“Amo Rioja Alavesa, pero algo no hemos hecho bien”

Florentino Martinez Monje, de Luberri, un histórico de Rioja Alavesa del que tantas veces escuché hablar en estos años de conversaciones sobre el Paisaje excepcional del vino y el viñedo.

Florentino Martínez Monje

FLORENTINO Martinez Monje, en uno de los tractores de Luberri.

“Empecé con mi bodeguita a vender vino a granel. Luego surgió lo de la Cooperativa. En 1990 el vino bajó tanto que era casi imposible venderlo. Así empezamos a embotellar. Llegó la embotelladora, el depósito nodriza, y empezamos a vender vino en Bergara, Bilbao… Luberri empezó a tirar hacia adelante”.

“Ando con la misma ilusión que el primer día”

Hay gente que según abre la boca pone un mundo en marcha. Sus palabras te tocan, te empujan, te conmueven, te informan, te hacen reír… Pareciera que de repente han dado alas a la historia de una Comarca entera.

Florentino Martínez Monje

EL BODEGUERO de Elciego posa para el Blog.

He subido con Florentino hasta su viña de Carravalseca, de tres hectáreas, en Laguardia, a 550 metros de altitud, cercana a la laguna del mismo nombre. Le he traído en mi vehículo hasta la viña, donde están los temporeros africanos cortando los racimos de uva. Cargado el remolque, Florentino lo llevará hasta su bodega de Elciego.

Tiene 70 años y una energía envidiable. Se ha levantado a las seis y media de la mañana, aún de noche, con la ilusión de una vendimia más, enlazando con su trabajo la bodega con el campo. Dándolo todo por su familia Monje Amestoy.

Florentino Martínez Monje

El señor de la Tierra Nueva (I)

Florentino Martínez Monje

Nada más llegar con el remolque repleto de uva a Bodegas Luberri, lo ha descargado para después limpiarlo con el agua a presión. A continuación me ha pedido que le espere, que marcha “un momento” a llenar de gasoil el depósito del tractor, para colmar después el depósito de mi memoria de palabras sinceras, de corazón.

.- Luberri vendría a ser Tierra Nueva, el nombre de tu bodega.

Un amigo de Portugalete, Pablo Escudero, hizo un caserío en Kanala que llamó Luberri, donde tenía unas parras de txakoli. Allí iba con mis hermanos a elaborar txakoli a lo rústico, lo pisábamos, lo estrujábamos en una bañera. Decíamos “vamos a Luberri”. Hicimos jamadas antológicas y buenas fiestas allí, con vino, con txakoli…

.- Así que “Luberri” te sonaba bien, y te sabía mejor.

Florentino Martínez Monje

LA Bodega lleva la caricatura que le hizo Ramón Zumalabe, viñetista de La Gaceta del Norte.

Cuando pensé en la marca de mi bodega, Luberri me sonaba muy bien. “Tierra nueva”. Tú miras en el diccionario y viene Luberri, Tierra que se siega, tierra que se rotura. Tierra nueva. Luberri.

.- ¿De qué año estamos hablando?

De 1990.

.- Treinta años, pues!

La primera añada de Maceración Carbónica que llevamos al mercado la sacamos en 1991.

La idea de comprar fincas y construir una bodega

Florentino Martínez Monje

TREINTA años después, Florentino es dueño de más de cuarenta y tantas Has.

.- Cuando tú creaste Luberri, ya tenías horas de vuelo como vitivinicultor.

Mi padre fue el encargado de una empresa agrícola que llevábamos en Elciego, y ya mi idea era comprar unas fincas, hacerme una bodega, comercializar mi vino… Eso de siempre.

.- Ponle fecha a ese “de siempre”, por favor.

Yo empecé a trabajar a los 14 años… y hasta después de casarme no compré la primera parcela. Mi padre decía que antes de casarme yo no sabía lo que iba a hacer, “si iba a vender bolígrafos… que era a lo que me tenía que dedicar”, según él, porque decía que “no me dedicara a la tierra, que era un ruina, y tal y cual”… aunque para él la tierra lo fue todo.

.- Pero tú compraste tu primera parcela, una hectárea de viña.

Florentino Martínez Monje

LA primera cosecha de uvas se la vendió a Bodegas Marqués de Riscal.

Y la cosecha se la vendí a Riscal el primer año. Cinco años después ya había comprado cinco o seis parcelas más. Ya había plantado, y tenía casi siete hectáreas. Entonces compré una bodeguita, porque no quería vender el vino sin precio.

.- A ti te gustaba hacer vino, Florentino.

¡Es lo que había hecho toda mi vida! Empecé con mi bodeguita a vender el vino a granel. Siempre se lo vendíamos a Guillermo Eguren. Luego surgió lo de la Cooperativa. La hicimos con José Antonio, de Elvillar; con Floren el de Leza… Fuimos diez. Estuve con ellos cuatro años, de 1985 a 1989.

En 1990 el vino bajó tanto tanto tanto como está bajando ahora, que era casi imposible vender vino. Así fue como empezamos a embotellar Luberri.

Florentino Martínez Monje

SU Maceración Carbónica, la niña mimada, uno de los mejores de toda la Comarca.

.- Embotellar por vez primera tu vino, ¡qué grato recuerdo!

Por entonces la cántara estaba a 400 pesetas, así que había que embotellarlo. Compramos una embotelladora, hicimos un depósito nodriza, y empezamos a vender el vino en Bergara, Bilbao… buscando clientes.

Nuestra idea era hacernos con distribuidores, para no hacer una venta directa. A algunos les embotellábamos el vino con su marca, pero Luberri ya tiraba pa’lante. Así estuvimos diez años.

Un histórico de Rioja Alavesa

.- Hasta el año 2000, quemando etapas.

Ese año partimos la sociedad. Desde entonces estamos mi mujer, mis hijas y yo. Los cuatro. Luego se incorporó Carlos, el marido de mi hija Laura, que trabaja con nosotros desde hace ocho años.

Florentino Martínez Monje

ENTRE sus cajas de vino, preparando un palé de vino para Alemania.

.- No sé cómo te suena, pero tú eres un histórico de Rioja Alavesa. ¿Quién no sabe quién es Florentino, el de Luberri?

Soy un currante que me gusta sobre todo el campo, y por las circunstancias he sido toda mi vida un luchador para no entregar mi producto sin precio, que luego sales bien o mal, yo no critico al que vende su vino sin precio, pero a mí me ha gustado luchar y sigo luchando. ¡Ya me ves, Julio!

Florentino Martínez Monje

LA VENDIMIA 2020 terminó en Luberri el pasado martes.

.- Estos TREINTA años de Luberri… ¿Cómo se te han pasado?

Rápidos, rápidos, muy rápidos. He trabajado mucho, lo mismo he estado en Bilbao que en Madrid, que en todas las Ferias del Vino, o en todas las catas posibles, en las historias de todo el norte. Hace ocho años empezamos a salir fuera, ya con Crianzas, y me he recorrido varias veces Norteamérica, el este de los Estados Unidos, el oeste, norte y sur (quitando el centro). Allí tenemos un cliente muy bueno.

.- ¿Te han afectado los aranceles del presidente Donald Trump?

No, porque mis vinos pasan por encima de los 14º. Es una suerte haber tenido 14,1º o 14,2º.

.- Lo que vayas a hacer a partir de ahora que no hayas hecho antes, ya no lo vas a hacer.

Así es. Yo ya he hecho lo importante.

Florentino Martínez Monje

MIRA la viña desde un ventanal de la bodega… Como decir mira su Vida.

.- ¿Qué te ha enseñado tu trabajo en el campo y la bodega de Rioja Alavesa?

Sobre todo… he disfrutado mucho haciéndolo. No me lo he tomado nunca como un trabajo. Es verdad que me he pegado grandes palizas, pero bueno, salir por ahí todavía es algo con lo que puedo. El otro día me fui a Málaga, estuve dos días, y me volví a subir con el coche.

.- ¿No vas en avión?

No. Me encanta viajar en coche. El otro día estuve también en Galicia, en Pontevedra. Y luego a Ferrol y a Vigo, para estar con todos los distribuidores, comiendo con ellos. Me encanta.

“La gente sabe que Rioja Alavesa es diferente”

Florentino Martínez Monje

¡CÓMO no hablar de esa Rioja Alavesa con identidad propia!

.- ¿Qué te preguntan en Málaga o en Galicia de Rioja Alavesa?

La gente sabe que Rioja Alavesa no es lo mismo que la otra Rioja, que somos diferentes, la gente conoce la Sierra, el Ebro, Laguardia, Elciego, los pueblos famosos, y sabe de nuestros vinos. Casualmente, el otro día estuvo aquí un alemán que había estado en la Feria de Barcelona (solo de vinos este año) con mi hija y su marido Carlos.

.- Algo especial sintió para llegarse hasta tu bodega de Elciego!

Me dijo que cuando probó los vinos nuestros en el stand de Barcelona… me aseguró que él conocía los vinos de Rioja, pero que éstos no le parecían de Rioja. Pronto volverá a Rioja Alavesa. Ahora, mientras hablamos, le están preparando un palé para enviarle.

.- Alegrías te da la vida en el año de la pandemia.

Florentino Martínez Monje

CADA párrafo de palabras, es un cubo de uvas que salta al remolque del Blog.

Vamos a ver, la tierra es la tierra, y qué decir de la Sierra, y luego tenemos el valle del Ebro con su influencia mediterránea que nos da la tipicidad nuestra. Pero sobre todo la tierra.

.- El ser humano también es importante, el viticultor, el enólogo… ¿O qué?

Manda la tierra sobre el hombre. Yo siempre digo que una buena uva se puede joder en la bodega, una mala uva no se puede hacer buena. Yo he buscado el producto, lo que da la tierra. Aquí siempre hemos tenido vinos elegantes, vinos finos, vinos de una graduación.

Florentino Martínez Monje

“MANDA la tierra sobre el hombre” / El EBRO se detiene a escuchar lo que dice Florentino.

.- Tu vino de Maceración Carbónica es increíble.

Hacíamos Maceración Carbónica con mi padre y se separaba la lágrima, lo primero que sale, el corazón del vino. Había que sudar para sacar una cuba de 13º de corazón, que las otras siempre tienen menos grado. Ahora mismo ya estamos sacando aquí 14,5º. Un cosa que antes era imposible.

Los vinos de Leza y Samaniego eran vinos duros que había que beber a partir de agosto del siguiente año, más recios por la altura, por la humedad. Y ahora, todo ha cambiado.

Florentino Martínez Monje

“SAMANIEGO, antes tenía vinos duros, más recios… Ahora todo ha cambiado”.

Influencia del Cambio Climático

.- ¿Eso es Cambio Climático?

Yo creo que sí. Este año hemos empezado a vendimiar el 17 o el 18 de septiembre (terminando el 6 de octubre), cuando antes empezábamos a principios de octubre. Unos quieren hacer en Rioja Alavesa vinos maduros, otros quieren coger más producción con unos vinos más bebibles, más sencillos, otros con taninos finos. Hay sitio para todos.

Tengo seis hectáreas en Leza, veintiocho en Laguardia, y en Elciego tengo el resto, hasta cuarenta y tantas. Luego llevo también fincas a renta en Elciego y Laguardia.

Florentino Martínez Monje

EDIFICIO de Bodegas Luberri, en Elciego; al fondo la Sierra.

.- ¿Qué cambios notas entre unos a otros pueblos?

Aquello era antes más tardío, pero ahora empezamos a vendimiar casi todo a la vez. El domingo vendimiamos una viña que tengo a 670 metros, bajo la Sierra. Me dio 14,5º. Allí planté Tempranillo clon 304, y tenemos que vendimiarla casi de las primeras.

Hoy pasamos de vendimiar en el Ebro (a 425 metros), en la viña El Cuento, a vendimiar directamente esa viña alta de la Sierra.

Cumplir los sueños

Florentino Martínez Monje

HACE cuarenta años, cuando Florentino tenía 30, en el calado de su primera bodeguita.

.- ¿Qué querías hacer a tus 40 años, cuando inauguraste Luberri?

Creo que he hecho lo que quería. Sí. Un amigo de Düsseldorf a quien conocí en una viña de la carretera de Laguardia… Estaban parados junto a una viña cogiendo racimos de uva, un Cabernet que tengo allí. Al verme se asustaron un poco. “Nos han pillado robando”. “Tranquilos -les dije-. Os voy a decir dónde tenéis que cortar uva más dulce que ésta”. Así hicimos amistad.

.- ¿Qué te dice el alemán al que pillaste con unos racimos de Cabernet?

Hoy es un amigo mío de la hostia. Cuando yo empecé esta bodega le dije “mira Herber, yo aquí quiero hacer esto y esto…”. Entonces estaba la excavación hecha. Le hablé de la nave de elaboración, de un txoko… “Y cuando gane una perra, me meteré en más y más”. Cuando ahora viene, me dice “Florentino, ¿te acuerdas que hace 30 años me dijiste lo que ibas a hacer? Bueno, pues lo has hecho!”.

Florentino Martínez Monje

EL ventanal de la bodega, visto desde la carretera.

.- “He hecho lo que quería”. Suena como decir “he cumplido mis sueños”.

Antes, cuando teníamos asesor, bajaba y nos decía “hemos ganado tanto dinero”. Yo le preguntaba a mi hija Laura “¿dónde hostias están las perras?” Ella me contestaba que en la nave de barricas, en el tractor que te has comprado…”, jajaja.

.- ¿Qué te diría el joven de 40 años que fuiste al ‘joven’ de 70 que eres, y viceversa?

Me diría que no pierda pasión. Que la mantenga. Y así estoy, porque no la he perdido.

Ando con la misma ilusión que el primer día. Si mañana terminamos de vendimiar, me cojo el tractor y me marcho a arar, y me tiro lo que haga falta. Lorenzo, un chaval que trabaja aquí me dice “joder, luego resulta que cuando terminemos con la bodega tú ya te has labrado todo. ¿Y entonces qué hacemos?”.

Florentino Martínez Monje

CON toda la ilusión enseña Florentino cada recoveco de la bodega familiar soñada..

.- ¿El veterano de 70 años, que eres, le hubiera dado algún consejo al Florentino de 40 años?

Todo lo he hecho a gusto. Todo.

Juan Luis Cañas me decía “joder qué suerte la tuya: tienes las hijas en casa”. Y yo le contestaba: “me cago en la leche puñetera, Juan Luis, esto es un problema”. “¿Pues?”. “Porque si se quedan en casa, voy a estar luchando como un loco, con gran ilusión”. Y sigo, vaya si sigo. Con las broncas, con los ciscos, je je. Sigo.

“Algo no hemos hecho bien…”

.- ¿Cómo es el reparto de tareas en la bodega familiar?

Ya llevan todo ellas. Yo empiezo a pintar nada. Eso sí, lo mío es el campo, donde hago lo que hay que hacer. Allí soy el director.

.- ¿Has influido lo tuyo en Rioja Alavesa, o te gustaría haber influido más?

Florentino Martínez Monje

EL logo de ABRA cuelga en la fachada de la bodega, cerca de un olivo.

Estuve en ABRA cuando se fundó. Formé parte de la junta directiva cuando Pascual Arrieta fue el presidente. Ahí empezamos a luchar. Pero me ha gustado más ir a mi bola, siempre apoyando, eso sí.

.- ¿Se ha movido poco o mucho Rioja Alavesa como Comarca?

Vamos a ver. No sé en qué estamos equivocados, o qué hemos hecho mal. Algo no hemos hecho bien…

Con mis hermanos tuve máquina de cosechar cereal. Sembrábamos bastantes hectáreas de cereal. Y luego íbamos a cosechar por los pueblos de Rioja Alavesa y algunos de La Rioja. Cuando hacíamos la cena de fin de campaña en Cenicero, nos decían “bien, pero trae vino de la Provincia”… que en Cenicero a los de Álava nos llaman “los de La Provincia”.

.- ¿Llevabais el vino de Rioja Alavesa a una bodega de Cenicero?

Florentino Martínez Monje

LA mano abierta del vitivinicultor de Elciego muestra otros frutos que acompañan a la vid.

Eso es. Tenía 20 años o así. Nos pedían el vino a nosotros, y él tenía la bodega llena de vino. Había también un herrero, Puellas, que cuando le llevábamos el tractor, me decía mi hermano: “llévale una botella, o dos mejor”.

Aquellas botellas las metía él en una alforja que dejaba atada, que cuando almorzaba con un tal Marcelo, de Bodegas Riojanas, sacaba el vino nuestro, que el otro decía “buah chico”, y se volvía loco aquel hombre.

.- Hemos cambiado aquella consideración, Florentino. ¿Eso me estás contando?

Fíjate lo que hemos cambiado, o lo que no hemos sabido hacer bien en esta Rioja Alavesa que tanto amo… Y te pongo otro ejemplo, la uva estaba entonces aquí a 50 pesetas y en Cenicero a 32 pesetas. ¿Qué ha pasado? Que en la Rioja Baja, que ahora le llaman ellos Oriental, está más cara que aquí. ¿Qué hemos hecho mal?

.- ¿Qué no habéis hecho bien?

 

CONTINUARÁ…

8 Comentarios

  1. Arene Amezaga

    Grande Florentino, el señor de la Tierra Nueva. Qué buena conversación. Me ha parecido que estaba ahí, presente con vosotros dos. Me ha sabido a poco. Espero la segunda parte!

    Como el buen periodismo, la Vida ha de continuar…

    12-Oct-20 · 6:37 pm | Permalink
  2. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Arene Amezaga por tu gentileza. Esta vendimia dejará huella en muchos. Surco dejará. La entrevista con Florentino se la podemos dedicar a Dani y Marcos.

    Un cordial abrazo

    12-Oct-20 · 6:39 pm | Permalink
  3. Maite Massana

    Me encanta cuando la gente, que lleva tantos años con su labor, no ha perdido un ápice de ilusión. Espero que me ocurra lo mismo.

    12-Oct-20 · 8:49 pm | Permalink
  4. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Maite Massana. Saludos cordiales.

    12-Oct-20 · 8:51 pm | Permalink
  5. Begoña Tudela

    Leyendo sus respuestas, con anécdotas, encuentros, amistades, con sus expresiones, contando tal cual lo que decía su padre de él… aseguraría sin temor a equivocarme que Florentino es una persona auténtica. Todo verdad. Con su manera de ser y de hablar. Enhorabuena por reflejar de manera tan certera a los seres humanos. Todo verdad. Un gran valor en medio de la nadaría que nos ofrece en general la televisión… que he apagado para leer el blog. Un gran valor

    12-Oct-20 · 9:57 pm | Permalink
  6. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Begoña Tudela. Ese es Florentino Martinez Monje, sin trampa ni cartón. Un cordial abrazo.

    12-Oct-20 · 10:02 pm | Permalink
  7. Federico Valenciano

    Me alegra ver que sigues en forma, Florentino. Excelente entrevista: Flo tal cual.
    Un fuerte abrazo (extensivo a toda la familia)

    13-Oct-20 · 3:57 pm | Permalink
  8. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Federico Valenciano. Saludos cordiales.

    13-Oct-20 · 4:17 pm | Permalink

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos marcados son obligatorios *
*
*

Suscríbete a nuestra newsletter