“El objetivo sigue siendo hacer el mejor vino del mundo”

El libro “El Medoc Alavés, la revolución del Vino de Rioja” le lleva al catedrático de Historia, Ludger Mees, a preguntarse -y a preguntarnos- cuáles pueden ser “Las lecciones que nos ofrece el pasado”, vinculando aquella aventura del Medoc Alavés de hace 150 años con los vinos de hoy y del futuro.

Todos-Posan

DEL encuentro del jueves 28 Jun, en Lanciego, ha salido un compromiso, o quizá más de uno.

En este encuentro que ha tenido al libro como protagonista, el Diputado General de Álava, Ramiro González, y el Consejero de Cultura del Gobierno Vasco, Bingen Zupiria, se han comprometido -este jueves 28 de junio de 2018- en lograr, con el protagonismo colectivo de Rioja Alavesa, vinos con identidad, calidad y bien diferenciados. Convenciendo al mundo de esa fascinación.

La presentación del libro “El Medoc Alavés, la revolución del Vino de Rioja”, del catedrático de Historia de la UPV-EHU, Ludger Mees, ha sido la inspiración que ha llevado a los representantes de nuestras instituciones al compromiso de convencer al mundo de que “poseemos un vino único”,  “con una identidad propia”.

Libro-en-Mano

PORTADA del libro, con la etiqueta de aquellas botellas de hace más de 150 años.

El libro de Ludger Mees cuenta la historia que tuvo lugar en Rioja Alavesa hace más de 150 años, cuando se elaboraba en la Comarca un vino que no tenía posibilidades de ser transportado, ni de resistir el calor de los veranos, de tal manera que la Diputación Foral de entonces, junto con personajes ilustres del momento, y una decena de municipios, apostaron con sus vinateros por un vino de calidad capaz de viajar y superar los calores del verano.

Cita-Libro-Bai

EL libro abre con este verso, que resume una manera de entender y explicar el Medoc Alavés. 

La primera cosecha del nuevo vino llegó en 1862, envejecido en barricas de roble. “Se organizó un Consejo que con controles rigurosos de etiquetado decidieron quiénes pasaban y quienes no los controles de calidad. También se hizo una enorme campaña de marketing que llegó hasta la Casa Real en Madrid. Y se regaló vino del Medoc Alavés a los farmacéuticos, periodistas y diplomáticos”.

Foto-libro

UNA de las fotos del libro, que nos lleva… a una antigua vendimia.

La aventura duró entre 1862 y 1868, obteniéndose premios internacionales en la exposiciones de Bayona de 1864 y Burdeos 1865, con medallas de Bronce, Plata y Oro.

En la página 145 del libro, Ludger Mees asegura que “más de siglo y medio después, el Medoc Alavés, lejos de ser un proyecto muerto y relegado al baúl de la historia, es más actual que nunca”. “Se trata de la pasión por recuperar lo auténtico y lo esencial -dice en el epílogo titulado “¿Las lecciones del pasado?”-, de volver a los orígenes, de poner en valor las características y bondades de cada parcela de viñedo en el marco de su paisaje climático y geológico natural”.

Encinas-Vinedos

HASTA este paraje de Encinas y Viñas, en Lanciego, nos llevaron los organizadores.

Entremos en la crónica de este jueves en Lanciego. Se trataba de celebrar el 20 aniversario de la Compañía de Vinos Telmo Rodríguez. Y de conocer de cerca la Bodega Lanzaga. De celebrarlo con la doble presentación: la del libro escrito por Ludger Mees sobre el Medoc Alavés, y la presentación de la bodega… diez años después.

La primera sorpresa fue encontrar a mucha gente que respondió positivamente a la invitación de Telmo y Pablo. No cabía mayor expectación. Allí se han juntado este jueves bodegueros de toda Rioja Alavesa, además de viticultores, alcaldes de varias localidades, toneleros, distribuidores… También estaba el Director General del Consejo Regulador de la DO Rioja, José Luis Lapuente.

Todos-escuchan-Ramiro

MUCHA gente de Euskadi escuchando e inspirándose en Lanciego.

Tomó la palabra Pablo Eguzkiza, socio de Telmo Rodríguez, que hizo las veces de presentador. Nos contó que hace 20 años, después de una gira intensa por el noroeste de España –“a la búsqueda de parajes singulares y viñedos olvidados”-, él y Telmo volvieron a Rioja Alavesa “con ganas de encontrar un pueblo especial, que resultó ser Lanciego, con la ayuda de las familias Blanco y Calleja… Y en 2008 hicimos esta bodega, respetando las encinas del lugar, recuperando viñedos, consiguiendo que nuestro vino sepa a pueblo”.

Pablo Eguzkiza alabó el libro de Mees (cuya publicación ha venido a celebrar los 20 años), deseando que sirva para inspirar a otros en la manera de preservar nuestras viñas, las bodegas y los pueblos de Rioja Alavesa.

“Es -aseguró- el momento perfecto para que nazca el Medoc Alavés”.

Ludger-Mees-sentado

TELMO Rodríguez, Bingen Zupiria, Ludger Mees y Eduardo Aguinaco (De izq. a dcha.)

El Consejero de Cultura del Gobierno vasco, Bingen Zupiria, comenzó recomendando la lectura del libro de Mees. “Es interesante, divulgativo y fácil de leer”, para irse después a la parte final del libro: “El historiador se moja, y da su opinión sobre Rioja Alavesa-Sonsierra. Habla de Cultura e Industria, del sector Público y del sector Privado, y nos descubre lo que hace único este lugar, algo de lo que tenemos que convencer al mundo”.

En una doble mirada, primero hacia atrás, y luego al futuro, Bingen Zupiria dejó otros dos mensajes. Que Rioja Alavesa es el museo vivo más visitado de Euskadi (patrimonio material e inmaterial). Y que un proyecto de futuro debe compartirse entre las instituciones y quienes saben de vino”.

Habla-Ramiro

UN MOMENTO de la intervención del Diputado General, Ramiro González.

El Diputado General de Álava, Ramiro González, nos contó que se había leído el libro el pasado fin de semana (“una lectura apasionante”), que lo resumiría diciendo que es una historia de visionarios, de mucha gente, para empezar tres Diputados Generales de aquella Álava de entones.

“No estamos tan lejos de aquel momento de 1862/68. Aquel es el camino del hoy -ha dicho Ramiro González-. El vino es el elemento fundamental de nuestra economía y de nuestra identidad. Aquellos ya trabajaron por la diferenciación de los vinos, en lograr vinos con identidad. El objetivo de entonces era hacer el mejor vino del mundo, y ese tiene que seguir siendo nuestro objetivo”.

Habla-Ramiro-Encinas

DE ESPALDAS escuchan Mees, Zupiria, Telmo Rodríguez y Pablo Eguzkiza.

“El Medoc Alavés tiene plena vigencia. Ciento cincuenta años después -añadió- creo que en la calidad y la diferenciación sigue estando el futuro. Por eso trabajamos. Y yo me lo tomo como una obligación, la de mantener el legado haciendo una viticultura de personas. Vinos de pueblo con identidad”.

El protagonista de la mañana, el catedrático y escritor Ludger Mees, tuvo a continuación un discurso emocionante.

Ludger-Encinas-Bai

HABLA el escritor Mees, muy cerca de las encinas que rodean la Bodega Lanzaga.

“Este es un homenaje a grandes y pequeños protagonistas. Tengo el privilegio de hablar hoy con los herederos de aquel fascinante experimiento del Medoc Alavés. Os tengo delante”, dijo refiriéndose y nombrando “a los representantes institucionales, vinateros, cosecheros, viticultores y amantes del buen vino… Porque el Medoc Alavés no fue producto de un individuo aislado, sino de un protagonismo colectivo”.

Ludger-1-Zupiria

LOS invitados siguen la intervención de Ludger Mees.

El libro -que este periodista también ha leído- se sostiene por sí mismo en el aire. Gustará a todo el mundo. Entre sus capítulos están los sugerentes títulos: “Predicar en el desierto”. “La primera vendimia moderna”. “Morir de éxito”. “El canto del cisne”. “Contar el pasado, descubrir el futuro”…

Y muchas pasajes importantes. Uno de ellos, que subrayo, habla de “la búsqueda de lo auténtico, de vinos sin maquillaje, y del paisaje que se encuentra detrás de cada vino”.

Con-Gonzalo-baibai

AL ACTO le siguió un encuentro en los jardines de la bodega de Telmo y Pablo.

Labastida-Buena

“LOS DE LABASTIDA” se quisieron fotografiar juntos con esta camaradería

Mariasun-Bingen

BINGEN Zupiria y la Pta. de la Ruta del Vino de Rioja Alavesa, Mariasun Saenz de Samaniego.

Es importante destacar el ejemplo de mecenazgo que han llevado a cabo Telmo Rodríguez y Pablo Eguzkiza. Un toque de atención a toda la Comarca, a sus bodegueros en este caso.

Publico-Asiste

ESTUVE en la presentación de “EL Medoc Alavés, la revolución del Vino de Rioja”… se dirá.

Para finalizar -antes de catar los formidables vinos de diez bodegas con las que se brindó por el presente y el futuro-, Ludger Mees leyó el fragmento de un poema de su compatriota, el poeta alemán, Bertolt Brecht, titulado “Preguntas de un obrero que lee”:

El joven Alejandro conquistó la India. / ¿Él solo? / César derrotó a los galos. / ¿No  llevaba siquiera cocinero? / Felipe de España lloró cuando su flota fue hundida. / ¿No lloró nadie más? / Federico II venció en la Guerra de los Siete Años / ¿Quién venció además de él? / Cada página una victoria. / ¿Quién cocinó el banquete de la victoria?

Eso quiere seguir siendo Rioja Alavesa. Un canto al protagonismo colectivo en pro de la excelencia.

4 Comentarios

  1. Fue la mañana de ayer en Lanciego un momento importante sin duda. La motivación del evento eran dos hechos que se dan con cierta frecuencia en la Comarca (la celebración del aniversario de la fundación de una bodega y la presentación de un libro), pero una serie de hechos confluyeron para que esa mañana fuera muy especial: el paisaje bellísimo que nos rodeaba, todos los viticultores de Lanciego arropando con su presencia a Telmo y Pablo y haciéndonos ver que era un fiesta de todo el pueblo, la ardua preparación de los anfitriones para que todo saliera perfecto, la asistencia de buena parte de los mejores vinateros de Rioja Alavesa… pero yo destacaría dos hechos que me emocionaron especialmente:

    1.-Los vibrantes discursos de Pablo, Bingen y Ludger en un cálido euskera que no se oye en la Comarca con la frecuencia debida.

    2.- El discurso de un Diputado General de Alava al que le habían puesto el listón muy alto no solo los predecesores en el uso de la palabra sino los Diputados Generales del siglo XIX que fueron los grandes impulsores del cambio y la re afirmación Alavesa. Me gustó y emocionó el discurso de Ramiro, tal vez el mejor que he oído sobre la asignatura pendiente de Rioja Alavesa en los últimos veinte años, un análisis certero y riguroso del camino a seguir por las Instituciones, un compromiso político con la Comarca que iba mucho mas allá de la mera retórica o el discurso electoralista.

    29-Jun-18 · 4:56 am | Permalink
  2. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Miguel Larreina. Saludos cordiales.

    29-Jun-18 · 7:57 am | Permalink
  3. Kepa Urdangarin

    No es de extrañar que estando por medio un catedrático de Historia se quiera obtener del pasado ciertas enseñanzas. Un pasado recogido, investigado y expuesto. Me llama positivamente la atención que todos han puesto, cual alumn@s aplicados, en lo que supuso aquel Medoc Alavés de hace 150 años, o más. De igual manera que el profesor ha sabido interpretar con elocuencia y hondura de su mirada, que estaba ante los herederos de aquellos, que los tenía delante, lo cual tiene un alta carga de emotividad y motivación. No puedo decir otra cosa que chapeau. Hay mucha sustancia en este artículo, en esta información, por lo que felicito a mucha gente. Además de lo cual, aseguro que me haré con un ejemplar del libro en cuestión.

    Zorionak!!!

    29-Jun-18 · 5:13 pm | Permalink
  4. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Kepa, eskerrik asko. Muy bien recogido del texto del Blog. Me congratula tu valoración. Osasuna!

    29-Jun-18 · 5:21 pm | Permalink

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos marcados son obligatorios *
*
*

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL