeira es un curso acelerado sobre el Madeira.

.- ¿Cuán importante es el marketing en el mundo globalizado de hoy?

Lo que me interesa es lo que está dentro de la botella, pero muchas veces el problema es la comunicación, lo que está fuera. Madeira produe 4 millones de litros al año, Sherry produce 80 millones de litros al año, Oporto andará en la misma cantidad o algo más. Ellos hacen fuertes campañas publicitarias. Nosotros sólo nos podemos dirigir a las catas con profesionales, donde quedamos muy bien, por cierto.

.- Hay países que utilizan vuestros vinos para cocinar, según he leído.

En algunos países creen que el vino es un vino para cocinar, como Alemania, Bélgica o Francia. Pero el Madeira es mucho más. Se puede cocinar con él, pero se debe beber de mil maneras.

El Madeira es muy versátil. Se puede usar para un cocktail, y es un vino para todas las edades. Lo quieren presentar algunos como un vino para los abuelos. Y no señor, se puede tomar como aperitivo, durante la comida y al finalizar la comida. Es también un vino de meditación.

Juan Teixeira

EN ESTA ENTREVISTA, Juan defiende su vino y el de toda Madeira en general.

Es importante la temperatura y servirlo en una buena copa. Deberíamos tener una copa oficial de Madeira para beber nuestros vinos.

.- ¡Hay mucho por hacer!

Sin duda.

.- Dime qué sabes de Rioja Alavesa

No he estado físicamente en Rioja Alavesa ni en toda la DO Rioja. Pero es sin duda una de las Denominaciones más conocidas de España.

Juan Teixeira

EL BLOG conversó y fotografió a este campesino de Madeira delante de su viña.

.- Pero sí tenéis una importante relación con un enólogo vasco, con el gipuzkoano Xabier Kamio

Xabier ha sido un hallazgo. Primero conocimos a su hermano Iñaki a través de la compra de productos de enología. Una vez nos ha visitado Iñaki, le hemos dicho que queremos profundizar en la consistencia de nuestros vinos, que no siempre lo estábamos consiguiendo. La mejor forma es contar con especialistas y crear un modelo de producción. No queremos que en el proceso de elaboración de nuestros vinos “entre un cochino y salga una salchicha”, no.

.- No queréis hacer una “línea de montaje” con el vino.

Exacto, pero es necesario reducir al máximo todas las variables. La variable del campo es muy grande, porque hemos trabajado bien de la bodega hacia dentro, pero lo que nos falta es trabajar un poco más la viticultura para garantizar que las uvas tiene la misma calidad. Eso se conseguirá cuando tengamos alguien el 100% de su tiempo entregado a las viñas.

Juan Teixeira

ENÓLOGO VASCO, Xabier Kamio (en la isla) con Dina (enóloga) y Flávia (Dpto. de Calidad).

.- ¿Cuál será el papel del vasco Xabier Kamio en vuestros vinos de Madeira?

Su papel será crear un metodología para que los vinos se mantengan todos con el mismo perfil, para que consigamos reproducirlo a lo largo del tiempo.

.- ¿Qué estáis consiguiendo hasta ahora?

Gracias a ambos, a Iñaki y Xabier Kamio, hemos eliminado ya las malas características que los vinos tenían.  Y estamos potenciando la fruta.

.- En estos 18 años ¿quién se ha transformado más, el vino de Justino’s o tú?

Juan Teixeira

IMAGEN de la cata de vinos que hicimos en Justino’s. Un espectáculo de sabores. 

Los dos. Ja, ja, ja. Cuando llegué a Justino’s trabajé con el vino que ya tenía, y resolví los problemas que tenía de turbación y estabilización de los vinos. En las catas, la gente me decía “este vino me recuerda a los muebles del sótano de mi abuela” y yo pensaban que estaban locos. Otro me decía que le recordaba “la atmósfera de una iglesia antigua”, y otro a una “farmacia de su pueblo”… Yo no les entendía. Eran aromas que no entraban en mi cabeza. Hoy en día lo entiendo. Año a año veo más al fondo.

.- ¿Qué nos dices de esos 800 viticultores que os venden las uvas a Justino’s?

Son importantísimos. La edad media de esos viticultores estará entre los 55 y los 60 años. Son viticultores que no se adaptan a los cambios. Han conseguido que nadie les toque en sus manera de producción en la viña. Nosotros decimos que la poda debe hacerse de tal manera que no de muchas uvas, pero ellos hacen la poda para tener mucha uva, y una vez comenzada la floración ya no se puede tocar sus viñas. “Si se corta es pecado –nos dicen- y a nuestro Señor no le va a gustar”.

Juan Teixeira

RACIMOS DE UVAS en el interior de una iglesia de Funchal.

.- ¿Por dónde pasa el futuro?

El futuro pasará por rejuvenecer los viticultores. Yo les digo que son jardineros de viñas, porque no viven sólo de eso, pero les gusta mantener la tierra cultivada.

Creo que deberíamos incrementar el precio y pagarles más por el kilo de uva. No se consigue porque el vino de Oporto  y otros fortificados son mucho más competitivos en precio que nosotros. Por eso el precio de la uva en Madeira se mantiene estable desde hace mucho tiempo. Les pagamos entre 1,00 y 2,20 euros el kilo de uva.

.- ¿Qué te dicen los viticultores más jóvenes de Madeira?

Los jóvenes nos dicen: “cuando mi padre se muera, o mi abuelo, abandonaré el cultivo de las viñas”. Bufff. La orografía aquí es complicada, el modo de conducción también lo es… Hay que tener un amor muy grande por las viñas. Por eso creo que en el futuro –lo digo porque creo en el futuro del vino de Madeira- no hay otra solución que las bodegas gobiernen las viñas abandonadas con trabajadores contratados.

Juan Teixeira

EL BODEGUERO y el periodista del Blog ante una de las barricas más grandes de la bodega.

Se hace un silencio… El futuro siempre da un cierto vértigo. Hemos llegado a la última pregunta de la entrevista y Juan Texeira se levanta para preparar la liturgia de la cata de doce de sus vinos.

“Ha sido un curso intenso y acelerado de Vino Madeira”, le digo. “Pues fíjate, yo estoy aprendiendo todavía”, me contesta.

.- Hay una película famosa que se titula “No es país para viejos” (No Country for Old Men), dirigida por los hermanos Coen. Tú has puesto un nuevo título cuando cuentas que el vino de Madeira “No es un vino para viejos”

Ja, ja, ja. A los jóvenes les gustan los vinos que no sean complejos, que son los menos evolucionados. En una cata para jóvenes –eso lo he entendido- hay que darles los vinos más sencillos. Hay que empezar con los vinos jóvenes de 3, 5 o 10 años. Ya pedirán luego los vinos más complejos, con más historia. Hace falta Cultura del Vino.

.- Gracias a esa Cultura del Vino, algún día sabrán lo que es bueno (sean vinos de Rioja Alavesa, sean vinos de Madeira). Será como descubrir alguno de los grandes tesoros de la Tierra.

2 Comentarios

  1. Joseba

    Hará unos cinco años que bebimos vino de Madeira en unas vacaciones a la isla. Nos encantó a una pareja de amigos, a mi esposa y a mí. Buscamos entonces en Internet información. Nos hacíamos preguntas que nunca obtuvieron respuesta. En esta entrevista por fin han sido respondidas. Y de qué manera.

    Un placer añadido la entrevista. Añadiré que aún perdura aquel sabor de un vino de más de 20 años en mí. Gracias.

    09-Abr-18 · 7:50 am | Permalink
  2. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias por tu comentario, Joseba. Me sucede lo mismo con la buena gente de Madeira… y con el vino, exactamente lo mismo. Aún perduran. Saludos cordiales.

    09-Abr-18 · 7:57 am | Permalink

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos marcados son obligatorios *
*
*

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL