También sobre el alma nieva

Rioja Alavesa acariciada por el frío en un silencio blanco. Congelada. Tierra dormida, palpitante. Blanca canción de invierno.

Hielo-en-Zieko

HIELO en San Roque de Zieko (Fotografía José Ramón Elorriaga Zubiagirre).

Si la observas detenidamente, hay un vaho invisible, diminuto incendio al calor tenue de un rayo de sol. Gotea la escarcha entre ramas desnudas de cepas. Sobre tus manos se derrama una gota de vino dulce con niebla que lleva camino de primavera.

García Lorca sintió en sus adentros la nieve en uno de sus poemas, donde suspiró “También sobre el alma nieva”, en esos versos asegura que “La nieve del alma tiene / copos de besos…”.

Nieve-Bi-Laguardia

NIEVE de estos días en la viña de La Cruceta, en Laguardia (Fotografía Saúl Gil Berzal).

Francisco de Quevedo, en un soneto, creó el “hielo abrasador”, el “fuego helado”. Cantaba el escritor del Siglo de Oro al amor. No se refería a la fría capitana invernal, ni al dormitar callado de viñas hibernando a punto de nieve.

Hielo-Navaridas

ARQUITECTURA DE HIELO en el aire, bajo el azul de Navaridas (Foto Joserra Elorriaga).

Al ver ese hielo que escribe en el aire con ramas heladas de los árboles, he pensado en aquellos que vivieron en el Neolítico, hace 5000 años, entre la Sierra y el Río, los que ya se daban calor en poblados al aire libre, en cabañas con un basamento de piedra y una estructura de ramas. Menos mal que dominaban el fuego, que sus chozas eran hogar fraterno. Y aún así, aún así, ¡el frío que aquellos pasaron!

Nieve-Laguardia

CUANDO hasta el cielo es nieve en Valcavada, Laguardia (Foto Saúl Gil Berzal).

En el lienzo invernal de estos días no hace tanto frío como para que el Ebro, camino del Mediterráneo, se convierta en cristal helado. En sus aguas frías podría escribir versos esperanzadores. Acoger el vuelo de todos los pájaros, una canción de cuna de aquellos primeros pobladores de la Comarca, los copos de besos de Federico, el fuego helado de Quevedo, el fulgor que anuncia una cosecha, la vida derramada que ya está aquí y ahora. En esas fotos. En el aire que ahora llena tus pulmones.

10 Comentarios

  1. karmele

    Qué bonitos rincones. La nieve les da un encanto especial. Que no sea demasiada, no vaya a estropear las vides. Bueno, esas postales -preciosas fotos- no son de Siberia, no. Aún así, qué frío da pensar en los antiguos pobladores…madre mía. Qué fuertes debieron ser, y qué inconscientes y quejicas somos nosotros, es verdad, cuando tendríamos que estar locos de contentos por seguir llenando de aire los pulmones. Aspirar el aire frío tiene también mucho encanto. Y es vida, que es lo principal.

    10-Ene-18 · 7:53 pm | Permalink
  2. Blog Rioja Alavesa

    Esto es casi respirar al unísono. Muchas gracias, Karmele. Mucha vida. Bien respirada.

    11-Ene-18 · 1:15 am | Permalink
  3. Lola Fernández

    Leída así, hasta la nieve abriga.

    10-Ene-18 · 8:43 pm | Permalink
  4. Blog Rioja Alavesa

    Tú abrigas, Lola. Gracias

    11-Ene-18 · 1:12 am | Permalink
  5. Begoña Exposito

    Es tan hermoso… tanto como una obra de arte. Lo son los paisajes de viñas. Lo es la fotografía. Lo es el texto poético. Lo he leído varias veces y sí, es tan hermoso. Os felicito.

    11-Ene-18 · 12:43 pm | Permalink
  6. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Begoña. Saludos cordiales.

    11-Ene-18 · 12:46 pm | Permalink
  7. San Roque bendito, colina sobre Lleco.

    Gracias por estas fotos preciosas Joserra

    11-Ene-18 · 11:59 pm | Permalink
  8. Blog Rioja Alavesa

    Gracias, Victoria.

    12-Ene-18 · 12:17 am | Permalink
  9. Javier Goldaracena

    No creo que ni Antonio Machado ni Francisco Quevedo conociesen la Rioja.
    No entiendo porqué hay que mezclarlos en esto.

    14-Ene-18 · 10:44 am | Permalink
  10. Blog Rioja Alavesa

    Quizá porque son Patrimonio de la Humanidad. Quizá porque su literatura llega a todos los mares y todas las tierras. Quizá porque ensanchan la sensibilidad. Quizá porque inspiran a campesinos y viajeras. Seguramente porque se hace camino al andar (y estamos en ello). Quizá por la libertad y la altura de miras de sus textos poéticos. Quizá porque en ese paisaje de Rioja Alavesa he paseado sus libros y leído algunos de sus adjetivos y metáforas que susurran mil emociones. Quizá por la libre expresión. Quizá porque hablaron de la niñez, del olmo viejo, de los olivos, y nos ha hecho viajar por paisajes y ciudades a través de su palabra poética.

    Quizá (no te lo tomes de manera irrespetuosa) porque nos apetece y nos da la real gana.

    Por cierto: no hablamos en ese texto en concreto de “la Rioja”, sino de Rioja Alavesa. Y más, en ese post del Blog precisamente no se le cita a don Antonio Machado, sí a Francisco de Quevedo y a Federico García Lorca… No sé si has leído a García Lorca, Antonio Machado o Francisco de Quevedo, pero lo que es el artículo no lo has leído bien, o no lo has entendido, porque en el fondo se habla de estar vivos, de sentir el aire que llena nuestros pulmones y la propia poesía; también de poesía habla.

    Gracias, Javier Goldaracena. Saludos.

    14-Ene-18 · 11:08 am | Permalink

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos marcados son obligatorios *
*
*

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL