“Hablo desde el corazón y el amor a Laguardia”

“La gente admite las barbaridades que les diga porque yo soy de aquí”.

.- ¿Pero tú dices barbaridades, Antonio?

“Bueno, yo les digo las cosas claras”.

Sentado-Apostol

ANTONIO MIJANGOS sentado bajo los Apóstoles del Pórtico Santa María de Laguardia.

El sacerdote Antonio Mijangos es la voz que habla claro dentro y fuera de las murallas de Laguardia (y II).

Laguardia-solitaria

CALLE DE LAGUARDIA, un lunes, cuando se escucha el silencio de la Historia.

Dice su amigo el catedrático de Teología, Jesús Martínez Gordo, que el sacerdote de Laguardia, Antonio Mijangos, ejerce ese difícil arte de la “empatía crítica” que probablemente lo da el vivir intensamente, sin renunciar a mejorar la sociedad en la que vives. Siembro esas palabras en esta segunda parte de la conversación porque son certeras. Las que inspira alguien como Antonio.

La primera parte de la entrevista, publicada ayer, está reciente. Retomamos la conversación donde la habíamos dejado.

.- ¿Con qué Laguardia te encuentras a tu vuelta, en 1978, catorce años después de tu marcha a Ecuador?

Me encuentro que las grandes y poderosas familias han desaparecido. Las grandes haciendas están en venta. Entonces empiezan a entrar empresas industriales de vino. No es que el agricultor despierte y empiece a crear sus bodegas, sino que el desarrollo viene de fuera. Llega Domecq con su mentalidad andaluza, pensando en crear aquí un cortijo. Empieza a comprar tierras sin cuento. Eleva los precios de las tierras.

Toni-Bottle

BODEGAS de Laguardia, representadas en las botellas y barricas de su Oficina de Turismo.

Los de Laguardia que habían emigrado a la industria venden sus tierras, se compran sus pisos en la ciudad y Laguardia empieza a caer en manos de las grandes bodegas. El pequeño agricultor, si puede hacer vino, lo hace, porque tiene salida.

.- ¿Qué hicieron esos agricultores?

Cuando volví a Laguardia los agricultores estaban empezando a unirse y a poner a subasta toda su cosecha. Se crea la Unión de Agricultores, los labradores se unen, y sacan a subasta sus cosechas… Hubo una época que llegamos a ofrecer un millón y medio de kilos de uva. Eso nos fue muy bien durante unos años. Frenamos la bajada de los precios y se pagó la uva decentemente.

Pero las empresas se unieron. El último año que yo estuve metido en este problema, acudí donde Faustino, en Oyón, ofreciéndole un millón y medio de kilos de uvas.  Me dijo que no le interesaba.

Faustino-Oyon

BODEGAS Faustino, de Oion.

De allí marché a Bodegas Franco Españolas de Logroño. Y cuando  entré le saludé diciéndole:

“Vengo a proponerle algo que usted ya sabe”.

“¿Cómo?”.

“Faustino ya le ha llamado por teléfono, ¿verdad?”.

“Sí, es verdad”… Y nos sentamos a negociar.

De ahí pasamos a organizar una cooperativa en la que los agricultores hicieran su propio vino. Se creó la Cooperativa El Collado, y la Diputación nos ayuda muchísimo. Y el Gobierno Vasco hace lo propio. Ahí cambia un poco la configuración, y el agricultor ya no es tan dependiente de las grandes bodegas.

Laguardia-en-Rojo

LAS VIÑAS -y el Vino-, mil años enraizadas en Laguardia y Rioja Alavesa.

.- Ya no se vivía la situación social de los años 50 o 60 de la que nos hablabas…

Claro. En los 50 y los 60 de Laguardia desaparecieron familias enteras. Calculo que en esa década se marcharon de Laguardia unas 600 personas. Muchas a Bilbao, muchas a Eibar…

.- ¿Cómo fue tu ingreso en el Seminario, de qué manera entró en ti la vocación?

(Ríe). Es de tebeo lo que te voy a contar. Aquí abajo teníamos el cine parroquial y los que íbamos a la catequesis nos daban un papelito para entrar gratis al cine. Veíamos en blanco y negro las películas del oeste y las de romanos. Era cine mudo, y el cura nos explicaba todo, hasta que un día, cuando llegó el cine sonoro, el cura dejó de explicarnos las películas. Lo que motivó que los niños hiciéramos huelga.

.- ¿Cómo huelga?

Suelo decir que fue mi primera huelga. Tenía nueve años y empezamos a gritar en el cine “que nos lo explique, que nos lo explique”. El cura había comprado una máquina sonora, con lo cual ya no tenía que explicar nada. Pero es que el cura le daba mucha más emoción que el diálogo de la película.

.- Jajajaja (reímos los dos).

Cine-Mudo

AQUEL CINE MUDO de Laguardia está nítido en los recuerdos de su infancia.

Los críos organizamos un follón en el cine, gritando todos “que nos lo explique, que nos lo explique”.

Así que yo estaba relacionado con la vida de la parroquia. Recuerdo un día en el que estaba jugando a la pelota en una pared de la Iglesia, en Santa María, en pleno mes de julio. De repente apareció un amigo mío con unos libros. Era raro, en verano y un niño con libros.

“Julián, ¿a dónde vas?”.

“A dar clases con el cura, que me voy a presentar al examen de ingreso en el Seminario”.

“Pues dile al cura que yo también me apunto”.

.- ¿Qué edad tenías?

Doce años. Y me apunté. Y pasé el examen y… hasta ahora. ¡Son tantos recuerdos!

Ninos-Seminario

IMAGEN DE 1915 en el Seminario de Vitoria, con niños comenzando su formación.

Un día, poco antes de hacerme cura, le dije a Don José María Setién:

“José Mari, fíjate lo que es la vida y el valor del sacramento del orden”.

“¿Pues?, ¿qué estás pensando?”.

“Fíjate, ahora yo soy menor de edad, y en una carta que escribo a mi madre que vas a leer, le digo que dentro de dos meses el Obispo me va a hacer cura. Y me va a decir “vete a tal parroquia”. Fíjate tú, en dos meses yo paso de ser menor de edad (la mayoría de edad estaba entonces en los 21 años) a ser responsable de una comunidad. Aquí tiene que haber un milagro”.

“Creo Antonio -me dijo Setién- que tendré que pensar seriamente contigo si te doy permiso para ordenarte sacerdote o no”.

.- ¿Cuál fue tu primer destino como sacerdote?

Me mandaron a unos pueblitos de la Montaña Alavesa, donde estuve tres años. Un mundo que desconocía, cada pueblo con 120 habitantes. No teníamos ni bar, y nos juntábamos todos a la noche en la cocina de un vecino, donde sacábamos el porrón y hablábamos de todo. Allí estuve tres años muy contento. Es curioso: eran de un carácter totalmente distinto. Es curioso, ¿no?, todos de Álava, pero con un carácter muy muy diferente.

ermita-elizmendi

ERMITA ELIZMENDI de la Montaña Alavesa.

.- ¿Dónde te enviaron después?

A una parroquia de Vitoria. Y de ahí me marché a las Misiones, a Ecuador.

.- ¿Y cuando vuelves de Misiones, cuál fue tu nuevo destino?

Al volver, el obispo Peralta Ballabriga me dice: “como tu madre está enferma, te voy a mandar a Laguardia”, donde estuve acompañando a mi madre, atendiendo unos pueblitos pequeños, y me empecé a encargar de los jóvenes y de la catequesis de Laguardia. Cuando se jubilaron los dos sacerdotes que había, vino otro de Laguardia, que volvía de Ecuador, y aquí nos quedamos los dos un tiempo.

Yo pasé de aquí a Nanclares de la Oca, al Valle de Cuartango y a Salvatierra.

.- ¿En Laguardia cuántos años llevas como sacerdote?

Entonces estuve unos diez años. Y ahora llevo ya unos 18. Así que 28 en total.

Toni-Verja

EN su Laguardia natal, Antonio lleva, sumando tiempos, 28 años como sacerdote.

.- Tu último pueblo fue Salvatierra, antes de volver a Laguardia por segunda vez. ¿Fue una satisfacción volver a Laguardia?

Yo estaba feliz en Salvatierra. Allí me costó mucho entrar, porque el carácter es muy distinto al riojanoalavés. A la gente les costó aceptarnos. Ningún cura quería ir entonces a Salvatierra, hasta que Zabala y yo aceptamos el reto del Obispo.

.- ¿Cómo os ganasteis a la gente?

Con dos actitudes. Una fue poner orden, porque aquello era un desbarajuste. Y dentro de esa seriedad, estuvo siempre nuestra cercanía. Recuerdo a una señora de HB que tenía una librería, muy furiosa, con la que yo me entendía muy bien. Un día la señora me contó que se estaban recogiendo firmas para expulsarnos del pueblo.

“¿Sabes qué les he contestado yo?, que si consiguen echaros, vais a estar encantados, porque habéis venido porque teníais que venir”.

Con el tiempo les llegué a valorar a todos, pero profundamente. En esa zona la gente es de categoría. Son de pocas palabras, pero de grandes valores humanos.

Agurain-Salvatierra

POSTAL de Salvatierra, en Álava, donde “vive gente de categoría humana”.

.- ¿Eran cuestiones políticas las que se cruzaron por medio?

Al principio sí. Hasta que vieron que nuestra postura era cristiana. Nosotros solíamos acudir a las concentraciones de Gesto por la Paz. Y nos vieron. Pero luego también nos vieron en manifestaciones organizadas por HB a favor de las víctimas de la Guardia Civil. La primera vez que fuimos a sus manifestaciones, nos fulminaban con la mirada.

Alguno que nos conocía les dijo: “Calma, que éstos están donde tienen que estar”. Así nos ganamos el afecto de la gente, apoyando todo lo que fuera denunciar la conculcación de los Derechos Humanos.

.- ¿Cómo han sido estos últimos 18 años en Laguardia?

Muy positivos. La gente admite las barbaridades que les diga porque soy de aquí.

Abuelo-Dos

ANTONIO Mijangos en uno de sus lugares predilectos de Laguardia.

.- ¿Pero tú dices barbaridades, Antonio?

Bueno, yo les digo las cosas claras. Saben que les hablo desde el corazón y el amor a Laguardia.

.- ¿Qué les has dicho últimamente?

Les he dicho, hace unos días, que Laguardia es un pueblo muy bonito, pero vacío. Lo estamos convirtiendo en un gran teatro, pero Laguardia se nos muere. No quieren admitirlo. Ellos miran a Laguardia de los fines de semana, y no miran a Laguardia de los lunes o los martes, cuando estamos cuatro gatos.

Laguardia-Vacio

EL ENTREVISTADO en uno de los rincones mágicos de Laguardia.

.- De lunes a jueves es una Laguardia distinta.

Sí. Una Laguardia triste y solitaria, que sales a la calle y no ves a nadie. Esa es la realidad de Laguardia.

Sol-frio

AMANECE en Lagurdia el lunes 10 de diciembre de 2018, el día de esta conversación.

Ayer mismo tuve una discusión con un comerciante. En Rioja Alavesa organizamos siempre una campaña solidaria en Navidad con un proyecto del Tercer Mundo. Este año toca un colegio de discapacitados mentales y físicos en Ecuador.

El día 6 y el día 12 de diciembre montamos una txozna en la plaza. La gente regala tortillas y chorizos, las bodegas nos regalan vino, vendemos y sacamos el dinero.

“¿Qué tal estos días”, le pregunté al comerciante.

“Bien, pero tú con ese puesto en la Plaza nos has jodido”.

“Te he jodido y tú vienes con tus clientes a la iglesia durante todo el año aprovechando cuando la iglesia está abierta para no pagar la visita. Te he jodido y cuando organizamos la Semana Santa con las procesiones, Laguardia se llena de gente y tu tienda también. Te he jodido cuando organizamos el Belén de Santa María y vienes con los turistas. Te he jodido cuando hemos dejado las iglesias en manos del Ayuntamiento para que organicen visitas y gracias a eso se está manteniendo en parte la Oficina de Turismo …O sea, que porque dos días te hemos jodido, te estamos ayudando el resto del año, y tú no das un real para la luz de la iglesia”.

“Joder, no te pongas así”.

Toni-Plaza

EN la plaza de Laguardia, donde Euskal Telebista recibirá el 31-Dic al año nuevo 2019.

.- Mucha gente viene a Laguardia, bien lo sabes, a ver el Pórtico de Santa María de los Reyes. Ese Pórtico “de la Gloria” de Laguardia, Antonio!

En el Pórtico se empieza a deteriorar la policromía en la parte más baja. Pensamos que es por la aglomeración de gente. Pasarán al año unas 50.000 personas. Con el equipo de luz y sonido que tenemos hay que cerrar todas las puertas y se crea un ambiente de calor momentáneo en el que sube la humedad.

Te diré que el turismo en Laguardia no nació por el vino. Nació por este Pórtico. Un día Se presentó aquí un cura de Logroño que trabajaba en TVE para emitir una misa de Laguardia por TVE. Pero durante quince o veinte minutos, antes de comenzar la misa, dieron con detalle unas imágenes de todo el Pórtico. Aquello tuvo un impacto brutal. La gente llamaba preguntando “dónde está ese pórtico”, “cómo se puede ir”. Eso ocurrió en el año 1982.

Primero fue el Pórtico. Luego llegó el Vino y el Enoturismo, que todo ha sido muy positivo.

Miji-Virgen

PRIMERO el Pórtico, luego el Vino y el Enoturismo… para atraer a la gente del mundo.

.- ¿Cuáles son tus lugares de Laguardia, los que te enamoran?

Me enamora el Pórtico de Santa María, la torre de San Juan, y el rincón de El Collado, la plazuela de la cárcel, que está olvidada, el rincón de la Rachuela, y las callejas. Y luego ciertas bodegas que son una maravilla.

.- Por ejemplo…

La bodega Primicia. La bodega de la familia Rabanera, y la bodega de Jesús Olano.

Iker-Dentro-Primicia

PRIMICIA, un edifico restaurado de una bodega que tiene 600 años en Laguardia.

“ME DA MIEDO QUE LAS GRANDES BODEGAS AHOGUEN A LAS BODEGAS FAMILIARES”

.- ¿Qué nos dices de toda Rioja Alavesa?

En lo negativo, los pueblos están desapareciendo, porque la despoblación de los pueblos es de inquietar. La gente joven tiende a irse a vivir a Logroño. Ocurre además un fenómeno, pues la relación de nuestros jóvenes es más con Logroño el fin de semana, y muchas de las mujeres madres de familia en Rioja Alavesa son del otro lado del Ebro, por lo que no sienten nuestras costumbres ni nuestros pueblos.

Los fines de semana, el señor de Baños con su mujer y su hijito pequeño se marchan a Nájera, o a Santo Domingo, que es donde están los suegros.

Racimo-Puerta

HAY en Laguardia una puerta que es un racimo de uvas…

.- Y en positivo

La situación económica es buenísima. Pero tengo un gran miedo, que las grandes bodegas ahoguen las bodegas familiares. De la misma manera que las grandes bodegas ahogaron la elaboración de vino a granel diciendo: “no queremos vino, queremos uva”. Confieso ese miedo, que las grandes ahoguen con los precios el vino de las bodegas familiares. Hay que dar a ABRA todas las facilidades que se pueda porque tienen ese gran peligro.

Mano-Labradora

ESTA mano ha labrado otros campos, tejiendo redes para toda Rioja Alavesa. 

.- ¿Cómo ves a las mujeres de Rioja Alavesa?

A los hombres no se les puede decir que las mujeres son humanamente más válidas que ellos. La diferencia es brutal. En la manera de pensar, en la capacidad de reflexionar, de enfrentarse a la vida… A los hombres suelo decirles: “seguís con corbata haciendo lo que hacía mi padre, trabajar, coger el dinero y decirle a mi madre, ‘Rosario, aquí lo tienes’”. Para que ella administrara el dinero. Con una diferencia, ahora ellas se han puesto al frente de la empresa y dicen lo que hay que hacer.

.- ¿Cómo de unida está la Comarca?

En nuestra sociedad de consumo la unidad ha desaparecido. Cada cual va a lo suyo. Las asociaciones de tipo cultural de Rioja Alavesa están formadas por mujeres y por gente mayor. Chicos jóvenes, hombres jóvenes… no cuentes con ellos.

.- Le habrás dado muchas vueltas a la cabeza para vincular a los jóvenes y generar una mayor unidad.

Toni-Gigantes

HAY RETOS en la Comarca que parecen propios de gigantes.

Veo una gran apatía. Personalmente creo que frente a la mujer, el joven de Rioja Alavesa está peor formado, y tiene complejo de inferioridad. Sabe que donde entre, va a mandar la mujer. Ellas son las que están salvando Rioja Alavesa, eh! Fíjate lo que recientemente le escuché a un chico joven de Lapuebla en contestación a una amiga suya:

“Oye, ¿Has dejado de estudiar?”

“Sí. Mi padre es más tonto que yo y mi padre se ha hecho rico con las viñas. Yo sé más que mi padre, y continuaré con su negocio”.

Me quedé petrificado. Y le dije: “tú arruinarás el negocio de tu padre”.

.- A la hora de hablar de tus rincones, por ningún sitio veo las murallas de Laguardia.

Muralla-de-Laguardia

MURALLAS de Laguardia, un símbolo de identidad que imprime carácter. 

Es un símbolo de identidad. Un pueblo amurallado imprime carácter. Ahora nos hemos abierto, pero nos costó mucho aceptar al turista. Mucho. Ahora les hemos abierto las puertas de tal manera que les hemos convertido en reyes. ¿Cuál es el problema de Laguardia? ¿Construir aparcamientos para los coches de los turistas?

¿Qué pasa con el labrador que va con su furgoneta al campo, vuelve al mediodía para comer en su casa, y no tiene dónde aparcar?

Fuimos los dos curas de Laguardia los que nos movimos para crear la primera Oficina de Turismo, con cierta oposición. Hasta que se dieron cuenta que el turismo trae riqueza. Las murallas nos condicionaron.

.- Te gusta la época de la Navidad, que algunos piensan que es la época más luminosa, aunque otros crean que es la época más consumista e hipócrita del año.

A mí me gusta. Me gusta el ambiente familiar. El consumismo no me va. Me va el encuentro, la conversación, cenar juntos.

Junto-al-Belen

ANTONIO junto al Belén que todos los años se monta en el interior de Santa María.

.- ¿Con quién te reúnes?

Con mi familia. Mis sobrinos y demás. Nos juntamos, comemos y cenamos juntos. Charlamos de lo humano y lo divino.

Otra cosa: el Belén de Santa María, tan típico, tan propio del pueblo… Admiro a la media docena de jóvenes que lo montan todos los años. Aunque haya un gran desprecio por parte del pueblo. A Fausti Ayala, que es el encargado del Belén, le digo que si estuviera en su lugar, montaría el Belén pero no haría representación alguna para el pueblo.

Solo al terminar la Navidad haría una sesión. Lo siento en el alma, pero yo lo haría así. Aquí hay cantidad de gente que no lo ha visto nunca. Que no lo valora.

.- ¿Cuál es la historia de ese Belén?

Oveja-en-brazos

OVEJA del Belén de Laguardia en sus brazos.

Pues mira, el Belén es el fruto de la imaginación de un pueblo, que ante la prohibición  de los curas de escenificar los autos sacramentales en las iglesias, se sacan de la manga unas imágenes para contar una historia. Es la imaginación de un pueblo que se salta a la torera una norma, sin que le puedan decir nada.

.- ¿Qué cambios tendría que operarse en el interior de las personas?

Tenemos que conseguir que nuestra gente no se marche. Hay que potenciar dentro de los cascos urbanos la construcción y la habilitación de las viviendas. Laguardia en invierno es insalubre totalmente. Hace falta ventilar nuestras casas. Hay que facilitar la habitabilidad. Hay que pensarlo muy bien. Y tener buenos deseos colectivos.

Miji-Pastor

ENSEÑANDO al periodista cómo se produce el movimiento del pastor en el Belén.

.- ¿Qué deseos son los tuyos para Laguardia?

Buen entendimiento entre la gente y dos cosas a las cuales les tengo pánico: a la soberbia de la gente, y al egoísmo. Este es el pecado original: la soberbia y el egoísmo. No Adán y Eva comiéndose la manzana. En mi sermón de San Isidro, les dije a los cofrades de San Isidro, todos labradores: “He encontrado una gran diferencia entre la Laguardia que dejé y la Laguardia que encontré…”

“Esa gran diferencia es que antes os podía tratar de tú y ahora hay que trataros de usted, porque se os ha subido el humo a la cabeza. Ahora tenéis mucho dinero, compráis coches de lujo para ir al campo, cuando mi padre iba en el burro. Ya no sabéis ni en qué gastar”.

¿Qué crees que pasó? Pues que por poco me pegan al terminar la misa.

Belen-Sacristia

EN la sacristía de la iglesia, Antonio mira las figuras del Belén, cual si rezara.

.- Es una pena que el “humo” y dinero se suban a la cabeza de los seres humanos.

Con la riqueza, ha desaparecido la dependencia mutua, somos muy autónomos los unos de los otros, y eso nos ha hecho sentir más importantes. Ser más egoístas.

.- La fórmula del amor va a ser eterna, Antonio.

Sí. Sí. “Ama a tu prójimo como a ti mismo”. Pero en la medida que no nos necesitamos, nos alejamos. Dejamos de ser prójimos y próximos. Es el gran problema. En los pueblos de Álava no existía el telefonillo del portal. Subías hasta la cocina. No se puede ir en contra de eso. Pero sí debemos seguir con el espíritu de buena vecindad, de ayudarnos unos a otros. De ayudarnos de verdad.

Toni-Abuelo

EN un de lugar querido de Laguardia… donde atesora unos cuantos rincones mágicos.

Apago la grabadora. Antonio dice, bromeando, que menudo rollo me ha soltado. “Todo lo contrario”, le digo. “Ha sido una conversación llena del espíritu que te guía desde ‘antes de ayer’, desde que naciste hace 81 años”.

Se abriga porque nos vamos a las calles solitarias de Laguardia, donde yo he dejado dos grados de temperatura. Le he pedido que me enseñe los rincones predilectos de su villa. En el café, cerca de la plaza, unos vecinos se frotan las manos antes de agarrar la taza. Allí le preguntó si volvió a Ecuador, si ha sabido más de aquellos, le pregunto cómo fue el día que se despidió de sus feligreses de la provincia de Los Ríos. Todo de golpe.

Ahora sí. Ahora veo el tesoro antiguo de la nostalgia en su mirada. Sus ojos me parecen el pórtico policromado de los sentimientos más hondos de un ser humano.

Toni-Sta-Maria

HAY conversaciones en las que se abren las puertas desde el primer momento.

“No sé cómo contarte mi despedida de Ecuador… Han pasado 40 años y la recuerdo como si fuese ayer”.

Tomamos los dos un sorbo de café caliente. Le miro sin decir nada. Esperando sus palabras.

“Me han invitado, Julio, pero no he vuelto a Ecuador. Te confieso que tenía miedo de comprobar que mi obra se hubiese desmoronado. Allí creamos una cooperativa para mil personas… El día que me marché me mostré valiente, como si la marcha no me afectara en absoluto”.

ninas-ecuador

NIÑAS de Ecuador en la memoria de quien recuerda más de 5.100 días vividos allí.

Hay silencio. Es el silencio de Laguardia depositado dulcemente en el espíritu de uno de sus vecinos predilectos. Yo escucho atentamente ese elocuente silencio. Ya no bebo café. Bebo solo cálidas palabras.

“Un ‘cacanarro’ vino a darme una foto suya, una foto pequeña y arrugada, para que no le olvidase. Eso me rompió por dentro. Pero me mantuve firme. Me despedí de todos, con aparente tranquilidad. Pareciera que no sentía mi marcha… Hasta que monté en el jeep. Allí, solo en el coche… allí sí. Allí me puse a llorar como un bendito”.

.- ¿Hoy volverías a despedirte de la misma manera, Antonio?

No lo creo. Hoy le pondría más corazón… Hoy dejaría salir mi corazón.

16 Comentarios

  1. Fernando m. Bujanda

    Verdaderamente son dos entrevistas dignas de repetir su lectura varias veces. Merece la pena recapacitar lo mucho que se dice, sacar conclusiones, e intentar arrimar el hombro.

    Enhorabuena al entrevistado y al entrevistador.

    20-Dic-18 · 8:18 pm | Permalink
  2. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Fernando m. Bujanda. Qué bien que hables -tras leer a Antonio Mijangos- de arrimar el hombro, algo que tú siempre has sabido hacer. De esta forma Antonio sentirá que sus palabras pueden ser también semillas. Que nadie le quiere “pegar” por ellas, sino todo lo contrario. Abrazarle y arrimar el hombro. Semillas del hijo del agricultor que esperaba que su hijo varón heredara y trabajara algún día las viñas de Laguardia…

    Enhorabuena por todo, Fernando. Un abrazo.

    21-Dic-18 · 12:50 am | Permalink
  3. Kepa Urdangarin

    Ese corazón de terciopelo, tan fieramente humano, en un pecho bien amurallado y lleno de puertas de doble sentido. Y muy sabio.

    Zorionak!!!

    20-Dic-18 · 9:46 pm | Permalink
  4. Blog Rioja Alavesa

    Eskerrik asko, Kepa Urdangarin. Saludos!

    21-Dic-18 · 12:53 am | Permalink
  5. Jon Mancisidor

    Ha merecido la pena esperar a leer la continuación de esta Gran entrevista.

    La parte final emociona por el corazón humano que late en esas líneas… que bien pudieran ser el comienzo de un libro. Está, además, la alegría de descubrir en el padre Antonio Mijangos una sinceridad beneficiosa, necesaria. Alguien tiene que decir verdades como esas. De una rigurosidad inapelable… gusten o no. Menudo testimonio, hecho de Historia, la que él ha vivido y está viviendo desde hace 81 años.

    Él no quiere, seguramente, quedar bien, sino con su conciencia, con lo que ve y piensa de verdad. Si quisiera ser un bienqueda, no tendría el mismo sentido la conversación. Para eso ya hay otros que no sorprenden a nadie.

    Me sumo a lo que ya dice Fernando. Enhorabuena al entrevistado y al entrevistador. Mil gracias.

    21-Dic-18 · 1:00 am | Permalink
  6. Blog Rioja Alavesa

    Muchas graias, Jon Mancisidor. Se agradece tener lectores que saben leer mucho más allá de las letras escritas, de las palabras pronunciadas. Mil gracias a ti. Un fuerte abrazo.

    21-Dic-18 · 1:07 am | Permalink
  7. Arene Amezaga

    Lo que el sacerdote llama “barbaridades”. La claridad. La sencilla y descarnada verdad de la vida. Alguien tiene que decirlo. Una vez pronunciadas, hay que felicitarle por su valentía. Pero no es suficiente. Hace falta que mueva conciencias. La de cada una de nosotras. Ojalá sea así. Felicidades, Antonio Mijangos. Por tus palabras en el blog. Por toda tu vida!

    21-Dic-18 · 8:54 am | Permalink
  8. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Arene Amezaga. Me sumo a tu deseo. Digo más. En el caso de que se genere alguna polémica con las palabras de Antonio Mijangos, creo que debiera ser, que va a ser, una polémica positiva. Hay entrevistas que enseñan, que son un revulsivo, que agitan el ser. Saludos cordiales.

    21-Dic-18 · 9:01 am | Permalink
  9. Miguel Larreina

    Un sabio honesto y valiente nos ha dicho, como quien no quiere la cosa, verdades como puños. Verdades que molestan, verdades que describen nuestros defectos. Soberbia y egoísmo llama a lo que yo he aludido muchas veces en este blog como ese enorme EGO que impide a la comarca abordar proyectos colectivos como los que hicieron nuestros mayores en los años ochenta.

    Gracias de nuevo Antonio por tu lucidez y tu valentía, nos has hecho una Tesis Doctoral sobre la sociología de una de las Viejas y Grandes Villas de Euskal Herria abocada, de no actuar ya los responsables, a ser un mero escenario de cartón-piedra para el turismo mundial.

    21-Dic-18 · 10:02 am | Permalink
  10. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Miguel Larreina, por expresarlo de esa manera. Saludos cordiales!

    21-Dic-18 · 10:10 am | Permalink
  11. José Ángel Chasco

    Hace unas semanas estaba en el Archivo Municipal de Laguardia, consultando unos documentos sobre el pueblo de Esquide en Yécora, desaparecido precisamente por falta de población, cuando entró por la puerta don Antonio Mijangos y nos regaló a mi y a la archivera un librito de su último trabajo sobre las Auroras de Laguardia. Un hombre afable y gran conocedor y amante de Laguardia.

    Los dos artículos con las declaraciones y el sentir de este sacerdote son excelentes. Describen una radiografía actual y real de Laguardia, que es aplicable a todos los pueblos de Rioja Alavesa. Declaraciones que van a dar mucho qué hablar y que no van a dejar a nadie indiferente. Palabras que agitarán muchas conciencias y que serán un gran revulsivo para que abramos los ojos a una gran realidad.

    ¿Qué pasa en los pueblos de Rioja Alavesa? ¿Cómo vive la gente? ¿Existen proyectos comunes o cada uno va por su lado? ¿Se están despoblando las villas de la Comarca? ¿La llegada de las grandes firmas bodegueras acabará con el sistema de vida y de trabajo de las pequeñas bodegas familiares? ¿Solo queremos ser un destino de fin de semana?

    Antonio Mijangos ha creado una polémica positiva, digna de aplaudir. Su talante y forma de ser me recuerdan a otro cura de Laguardia, que estuvo a principios de este siglo de párroco en Moreda. A don Andrés Bezares, que también pasó por misiones. Anteriormente, a ellos el sacerdote don José María Garay del Campo también reflexionó y habló de estos problemas en su libro “Laguardia y la Rioja Alavesa, estudio socio-económico-pastoral de una villa y comarca típicamente rurales” (1964).

    Soy consciente de que es difícil predicar en una sociedad conservadora, pero no por eso hay que callarse. Todos debemos escuchar, tomar nota y procurar -en lo que esté en nuestras manos- poner soluciones.

    22-Dic-18 · 2:27 pm | Permalink
  12. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, José Ángel Chasco. Curiosamente tú y otro lector -en comentarios a una y otra parte de la entrevista con Antonio Mijangos- habláis también del sacerdote Andrés Bezares, que en un primer viaje -tras su vuelta de Ecuador- casaron en el Barakaldo fabril al lector del Blog, Jose Luis Gamarra; y que, en otro viaje, bautizaron a su hija mayor.

    Es mucha la gente que me ha comentado las dos entrevistas publicadas. Alguien me dice que enviará las entrevistas a la revista HEMEN y que también la publicaran en cierto blog. Otra persona comenta que “es una pena que se pierdan estas historias”. Una tercera estima que a través de las palabras de Mijangos, se ve a “una persona entrañable, sincera… un pragmático que busca soluciones”. Al menos cuatro mujeres han destacado el párrafo donde menciona a las mujeres. Y un último testimonio dice, tras leer la entrevista, que “la sinceridad de Antonio hace que te emociones y no se te ocurra articular otra palabra que no sea ‘servicio’… y ‘honestidad'”.

    La entrevista no ha dejado a nadie indiferente. Aquellos a quienes no ha gustado que Antonio Mijangos diga que “Laguardia se muere” también me han dicho algo al respecto -sin cuestionar en ningún caso el afecto que le tienen-, si bien forma parte de la confidencialidad.

    Saludos cordiales.

    22-Dic-18 · 3:56 pm | Permalink
  13. Francisco Mtz de Cañas

    Enhorabuena por la entrevista, muy positiva. De Antonio Mijangos buen conocedor de Rioja Alavesa, me quedo con dos reflexiones suyas:
    1.- La despoblación de los pueblos, lo que conlleva el envejecimiento de la población y su conversión en “pueblos fantasmas”.
    2.- El futuro incierto de la vitivinicultura. Se debería debatir seriamente sobre estos temas.

    Saludos

    22-Dic-18 · 9:15 pm | Permalink
  14. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Francisco. Saludos cordiales.

    22-Dic-18 · 9:30 pm | Permalink
  15. w mayo

    Gracias por recordarme a mi segundo pueblo. Quinto de bachillerato y primer año de médico. Soy un riojano de Laguardia nacido en Castilla y que vive y trabaja en Cataluña. Gracias Sr. cura. Pena no poder estar más por allí y saludarlo. Conocí Laguardia rural y después he conocido la turística. Es difícil tener un tesoro oculto hoy para nosotros solos. Recuerdo con mucho cariño a los amigos de Laguardia.

    15-Ene-19 · 11:16 pm | Permalink
  16. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracia, w mayo. Saludos cordiales.

    15-Ene-19 · 11:29 pm | Permalink

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos marcados son obligatorios *
*
*

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL