VINOS QUE HABLAN

Si Atkin considera a Jose Gil “Joven Bodeguero del Año 2021” de la DO Rioja. Si a Luis Gutierrez se le acelera el corazón al beber de una de sus botellas. Yo digo que es porque los vinos de este joven de San Vicente de la Sonsierra, tan entusiasta como humilde, hablan.

José Gil

JOSE Gil, en una de sus viñas, situada en tierras de Rioja Alta.

Lejos del ruido, más allá de la tormenta de la globalización, al amparo del huracán mercado, Gil se ha limitado a entregarse en cuerpo y alma por igual al tesoro de sus cinco hectáreas de viñedo, en San Vicente de la Sonsierra y Labastida. Y a sentir con adoración cómo cada uno de sus diferentes vinos hablan de la madre tierra que los parió.

Treinta años y ya ha cumplido algunos de sus sueños más poderosos. En esta conversación con él y su compañera Vicky Fernández, ambos recitarán otros sueños por los que seguir viviendo y brindando en las viñas de sol y tierra, al amparo de la Sierra, junto al Ebro, el río que también susurra camino del Mediterráneo.

José Gil

JOSE Gil y VICKY Fernández encarnan una simbiosis perfecta.

 “Mantenerte con la misma ilusión que empiezas”

Tiene pocas añadas en su haber, pero el éxito no le ha caído del cielo. Aquí hay esfuerzo y dedicación, además de un abuelo (fallecido, pero muy presente), y una bodega familiar que dirigen su padre y su tío. No me olvido de aquello que decía Chesterton, la aventura ha de ser loca, pero el aventurero cuerdo. Este es Gil, la sensatez persiguiendo la estrella de su loca pasión.

Esta mañana hemos quedado a las puertas de la bodega de Abel Mendoza y Maite Fernández. Abel estaba embotellando sus Blancos. Al poco tenemos cafés y unos vinos nuevos que muy pronto darán que hablar. Vinos que recitarán versos, que declamarán su historia. Pero lo mejor de este encuentro son las frases de Abel. Y contemplar, a la vez, los ojos de Gil cual esponjas que absorben sabias palabras.

José Gil

ABEL Mendoza, Vicky Fernández, Jose Gil y Maite Fernández.

“No te preocupes por los puntos de este o aquel prescriptor -le dirá Abel Mendoza-. Nuestro oficio no es flor de un día, sino una carrera de maratón hasta alcanzar las 42 cosechas, o más -le dice Abel-. Motivaros entre vosotros, con bodeguer@s de aquí y de allá. Abrid la mente, que sea una mente global”.

“Habrá arengas, o envidias. Vosotros seguid adelante. Hablen bien o hablen mal, tú a lo tuyo, Jose. Vosotros dos a lo vuestro, Vicky. Es importante que se trabaje en pareja. Y sed vosotros mismos. No hagáis el vino de moda ni el que os pida el mercado. Jose, tú haz el tuyo. Y eso sí, atreveros con todo. En San Vicente hacen falta otros diez como tú, cada uno en su estilo”.

Con-Abel-I

LA MESA se llenó de palabras y de vinos de Maite y Abel recién embotellados…

Le veo emocionado a Jose. Una vez en el coche, camino de la Cueva que tienen junto al Castillo de San Vicente de la Sonsierra, me cuenta que ha estado a punto de llorar cuando les ha confesado a Maite y Abel que uno de sus sueños más íntimos era encontrar pareja y ser como ellos, parecerse a ellos.

“Te lo digo y me vuelvo a emocionar. Porque tengo la suerte de haber hecho mi sueño realidad al encontrar a Vicky, al enamorarnos el uno del otro, al saber que me ama y que, igualmente, ama las viñas y el vino que hacemos”.

Es un día para una comunicación fértil. Afloran las palabras sinceras. Meditadas. Al final pasaremos juntos siete horas intensas. Siete horas que pasarán volando. No necesitaba tanto tiempo para saber que su sencillez y su humildad son auténticas.

San-Vicente

SAN Vicente de la Sonsierra, junto al Ebro, frontera entre Euskadi y La Rioja.

En las regias alturas de San Vicente

Tenían apenas unas miles de botellas para vender, pero con todos los parabienes recibidos, se han quedado sin vino “para responder a tanta demanda”. Y lo que saquen en breve, lo tienen ya todo colocado. Aún así, cada vez que les llaman para pedirles un vino que ya no tienen, se sienten apurados, con pena de no poder responder al pedido.

“Estamos agradecidos a Tim Atkin y a Luis Gutiérrez, ¡cómo no!, pero…”, comenta Vicky.

Aún no nos hemos sentado a hablar. De momento estamos ante la Cueva medieval donde el vino de 2020 duerme en barricas de roble francés.

“Hemos puesto dos gavillas de sarmiento indicando que aquí hay vida, que guardamos el vino en este calado del Castillo. Las gavillas las hemos utilizado como filtros para hacer el maceración carbónica en la bodega familiar de Viña Olmaza”.

Sentados-Cueva

SENTADOS ante la Cueva El Espino, donde tendrá lugar la Entrevista.

Su emoción es contagiosa. Tanto que es como si fuera mi primera entrevista. Habla Vicky, mientras Jose y yo la escuchamos con atención, como si él no supiera de qué va la historia. Como si los dos formáramos parte de una visita enoturística a las alturas regias de San Vicente de la Sonsierra.

“Frente a nosotros tenemos estas cuevas medievales -sigue nuestra Guía especial- donde los antiguos guardaban el vino en cubas de madera, en Kupelas de 2500 y 5000 litros. Lo que ahora parece una moda, tinajas y fudres, ya se hizo en el siglo XIX. Así que todo vuelve. La tradición va y viene”.

Cueva-Castillo

LAS CUEVAS bajo el Castillo, y más allá está la Iglesia, compartiendo el poder de la Colina. 

.- ¿Qué función cumple esta Cueva para vosotros?, alcanzo por fin a preguntar algo.

“Somos la Resistencia -contesta Jose-. Tenemos un pequeño txoko para nosotros y las visitas. Elaboramos el vino en la bodega familiar Viña Olmaza, donde lo fermentamos, y luego lo subimos hasta aquí. La Cueva viene a ser el lugar de su Crianza”.

.- ¿Tiene nombre la Cueva, por cierto?, pregunto con inocencia.

JOSE.: Es la cueva del Espino. En la puerta se ponía un ramillete, un ramo de rosas, y en la calle se sentaba todo el mundo a merendar con unas cazuelas, sobre la balconada desde la que se ve todo el pueblo. Mi abuelo dice que aquí pasó algunos de los mejores momentos de su vida.

Tres-Generaciones

EL ABUELO y Jose, con su padre y su tío, podando un mes antes de que el abuelo muriera.

.- ¿Vive tu abuelo?

J.: ‘Mecagoensos’, murió en 2018, pero he tenido la suerte de escucharle contar muchas historias. Ángel Gil se llamaba… La Cueva la compré en 2012. Mi padre me dijo que mi abuelo y mi tío no querían comprarla porque no estaba como tú la vas a ver ahora.

.- Comprar esta Cueva fue muy importante para ti.

Una gozada, Julio.

Llave-Antigua

LLAVE antigua en la mano del viticultor… que también ha sido pelotari.

Pasamos por fin al interior de la Cueva, abriendo la puerta con una de esas llaves de siglos pasados. Mientras se abre la puerta, que chirría mezclando sueños y esfuerzos, Vicky me cuenta que todas las familias, y las personas, tienen mote en el pueblo. A José Ángel, el padre de Jose, y su hermano Raúl, se les conoce como “Los Cuadraos de San Vicente”.

“De los jóvenes talentos más ilusionantes de Rioja” (I)

Sentados en la mesa del txoko, comienzo por recordar que Atkin ha escrito que Jose Gil “se ha consolidado en solo cuatro añadas como uno de los jóvenes talentos más ilusionantes de Rioja”. No sigo con otras palabras que ellos conocen bien. Jose ha bajado la cabeza. La humildad ha tomado asiento a nuestro lado.

De la humildad -escribió María Zambrano- puede salir una gran aventura.

Puente-Castillo

MIENTRAS hablamos, el río Ebro sigue cantando sus murmullos, aguas abajo.

.- ¿Cómo habéis asimilado este torrente de éxito?

VICKY.: Ha sido una ilusión y un honor que nos mencionen, estamos muy agradecidos, pero Jose y yo permanecemos con los pies en la tierra sin dejarnos llevar por los halagos. Recibimos sus mensajes con humildad.

J.: Yo soy de perfil bajo. Me gusta mantenerme en la tierra, escuchar a la gente mayor. Como hoy me ha dicho Abel Mendoza, esto es una carrera de maratón, donde lo importante es mantenerte con la misma ilusión que empiezas. Me gusta rodearme de gente como Roberto Oliván, de Viñaspre, que para mí es como un hermano mayor.

V.: Estamos ante una crisis a nivel mundial, donde el vino también está sufriendo, y tiras para adelante con un pelín de miedo, que ese miedo es bueno siempre y cuando te alerte, no cuando te frene o te paralice en tus propósitos.

Pies-Desnudos

“JOSE y yo permanecemos con los pies en la tierra”, asegura Vicky Fernández.

J.: Yo no me puedo quejar. Trabajo en la bodega familiar, pero lo que me gusta es trabajar las viñas con la máxima pasión, sin herbicidas. Mi modelo es el de un viñerón de Borgoña que está entregado a la viña los siete días de la semana. Me gusta viajar, pero sobre todo me gusta estar en la viña y ver cómo la tierra te sorprende.

.- La tierra. Y el vino.

J.: Me gusta imaginar un vino desde el momento que empiezo a podar la viña. Me gusta viajar con mi vino a Bilbao, por ejemplo, llamando a las puertas para que lo reciba y lo compre un cliente. Este sentimiento en sí mismo ya casi me hace llorar, que yo soy muy sentimental.

.- ¿Ser el Joven Bodeguero del Año 2021 para Atkin consigue que esas puertas a las que llamas se te abran casi antes de llamar?

J.: Eso es cierto. Tim Atkin y Luis Gutierrez nos han abierto muchas puertas. Todo suma.

Special-Atkin

PORTADA del Informe del Master of Wine, Tim Atkin, que avala el trabajo de Jose y Vicky.

.- Pero no se te ha ido la olla

J.: No, claro que no.

V.: Las críticas de Atkin y Gutiérrez ayudan, pero también agravan… En 2018, cuando todavía no nos conocía nadie, empezamos a embotellar y a etiquetar nuestras primeras botellas. Yo trabajaba en hostelería y nos organizamos una agenda con un número de citas en Bilbao, en Vitoria y en Donosti.

.- Entonces nadie sabía quién era Jose Gil.

J.: Nadie, pero es que ahora no decimos que Atkin o Gutiérrez dicen ‘esto’ o ‘aquello otro’. Ni las puntuaciones de nuestros vinos. Nada.

V.: Atkin en la añada 2016 había probado los vinos, pero nosotros no decíamos nada.

The-Podium

PARTE del Podium de Tim Atkin, en el que está bien alto Jose Gil. 

.- ¿Cómo os presentabais?

V.: “Hola, somos Jose y Vicky, una pareja de viticultores”. La verdad. Y la gente nos ha abierto las puertas y nos ha escuchado. De algunos sitios nos hemos ido pensando “éste ni va a probar nuestros vinos”.

J.: Como en la vinoteca de Manu Martín en Bilbao.

V.: En su vinoteca había un montón de productores con un nombre ya hecho. “Y qué vamos a hacer dos pobres diablos como nosotros”. Así que cuando llegó su primer pedido, nos salió una gran exclamación “¡Qué pasada!”, que vinimos a la Cueva a embotellar y etiquetar. Lo que no esperábamos es una demanda tan rápida de vinos.

.- Por eso dices que os han puesto en un aprieto…

Balconada-Pueblo

EN ESA balconada del pueblo, el abuelo pasó algunos de los mejores momentos de su vida.

V.: Claro, porque no tenemos vinos para responder a tanta demanda. Por ejemplo, la añada 19, que está preparada para salir al mercado dentro de dos meses, la gente la quiere ya, y no puede ser. “He leído muy buenas críticas de vuestro vino, y lo quiero”. Lo paso mal cuando tengo que decirles que no.

.- ¿Qué anécdota tienes con Manu Martín?

J.: Él tiene una vinoteca en la calle Lersundi de Bilbao. Ella salió de trabajar y yo de podar, y nos fuimos ilusionados en coche con unas botellas. Empezó por meterse con el lacre que tienen nuestras botellas, luego nos dijo que no le apetecía catar el vino porque acababa de llegar de comer. Así que nos marchamos y le dejamos las botellas.

V.: Seguro que Manu está acostumbrado a probar cientos de proyectos. Nosotros teníamos concertada una cita, y lo que queríamos era probar juntos nuestro vino, aunque fuera solo en cinco minutos. En otros casos esto funciona muy bien, viendo o no su cara de emoción o de indiferencia.

.- Al final qué pasó…

Diferentes-Tierras

DIFERENTES tierras de sus viñas, con dos de sus botellas de vino.

J.: Esto fue a finales de 2018. El caso es que lo probó y me llamó a la semana siguiente. “Oye, que quiero veinte cajas”. Así que le llamé a Vicky muy emocionado.

.- Atkin ya os había puntuado bien los vinos.

J.: En la añada 18 puntuó con 94 puntos al Bardallo, 93 a la Cóncova, al vino de pueblo, 92… pero no nos conocía nadie. Así que sé lo que es pasar de estar en el barro, que no te conozca nadie, a que ahora nos llama mucha gente y no sabemos ni quién son.

V.: A Manu no le mencionamos nada sobre nuestras puntuaciones. Lo que no sé es si Manu indagó por su cuenta.

.- Así que la añada 18, de la que teníais poco vino, se agotó pronto

V.: Muy pronto. Y la añada 19 aún no ha salido. Así que llevamos sin vino un año. La gente no deja de escribirnos o llamarnos. Cuando se pueda, a ver cómo lo repartimos.

En-el-Lagar

VICKY y Jose en un enorme lagar rupestre situado junto a una de sus viñas.

J.: Esto empezó como un hobby por mi parte.

.- ¿Cómo que empezó siendo un hobby?

J.: Sí, porque trabajando en la bodega familiar, yo sentí las ganas de hacer cosas nuevas. En el 2012 empecé haciendo una selección grano a grano… La primera cosecha que saqué al mercado fue en 2016, cuando registré la marca Jose Gil, metiendo mi vino en 2000 botellas. La del 17 no se elaboró por la helada que cayó. De la del 18 también hice 2500 botellas. Ahí entró Vicky conmigo.

En-el-Lagar

BOTELLA de la bodega familiar Viña Olmaza, en la que Jose trabaja con su padre y su tío.

.- Y llegamos a la de 2019 y 2020.

J.: El próximo año dispondré de 6.500 botellas. En este año de 2021 nos hemos dicho que hay que apostar por nuestros vinos y lanzarnos, y aunque yo siga trabajando en Viña Olmaza de mi familia, quiero seguir con Vicky en este proyecto, por lo que he buscado una bodega para elaborar un poco más de vino.

Ellos-Dos-II

AHÍ van camino del futuro, soltando “amarras” en el mejor sentido de la palabra.

.- Tú naciste cuando tu padre y tu tío ya tenían la bodega familiar.

J.: En ese mundo me he criado, y estaré agradecido de por vida a mi padre, mi abuelo y mi tío por todo lo que me han enseñado. Luego he viajado con Vicky a otras zonas de Europa para abrir la mente. Pero ya tenía una buena base, además de estudiar Enología en Logroño.

 

CONTINUARÁ…

18 Comentarios

  1. Sole Raya

    Que la ilusión se mantenga intacta, ese es el secreto. Un abrazo gigante desde el Sur

    11-Mar-21 · 4:42 pm | Permalink
  2. Blog Rioja Alavesa

    Vale para todos los buenos oficios de la vida. Pastelero, librera, periodista, neurocirujano… para todo, Sole estimat.

    11-Mar-21 · 4:44 pm | Permalink
  3. Lourdes Canto

    Qué historia real tan bien contada. Qué decir! Léanlo por favor!!!

    11-Mar-21 · 6:27 pm | Permalink
  4. Blog Rioja Alavesa

    Eso, Lourdes! Gracias.

    11-Mar-21 · 6:28 pm | Permalink
  5. Begoña Tudela

    Me ha emocionado. Cuánta vida atesorada.

    Que no tarde en llegar la continuación, por favor.

    11-Mar-21 · 6:31 pm | Permalink
  6. Blog Rioja Alavesa

    No tardará, Begoña.

    11-Mar-21 · 6:32 pm | Permalink
  7. Alberto Lanza Perez

    Me congratula su humildad. Desde siempre sabemos que los grandes, los muy grandes huyen de la prepotencia.

    Me ha emocionado especialmente ese proyecto en común con Vicky… Es maravilloso juntar amor, trabajo, planes, sinsabores, esperanzas. Así es como nacen las cosas bellas

    11-Mar-21 · 7:54 pm | Permalink
  8. Blog Rioja Alavesa

    Tienes razón, Alberto. Es maravilloso juntar la vida entera desde el amor

    11-Mar-21 · 9:09 pm | Permalink
  9. Kerman Aliseda

    En la entrevista, Jose Gil y Vicky Fernández se dan a querer. Así de hermoso es el Periodismo bien elaborado de principio a fin

    11-Mar-21 · 9:27 pm | Permalink
  10. Blog Rioja Alavesa

    Gracias, Kerman

    11-Mar-21 · 9:28 pm | Permalink
  11. Miguel

    No quiero adular a nadie. No es mi estilo. Pero la conversación que acabo de leer es sencillamente fascinante. De bien nacidos es ser agradecidos. Y voy a serlo. Quiero expresar lo que siento, palabras limpias de polvo y paja.

    La conversación con Gil, bueno, es una gran pieza comunicativa para cualquier viticultor, o viñerón, que se precie. Buenísima. Es periodismo, y un humilde aficionado como yo a la narrativa, diría que es literatura costumbrista. Sé que lo que voy a decir a continuación lo pensará la mayoría de la gente de Rioja Alavesa. Lo que representa, lo que es, cómo dice las cosas. Jose Gi, tápate los oídos si quieres. Esto va para los agricultores y los elaboradores de vino de toda Rioja, los muchos que trenzamos puentes por encima del Consejo Regulador. Jose Gil: sois unos cuantos ya los jóvenes que nos llenáis de orgullo a los que somos algo más mayores. Qué gran cantera hemos ido haciendo de manera natural entre tantos…

    A Julio Flor le digo que le tengo envidia. Cómo ha tenido que gozar durante esas siete horas! Me hubiera encantado estar con ellos, con los cinco, en ese arranque de la conversación. No es que Gil necesite que un veterano de la categoría de Abel Mendoza le dé “la alternativa”, pero si ha de ser alguien, muy bien, que sean Abel y Maite.

    Emoción, sí. Además de orgullo y sensibilidad.

    11-Mar-21 · 9:31 pm | Permalink
  12. Blog Rioja Alavesa

    Jose Gil, no te tapes los oídos. La sinceridad hay que celebrarla, y los buenos sentimientos de la gente también. Y más si vienen de quienes trenzan puentes por encima de lo que sea. Muchas gracias, Miguel.

    11-Mar-21 · 9:44 pm | Permalink
  13. César Bermúdez

    Qué suerte que salgan estrellas de la cantera!!!

    11-Mar-21 · 9:51 pm | Permalink
  14. Blog Rioja Alavesa

    Bonita manera de entenderlo, César.

    11-Mar-21 · 10:44 pm | Permalink
  15. Carlos Tierra

    Qué grandes!!! Orgullo de vecinos y amigos!!! Más, queremos más gente como vosotros!!! Mi abuelo diría… “ojo con el chiquito del cuadrado!!! Que viene fuerte!”. Felicidades por lo que nos traeréis a toda la Comarca, no cambiéis 🍷🍷💪🏻🤘

    11-Mar-21 · 10:16 pm | Permalink
  16. Blog Rioja Alavesa

    Hermosa manera de verlo, Carlos. Gracias.

    11-Mar-21 · 10:22 pm | Permalink
  17. Ana

    Con esa ilusión y amor al trabajo vais hacer de lo bueno lo mejor
    Enhorabuena!!

    18-Mar-21 · 11:17 pm | Permalink
  18. Blog Rioja Alavesa

    Estamos de acuerdo en eso, Ana

    18-Mar-21 · 11:21 pm | Permalink

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos marcados son obligatorios *
*
*

Suscríbete a nuestra newsletter