La cuestión tabú del Consejo Regulador “Rioja” (I)

Consejo Regulador Rioja

ÁLAVA tiene mucho que hablar con el Ministro como tutor del Consejo Regulador.

¿Con qué ejemplo explicamos la relación Consejo-Álava a un periodista de Bilbao, a un político de Donosti,  a un “master of wine” inglés …? ¿Es como una embajada o consulado, un trozo de Álava en Logroño? ¿Es como una gran Consejería alavesa-navarra-riojana de Viticultura?

Miguel Larreina González

¿Es como una Delegación del Gobierno, del Ministerio de Agricultura concretamente, para temas vitivinícolas? ¿Es un club privado, como la Federación de Empresarios? ¿Tienen voz o/y voto las Instituciones de Vitoria en este ente regulador del viñedo alavés?

Consejo Regulador Rioja

EL TEMA detonante de la crisis en esta ocasión.

En el último artículo, hablando sobre los problemas de relato de Rioja Alavesa, se coló de rondón un tema relativo a la “apropiación injusta” del nombre de nuestra comarca por parte del Consejo Regulador de la DO Rioja que ha puesto sobre la mesa esa curiosa y no bien entendida institución que parece controlar nuestro vino y nuestra comarca en las últimas décadas.

Una incomprensión hacia el Consejo Regulador que genera tópicos y temores en Vitoria hasta el punto que, como al lobo del cuento, se le adjudican unos poderes y ferocidades que no tiene.

Así que propongo hoy que hablemos un rato de esta polémica institución que tiene mucho de alavesa aunque su sede esté en Logroño, que hablemos con el ánimo constructivo de correr el velo, de deshacer entuertos, de aclarar conceptos, de arrumbar tópicos, de quitar miedos pueriles, gritando a los políticos de todo signo algo parecido a lo que gritó Sancho Panza: “que no es un gigante todopoderoso, que es un molino, un mero instrumento”.

Consejo Regulador Rioja

EL CONSEJO parece un gigante todopoderoso, cuando no es tal.

Este fue uno de los propósitos de mi penúltimo libro “Rioja Alavesa en la encrucijada”, en el que en esencia decía que “las funciones y estructuras del Consejo Regulador Rioja son semejantes a las de cualquier otro Consejo de cualquier otra DO vínica. Sin embargo, este Consejo es especial porque sus actuales mandatarios no aceptan la excepcionalidad mundial de la triautonomía del vino Rioja, no aceptan la realidad vasca de la Denominación y se vinculan exclusivamente a la Administración logroñesa; además se arrogan competencias que no son suyas sino de la Administración Vasca.

Este proceder está provocando un problema político que convierte en papel mojado la autonomía y autogestión vasca en Rioja Alavesa”.

Consejo Regulador Rioja

EN este libro dedico más de 50 páginas a analizar al Consejo y su trascendencia en Álava.

Adelantaba también en ese libro escrito en 2015 lo que iba a suceder en los próximos tiempos, un día nos encontraremos peleando por el tamaño de unas letras en la etiqueta o por la propiedad del nombre de la Comarca, otro día sufriremos las consecuencias del blindaje de la Interprofesional, de la apropiación de la competencia de enoturismo, de la pésima redacción del Pliego de Condiciones.

Esto no ha hecho más que empezar, los problemas van a ir apareciendo uno tras otro pues la confusa redacción de las últimas leyes parecen conceder al Consejo un poder absoluto.

Consejo Regulador Rioja

EN 1980 se hablaban estas cosas con el Ministerio con tranquilidad y mesura, sin histerias.

Señalaba también en el libro que Rioja Alavesa está pagando al Consejo unos 45 millones de euros por decenio, una tasas muy superiores a lo normal en otras D.O., a pesar de que Diputación de Álava le hace gratis al Consejo desde hace 40 años unos caros trabajos que son obligación del Consejo en base a esas tasas, como llevar un Registro de Viñedos o los análisis de la calificada. Pues bien, ahora podría darse la paradoja que esas abultadas cantidades procedentes de Álava pueden permitir al Consejo contratar al más caro bufete de abogados para pleitear contra Diputación por la propiedad del nombre “Rioja Alavesa”.

Consejo Regulador Rioja

“QUERER una DO para Rioja Alavesa no es política”, dijo Txutxi Muro al Blog.

Sería kafkiano que el Consejo litigara con una Institución Foral que participó activamente en la génesis de la D.O. hace noventa años, que tuvo durante décadas un rol codirector del Consejo, contribuyendo económicamente a sus gastos hasta 1985 y que hasta hoy ha ayudado diariamente al Consejo en importantes tareas e invirtiendo grandes cantidades en medios humanos y materiales para cubrir sus carencias.

Como kafkiano es que Diputación no tenga un vínculo de honor con el Consejo en los últimas décadas cuando el Estatuto y la LTH le confieren competencias en las 13.200 hectáreas de un viñedo que es lo mejorcito de la D.O.

Juicios duros por mi parte hacia el Consejo, por lo que debo aclarar al lector que no tengo nada personal contra el Consejo o sus dirigentes que siempre me han tratado muy bien: no me han descalificado vino, ni subido las tasas, ni dado de baja mis viñas, ni censurado el euskera en mi etiqueta, ni quitado competencias, ni puesto multas,… Incluso aprecio sus valías personales y comprendo la dificultad de su papel, con tantos intereses encontrados entre los grandes grupos presentes en la mesa del Pleno.

Consejo Regulador Rioja

DIPUTACIÓN Foral de Álava ha jugado un papel clave en la génesis y soporte del Consejo.

A algunos de ellos, como al Presidente Salamero, les conozco en el Consejo desde hace cuarenta años, y este carácter “vitalicio” les confiere una fuerza especial frente a nuestros políticos que solo permanecen unos pocos años en puestos de responsabilidad vitivinícola. Otro carácter que da fuerza a los miembros del Consejo frente a los políticos, además de su ubicación “in situ” frente a la lejanía de Vitoria o Madrid, es que los primeros se dedican solo al vino mientras para los segundos es una dedicación a tiempo parcial, muy parcial.

Entonces, tal vez alguno se preguntará “¿Por qué tanta dureza aparente con el Consejo”. Pues fundamentalmente por tres razones.

La primera porque creo firmemente que el Consejo es el gran problema que tiene hoy Rioja Alavesa para diseñar su futuro, pero no el Consejo en sí, sino la forma absolutista que tiene algún mandatario del Consejo en interpretar la normativa europea y española referida a las Denominaciones de Origen. Forma absolutista motivada porque el Ministerio de Agricultura, el tutor y responsable máximo de la Denominación Rioja, nos tiene como abandonados, dejándonos al libre albedrío de terceros.

Consejo Regulador Rioja

DIPUTACIÓN Foral de Álava realiza gratuitamente para el Consejo tareas esenciales.

La segunda razón es que creo que esta problemática relación Álava-Consejo se puede encauzar. Me consta que ni el Ministerio ni el propio Consejo quieren que la aplicación de ciertas normas recientes puramente vitícolas impidan la vigencia del Estatuto de Autonomía de Euskadi y la LTH en Rioja Alavesa. Es una indeseada consecuencia sobrevenida motivada por el hecho de que nuestra comarca es esencialmente viña y vino y quitarnos totalmente la capacidad de autogestión en ese tema es quitarnos nuestra Autonomía.

Y la tercera razón es porque tengo la íntima convicción de que solo hablando del tema crudamente, solo poniendo sobre una mesa alavesa la cuestión tabú del Consejo con todos los datos, se podrá llegar a una solución conveniente para todos. Esconder la cabeza como el avestruz cada vez que sale el tema, quedarse sin voz en este asunto como está ocurriendo los últimos años, pensar que el tiempo lo arreglará todo, es una arriesgadísima estrategia.

Consejo Regulador Rioja

ALGUNOS reducen la presencia de Álava en la DO a unas curiosas cifras de comercialización.

En este sentido, puede ser interesante, por ejemplo, crear una comisión de 4 o 5 “personas buenas” que conozcan bien el Consejo Regulador y la Rioja Alavesa para que elabore un informe para el Diputado General sobre los desafueros, inconvenientes y riesgos para Rioja Alavesa ocasionados por la interpretación de la actual normativa. Y que con ese Informe los máximos responsables de Gobierno y Diputación expongan al Ministro un problema cuya dimensión no conoce, exigiéndole una tutoría efectiva y el respeto al Estatuto de Autonomía.

En definitiva, la propuesta que pretendo desarrollar se basa en dejar de hacer del Consejo un socorrido tema para despotricar en los bares de Rioja Alavesa mientras transcurren lánguidamente las legislaturas, y en pasar a la acción buscando el reconocimiento del Ministro de esa excepcionalidad que tiene la comarca Rioja Alavesa entre el centenar de denominaciones vínicas existentes: “a casos excepcionales, soluciones excepcionales”.

6 Comentarios

  1. F. Bujanda Ciordia

    Entiendo, y si es así comparto con Miguel, que la mesura, la negociación, la discusión positiva, el cambio de datos y realidades, nos deben de llevar al entendimiento.

    Comparto, de la misma manera, la necesidad de que nuestros políticos de Vitoria, sean asesorados por esa comisión que se plantea en el artículo.

    Lógicamente, todo ello necesita un estudio detallado, sosegado, y profundo, donde la vena visceral esté ausente.
    Con datos reales, situaciones reales, características de nuestra historia, medio legal en el que nos movemos… Opino, seguro que soy iluso, que será más fácil para el Gobierno y Diputación convencer de los derechos que Rioja Alavesa debe tener.

    Conocí otro Consejo Regulador, donde Rioja Alavesa y Álava eran admiradas.

    24-Oct-19 · 6:34 pm | Permalink
  2. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, F. Bujanda Ciordia. Un cordial abrazo.

    24-Oct-19 · 6:37 pm | Permalink
  3. Karmele

    A ver si se pone en marcha y cuanto antes esa comisión de personas buenas como dice Miguel. Personas conocedoras del Consejo y de lo concerniente a Rioja Alavesa. Que pongan las cartas sobre la mesa y que llamen al pan, pan; y al vino, vino.

    No me parece que el aclarar las cosas y luchar por los intereses de Rioja Alavesa sea un asunto con el que haya que tener mucha cautela y no actuar de forma visceral. Un problema que es ya viejo y corre el riesgo de eternizarse porque Madrid está en Madrid y Logroño parece empeñado en ignorar autonomías barriendo para su casa con el poder que dan además los cargos vitalicios… eso, eso sí que me parece visceral.

    Al ministro de Agricultura no sé si le dará igual arre que so en este asunto, pero por mucho que esté en Madrid hay que ponerle al tanto de lo que sucede fuera y que reconozca como se debe a Rioja Alavesa.

    Que hace cuarenta años se leyese en el periódico que dentro del Estatuto de Autonomía era posible una Denominación de Origen para Rioja Alavesa… Cuarenta años después es tremendo que el Consejo haga lo que le parezca, la gente se limite a decir lo mal que lo hacen y la Diputación y el Gobierno no apremien más al Ministro para la consecución, de una santa vez, del reconocimiento de la excepcionalidad de la comarca de Rioja alavesa.

    25-Oct-19 · 3:33 pm | Permalink
  4. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Karmele. Saludos cordiales.

    25-Oct-19 · 5:01 pm | Permalink
  5. Manolo González

    Miguel, grandes verdades en tu último artículo y sobre todo aclarando puntos fundamentales sobre el Consejo Regulador Rioja. Pensando en ello, me acuerdo de aquel dicho: “(…)De fuera vendrán y de tu casa te echarán”.

    Mis felicitaciones por este buen trabajo en pro de Rioja Alavesa.
    Manolo.

    27-Oct-19 · 9:18 pm | Permalink
  6. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Manolo González. Saludos!

    27-Oct-19 · 9:21 pm | Permalink

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos marcados son obligatorios *
*
*

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL