Huelga de 1911 por el precio de la uva en Laguardia

El Blog se hace eco hoy de un artículo del Heraldo Alavés, fechado el 11 de octubre de 1911, narrando la huelga que durante un día (lunes 9 de octubre) vivió Laguardia con una “gran excitación”, en la que se pedía un aumento de 5 céntimos de peseta por el kilo de uva.

El Heraldo Alavés

PORTADA del Heraldo Alavés donde se ubicó la información de ‘La huelga de Laguardia’.

En 1911 la bodega Marqués de Riscal había marcado un precio de 20 céntimos de peseta por el kilo de uva. Los jornaleros cobraban entonces entre 4 y 5 pesetas al día por su trabajo. En Laguardia, Bodegas Palacio rebajó el precio en 5 céntimos de peseta, fijándolo en 15 céntimos de peseta el kilo.

La reivindicación de los jornaleros y labradores iba dirigida a la bodega de “Cosme Palacio y Hermanos”, señalando que con el precio de 15 céntimos el kilo de uva se quebraba “la fama que el fruto de Laguardia ha tenido siempre”. Ellos pedían esos 5 céntimos de incremento por el kilo de uva, exigiendo a “Cosme Palacio y Hermanos” que igualara el precio fijado por Riscal.

El Heraldo Alavés

CUERPO de la noticia ocupando las dos columnas centrales de la portada del Heraldo Alavés.

A continuación reproducimos (con los acentos en su sitio, resaltando en negrita algunas partes) la crónica realizada por el HERALDO ALAVÉS:

La huelga de Laguardia. Cómo surgió. Suspensión de trabajos. Coacciones. Reunión de autoridades y pudientes. Gestiones de una comisión. Sesión extraordinaria. Sin agua. Incidentes.

El domingo por la noche, excitados los ánimos por el continuo comentar, durante todo el día, unos grupos de jornaleros y labradores hicieron correr la voz de “mañana huelga”, y acordada ésta en esa forma, fueron algunos comisionados al Casino de la Amistad con una solicitud para los señores Palacios, pidiéndoles que elevaran el precio de la uva ó de lo contrario quitaran el peso, pues el precio de quince céntimos el kilo que habían señalado, lo consideraban depresivo para la uva de Laguardia y perjudicial para todos.

El Heraldo Alavés

VENDIMIANDO en Laguardia en octubre de 1950. (FOTO Lorenzo Ugarte).

Con esta misma instancia recorrieron las casas de varios particulares del pueblo, contestando todos que puesto que la solicitud iba dirigida a los señores «Cosme Palacio y Hermanos» nada tenían que hacer.

En las primeras horas de la mañana del lunes, grupos de jornaleros y labradores recorrían las plazas de la Constitución y Sancho Abarca, haciendo que cuantos iban a trabajar se les unieran.

A las siete y media, un grupo bastante numeroso bajó hasta los almacenes de los señores Cosme Palacio. Parece ser que entre don Joaquín Palacio y el grupo se cruzaron algunas frases fuertes, que exacerbando más los ánimos llevaron a los huelguistas a ejercer coacciones. Primero, cortaron el agua de la fuente que presta la toma de aguas de las Bodegas de Palacio, impidiendo después que empleados de esa casa cogieran tan indispensable líquido, pues intentaron proveerse de él conduciéndolo en caballerías.

En el taller de carpintería de don Ambrosio Arbulu, alcalde en ejercicio, y en la fábrica de harinas de don Cayetano Díaz de Grano, obligaron también a suspender los trabajos. Tampoco dejaron llevar los rebaños a los pastores, ni herrar a los veterinarios.

El Heraldo Alavés

LA Libertad -decano de la prensa en Vitoria- también se hizo eco de la Huelga.

Después se situaron los grupos en la plaza de Sancho Abarca, donde el celoso teniente de la Guardia Civil, don Nemesio Tabeada; el dignísimo Juez de Instrucción, don José Félix Huerta; el capitán de Infantería, don Luis Rabanera; y el abogado, don Antonio Bruyel hacían cuanto podían por convencer a los grupos de que volvieran al trabajo y confiasen el arreglo del conflicto al Ilustre Ayuntamiento, como representante legal del pueblo, y tuvieran en cuenta el estado anormal en que nos encontramos por estar suspendidas las garantías constitucionales, para que no hicieran cosas que más tarde tuvieran que arrepentirse.

Las autoridades y personas más influyentes de la villa celebraron a las diez una reunión en el Ayuntamiento, formando también parte de ella, en representación de los huelguistas, Nicolás Gómez, Hilario Amelivia y Raimundo López. Entre los demás vimos al Juez de primera instancia, teniente de la Guardia civil, alcalde y varios concejales, don Luis Rabanera, don Antonio Bruyel, don Angel Ayala, don Justino Migueloa, don Mariano Victoriano y Honorio Navas.

Los comisionados de los huelguistas expusieron a los demás los deseos del pueblo; eran éstos que los señores Palacios elevaran el precio de la uva hasta 20 céntimos el kilógramo, por estimar que el de 15 céntimos que han fijado ha de perder la fama que el fruto de Laguardia ha tenido siempre sobre los demás, y porque quita toda esperanza de aumento de los jornales actuales; y que a aquellos señores no accedían a su pretensión, se les privase del disfrute del agua y del uso en la marca de las armas de Laguardia.

El Heraldo Alavés

LA COMARCA es puerto y oleaje de un sinfín de historias . (FOTO Jose Miguel Rodriguez).

Se les hizo ver que los señores Palacio eran muy dueños de fijar el precio que quisieran, y que no podrá privárseles del agua sin ver antes el contrato; mas como la representación de los huelguistas insistiera en sus pretensiones, y por evitar que los grupos rompieran la cañería del agua, se acordó nombrar una comisión para que hiciera saber a los señores Palacio los deseos del pueblo, consistentes en que elevaran el precio de la uva o se les privase de las ventajas de que disfrutan.

La comisión nombrada, compuesta de los señores Alcalde interino don Ambrosio Arbulo, don Luis Rabaneda, don Angel Ayala, don Antonio Bruyel, y don Nicolás Gómez, bajó a las bodegas, siendo recibidos por don Joaquín Palacio, que estaba bastante excitado, un sobrino suyo y el encargado de la casa don Baldomero Urive Echevarría, quienes manifestaron, que por no serles necesario, no comprarían uva más que al precio ya señalado de 15 céntimos kilógramo y que, aunque pagaban el agua al mismo precio que en Bilbao, era muy dueño el Ayuntamiento de retirársela cuando quisiera.

Al saber los huelguistas esta contestación, pretendieron ir a romper la cañería para privar del agua a la casa Palacio, desistiendo solo después de grandes exhortaciones y trabajos realizados con ellos por los señores Migueloa, Ayala, Rabanera y Bruyel, ante la promesa de que para las tres de la tarde se reuniría en sesión extraordinaria la Junta Municipal, para acordar en ella si procedía o no privar del agua a la casa de los señores Palacio.

El Heraldo Alavés

EL PASADO en Rioja Alavesa está lleno de cargas, luchas y afanes. (FOTO Lorenzo Ugarte).

La gente se retiró excitadísima del Ayuntamiento, a la una, diciendo que como por la tarde no cortasen el agua las autoridades, lo haría el pueblo a viva fuerza. A las tres se reunió la Junta Municipal, acordando por unanimidad rescindir el contrato de suministro del agua con los señores “Cosme Palacio y Hermanos”, y cortarla en el acto, como se hizo, haciéndose saber a todo el público por medio de bando en el que a la vez se recordaba que están suspendidas las garantías constitucionales y se excitaba a que no se formasen grupos y se fuera la gente a sus casas.

Todo estaba relativamente tranquilo y circulaba pacíficamente la gente por los paseos de El Collado, Berberana y Plaza de Sancho Abarca, cuando un obrero de los señores Palacio, haciendo frente con una pistola a un grupo de gente que trató de impedírselo. Semejante imprudencia le valió una paliza, no siendo linchado gracias a la oportuna intervención de la Guardia Civil. Lo mismo le sucedió a Rufino Alazuri, que con una escopeta de dos cañones en defensa de Juan Cruz. Los dos fueron detenidos.

El Heraldo Alavés

PEONES agrícolas cargan la oruja en las calles de Laguardia. (FOTO Lorenzo Ugarte).

Este incidente hizo renacer en las masas la excitación y hasta las mujeres que no se habían metido en nada hasta entonces, excitaban a los hombres a cometer atropellos. A las cinco y media de la tarde, cuatro peones de la casa Palacio, subieron con un cántaro cada uno por agua, impidiéndoles el pueblo lograr su propósito a pedradas, originándose un pequeño tumulto en el que tuvo que intervenir la Guardia Civil.

Decía la gente que dichos peones subían armados, que amenazaron con pistolas que uno tiró el arma por los castellares y que desafiaban a los del pueblo, diciendo que bajasen hasta las higueras. No he podido comprobar estos detalles.

Todo el pueblo en general, censuraba a los señores Palacio por mandar o permitir que subieran por agua con tanta insistencia conociendo el estado de excitación del vecindario. El señor Alcalde en ejercicio, ofició a la casa «Cosme Palacio y hermanos» rogándoles que no mandasen por agua mientras no se calmaran los ánimos y que si necesitaban ese líquido lo pidieran y se les mandaría.

El Heraldo Alavés

DE esa manera terminaba su crónica de la Huelga el diario de la tarde, firmada el día anterior.

Después volvió a renacer la calma, transcurriendo la noche sin novedad. Aunque continúa la excitación contra la casa de los señores Palacio, es de suponer que ya no se reproducirán los desórdenes. Hoy la mayor parte de la gente ha vuelto al trabajo y reina completa calma. Los señores Palacio, en vista de que no faltó al trabajo ninguno de sus empleados y obreros, acordaron darles ayer íntegro el jornal y una merienda de cordero.

Se ha dado la feliz coincidencia de encontrarse aquí la Guardia Civil de todos los puntos de esta línea, que había venido a practicar los ejercicios del tiro. En las Bodegas de los señores Palacio, hubo ayer todo el día dos parejas de la Guardia Civil. Son dignas de aplauso las autoridades, por el celo, habilidad y tacto con que han procedido. 

10 Comentarios

  1. Txiki

    Venga, va. Por qué no pensar que los jornaleros y los labradores de Laguardia consiguieron en 1911 la subida ansiada de 5 céntimos por el kilo de uva. Yo quiero pensarlo. ¿Por qué? Porque se lo merecían, porque era el fruto de su enorme trabajo, porque con su agricultura daban paso a la siguiente generación, y a la siguiente, y a la siguiente. Quiero pensarlo. Y celebrarlo. Era de justicia. Va por ellos este montón de besos.

    04-Oct-20 · 11:19 pm | Permalink
  2. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Txiki. Aspaldiko. Me sumo a tu pensamiento. Y subo la apuesta. Quiero pensar que al volver a publicar en el Blog la crónica de su lucha, 109 años después, los hemos traído de nuevo a Rioja Alavesa. Y casi casi les abrazamos. Quiero pensarlo. Saludos!

    04-Oct-20 · 11:27 pm | Permalink
  3. Clara Santisteban

    Bien traído a este tiempo en que los agricultores, en general, ganan cuatro perras, mientras otros se aprovechan del fruto de su sudor. Aquella huelga, salvando las distancias del tiempo, es actual, me parece a mí, aunque cada vez brillan más por su ausencia. Ya decía mi amama: “quien no llora no mama”

    05-Oct-20 · 12:14 am | Permalink
  4. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Clara Santisteban. Saludos cordiales.

    05-Oct-20 · 7:15 am | Permalink
  5. Gloria Martin

    Qué nombres más chulos para dos periódicos alaveses. HERALDO ALAVÉS, y sobre todo La Libertad! Y qué fotos de los años 50 en Blanco y Negro!

    05-Oct-20 · 7:20 am | Permalink
  6. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias por tu comentario, Gloria Martin. Saludos!

    05-Oct-20 · 7:21 am | Permalink
  7. Antonio Mijangos Martinez

    ¡Buena lección para los agricultores de hoy! ¡Había más hambre y el hambre fomenta las ansias de justicia!

    ¡Muy actual esta noticia de hace 109 años!

    05-Oct-20 · 9:02 am | Permalink
  8. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Antonio Mijangos Martinez. Un cordial abrazo.

    05-Oct-20 · 9:12 am | Permalink
  9. María del Mar Duran

    Muy actual como dice Antonio, pues en el fondo sigue ocurriendo lo mismo… Los “señores” mandan; los viticultores, dueños del producto, obedecen. La pandemia ha puesto negro sobre blanco que son los trabajadores y obreros los imprescindibles; ¿qué habríamos comido, quién nos habría curado, quién trabajaba por nuestra seguridad?. Somos igual de importantes TODOS.

    Para no olvidar lo que hicieron los de Laguardia en 1911.

    05-Oct-20 · 10:35 am | Permalink
  10. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, María del Mar Duran. Un cordial abrazo.

    05-Oct-20 · 11:18 am | Permalink

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos marcados son obligatorios *
*
*

Suscríbete a nuestra newsletter