“Los riojano alaveses resistimos a pesar de todo”

Treinta y dos años después, tras mil avatares, lo que hacen Eduardo Gómez Palma y Maribel Bernardo sigue siendo verdad, auténtico. Eso es resistir a casi todo. Incluso al dios Mercado que tanto manda.

“Resistimos a pesar de todo porque amamos la tierra, la bodega, el calao… a nuestros hijos”, dicen Maribel, alavesa con raíces en Lapuebla de Labarca, y Eduardo, el andaluz que lo dejó todo por amor y por Rioja Alavesa.

Eduardo Gómez Palma

MARIBEL (a la izq.) y Eduardo conversan con una copa en la mano, en una de sus viñas.

La fórmula de la felicidad (y II)

Resistir de mil maneras. Con el entusiasmo despierto, la curiosidad alerta, la energía precisa. Resistir en calma con el cautivador instinto de la pasión, contra la erosión del tiempo que lo abrasa todo. Resistir.

Resistir, como en aquel poema del jerezano Caballero Bonald, paisano de Eduardo Gómez Palma, siendo feliz de vez en cuando sin saberlo. “Fui feliz fugazmente algunas veces, / entre dos furias fui feliz, / lo fui de vez en cuando sin saberlo…”

Resistir vendiendo 220.000 botellas de buen vino al año, teniendo en propiedad 20 hectáreas de viñedo. Resistir comprando uvas a los viticultores de Lapuebla que llevan con ellos 30 años… añadiendo otras veinte hectáreas más, lo que arroja un total de 260.000 kilos de uvas al año. Resistir con la ayuda de tus hijos, Kerman y Manuel. Resistir.

Eduardo Gómez Palma

ESTE vino “50 50” sale de la mezcla de uvas de esta finca de Assa con otra viña.

“Cada vino tiene lo que cada viña le da”

.- ¿Cuál es vuestra personal filosofía como vitivinicultores?

Lo primero es valorar el viñedo. Nuestra evolución ha ido basada en el viñedo, y cada vino tiene lo que cada viña le da.

.- ¿Cuál fue vuestra primera finca?

Empezamos con Zarzamochuelo, la viña de la abuela de Maribel, que hoy es una de nuestras marcas.

“Es un vino de finca, situado entre Laguardia y Lapuebla, le llaman la media legua. Luego vino la finca de Assa –dice Maribel-, que está en el pueblo de ese nombre…

Eduardo Gómez Palma

ETIQUETA de uno de sus vinos, con los nombres de Rioja y Rioja Alavesa al mismo tamaño.

.- Miguel Larreina dice que las primeras citas de viñedo son de Assa, de hace mil años.

Es una tierra arenosa, con parte de cascajo. Pertenece a Lanciego y de ahí sacamos el “50 50”. Luego tenemos Vallandrés, que también le llaman El Roble. De la finca El Rincón hacemos el vino blanco, un viñedo en vaso, con una cabezada de viura vieja. Y luego ya hemos ido incorporando viñedos poco a poco.

Eduardo Gómez Palma

CEPAS que aportan el fruto para Bodegas Zugober.

.- Vuestro viñedo está repartido…

Tenemos 17 parcelas –que no son muchas, porque hay gente que tiene las veinte hectáreas repartidas en 40 parcelas- y están en Lanciego, principalmente en Laguardia (80%), una viña en Lapuebla (porque Lapuebla es pequeño) y otra en Elciego.

.- ¿Tenéis una viña predilecta y mimada?

Yo voy todos los días al campo –señala Eduardo-, y me gusta ir a Zarzamochuelo y Sierra Carbón, que es de las últimas adquiridas (la primera cosecha fue de 2012), pero hacemos un vino más especial, que vamos a meter como Viñedo Singular.

.- El primer vino vuestro se llamó Belezos.

Un Belezos de maceración carbónica de 1987.

“La marca es Belezos, cuyo significado habla de los aperos de labranza para la vendimia”, dice Maribel.

Sin embargo en Castilla –dice Eduardo-, son los aperos de labranza para el trigo. Así viene en el diccionario.

Eduardo Gómez Palma

EL CARTEL con las etiquetas del que hablamos a continuación…

Busca Maribel una imagen de entonces en un cartel. Explicando las diferentes líneas de la bodega, señalando aquellas etiquetas artísticas pintadas con acuarela. “Hace 20 años queríamos que esa pintura estuviera sobre la propia botella. Luego hicimos una transparencia en las etiquetas. Las diseñó José Zugasti, un artista eibarrés que tiene esculturas en diversas partes de Euskadi”.

.- ¿Y ahora?

Ahora el cambio ha sido radical, pero en aquella época -hace 25 años- llevamos a cabo una línea complicada. La gente no entendía ese tipo de colores, acostumbrada a algo más clásico.

También hemos tenido una especie de botellas talladas, con un logo dispuesto en la botella, muy moderno. “Después el mercado nos bajó los humos y nos fuimos adaptando”, reconoce Maribel.

Eduardo Gómez Palma

LA BOTELLA tallada con un icono artístico, muy hermosa.

.- Me sorprende positivamente el inmenso trabajo que habéis desarrollado, el ingenio, la fuerza y la creatividad que habéis puesto en marcha en 32 años.

Es la ilusión, como dice Maribel. Y luego los mercados cambian y te tienes que exprimir la cabeza. Cuando nosotros llegamos aquí muy pocos embotellaban su vino, y los pocos que lo hacían no le ponían etiqueta. Ahora todo el vino va etiquetado y competimos en imagen y diseño.

.- Maribel, ¿qué ha aportado Eduardo a la bodega?

Eduardo ha aportado esa calma, ese saber esperar en lo comercial, el darle tiempo al tiempo, darle tiempo a que la gente nos conozca. Todo eso es un valor, porque mi forma de ser es muy diferente y yo no hubiera llegado a esa paciencia, a su nivel de resistencia en calma, confiando. Eso nos ha traído hasta aquí.

Eduardo Gómez Palma

“EDUARDO ha sabido darle tiempo al tiempo”, dice de él Maribel Bernardo.

.- Eduardo, ¿en qué se nota la mano de Maribel?

Maribel es ordenada, organizada y tiene los pies en el suelo. Es la que preguntaba: “Uy, ¿de qué sirve esto si no nos está haciendo bien?”. Necesitábamos esa mirada. Es verdad que yo decía “habrá que aguantar algo más”. Pero sin embargo ella ha sido la más fría, la mejor organizada. Mientras que yo era un poco desastre y solo pensaba en el vino, y no en la consecuencias de lo que pudiera ocurrir económicamente.

Recoger ahora la recompensa de tanto sufrimiento

.- ¿Este presente de 2019 es el mejor momento de la bodega?

Por el trabajo realizado es como si, a pequeñas dosis, recogiéramos ahora la recompensa de todos los sufrimientos. Pero vivimos siempre en medio de la incertidumbre. Dicen algunos que estamos en el período de las vacas gordas… que a mí eso me pone de los nervios, pero es que anteriormente estuvimos en un período difícil. Y anteriormente en un buen momento.

“Cuando pedimos el primer préstamo –recuerda Maribel- el interés bancario estaba al 23%.

Eduardo Gómez Palma

“MARIBEL tiene los pies en el suelo”, dice de ella Eduardo Gómez Palma. 

Era trabajar para pagar los intereses al Banco. Cuando hablan de la última crisis… Decimos sí, pero…

“Ahora estamos en un momento –retoma Eduardo- donde el mundo del vino es muy atractivo para gente que tiene dinero, porque da mucha imagen, pero los que lo sufrimos lo peleamos desde adentro, cuando viene una oleada como esta te descompone muchas cosas.

Tú estás peleando en la calle por tu marca, y viene uno de afuera y te pasa por al lado a toda velocidad, como un coche de “Fórmula 1”, que después igual él se cae… Pero ese Fórmula 1 te hace seguir un poco más lento.

Eduardo Gómez Palma

EDUARDO improvisa una mesa de cata, mientras su hijo Manuel conduce el tractor.

.- Es un buen ejemplo, Eduardo.

Voy a decir algo que no debiera, pero a nosotros nos ha ido mejor en crisis que cuando vienen los Fórmulas 1. Es verdad que esos inversores llegados de afuera dejan en el mercado cosas interesantes, pero…

.- Qué paradoja, ¿no?

Eduardo Gómez Palma

TRAS la entrevista, catamos dos de sus vinos en sus viñas madres.

Eso ocurre –señala Maribel- porque el mundo del vino tiene ese glamour. Es como el que tiene una ganadería, y una buena finca, y un coto… Pero en Rioja Alavesa seguimos siendo familiares, trabajadores del mundo del vino, y nuestros hijos han apostado en la universidad por su preparación para el negocio familiar.

Creo que a pesar de todo, de momento los alaveses, los riojano alaveses resistimos. Lo hacemos porque amamos la tierra, la bodega, el calao… a nuestros hijos.

.- Ya que hablas de Rioja Alavesa. ¿En qué momento está la Comarca vitícola?

Eduardo Gómez Palma

EL BLOG, con la necesidad de sondear siempre el Estado de la Comarca. 

Atraviesa un momento muy interesante –contesta Eduardo-, de mucho debate, de formas de pensar diferente, y entre todos encontraremos el camino.

Hace 30 años empezamos con ABRA a nivel de bodegas familiares, como comarca vitivinícola, y poco a poco nos hemos internacionalizado, y, por ejemplo, mis importadores de Reino Unido y Estados Unidos hablan del vino de Rioja Alavesa, y eso lo hemos conseguido entre las bodegas que hoy estamos en ABRA.

.- ¿Cómo sientes a la Comarca, Maribel?

Con una gran identidad. Toda la vida hemos tenido nuestra propia identidad.

.- ¿Estáis más vivos que nunca?

Vienen otras generaciones y quieren hacer las cosas de otra forma… -dice Eduardo. “Eso está bien”, termina la frase Maribel. “Que se pelee por el viñedo ecológico, y el biodinámico –sigue Eduardo-. O que se labre la tierra con los mulos. Lo importante es que después de todo esto, la botella de vino en el mercado tenga un valor añadido”.

Eduardo Gómez Palma

EL “50 50” nos ha llevado a titular las dos entrevistas como “la fórmula la felicidad”.

“Si la botella se vende bien” / mensaje al Consumidor.

“Si la botella se vende bien, no te preocupes consumidor, porque eso significará que aquí en la Comarca lo haremos aún mejor –sigue Eduardo en el uso de la palabra-. Ahora, si vendemos el vino barato, entonces podremos hacer muy poco.

.- Eduardo, ¿te ha costado hacerte a esto, querer a Rioja Alavesa, valorar la Comarca, y sentirte uno más en Lapuebla de Labarca?

En un principio pensaba que me iba a costar más, pero la verdad es que tanto en Lapuebla como en Rioja Alavesa vivo de maravilla. Soy uno más.

.- Algo te habrá costado…

Hombre, al principio… parecía que tenía menos derecho que otros a hablar porque venía de fuera. Actualmente estoy muy integrado y colaboro con todo esto, y colaboro desde mi manera de ver las cosas. Eso sí, como un riojanoalavés más. Antes tenía aquello de “claro, es que soy andaluz, vengo aquí y si opino de política…”. Pero eso ya pasó.

Eduardo Gómez Palma

EDUARDO Gómez, hoy uno más en Lapuebla de Labarca.

.- Imagino que tu familia andaluza habrá venido a conocer Rioja Alavesa.

Sí. Mis padres vinieron muchas veces, todos los años, hasta que murieron. Mis hermanas también, algunos primos… y me viene mucha gente del pueblo de Los Palacios, pasan por aquí, gente que conozco y gente que no conozco.

.- ¿Esta Aventura hubiera sido posible allí?

Madre mía! –exclama él-.

.- ¿Hubieras conseguido llevarte a Maribel a Jerez?

Uy, no creo.

“Yo lo tengo muy claro”, asegura Maribel tajante.

.- Jajaja (reímos todos)

Eduardo Gómez Palma

MARIBEL y Eduardo conversan en el interior de sus bodega.

A mí me encanta Cádiz –continua Maribel-, pero Rioja Alavesa era como virgen, con muchas posibilidades. “Virgen” a pesar de tener una historia y una tradición brutal.

Aquí teníamos posibilidades de iniciar y poner todo en marcha, como lo hicimos. Pero aquello era Jerez, monopolio de las multinacionales, con británicos y Rumasa detrás. Allí era dificilísimo entrar con cuatro hectáreas de viñas.

.- Pero con la ilusión que teníais entonces…

Bueno, quizá lo habríamos conseguido. Pero me parece que para los vinos tintos, y otros, Rioja Alavesa es la Meca. Me encanta la forma de ser de la gente de allí, pero yo tenía claro que quería vivir aquí… y no creo que mi carácter hubiera encajado allí.

.- ¿En qué nuevos proyectos estáis ahora, Eduardo?

En seguir creciendo en calidad, en vinos de más alto nivel. Estamos invirtiendo dentro de nuestras posibilidades en maquinaria… hemos tomado una bodega pequeñita en Laguardia para elaborar solo los vinos más seleccionados.

Eduardo Gómez Palma

GOTAS de lluvia mientras nos trasladamos de la finca de Assa a la de Sierra Carbón.

Mantener intacta la ilusión

.- Aquí no se puede estar parado y hay que moverse continuamente. ¿Es eso?

Efectivamente. No se puede estar parado. Si te acomodas o estás cansado, aquí enseguida desapareces.

“Con el mismo volumen –estima Maribel- hay que mejorar instalaciones, darle valor añadido, manteniendo el equipo. No nos interesa crecer, sino mejorar lo que tenemos. Incluso pensar en otras zonas, en otros países. Se trata de mantener intacta esa ilusión por la Viticultura, la Enología, el Mercado”.

.- ¿Tú también lo ves así, Eduardo?

Para mí lo más complicado que hay actualmente, porque en viñedo y enología estamos muy bien preparados, es el mercado que cambia y evoluciona constantemente, a cada momento. Y si no te metes en ese tren, te quedas atrás.

Cualquier país al que vamos ha cambiado mucho en los últimos diez años, como ha cambiado en España la forma de vender. Y como no estés ahí, manejando esa información, no vas a seguir en esto. Incluso tu clientela te va a decir que fulanito o menganito lo ha sacado de esta o de aquella forma.

Eduardo Gómez Palma

MARIBEL y Eduardo apoyados en unas cajas de uno de sus vinos.

Vender los vinos con alma

.- Antes habéis hablado de “identidad”. ¿Qué es para vosotros identidad, cómo es la identidad de Bodegas Zugober?

Para nosotros la identidad es la zona donde estamos ubicados y las personas que estamos dentro de la bodega con todo lo que está alrededor, tu viñedo, tu pueblo, tu comarca y tus vecinos. Nosotros vendemos nuestros vinos con ese alma, porque lo hacemos cada día.

.- Hoy en día tenéis crianzas, reservas y grandes reservas

El principal vino que vendemos es el crianza, Belezos. En su momento apostamos por una sola marca en el año 1990, Belezos. Luego apostamos por un vino joven que se ha ido transformando hasta llegar al “50 50”.

Eduardo Gómez Palma

“VINOS clásicos, pero actuales”, son sus textos.

.- Ese “50 50” es el vino de año que llamáis “La fórmula de la felicidad”

Eso nació cuando cambiamos de la etiqueta de acuarela a esta otra más moderna. Y quisimos buscarle una historia. Entonces, como el vino está elaborado de dos maneras, maceración carbónica y despalillado, tiene una mezcla.

Hablando con los diseñadores, al decir lo de la mezcla, alguien dijo “¿por qué no lo utilizamos como una fórmula?”. A raíz de eso el diseñador pensó en “la fórmula de la felicidad”. En esa fórmula el 50% era nuestro trabajo, y el otro 50% es lo que cada cual ponga de su parte.

Se resume en la siguiente idea: “Nosotros hacemos el vino. Tú creas momentos”

El vino joven puede ser un 20% de nuestra producción. El Crianza puede ser un 50%. Y después el otro 30% restante se lo reparten el Reserva y el Gran Reserva. El Gran Reserva solo se consume en Inglaterra y en China… Sierra Carbón sale de esa finca que está a 600 metros de altitud.

Eduardo Gómez Palma

DOS… de sus nueve vinos, en botellas distintas, con variedades diferentes…

.- Si os dicen hace 32 años que tendríais esta gama de vinos

“¡Madre mía!”, vuelve a exclamar Eduardo.

 “La viña me dice cuándo sacar un nuevo vino”

 – ¿Cómo y por qué os decidís por “parir” un nuevo vino?

Esto es algo muy interesante –dice Eduardo-. Son muchas conversaciones. Pero uno de los fundamentos principales está en el mercado.

“A mí me lo dice la viña –indica Maribel-. “Esto que te doy se merece un nuevo vino”. Lo que pasa es que luego haces números –nuevo diseño, nueva botella, nueva etiqueta- y te lanzas o esperas. Pero la viña, las parcelas, el entorno te lo dice. La encina que tiene… lo pide”.

Eduardo Gómez Palma

UVAS -en una de sus publicaciones- para sus Belezos.

.- En estos años se habrán quedado vinos… sin nacer.

Claro, porque luego hay que venderlo. Y si hay algo que te dice que no lo venderás… no lo haces.

.- Los imperativos del Mercado imponen su ritmo. ¿Hasta dónde le permitís al Mercado que mande en vosotros?

Mi idea –desvela Maribel- es que lo que hagamos siga siendo verdad. Si decimos que renovamos cada año un 20% de las barricas, que eso sea verdad. Si el viñedo tiene tantos años, que eso sea así. Que todo eso sea verdad. El mercado no es fiel, pero nuestros vínculos entre la bodega y el importador son auténticos y reales.

.- A la joven de 23 años que fuiste, Maribel, ¿le place esto a lo que habéis llegado en 2019?

Sin duda. No nos hemos perdido por el camino. Y yo no me arrepiento de nada de lo que hemos hecho. Y si me equivoco, rectifico. Me gusta mucho lo que hemos conseguido, al igual que nuestra trayectoria.

Eduardo Gómez Palma

MARIBEL y Eduardo en la bodega, tras un mostrador en el que catar sus vinos.

.- ¿Hace falta obtener un premio como el de Burdeos o… uno sabe lo que tiene en la Bodega?

Llevamos tantos años recibiendo premios… que no le doy mayor importancia –confiesa Eduardo-. Tampoco quiero ser pretencioso y decir que no voy a concursos porque yo estoy por encima de los demás. Pero cuando tu vino está bueno es porque la gente que lo consume lo expresa: “joder, ¡cómo está el Belezos!”. Eso es lo más importante.

.- ¿Dónde está hoy vuestra “Escuela”, en la que aprendéis?

Nosotros somos personas muy abiertas que escuchamos a otros que vienen de Burdeos, o de Ribera del Duero, o del Priorat, o de Alemania… Probamos otras cosas… Por ejemplo, ahora vamos deshojando el viñedo en floración. Hay viticultores que piensan que eso es una barbaridad, pero hay que probar y probar.

Eduardo Gómez Palma

MANUEL Gómez Bernardo en la bodega de la familia, extrayendo vino de una barrica.

“A mí me gusta fijarme en todo –añade Maribel-. Viajando se aprende mucho, y no sólo en el mundo del vino, porque el mundo del vino forma parte de un todo mucho más amplio. El Arte, la Cultura, las nuevas Comunicaciones, la Cocina… Mezclar la dinámica con la gente, todas las fiestas que hacemos para que nos conozcan, la música, mezclar conciertos con el mundo del vino, la Flora en el Viñedo, esas manzanillas que volvemos a ver en el viñedo…

.-Estamos concluyendo la entrevista… decidme qué le falta al mundo del vino.

Diálogo –dice rápido Maribel-. Le falta diálogo. Se hacen Symposium… pero son muy herméticos. Y con mensajes tan antiguos. Hace falta hablar más entre todos los rincones, entre todos los países vitícolas, entre todos los que al final labran la tierra, cultivan las uvas, elaboran el vino, lo comercializan… Diálogo.

“Con respecto a lo que está ocurriendo en el mundo del vino –toma la palabra Eduardo-, aquí parece que todo el mundo habla del vino, pero se olvidan de la gente que está aquí. Te vienen de fuera diciéndote lo que tienes que hacer, como si no supiésemos lo que tenemos aquí.

Eduardo Gómez Palma

LOS DOS hijos de Maribel y Eduardo, podando con nieve en las viñas de Rioja Alavesa. 

¿Qué falta? Hace falta que la identidad de Rioja Alavesa llegue a los symposium y congresos, que hablemos de la gente que vive aquí, que trabaja aquí.

.- Te siento en este momento más de Lapuebla de Labarca que nunca, Eduardo, muy enraizado en Rioja Alavesa.

Es que soy muy de aquí.

Pero mira, voy a Madrid y escucho a prescriptores hablar de vino y más vino, pero no le dan importancia a las personas que elaboramos el vino, ni a los viticultores.

Lo cuentan con mucho glamour, bien, vale; pero se olvidan de lo fundamental, de todas las personas que vivimos aquí, y hacemos que ese vino exista.

4 Comentarios

  1. Begoña Tudela

    Arrancar de una manera tan poética siempre ayuda a leer una entrevista de un tirón. Una pareja así sólo puede elaborar grandes vinos… y más después de 32 años de experiencia.

    30-Jul-19 · 12:12 am | Permalink
  2. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Begoña Tudela. La prosa poética viene precedida, a veces, de la grandeza poética del quehacer humano. Saludos!

    30-Jul-19 · 12:16 am | Permalink
  3. Arene Amezaga

    Dicen, aplicado al cine, que segundas partes nunca fueron buenas. En este caso, la segunda parte de la entrevista a Maribel y Eduardo no me ha decepcionado en absoluto. Muy por el contrario, aún me ha gustado más que la primera. Hay un mundo desconocido en la manera de ser y resistir de las bodegas familiares de Rioja Alavesa. En su sinceridad y su valentía. Qué alegría que salga a la luz y ocupe un lugar en la comunicación de Euskadi.

    30-Jul-19 · 12:19 am | Permalink
  4. Blog Rioja Alavesa

    Eres muy amable, Arene Amezaga. Te agradezco mucho tus gentiles palabras. Un cordial abrazo.

    30-Jul-19 · 12:21 am | Permalink

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos marcados son obligatorios *
*
*

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL