Capitanes de viña y bodega

Padre e Hijo, Goyo y Álvaro, dos generaciones, dos manera de sentir, de enfrentarse al negocio del vino en Bodegas Garrido Medrano, en Lapuebla de Labarca, donde ambos llevan navegando toda su vida entre viñas.

Bodegas Garrido Medrano

GOYO Garrido y ÁLVARO Garrido en su bodega de Lapuebla de Labarca.

A veces coinciden, pero en ocasiones toman posiciones distintas. Goyo Garrido ha trazado a sus 72 años una trayectoria vital. Su hijo Álvaro Garrido Medrano ha serenado el ánimo a sus 45 años, sintiendo que el futuro está abierto.

Ninguno de los dos dice que sea fácil, y menos en este tiempo de pandemia. Pero ambos valoran el tesoro que tienen en sus manos.

Esa herencia milenaria de viñas rueda entre padres e hijos vitivinicultores en Rioja Alavesa. La permanencia del trabajo en el campo. La fortuna de ganarse la vida en medio de la adversidad. La magia de convertir las uvas en vino, confiando que la vida se llenará de nuevas oportunidades.

Abrazo-Dos-Si

PADRE e hijo contemplan el paisaje vitícola desde el alto de su viña Las Hoyas, en Lapuebla.

“Para los nuevos cambios que se avecinan están más preparados los jóvenes que lo que estuvimos nosotros. El mundo es suyo”, dice Goyo Garrido, de 72 años.

“Las viñas me han visto crecer año a año desde chavalito. A veces pienso que esas cepas me verán algún día morir casi”, apunta con emoción Álvaro Garrido, de 45 años.

Bodegas Garrido Medrano

LAS HOYAS, plantada por Goyo hace 50 años, cuando tenía 22…

El sueño de Álvaro

.- Vayamos a los orígenes…

Las viñas eran de mis padres y mis abuelos -apunta Goyo-. Y de los padres y los abuelos de Maite, mi mujer. Yo estudié en Laguardia, después en ‘Jesús Obrero’ en Gasteiz. Después volví a Lapuebla a atender viñas y bodega… Al poco empezamos a vender vino embotellado, que también vendíamos la uva, y tanto mi padre Gregorio como mi suegro Luis vendieron el vino a granel.

Yo empecé poco a poco a embotellar, tal es así que primero embotellábamos a mano, y cuando empezamos a vender más vino embotellado compramos una embotelladora.

.- Compartiendo, imagino, el trabajo en la viña con los trabajos en otras empresas.

Bodegas Garrido Medrano

GOYO a las puertas de la bodega, en esta conversación con dos generaciones.

La costumbre de antes en los pueblos, que ahora está cambiando, era trabajar en una empresa (yo he estado veinte años así) y de manera paralela ir haciendo las tareas del campo, en las viñas. O sea: rato que teníamos, fuera entre semana o el fin de semana, o en vacaciones, dedicarlo a la viña. En poda y espergura contratábamos gente. Así he estado yo desde los 17 años.

.- También te dedicaste a otras tareas…

Aquí nos entregamos a la creación de las ikastolas con Álvaro Medrano, que fue Alcalde, y Antonio Muro, que también murió, o con Ricardo de Elciego… hasta que montamos la red de ikastolas en Rioja Alavesa, en Laguardia, Oion, Villabuena, Labastida… siendo la nuestra de Lapuebla la principal, con 500 chavales.

Bodegas Garrido Medrano

DURANTE tres legislaturas fue Alcalde de Lapuebla de Labarca, por el EAJ-PNV.

.- Fuiste también Alcalde de Lapuebla.

En el año 83 entré de concejal en el Ayuntamiento con Álvaro Medrano de Alcalde. Después estuve yo tres legislaturas de Alcalde, siendo en la última legislatura Presidente de la Cuadrilla de Rioja Alavesa, llegando luego a ser en Diputación director general de Entidades Locales de Álava.

.- Viñas, Empresa, Política… ¿Tú qué te consideras a ti mismo?

A mi me tira el campo, la viticultura. Pero he tenido la alegría de mantener todo, ampliar los viñedos… que ahora suman 22 hectáreas, y pedir a mi hijo que siga con los viñedos y la bodega. Esta es mi vida, sabiendo que en el campo hay unos años buenos y otros malos.

Bodegas Garrido Medrano

CEPAS a lo suyo, mientras la Comarca se debate con sus incertidumbres.

.- ¿Este último año ha sido de los peores?

Así es. Estamos en un punto muerto preocupante. Las exportaciones han bajado. Tenemos un punto en México, que se ha paralizado con la pandemia. Estamos acostumbrados a la piedra, las heladas y las enfermedades en la viña, y la pandemia nos ha pillado de sorpresa…

“Pero hay que tirar para adelante, de todo se sale”, dice su hijo Álvaro.

Bodegas Garrido Medrano

ÁLVARO Garrido apoyado en una de las estacas de viña que sostiene su futuro.

.- ¿Cuáles son vuestros vinos, Álvaro?

El joven es el ‘Goyo Garrido’, luego hacemos el ‘Goyo Garrido’ crianza, hacemos también un vino de alta expresión: “El Sueño de Patricia”, de una viña nuestra de 50 años, de poca producción, 2.500 botellas, con unos amigos enólogos, en homenaje y recuerdo a Patricia, una amiga común que se mató en un accidente de moto.

Bodegas Garrido Medrano

EL VINO, tantas veces compañero de sentidos homenajes.

.- Bonito homenaje a Patricia… Y tú Álvaro, ¿cuándo empezaste a trabajar con el aita?

Llevo toda la vida con el aita. Estudié hasta los 19 años. Después me fui a la Mili, y al volver estuve cuatro años trabajando en una empresa que fabrica las cápsulas de las botellas de vino, alternando el trabajo en la empresa con las viñas y la bodega, hasta que compramos una viña importante en Oion. Ahí dejé la fábrica y me dediqué en exclusiva a todo esto, y así llevo 22 años.

.- ¿Qué cambios has introducido al pasarte tu padre las viñas y la bodega?

Mi pelea ha sido hacer año a año vinos de mayor calidad. Antes no tenía el conocimiento y las técnicas para ello. Ahora se hacen los vinos más limpios, más afrutados. Ahora se hace una selección de uva para los vinos, y hacemos crianza y vinos de autor.

Bodegas Garrido Medrano

Tenemos claro que el buen vino se hace en la viña. Hoy llevamos un seguimiento total en el campo, desde que se poda hasta que se vendimia. Cada paso que damos en la viña es primordial para tener la mejor materia prima, la uva, y elaborar luego vinos frescos de una sanidad extrema.

.- Tu generación, como las anteriores, Álvaro, os habéis criado entre cepas.

Siii, dice asintiendo la cabeza.

En mi caso -sigue Goyo- en muchas de ellas he arrancado las viejas cepas y las nuevas las he hincado yo, las he plantado yo. Me acuerdo perfectamente de cada viña, quién las desfondó, quiénes me acompañaron para replantarlas… Lo llevo todo en la memoria.

Bodegas Garrido Medrano

GOYO y ÁLVARO caminan por una de sus viñas más altas.

.- Tu primer maestro, Goyo, sería tu aita Gregorio.

Por supuesto. Él me cogió de la mano para meterme en este hermoso mundo del vino. Al principio, como estudiante que era, iba a ayudarle al campo testimonialmente. Mi padre fue creando poco a poco en mi el gusanillo de las viñas. “Ahora hay que hacer esto, hijo, ahora lo otro, oye, hay que tener cuidado porque igual mañana hiela”.

.- “Poco a poco”, dices.

Sí, te van metiendo la viña en el cuerpo, en la mente, y tú te vas aficionando, y sigues y sigues, con la novedad a cada paso. “Oye, estábamos haciendo esto así, pero ahora vamos a probar otro nuevo método, que parece da mejor resultado”. Siempre avanzando como dice Álvaro en calidad.

.- ¿Qué le pareció a tu padre tu decisión de embotellar el vino?

Bodegas Garrido Medrano

EL “Goyo Garrido” de Maceración Carbónica, con el nombre en pequeño de Rioja Alavesa.

Estuvo encantado. Loco de contento, se aficionó a embotellar vino. “¿Cuándo embotellamos?”, me preguntaba.

“La bodega en sí -toma Álvaro la palabra- es de la familia de mi ama. Aquí empezaron a embotellar. Mi abuelo por parte de madre, Luis Medrano, era el que vendía el vino a granel. Porque mi abuelo Gregorio ha sido toda la vida de campo, y tenía una pequeña bodega con un calado, pero sin lagar”.

“Pero con un tío mío -recuerda Goyo- teníamos otra bodega para elaborar, y luego trasladábamos el vino a su bodega en una cisterna.

.- ¿Cómo han sido estas últimas décadas?

En el tema del vino y la uva hay que hablar del Consejo Regulador, y de la pelea que mantenemos. Por un lado el Consejo Regulador funciona bien, el único problema es que ganan siempre las bodegas grandes. Digas lo que quieras, no tienes nada que hacer. Todo es según les convenga a ellos. Te pueden bajar la producción, o te la suben.

ESE-VINO

“¡ QUÉ gran cosecha tenemos del 2020!”.

.- ¿Qué podéis hacer las bodegas pequeñas y familiares?

Pues… lamentablemente nada.

.- ¿Puede ser la nueva DO ‘Viñedos de Álava’ una salida?

Para hacer las cosas te tienes que arriesgar, pero sí que hay que hacer algo. Algo que nos permita decidir por nosotros mismos qué es lo que queremos. Si queremos cantidad de vino o si queremos calidad.

Yo diría que el 80% de Rioja Alavesa se decanta por la calidad, mientras que Rioja Baja, Aldeanueva y todo eso, van a cantidad de vino. Ya hace años que la cántara de vino de Lapuebla se pagaba ciento y pico pesetas más cara que la de Fuenmayor. Por algo sería.

Bodegas Garrido Medrano

UNA familia de larga tradición vitivinícola, en una pequeña bodega… de momento.

.- ¿Qué te parece la propuesta del Diputado General de crear una DO Rioja Alavesa dentro de Rioja?

Esa es la buena propuesta, porque yo no quiero perder el nombre de Rioja Alavesa, un nombre que nos pertenece. Una DO Rioja Alavesa dentro del paraguas de Rioja. Que en la Casa del Vino de Laguardia podamos tener nuestro Consejo Regulador, donde podamos decidir las cosas, sin que nos indiquen qué tenemos que hacer desde el otro lado.

.- ¿A ti Álvaro te parecen fundamentales estos asuntos?

Bodegas Garrido Medrano

PINTURA de la bodega en homenaje al trabajo de las mujeres en Rioja Alavesa.

Estoy de acuerdo con mi aita que la política del Consejo Regulador va dirigida en exclusiva a las grandes bodegas, que nos dejan a un lado a lo que ha sido Rioja siempre, que era la bodega pequeña, la familiar, que así empieza a construirse Rioja. Hay que dar una vuelta a esta situación.

En estos momentos de pandemia cambiar de Rioja a ‘Viñedos de Álava’ no creo que sea bueno. Para dar ese paso habría que tener todo mucho más pensado y organizado al detalle. Si te vas de Rioja, dame una alternativa clara y concreta para Álava.

Bodegas Garrido Medrano

CRISTALERA de la sede del Consejo Regulador de Rioja en Logroño.

.- ¿Cuál dirías que es el principal ‘aval’ de Rioja Alavesa?

Que la calidad de la uva y del vino puede llegar a estar entre las mejores del mundo, lo triste es que en estos momentos aún no se valora como es debido. Ese es el problema. Lo que pido es que la alternativa a este Consejo Regulador se concrete más, mucho más.

.- ¿Qué fuerza tiene un alcalde, que tú lo fuiste durante 12 años, y qué fuerza posee un presidente de la Cuadrilla Laguardia-Rioja Alavesa, para apoyar la diferenciación de nuestros vinos?

Hemos tenido margen de maniobra para hacer cosas a favor de Rioja Alavesa.

.- ¿Dirías que los temas fundamentales que estaban sobre la Mesa entonces, siguen estando aún sobre la Mesa sin resolverse, o algunos se han solventado?

Bodegas Garrido Medrano

HABLAR del porvenir. Señalar las dificultades de navegación…

Algunos se han ido solventando, pero es verdad que el tema fundamental que tiene que ver con el poder de decisión sobre nuestros vinos y viñedos está en manos de la DO Rioja. Por lo que nuestro “poder democrático” se difumina entre las bodegas más grandes.

.- Por vuestra experiencia con China y México, ¿en el exterior saben de la calidad de los vinos de Rioja Alavesa, o esa calidad se “difumina” con la del resto de la DO?

Ellos saben cuál es un vino bueno. “Este me gusta más”, y se equivocan pocas veces. A los chinos les gusta -dice Álvaro- el vino joven, que yo soy un defensor de estos vinos de Maceración Carbónica. Vinos que no se hacen en sitio alguno como se hacen aquí. Para nosotros por ahí va nuestro futuro.

En China hacen concursos de vinos. De hecho nosotros ganamos con nuestro crianza en la Feria de Vinos de Chengdu, en la provincia de Sichuan.

PREMIO-CHINA

PREMIO que recibieron en la Feria de Chengdu, en China. 

.- ¿Lo tenéis los cosecheros más difícil que nunca para sobrevivir en 2021?

No lo dudes. Y el que estaba metido en una gran inversión, más. El precio de la uva ha bajado un montón. Y en la vendimia que viene, no sabemos qué va a pasar, si las bodegas grandes nos comprarán a las pequeñas. Estamos ya a la mitad de la cosecha del año que viene. Como las bodegas no empiecen a vender más vino en estos próximos seis meses…

.- En vuestro caso paralizasteis una inversión, porque estuvisteis a punto de construir una nueva bodega

Queríamos hacer una bodega nueva en Oyón junto a la viña que tenemos allí de 10 hectáreas. Lo teníamos todo planificado, pero nos echamos para atrás. Y menos mal.

.- ¿Qué pasó?

CONCURSO-VINOS

PREMIOS obtenidos, como este de 1995 en el II Concurso de Vinos de la Fiesta de la Vendimia.

Vimos que las ventas de vino no eran como antes, que la venta de uva estaba en declive, que la venta de vino a granel también. Vimos que había mucho vino que no sale de las bodegas. Con la pandemia de por medio, hoy nos preguntamos cuándo retornarán los buenos momentos.

.- ¿Qué habéis detectado?

Tengo amigos -cuenta Álvaro- que se plantean dejar de elaborar vino en su bodega nueva y ponerse a vender únicamente las uvas.

.- ¿Qué les dices a los jóvenes, Goyo?

Que al ratón que no tiene más que un agujero enseguida lo pillan. ¿Qué pasa? Si sólo vendes uvas, puede que no tengas escapatoria, que no te compren la uva o que te la paguen como quieran. Mejor tener tres posibilidades de negocio: vender la uva, vender el vino a granel, o vender tu vino embotellado.

.- ¿Cuál es vuestro ejemplo?

Nosotros obtendremos unos 140.000 kilos de uva. Y tenemos tres opciones: podemos vender una parte de esas uvas, digamos 50.000 kilos; luego podemos vender nuestro vino embotellado, y si no lo vendes todo, puedes venderlo a granel.

FORJA-UVAS

ÁLVARO tras la forja en hierro de las uvas y las hojas de la vid.

.- ¿Sigues el consejo de tu aita de contemplar las tres posibilidades?

Así lo veo, lo que me preocupa es la gran burocracia que padecemos, que nos vuelven locos, preparando tres declaraciones distintas, para el Consejo Regulador, la Diputación y para el Gobierno Vasco. Que todo lo hacemos nosotros: campo, elaboración, embotellado, venta, facturación… Todo.

.- Están vuestros lamentos y reivindicaciones… Pero ¿cuál es la hermosura, la belleza de vuestro trabajo?

Es bonito acudir diariamente al campo e ir viendo el fruto que nace y va saliendo adelante. Y si eso le añades que lo embotellas después, imagínate. Es una satisfacción y un orgullo. Es como hacer año a año un producto nuevo, mejorándolo año a año si se puede. Lo veo como una manera de llenarte la vida.

PADRE-E-HIJO

.- Hermosa manera de verlo, Álvaro.

Es una emoción, ¿sabes?, porque cuando voy labrando la viña me digo, “mira, aquí estuve con mi abuelo cavando en la viña”. Te vienen recuerdos, porque en la viña tienes muchas horas para pensar.

Esas viñas me han visto a mí crecer año a año, toda la vida, de chavalillo y ahora de mayor. Esas cepas, sí, a veces pienso que ellas me verán algún día morir casi.

.- ¿Qué tiene de bueno el campo para ti, Goyo?

Que aunque tengas ochenta años y lleves en él toda la vida, desde los 14 añitos, lo bueno que tiene es que todos los años es diferente. A la hora de labrar, a la hora de podar, de echar los productos, de vendimiar… todos los años aprendes una cosa nueva.

Yo le llamo “la carrera de la viña” -apunta Álvaro- porque hay que hacer las labores a tiempo y sin dormirte. Atento a si va a llover o no, helar o no,… todo concentrado. En invierno se vive tranquilo. Pero en cuanto empieza a brotar, todo es una carrera.

SENTAD-II

“AQUÍ estuve con mi abuelo cavando en la viña”…

.- Tienes Álvaro un hijo de cinco años. ¿Qué me dices de este paso del testigo generacional ente Gregorio, Luis, Goyo, tú mismo y tu pequeño hijo?

Ya veremos si Aimar continua con ello. Yo quiero que estudie, porque las viñas las va a tener ahí.

.- Tú te quedaste en Lapuebla de Labarca

Estoy encantado, pero tenía que haber estudiado más… Mira que me lo decían mi aita y mi ama: “Hijo, que pesa menos un bolígrafo que un zadón”, jajaja. Esta es una vida dura, y a medida que pasa el tiempo hay menos margen de ganancia. Y cada vez hay que tener más hectáreas para poder subsistir. El sector Primario y la ganadería cada vez lo tienen más difícil y está más castigado.

VINO-JAMON

VINO de Lapuebla de Labarca para un brindis con tres copas.

.- ¿Qué tiene que pasar, Álvaro?

Han de cambiar las políticas. Que den oportunidades a los pequeños agricultores y ganaderos. Los que optan a las subvenciones siempre son los grandes. Al ser menos rentables, como en Navaridas por ejemplo, el pueblo se está despoblando. Los jóvenes se van a Logroño a trabajar. Y quien tiene pocas viñas las va a vender a este paso. ¿A quién? A los que tienen más.

.- ¿Tu bodega, Álvaro, está en peligro de extinción?

Hay bodegas que se están yendo al garete.

Diputación y Gobierno Vasco, sobre todo -toma la palabra Goyo Garrido- han de entregarse a la tarea erre que erre, para que se conozcan nuestros vinos en Euskadi.

Hay mucha gente que no sabe en Bizkaia y Gipuzkoa a ciencia cierta cuándo es un vino Rioja Alavesa, o cuándo es de Haro, o de La Rioja. Esto debe quedar muy claro, que está el Ebro de por medio.

LAMPARA-UVAS

LÁMPARA de luz, forjada en hierro… quizá como el sueño de Álvaro. 

.- Es una tarea a la que viene dedicándose el Gobierno Vasco.

Sí, pero hemos de seguir insistiendo. Una cosa es Álava y otra Logroño. Nuestro Gobierno ha de hacer publicidad clara de cuáles son los vinos vascos, los grandes y los pequeños. Esto pasa incluso en los batzokis: por cada uno que tiene vinos de Rioja Alavesa, hay veinte batzokis que tienen los vinos de La Rioja.

No se da a conocer como es debido el producto que tenemos. Que luego cada cual elija lo que quiera, pero que por lo menos sepan de donde es cada vino. Eso es fundamental.

.- Cuántas retos, tan hermosos como difíciles, ¿eh Álvaro?

COPAS-VINO

MANTENER la confianza, y seguir luchando ante todo.

Exacto, pero de todo se sale, ¡eh! Oye, lo importante es que en nuestra familia se está pagando todo. No me persiguen los Bancos, jaja. Y ojo, no he descartado construir algún día esa nueva bodega. Todo está abierto. Confío que la vida nos traerá oportunidades. Estaré atento para coger los trenes que pasen. El futuro se andará.

“Venga -dice Goyo-, vamos a echar unos tragos y a picar algo”.

10 Comentarios

  1. Arene Amezaga

    De “capitanes de viña” como Goyo y Álvaro solo pueden llegar a puerto grandes vinos alaveses!

    27-Abr-21 · 7:41 pm | Permalink
  2. Blog Rioja Alavesa

    No lo dudes, Arene

    27-Abr-21 · 7:47 pm | Permalink
  3. Txaro Eizagirre

    El pasaje en el que habla de las cepas que le han visto “crecer año a año, toda la vida, de chavalillo y ahora de mayor. Esas cepas, sí, a veces pienso que ellas me verán algún día morir”, me ha emocionado. Ese pase generacional es muy guapo, muy bien contado.

    27-Abr-21 · 7:42 pm | Permalink
  4. Blog Rioja Alavesa

    Qué bien, Txaro!

    27-Abr-21 · 7:47 pm | Permalink
  5. Pascual Agirre

    Que ganan siempre los “grandes” (lo pongo entre comillas porque para mí los grandes son las bodegas familiares de Rioja Alavesa, la sidra y el Txakoli), y que en algunos batzokis no hay vino de Rioja Alavesa… eso es verdad. Ya lo siento. A ver si nos ponemos las pilas de una vez!!

    27-Abr-21 · 7:50 pm | Permalink
  6. Blog Rioja Alavesa

    Gracias, Pascual

    27-Abr-21 · 7:52 pm | Permalink
  7. Jesús Mari Eizmendi

    Bonita entrevista, Julio. Has puesto al descubierto la superación de vilticultores de varias generaciones de Rioja Alavesa por prestigiar su producto y continuar enraizados en su pueblo. Nos muestras que hay varios modelos de afrontar cada situación.

    27-Abr-21 · 10:13 pm | Permalink
  8. Blog Rioja Alavesa

    Gracias, Jesús Mari

    27-Abr-21 · 10:56 pm | Permalink
  9. Alejandro

    Esperemos que haya más capitanes de viña como éstos. Asi nos aseguraremos los buenos caldos de Rioja Alavesa

    28-Abr-21 · 11:48 am | Permalink
  10. Blog Rioja Alavesa

    Los hay, Alejandro, bien lo sabes!

    28-Abr-21 · 12:10 pm | Permalink

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos marcados son obligatorios *
*
*

Suscríbete a nuestra newsletter