“Te voy a llevar a una viña que vas a llorar”

Quisiera comenzar este reportaje de vendimia con una emoción.

Fidel Fernández

MANOS poderosas de Fidel Fernández acarician uvas a punto de vendimia.

Soy el periodista que tiro de las palabras de Fidel Fernández, director técnico de bodegas Luis Cañas y Amaren. Como quien tira de un hilo de luz en una entrevista que huele a uva recién vendimiada.

Fidel Fernández

RETRATO de Fidel Fernández, durante la conversación grabada por el Blog.

No leeréis el tiempo compartido con Fidel en el mismo orden que se produjeron los hechos: entrevista, visita a la bodega de Luis Cañas, presentación de una parte de los trabajador@s, viaje al corazón del viñedo, visita a la vieja bodega del río, comida con el equipo técnico de Vendimia en Luis Cañas, tertulia…

Prometo ordenarlo todo, y ofreceros lo más sustancial en dos partes.

El enólogo que nació bajo una cepa (I)

Fidel Fernández

CON su perro Kun en la vieja viña de Prodenero, sobre la piedra que forma parte de la parcela.

Pasamos casi nueve horas juntos el 29 de septiembre, hace siete días, en plena vendimia, cuando se han cumplido 31 años desde que aquel joven de 24 que fue Fidel conociera a uno de sus grandes maestros, Luis Cañas, presente en cada estancia de la bodega, la que ha dejado a sus descendientes, en la que mora el rastro de su alma.

La entrevista comenzó poco después de las 8:30h de la mañana en la bodega de Villabuena, cuando se estaban descargando los primeros remolques de sus proveedores de uva, que irán llegando desde distintos pueblos de Rioja Alavesa. No obstante, comenzaré hablando de lo que ocurrió al filo de las 11:30h, en la viña Prodenero.

“La viña de los pobres” sigue en pie

Fidel Fernández

JUSTO en esa ladera, en ese retal de tierra, está la pequeña viña de Prodenero.

Mirad la viña Prodenero, una viña vieja de CIEN años al menos. Una de esas viñas que entre los enólogos de Bodegas Luis Cañas llaman “la viña de los pobres”. Serán unos 6000 metros cuadrados. Es pequeña, humilde, pero con todas las variedades, Malvasía, Tempranillo, Viura… Toda ella va enterita a la misma cuba, para el vino Prodenero, que la última añada dejó 500 litros al menos.

Fidel Fernández

BOTELLA de vino Prodenero de la añada 2018.

“Es uno de los viñedos que Juan Luis se ha preocupado de que no se arranque, de que se mantenga. De hecho, está muy bien trabajada a mano, con la azada, todo en ecológico”, me cuenta Fidel, al que se ve feliz en esta viña que transmite una energía muy especial.

La miro en el resplandor de este día, con algunas cepas tan grandes como árboles. Cato sus uvas, me alimentan cien años de viticultura. Sobrevive en una pequeña laderita, la de los pobres. Ah claro, por supuesto, aquellos que la plantaron no creerían hoy que Prodenero sigue en pie, viva y dando vino.

Fidel Fernández

UNA de las cepas de Prodenero crece casi sobre la misma piedra.

.- Lo de esta viña es puro romanticismo, Fidel.

Lo es. Y también es amor a lo que nos han dejado. Si no fuera por Juan Luis, esta viña hubiera desaparecido. Con Juan Luis se va a mantener este viñedo, y además tenemos una reserva de madera para replantar en otros viñedos, para que siga aquí con nosotros y con los que vengan después.

.- Me habías anunciado que me traerías a una viña donde lloraría.

¿Vas a llorar, Julio?

.- A ver si vas a ser tú el único que se emocione hoy aquí. Claro que voy a llorar, joder. Es una viña maravillosa. Una inspiración para la Comarca.

Catemos algunas uvas, porque merecen la pena, las lágrimas y la alegría.

.- Nunca mejor dicho, Fidel.

“Durante la Vendimia trabajaría sin cobrar”

Fidel Fernández

FIDEL observa el fruto depositado en el remolque de un proveedor de Luis Cañas. 

Hoy ha quedado conmigo, pero durante la Vendimia Fidel Fernández suele estar con el ordenador pegadito a la báscula donde van llegando sus proveedores, controlando los carros de uva que vienen, saludando a los viticultores, preguntándoles por su padre o por su abuela, viendo las uvas, analizando el mosto, mandándolas para un lado o para otro, discutiendo con el de más allá… “Es un mes que lo tiene todo”.

Un árbol a pie de báscula marca desde abril en qué días comenzará, más o menos, la vendimia en Luis Cañas. Luego habrá que ver si es así, o no es así. “Este año el árbol se ha equivocado por dos días”.

Hay un caos muy bien ordenado junto a la báscula. Un gran camión, tractores en fila, gente atareada que va y viene, la mesa de selección de la uva limpia y ya en marcha…

Fidel Fernández

TRACTORES esperando descargar junto a la báscula de la bodega de Villabuena de Álava.

Antes de encender la grabadora, Fidel toma una uva de la viña El Palacio, que casi rodea la bodega. Parte esa uva en dos con sus dedos, la desmenuza, mira los colores del hollejo, escudriña bien su interior, las pepitas, saborea la pulpa… Asisto encantado a ese rito sagrado.

.- Así que ésta es tu 32 vendimia con Luis Cañas, ¿eh?

Empecé a trabajar en Luis Cañas aquel 10 de septiembre de 1990. Luego te cuento lo que hice aquel día, pero sí, treinta y un años en Luis Cañas, treinta y dos vendimias con ésta.

.- ¿Cómo era el Fidel de hace 31 años?

Joe, tenía 24 años. Un chavalín recién casado, con 73 kilos de peso.

.- Jajaja.

Pelo negro… y la verdad es que de “todo esto” que nos rodea no tenía ni puta idea.

Fidel Fernández

EL ENÓLOGO mira el corazón de la baya, valorando que “está lista para vendimiarse”.

.- Hoy tienes el pelo blanco, algunos kilos más… La cuestión es cómo estás tú por dentro. Mira, como has hecho con esa uva, y dime.

La verdad es que estoy muy bien, y más en tiempo de vendimia.

.- ¿Cómo estaba la Comarca entonces, si te acuerdas, en 1990?

Buá. Creo que Villabuena estaba en un ‘boom’ muy grande, pero aquello pudo ser un espejismo, porque parte de aquello hoy ha desaparecido. Por entonces había poca gente que hubiera estudiado, no como hoy.

Eso sí, las vendimias de hace 31 años eran la hostia. Merecía la pena ver lo que había, pero gran parte de aquello desapareció por desgracia… Aquel ruido de vendimia que había en Villabuena a las 6 de la mañana de los primeros días de octubre de 1990. 

Fidel Fernández
Fidel Fernández

EN Vendimia la bodega es un sinfín de actividades paralelas…

.- ¿Dirías que está mejor Villabuena que hace 31 años?

Mucho mejor. Y cuando hablo de Villabuena, hablo de toda la Comarca. Podemos decir que era muy bonito que hubiera tanto cosechero aquí y allá, pero tenía sus cosas buenas y sus cosas malas. A día de hoy tenemos a mucha gente joven que se sigue incorporando, haciendo cosas pequeñas, que son sostenibles a tope.

.- ¿Llegaste a Luis Cañas con un título bajo el brazo… el de Enólogo?

Te lo cuento en dos pinceladas. Tiene que ver con Ernesto Arbulu, uno de los cracks de la Enología en la Comarca. Fue profesor de la Escuela de Enología de Laguardia, en FP, donde yo empecé a estudiar en el año 1980.

.- Eras casi un niño

Tenía 14 años… que terminé de estudiar con 18.

Ernesto-Arbulu

LA importancia de Ernesto Arbulu en la vida vitícola de Fidel… y de la Comarca entera.

Entonces pasé unos años despistado, hasta que estando en el campo un día, podando en una viña de Labastida, vino Ernesto Arbulu al campo a buscarme. “Fidel -me dijo-, móntate en el coche y vamos a Laguardia, que no puedes dejar de estudiar”. Así que monté en su coche, y gracias a él seguí estudiando.

.- Te estás emocionando, Fidel.

Sí, por supuesto, porque le tenía mucho cariño. Hoy en Luis Cañas hay cuatro o cinco personas que hemos estudiado con él. Ernesto dejó huella. Y muchos otros, como Gonzalo el de Ostatu y mogollón de enólogos, como Jesús Bauza. Estaban los gemelos de Samaniego, los Aduna… Yo fui de los primeros en salir formado con Ernesto.

.- La base de lo que sabes…

Lo sé por él. Ernesto Arbulu decía que “en esta vida y en este oficio hay que ser lógicos y prácticos”.

Arbulu-Promocion

UNA de las promociones que estudió Enología con Arbulu (el 2º de arriba a la izq.)

Los Arbulu habían tenido bodega en Laguardia. Ernesto amaba la tierra, a sus alumnos, a la gente. Quisimos hacerle un homenaje, antes de morirse, hace unos años, pero no nos dejó su mujer. ¡Cómo no me voy a emocionar!

.- ¿Cómo te contrató Luis Cañas?

Esa te la voy a contar también. Yo estoy trabajando en Luis Cañas por mi suegro, que tenía un amigo, Arcadio, que se dedicaba a restaurar ermitas. Este Arcadio tenía un amigo en Villabuena, que era Luis Cañas, que tenía el mejor vino de Villabuena.

Bien, pues mi suegro había tenido familia en este pueblo, y un día me dijo que bajaríamos a Villabuena para presentarme a Luis Cañas y a un tal El Abero, que resultó ser una broma de mi suegro, porque Luis Cañas tenía como mote El Abero.

.- ¿Qué pasó?

Fidel-y-Luis

FIDEL con Luis Cañas (a la derecha de la imagen) con el vino Blanco que tanto le gustaba.

Un día bajó mi suegro a merendar a la bodega de Luis Cañas, diciéndome al volver que el hijo de Luis estaba buscando uno para trabajar. “¿Te gustaría trabajar con ellos?”. Por entonces yo estaba trabajando en la Construcción, recién casado, poniendo ladrillos. Le llamé a Juan Luis y quedamos en el bar de mi suegro, en el Txiki de Labastida. Recuerdo que no hablamos de dinero, ni de nada… Entonces era normal mirar a las manos.

.- ¿Mirar a las manos?

Hace años me pasó con un bodeguero de La Rioja, que según entré en su despacho me dijo “a ver, enséñame las manos… bueno, tú si vales”.

.- ¿Valdrían las mías de periodista?

A ver. Sí, pero para vino las tienes que tener un poco más negras, depende de la época del año.

.- Jajaja. Total, que empezaste a trabajar en Luis Cañas en 1990.

FOTOS-PARED

UNA pared de las oficinas muestra la importancia que tiene la familia en esta bodega.

ABUELO-Y-JON

OTRA de las grandes imágenes de la bodega, con Luis y su nieto Jon Cañas.

En la Construcción ganaba entonces 130.000 pesetas al mes. El caso es que cuando llegó la primera nómina de Bodegas Luis Cañas, mi mujer me dijo: “Coño, 70.000 pesetas”. “Ya, y qué -le dije yo-, ¿te crees que me voy a pasar toda la vida poniendo ladrillos?”.

Si analizo los 31 años que llevo en Luis Cañas, te diré que casi me ha costado el divorcio, porque este es un oficio muy sacrificado.

.- Arbulu fue tu primer gran maestro. Imagino que luego tendrías algún maestro más.

Claro, Luis Cañas. Luis fue mi segundo gran maestro. También debería hablar de mis abuelos y de mis padres, que ellos me inculcaron el amor a todo esto, una forma de ser y trabajar.

Joven-Fidel

UN Fidel más joven (primero por la dcha.) con JL Iturrieta, Juan Luis, Ángeles y Luis Cañas.

Luis Cañas tenía entonces 60 años y estaba de puta madre. Cuando llevaba aquí seis meses, un día fui donde Juan Luis y le dije: “Mira a ver tu padre, que yo me voy de la bodega a las ocho de la tarde y él se queda dos horas más. Vuelvo a las 7 de la mañana, y ya lleva dos horas en la bodega, eh! Este me va a matar a mí a trabajar”.

.- Jajaja.

FIDEL-Y-JUAN LUIS

FIDEL posa para el Blog ante una imagen en la que están Luis Cañas y su hijo Juan Luis.

Hostias, Luis era un trabajador nato. En 2018, un año antes de morirse, me preguntó si me fiaba o no me fiaba de la gente. Le dije que no me fiaba ni de mi mismo, a lo que él me contestó “yo tampoco me he fiado ni de mí mismo… Bueno, de ti ahora sí me fío”.

.- ¿Qué te enseñó Luis Cañas?

Las cosas del día a día de la bodega, de cómo hay que hacer las cosas bien. Después yo seguí estudiando y viajando. Esto es algo que se lo digo a todos los jóvenes, aunque yo me considero un crío, porque soy un crío. De verdad. Les digo que mucho de lo que he aprendido me lo ha enseñado el viajar. Se lo digo a mi hijo, que trabaja con mi hermano Carlitos en la bodega: “Hijo, vete, coge la mochila y vete a recorrer mundo”.

.- ¿Cuál sería ese periplo?

Francia, Italia, Argentina… a conocer bodegas y el mundo del vino, ¡eh!

Leza-Z

VIÑAS de Leza bajo la Sierra. (Foto Jose Miguel Rodriguez Martinez).

PANORAMICA-VINA

CONOCER parte del paisaje vitícola del mundo, con la hondura que se conoce Rioja Alavesa.

.- De Juan Luis también habrás aprendido…

De Juan Luis también he aprendido muchas cosas. Yo soy una persona con mucho carácter. De Juan Luis he aprendido a observar, a pensar y a tranquilizarme. Él me ha enseñado a ver las cosas de otra manera. Eso me ha costado años. Juan Luis es especial, un visionario, una persona diferente. Cosas que a mí me cuesta verlas dos días, él lo ve en un instante.

.- ¿Cuál es tu responsabilidad dentro del organigrama de la bodega?

Dentro del organigrama de la familia Luis Cañas soy el Director Técnico de Bodegas Luis Cañas y de Bodegas Amaren. Jon Cañas y yo vamos de la mano en esta responsabilidad, si bien él está centrado en gestionar toda la producción de Amaren, y yo colaboro con él. Por mi parte llevo la dirección técnica de la bodega, producción, una parte de personal, y la enología, donde hoy en día estamos entre 7 y 8 enólogos, la que viene de Ernesto Arbulu, y los nuevos licenciados en la Universidad de La Rioja y Cataluña.

Ruben-Jimenez

RUBÉN Jiménez uno de los jóvenes valores de la Familia Luis Cañas.

.- ¿Cómo vienen las nuevas enólogas e ingenieros agrónomas?

Me encantan, porque además han viajado mucho, formándose en bodegas de aquí y de allá, llen@s de inquietudes.

.- ¿Cómo era la bodega cuando te incorporaste a trabajar?

Entonces estaban Luis, su hijo Juan Luis, Eduardo Medina, que hoy es el capataz de campo, estaba un familiar, Tomás Martínez de Cañas, y yo. No había nadie más. También estaba Ángeles, la madre de Juan Luis, con su delantal.

.- ¿Te acuerdas de lo que hiciste tu primer día de trabajo?

Era el 10 de septiembre de 1990. “¿Qué hago Luis?”, le pregunté. “¿Ves esa fila de cajas metálicas con botellas?, pues mira, límpialas muy bien con una escobilla, y la que tenga tapón, se lo sacas, porque una vez limpias las volveremos a utilizar”.

DENTRO-COPA

FIDEL “dentro” de una copa de cristal, en la bodega vieja del río.

Así me tiré dos días en la bodega vieja del río, donde se elaboraba vino joven. Me acuerdo del detalle de meter las primeras barricas en la bodega de al lado, y que Juan Luis según llegó revolucionó la bodega.

.- Sin falsa modestia, ¿qué dirías que has aportado en estos 31 años?

Me he dedicado a trabajar en cuerpo y alma en esta casa. Lo he hablado con Juan Luis. Estamos en un negocio que si realmente te gusta, tienes que sacrificar muchas cosas. Y darlo todo, todo. Tanto que al final lo sufren tu pareja y tus hijos.

Ahora en vendimia vengo a las 8:30 h. y ayer me marché a la 1:00 de la madrugada. Esta mañana que he quedado contigo me he levantado para ir a San Vicente a por el pan, y luego he desayunado pan tierno con aceite tomate y jamón, como siempre, con mi hermano Carlos.

Fidel Fernández

AQUELLAS etiquetas de entonces… donde ya estaba escrito el nombre de Rioja Alavesa.

.- ¿De qué vino estás más orgulloso?

Te voy contestar siendo políticamente correcto, como cuando nos preguntan “¿Cuál de tus hijos es el mejor?”. Todos, cada cual con sus virtudes y defectos. Estoy orgulloso de todos los vinos. A mí me gustó mucho la añada 1994, que fue muy buen año, el año que inauguramos esta bodega y el año que nació mi hija.

Ernesto Arbulu decía que “si tienes un hijo feo, no lo dejes nunca en un cuarto oscuro y escondido, lo que tienes que hacer es que le peque el aire, educarlo, cuidarlo, peinarlo bien, para que pueda vivir”.

.- Era una metáfora para los vinos.

Si tú tienes una añada mala, sácala de ahí, vístela bien, péinala y búscale una novia.

Fidel Fernández

EN la bodega vieja del río, acrecentando día a día la pasión milenaria por el vino.

.- Si hablamos de ti y del vino… Tú vives para esta pasión.

Mis padres me hicieron en un ribazo y nací debajo de una cepa.

He tenido además dos tipos de abuelos, mi abuelo Emilio, que era el negociante, un estilo a mi hermano Carlos; y mi abuelo Guillermo, que era el de campo. Mi abuelo Emilio tenía dos gestos al salir de casa, uno era ponerse la boina y el otro era echarse la mano al bolsillo para ver si tenía dinero. Y todos los jueves del año subía a Vitoria para hacer algún trato.

Mi abuelo Guillermo estaba todo el día en el campo con la morisca (la azada). Ahí me crié, entre mi padre Fidel y mis abuelos, en el campo donde nací.

 

CONTINUARÁ…

26 Comentarios

  1. Ainara Ruiz de Urbin

    Gracias Fidel, y al Blog Rioja Alavesa, por recordar y homenajer a la gente que nos ha traído hasta aquí

    07-Oct-21 · 4:40 pm | Permalink
  2. Blog Rioja Alavesa

    Gracias, Ainara

    07-Oct-21 · 4:45 pm | Permalink
  3. Joaquín Sinisterra

    Emociona, tan natural y cercano, tan de pueblo, tan universal.

    07-Oct-21 · 4:40 pm | Permalink
  4. Blog Rioja Alavesa

    Gracias, Joaquín

    07-Oct-21 · 4:46 pm | Permalink
  5. Aguilera

    Qué grande es este tío, manos grandes y un enorme corazón!!

    Eskerrik asko

    07-Oct-21 · 4:41 pm | Permalink
  6. Blog Rioja Alavesa

    Eskerrik asko, Aguilera

    07-Oct-21 · 4:47 pm | Permalink
  7. MARIA

    Gracias Fidel por plasmar con tanta naturalidad de dónde vienen los frutos q disfrutamos actualmente, y que gracias al esfuerzo de todos los q has mencionado, y al tuyo propio, se ha conseguido poner donde se merece este cachito del mundo.
    Personas muy grandes y muy humildes, gracias por compartir tu conocimiento… tú si q eres un crack!!!

    07-Oct-21 · 5:34 pm | Permalink
  8. Blog Rioja Alavesa

    Gracias, María

    07-Oct-21 · 8:21 pm | Permalink
  9. Jose Gil

    Cuánto se aprende con gente así!

    07-Oct-21 · 6:40 pm | Permalink
  10. Blog Rioja Alavesa

    Gracias, Jose

    07-Oct-21 · 8:21 pm | Permalink
  11. Iñigo Franco Atorrasagasti

    Qué importante dar a conocer figuras como la de Fidel, un profesional de gran talla humana.

    07-Oct-21 · 7:55 pm | Permalink
  12. Blog Rioja Alavesa

    Gracias, Iñigo

    07-Oct-21 · 8:22 pm | Permalink
  13. Roberto Oliván

    Qué grande es este Fidel !!!

    07-Oct-21 · 8:32 pm | Permalink
  14. Blog Rioja Alavesa

    Gracias, Roberto

    07-Oct-21 · 9:24 pm | Permalink
  15. Antonio Mijangos Martinez

    Fidel: He leído tu entrevista con Julio. Me han gustado tus palabras, que proclaman tu amor al vino. Me ha emocionado tu recuerdo y agradecimiento a tu profesor Ernesto Arbulu. Era un gran amigo mío. Me regaló una botella de champan elaborado en la escuela y la he conservado. He entregado una copia de tus palabras a su viuda Dorita y he dado el correo del blog a su hermano Jesús. Es de bien nacidos el ser agradecido y tú lo has demostrado. En su nombre y en el mío, ¡eskerrik asko!

    07-Oct-21 · 9:52 pm | Permalink
  16. Blog Rioja Alavesa

    Antonio maitegarria, eskerrik asko.

    07-Oct-21 · 9:58 pm | Permalink
  17. Maite

    Cuando uno hace las cosas con pasión y de corazón, se nota en el producto final. Qué bonito que haya gente tan enamorada de su trabajo, de su tierra, de sus maestros, de su familia…!!!

    07-Oct-21 · 10:32 pm | Permalink
  18. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Maite

    07-Oct-21 · 10:42 pm | Permalink
  19. Jon Artetxe

    Así que este es uno de los culpables de que me gusten tanto los vinos de Luis Cañas, los que me puedo permitir y los que no.
    La entrevista es fabulosa, que ésta se la tenía que permitir todo el mundo.
    Zorionak, Fidel

    07-Oct-21 · 10:54 pm | Permalink
  20. Blog Rioja Alavesa

    Eskerrik asko, Jon

    07-Oct-21 · 10:57 pm | Permalink
  21. Mathieu Barrault

    Eso sí es pasión por el vino y la vida… lo demás es tontería!

    08-Oct-21 · 5:24 am | Permalink
  22. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Mathieu

    08-Oct-21 · 5:59 am | Permalink
  23. Iñigo Rubio Garay

    Preciosa entrevista. Enhorabuena a ambos. Le considero un gran profesional, una enciclopedia de la Viticultura, de la Comarca y de Labastida.

    Que se haya centrado tanto en lo personal dice mucho de cómo es y de lo que dieron de sí esas nueve horas que pasasteis juntos.
    Deseando que llegue la segunda parte!!!

    08-Oct-21 · 8:16 pm | Permalink
  24. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Iñigo

    08-Oct-21 · 11:03 pm | Permalink
  25. Javier Arroyo

    Desde Ribera del Duero: eres el más grande Fidel, no como enólogo, sino lo más importante, como persona.

    12-Oct-21 · 9:37 pm | Permalink
  26. Blog Rioja Alavesa

    Gracias, Javier

    12-Oct-21 · 9:53 pm | Permalink

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos marcados son obligatorios *
*
*

Suscríbete a nuestra newsletter