Tentenublo Wines es hija de la Crisis

Si un chispazo puso en marcha su bodega, bastará un chispazo de tres folios para abrir boca. Este será el prólogo de una larga entrevista con Roberto Oliván, que con la osadía de su juventud trabaja al dictado de sus antepasados de Viñaspre.

Bodega Tentenublo

ROBERTO OLIVÁN en su bodega Tentenublo Wines abriendo una de sus botellas.

Abriremos la botella de la conversación y apenas beberemos un pequeño sorbo de vino. Copa a copa, iremos conversando en tres entregas con el único bodeguero de Viñaspre que embotella y vende su vino a catorce países del mundo.

Serán tres entregas con el artífice de la bodega que Tim Atkin calificó de “bodega revelación” en 2015. Tres chispazos con el bodeguero que no quiere parecerse a nadie.

Bodega Tentenublo

EN LA conversación de hoy oleremos el aroma de la idea que impulsa su bodega familiar.

El reino del minifundio (I PARTE)

Su bodega se llama Tentenublo Wines. Cuando abren sus botellas en Tokio o en Nueva York cuentan que el nombre hace referencia al repique de campanas que se utilizaba en Rioja Alavesa para alejar las nubes de granizo durante la maduración de la uva.

“Tente” vendría a significar DETENTE. Y “nublo”, nubarrón amenazante. La gente le puso palabras al repique de campanas: “Tente Nublo”. Detente nubarrón de granizo. Detente piedra de los cielos.

.- ¿Qué chispazo puso en marcha tu vida bodeguera?

El chispazo fue la crisis económica.

Bodega Tentenublo

A LAS PUERTAS de su bodega, situada en Lanciego.

.- Tú habías empezado antes, llevando cinco hectáreas de viñedo.

Antes de hacerme con la bodega, empecé con 18 años a llevar las cinco hectáreas de viñedos que eran de mi madre y de mi tío… Ellos marcharon a trabajar a distintas fábricas, mi tío en Vitoria, mi madre en Logroño. Y yo cultivaba las viñas los fines de semana.

.- Te formaste en la universidad como ingeniero agrónomo.

Eso es.

Bodega Tentenublo

EL CHISPAZO de la crisis llevó a Oliván a elaborar y embotellar su vino… Y a mucho más. 

.- Pero la crisis te doctoró en otra ‘asignatura’.

El caso es que en 2010 nos dijeron que las uvas se pagarían ese año a 50 céntimos. ¡Imagínate, la mitad de lo que veníamos cobrando!

.- Tú llevabas vendiendo las uvas de las cinco hectáreas de viñas desde los 18 años.

Vendía las uvas a distintas bodegas de alrededor. En 2009 me habían pagado las uvas a 1 euro, pero en 2010 me anunciaron que me las pagarían a 50 céntimos, cuando a mí me costaba producirlas 60 ó 70 céntimos.

.- ¡Esa es la crisis que te despierta!

Una crisis que se va a repetir de nuevo en 2020.

Bodega Tentenublo

.- Tú ya la ves venir.

Las crisis ocurren cada diez años. En 2010 llevaba el viñedo, asesoraba a alguna bodega como freelance en Somontano, y en Txakoli… Total, que ante aquel panorama me dije que no podía seguir con todo esto. Así fue como me lancé a elaborar mis primeras 3.500 botellas. “Vamos a probar a ver qué pasa”, me dije y les dije a mi madre y a mi tío.

.- En 2011 sacaste al mercado tus primeras 3.500 botellas.

Alquilé un espacio en la antigua cooperativa El Collado de Laguardia y nos lanzamos… Ahora hacemos toda nuestra producción embotellada en Lanciego. Así que el chispazo fue una crisis.

.- Bendita Crisis, ¿no?

Bodega Tentenublo

ROBERTO sobre uno de los depósitos de su bodega de Lanciego (FOTO Justo Rodriguez)

Las crisis son momentos de inflexión. Agudizan el ingenio y la creatividad. Todo es cíclico y cada diez años nos va a venir la crisis, porque el negocio lo manejan grandes lobbys del vino.

El consejo de Abel Mendoza

.- ¿Cómo y cuándo decidiste ponerte a estudiar?

Estaba un día en el bar de Viñaspre pensando que me iba a quedar en el campo con las cinco hectáreas de mi madre y mi tío, y pensé en hacer algo más. Así que me fui a la ingeniería técnica agrícola. Y ya que estamos, después hice la licenciatura de Enología.

.- Coincidirías con gente de Rioja Alavesa

Yo tengo 36 años, y coincidí con Arturo, de Artuke, que nos llevamos muy bien. De nuestra generación, la verdad, en Rioja Alavesa hay muy poca gente formada.

Bodega Tentenublo

HABLA el vitivinicultor de su casa, de su querido pueblo Viñaspre (en la foto), y de Lanciego.

.- La formación académica te ha venido bien.

Sí, aunque nosotros aprendíamos en las viñas. Luego, tras la universidad, tuvimos que desaprender ciertas cosas, gracias a Dios. Pero claro, en la universidad te dan las herramientas para que tú tengas la capacidad de aprender después por tu cuenta.

.- ¿Cuál sería la crónica de estos casi diez años, del 2010 al 2019?

Ha pasado de todo: cosas muy bonitas, muy impresionantes, porque nosotros decidimos cuáles eran nuestros precios. Y la gente que ha trabajado con nosotros ha entendido nuestros vinos, creando una red comercial relativamente estable… que en eso hay que seguir día a día.

Pero claro, también ha habido momentos perros. Pero en definitiva son 9 años de mucho trabajo. Y lo notas, porque tengo 35 años y uno se va cansando.

Bodega Tentenublo

EL TRABAJO y la pasión es una divisa en la Comarca, aunque luego cada cual es un mundo.

.- Te acabas de quitar un año, ya que hace un instante tenías 36, jajaja.

Es verdad. Soy de 1982, así que este año haré 37 tacos. Pero sí, he pasado de 3.500 botellas a 55.000 botellas, quizá 60.000, que es el tope, y no va a haber más.

.- Hablemos primero de lo “bonito e impresionante”, quizá hablemos después de los momentos “perros”.

Lo bonito es cuando ves que te puedes ganar la vida con esto. Cuando te dices a ti mismo “ya lo he conseguido, ya me gano la vida con las viñas y el vino”.

.- ¿Cuándo dijiste eso mismo?

Hace dos años, cuando estabilizamos todo y empezó mi mujer a trabajar conmigo.

Bodega Tentenublo

EL DE VIÑASPRE dirigiendo una Cata de sus Vinos en “Sybaris 2.0”.

.- ¿De dónde es ella?

Leyre también es de Viñaspre, pero hasta entonces trabajaba en una tienda de Logroño. Los padres de mi mujer son también viticultores… Llevamos saliendo desde los 18 años.

.- Justo cuando empezaste a trabajar con las viñas, con 18 años, te enamoraste de Leyre.

Sí, pero antes de empezar mi mujer a trabajar conmigo me dieron un gran consejo, uno de los mejores consejos que me han dado en la vida…

.- ¿Quién te dio ese gran consejo?

El vitivinicultor Abel Mendoza, de San Vicente de la Sonsierra, que me dijo un día: “hasta que no entre tu mujer a trabajar contigo, tú no vas a hacer buenos vinos”. Y es verdad. Ahora estamos más estables que nunca.

Bodega Tentenublo

FUE ABEL Mendoza quien le dio a Roberto Oliván uno de los mejores consejos de su vida.

.- Abel Mendoza y su mujer Maite -a quienes entrevisté en 2014- forman ese formidable tándem.

En esta bodega mi mujer se encarga de todo el papeleo, de los pedidos, nos echa una mano cuando hace falta… Y el otro chico y yo nos encargamos de lo demás. Con ella hemos empezado a hacer buenos vinos.

.- He conocido a otros como tú que habéis empezado, por decirlo así, casi de cero, con la ilusión y el impulso genético de vuestros antepasados. Vuestra energía es desbordante.

Bodega Tentenublo

EL ABUELO FÉLIX en la etiqueta del Xérico de 2014, un sentido homenaje a todos los suyos. 

Coño, nosotros hemos montado todo esto de la nada, porque no teníamos nada. Había una bodega vieja en Viñaspre que le tocó a otro tío mío… Empecé con 12.000 euros. Hemos ido comprando todo poco a poco. Ahora tengo lo suficiente para poder elaborar el tope de mi producción, lo que puedo manejar con las manos, de 50.000 a 60.000 botellas. Ni una más.

 

CONTINUARÁ…

14 Comentarios

  1. Begoña Tudela

    Esa fórmula del “hasta que no entre tu mujer a trabajar contigo, tú no vas a hacer buenos vinos” ha funcionado en el caso de Roberto y Abel Mendoza, y sus respectivas esposas. Pero bien pudiera no funcionar. Pero sí, es un buen consejo cuando existe la comunión del amor en un negocio familiar.

    11-Jun-19 · 7:20 am | Permalink
  2. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Begoña Tudela. Saludos!

    11-Jun-19 · 7:26 am | Permalink
  3. Santi Argote

    La crisis que a tantos arrastra, es verdad que puede funcionar como acicate. Nuestros aitas decían “es más listo que el hambre”. El hambre de salir para delante. Una lección de vida la de este joven bodeguero, Roberto Oliván

    11-Jun-19 · 7:23 am | Permalink
  4. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Santi Argote. Saludos cordiales.

    11-Jun-19 · 7:27 am | Permalink
  5. Txiki

    Ya tengo ganas de leer la segunda parte!

    11-Jun-19 · 7:23 am | Permalink
  6. Blog Rioja Alavesa

    Qué bien, Txiki. Muchas gracias. Saludos!

    11-Jun-19 · 7:28 am | Permalink
  7. Miguel Larreina

    Las crisis que cíclicamente afectan al vino Rioja, como a tantos productos, sacan del sector a los más débiles y hieren gravemente a una mayoría, a la par que favorece a ese 10-20% de osados y decididos, como es el caso de Roberto, quien nos pronostica otra crisis de manera inminente. Espero que esta vez no acierte como acertó en 2010 y que la crisis próxima se demore un poco más, aunque en todo caso hay que estar preparados para ella, y hay que tener planes para adelantarse a esa contingencia,…

    11-Jun-19 · 8:02 am | Permalink
  8. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Miguel Larreina. Saludos cordiales.

    11-Jun-19 · 9:16 am | Permalink
  9. Alberto

    A la espera de las siguientes vicisitudes de Roberto.

    Me recuerda a alguna novela (no se cual) con personajes parecidos, empezando de la nada.
    Y me gusta mucho su contención en el máximo que quiere “manejar”… Tiene muy claro que no se va a desbordar.

    11-Jun-19 · 12:30 pm | Permalink
  10. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Alberto. Es un vitivinicultor con las ideas muy claras, eso es verdad. Ya nos dirás a personaje de novela te recuerda… Saludos cordiales.

    11-Jun-19 · 1:53 pm | Permalink
  11. Justo Sádaba Orruño

    Con gran satisfacción he comprobado que ambos compartimos el regalo del espíritu de la Sonsierra.

    Regalo ha sido, para ti, el consejo de Abel Mendoza y para mí el haber disfrutado de la amistad de Abel y Maite.

    14-Jun-19 · 8:58 am | Permalink
  12. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracia, Justo Sádaba Ortuño. Un cordial abrazo.

    14-Jun-19 · 9:12 am | Permalink
  13. Justo Sádaba Orruño

    También disfruté de la amistad del abuelo Gerardo, de Arturo y Kike, ARTUKE, que cincuenta años después se actualiza como tinto joven o como Pies Negros y Finca de Los Locos, representantes de crianza de bandera. Proteger la empresa familiar es proteger la tierra. Al cabo de los años he detectado que el Espíritu de la Sonsierra cuida la viña con amor desde Labastida hasta más allá de Oyón. Me acercaré a Lanciego para conocerte en Tentenublo.
    Un abrazo.
    Justo

    14-Jun-19 · 9:49 am | Permalink
  14. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Justo Sádaba Orruño. Saludos!

    14-Jun-19 · 1:17 pm | Permalink

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos marcados son obligatorios *
*
*

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL