“Vengo de Japón, abuelo; he defendido tu apellido y a Rioja Alavesa”

Conversación con las hermanas Ruiz de Viñaspre Alegre, Jaione y Ainhoa (y II).

Cuando dos hermanas, una ingeniera y la otra experta en finanzas, se ponen con 30 y 27 años a dirigir una bodega familiar en Rioja Alavesa y aprenden a escuchar el latido del vino.

Ruiz de Viñaspre

JAIONE Y AINHOA, las hermanas Ruiz de Viñaspre Alegre en una viña de la familia.

Hemos situado un primer titular en cabecera, y ahora bien pudiéramos hacer lo propio con otros tres contenidos de la entrevista que viene a continuación.

“Estamos vendiendo los vinos de Rioja Alavesa en el mercado internacional por debajo de su auténtico valor”

“Lo importante es la calidad y mantener la identidad”

“Haya nueva DO o no, Rioja Alavesa necesita una diferenciación”

Esta conversación muestra una familia de Rioja Alavesa, vinculada a la tierra, conectada a través de su bodega con el mundo, desde los mayores a las dos jóvenes, Jaione y Ainhoa Ruiz de Viñaspre Alegre, que aún tienen una vida entera para explicar la Historia que portan en su ADN.

Ruiz de Viñaspre

UN TRACTOR pasa junto a la viña “del tío Gregorio”, donde las cepas tienen ochenta años.

Con ellas se explica una manera de ser. Una pasión. Un delirio por el vino. Depende de hasta dónde se implique el lector o la lectora para que se le ponga la piel de gallina al escucharlas, al leerlas. Lo cuentan sin tabúes, libres y abiertas. A través de sus palabras se ven sus vidas y las vidas de los que las precedieron. Y se aprende…

Estas dos jóvenes de 30 y 27 años realizaron en su día un singular viaje comercial. Hicieron maletas, llenaron el coche con cajas de sus vinos y juntas, las dos hermanas, recorrieron parte de Extremadura y Andalucía. Bien pudieran haber escrito un diario de aquel viaje. Una Ingeniera Industrial, la otra formada en Administración y Finanzas, contando de viva voz, con pasión y cercanía, viajando en un coche cargadito de vino, la historia de una familia de agricultores y bodegueros.

El Blog lleva ya dos años intensos en esta Comarca. Alguien dirá que somos unos recién llegados, pero a medida que uno se adentra en las casas, las viñas, las bodegas, en los pueblos, en las cuevas, a medida que subo a la Sierra y me siento en barrancos y a orillas del Ebro, a medida que pregunto sobre el negocio del vino y el viñedo, Rioja Alavesa enamora y se adentra hasta tocarte el alma.

Es mucha la gente que me ha llevado a la admiración por este modo de vida, como ahora Jaione y Ainhoa, que ya han aprendido a “escuchar” el latido del vino. 

Ruiz de Viñaspre

BODEGUERAS de 30 y 27 años, la última generación que ya toma el testigo en Rioja Alavesa.

.- ¿Desde cuándo están el Aita y la Ama en la Asociación de Bodegas de Rioja Alavesa (ABRA)?

Están desde el principio. Ellos siempre han apostado por la unión de agricultores y bodegueros, sea en UAGA o en la Asociación de Bodegas ABRA de Rioja Alavesa. En eso han sido pioneros. Mi madre ha estado formando parte de la junta de ABRA.

.- Hay un sector de ABRA que ha venido apostado por una nueva DO. ¿Cuál es vuestro análisis?

Jaione.- Cualquier diferenciación la vemos positiva. No cabe en ninguna cabeza cómo un vino que viene de una viña que tiene cien años lleve la misma contraetiqueta que un vino de año, que no ha pasado por barrica, de un viñedo de 20 años. Eso no es diferenciar. Hay que llamar a las cosas por su nombre. Estamos en un mundo con el móvil todo el día encima, con información. Eso es lo que hay que darle a la gente, información de la buena.

Ruiz de Viñaspre

CORCHO que ha dormido con el vino hasta que el “genio” ha salido de la botella.

Ainhoa.- Sales al mundo y todos los mercados quieren saber más. Quieren saberlo todo.

Jaione.- No sirve de nada que venga la localidad en la etiqueta de la embotelladora, si la viña puede venir de la otra parte de la DO. Hay que dar el origen de esa uva, no dónde está situada la bodega. Es como la categorización de crianzas, reservas y grandes reservas. Eso ya no vende. La gente quiere otras cosas.

Ainhoa.- Con el tema del enoturismo de ahora, sobre todo en Rioja Alavesa, aprovechando que Laguardia está en pleno auge, la gente viene aquí y lo nota. Nuestros importadores pueden vender vino de Rioja Alavesa, o de otras subdenominaciones de Rioja, pero ellos mismos dicen “cómo os llamáis así, si no es lo mismo”. Hay que hacer diferenciaciones por el tipo de tierra.

Además, somos negocios pequeños, somos familias, vendemos la tradición frente a las grandes y cada día más grandes fábricas, que en el mundo se traduce en una bestial guerra de precios que nos hacen mucho daño.

Ruiz de Viñaspre

AINHOA Ruiz de Viñaspre contempla una cepa con 80 años de historia.

.- Tú misma, Ainhoa, trabajaste en Inglaterra en uno de los grandes restaurantes, en James Street, uno de los clubs más antiguos y selectos de Inglaterra

Allí tienen unas bodegas de vinos formidables y, adivina: ¡ni un solo vino español! Vinos franceses estupendos, italianos, vinazos que pueden costarte en el mercado a 1.000 euros la botella, y lo valen, pero como deberían valerlo aquí en Rioja Alavesa. En su día tuvieron un vino de Rioja, pero les defraudó. Y eso ha hecho mucho daño.

.- ¿Crees que vinos de Rioja Alavesa debieran venderse a 1000 euros la botella en el mercado internacional?

Depende. Pero lo importante es que estamos vendiendo los vinos de Rioja Alavesa en el mercado internacional por debajo de su auténtico valor. Y vamos todos con la contraetiqueta que pone Rioja. “¿Por qué me quieres vender un crianza a 5,50 euros, si otros Rioja me lo están vendiendo a 2 euros?” Porque no es lo mismo. Nosotros lo hacemos todo manual en la viña, hacemos podas muy cortas, las producciones son distintas, que luego las rebajamos además en la mesa de selección.

Ese esfuerzo y esa rentabilidad de esa uva, más el trabajo en bodega y un sinfín de detalles de barrica, corcho, botella, el cuidado, la limpieza, etc., absolutamente todo tiene que verse reflejado en el precio. Y con 5,50 euros aún no se ve reflejado.

.- Hay gente que piensa que por decir en el mundo que “vamos con Rioja” ya tenemos las puertas abiertas. ¿Es o no es así?

Ainhoa.- Lo que nosotras pensamos es que necesitamos una diferenciación, más allá de que haya una nueva DO o no. Lo mismo que cuando estás en una cata diferencias entre un fermentado en barrica en maceración carbónica, o entre un despalillado, etc., y luego hay que explicar de dónde vienen esa uvas. Todo eso hay que explicarlo. Hay que tomarse ese esfuerzo porque es primordial.

Ruiz de Viñaspre

JAIONE Ruiz de Viñaspre en la viña “del tío Gregorio” posando para el Blog de Rioja Alavesa.

Jaione.- Hay que pensar que en otras zonas vitivinícolas importantes, como es Burdeos, sí se ha logrado. ¿Por qué ellos tienen sesenta apelaciones distintas y nosotros no? Y todo dentro de la misma DO Burdeos. Pongo un ejemplo más: dentro de nuestra explotación no son iguales todas las viñas. Hay unas viñas para el vino joven, tu vino de año; y otras viñas para tus reservas o grandes reservas. O un viñedo muy particular que haces un único vino de esa viña… Si eso ocurre en poco más de 30 hectáreas, cómo no va a ocurrir en 60.000 hectáreas de viñedo que ocupa toda la DO Rioja.

.- Si os dejaran poner lo que vosotras queréis, dentro de la DO Rioja, tanto en etiqueta como en contraetiqueta, ¿qué pondríais?

Ainhoa.- Para empezar quisiéramos poner Rioja Alavesa al mismo tamaño que Rioja. Porque nuestro vino es un Rioja Alavesa. Que sea igual de visible. También es importante que pongamos el origen de esa uva. En un caso Elvillar, en el otro Laguardia.

Jaione.- Hay mapas de suelo maravillosamente trabajados. Con esos mapas podríamos subdenominar dentro de esas subzonas de Rioja. Por el terroir, por la orientación de las laderas, todo, que ahora hay medios. Edad de los viñedos. Eso tendría que verse reflejado.

Pero es muy gracioso eso de que “con Rioja lo tenemos todo vendido”.  Claro, si yo pongo todas mis botellas a 2 euros, lo tengo todo vendido. Y puedo estar haciendo un mal vino, y no es el caso. Somos viticultores y elaboramos buenos y excelentes vinos. Nosotros tenemos rangos de precios desde 3 euros hasta 40 euros la botella.

Ruiz de Viñaspre

LAS HERMANAS en el interior de la nueva bodega de la familia, situada en Laguardia.

.- ¿Cuántos vinos vuestros van para los consumidores de Euskadi?

En Euskadi no me es posible encontrar un distribuidor para vendérselo a sociedades. Es la misma guerra que sufrimos a nivel nacional: ¿para qué van a vender mi vino, si no es tan reconocido a nivel nacional? Sin embargo voy a Rusia y nos conocen. De hecho, allí hemos compartido mesa con bodegas importantes, quedándose con nuestro vino por calidad.

De las 200.000 botellas que sacamos, la inmensa mayoría se bebe hoy en el resto del mundo, en el mercado internacional. Un 70% va fuera. Un 30% se queda a nivel nacional. Un 15% en Euskadi… que es muy poco.

Vas a Bilbao y están las bodegas de Haro. Allí no saben que Laguardia es Rioja Alavesa. Somos Euskadi y es nuestra historia. Si yo me sé la historia de Bilbao, ¿por qué Bizkaia y Gipuzkoa saben tan poco sobre Rioja Alavesa?

.- ¿Qué me decís del Consejo Regulador “Rioja”?

Ainhoa.- El Consejo Regulador no sale del “No” a Rioja Alavesa. ABRA tomó la decisión de la nueva DO porque permanecer en Rioja, a veces, es darnos de cabezazos contra la pared. Estamos en el siglo XXI, y es muy difícil entender que no haya diálogo, ni negociación… Lo suyo no debiera ser una negativa constante.

.- ¿Sentís el apoyo de las instituciones vascas?

Jaione.- Lo sentimos. Conocemos al Viceconsejero de Agricultura, y por lo menos se sientan a escucharnos, que ya es un paso. Nosotros somos pequeños, pero nos sentimos escuchados. Algo de lo que decimos repercutirá en las mesas de negociación. Ellos son nuestra voz.

Ruiz de Viñaspre

HERMANA MAYOR, Jaione Ruiz de Viñaspre, una ingeniera metida a bodeguera.

.- Vosotras lleváis viviendo una gran parte de vuestra vida en Logroño. ¿Cómo sentís Euskadi?

Nosotras somos vascas. Es mi batalla diaria -dice Ainhoa-. Explicar a la gente que lo nuestro, en Rioja Alavesa, no es política. Que lo nuestro es una forma de negocio, de economía, con una historia detrás.

.- Por vecindad, hay muchos matrimonios entre uno y otro lado del Ebro, y muchos noviazgos

Jaione.- Nosotras mismas. Nuestros novios son de Logroño.

.- Serán dos de Logroño con sensibilidad por los asuntos de Euskadi

Jaione.- Eso es. ¡Más les vale!

.- Jajaja

Ainhoa.- Bueno, a mí me sigue tocando explicar las cosas. El respeto existe. Pero lo que pido es el conocimiento de la Historia, que sepamos de dónde venimos cada uno.

Jaione.- También hay gente de Rioja Alavesa que no conoce bien sus raíces ni sus orígenes. Tampoco aquí se conoce nuestra historia, y eso también es un problema. Esto a mí me afecta más.

.- Hablemos del futuro. Decidme con qué soñáis.

Ruiz de Viñaspre

HIJAS Y MADRE caminan entre cepas, bajo la mirada de la Sierra.

Ainhoa.- Con tener la marca Ruiz de Viñaspre en el mundo entero y bien posicionada. En España no me importa tanto porque parece que es un mercado más volátil.

.- ¿Lo das por perdido?

No, no. De hecho ahora vamos… Mira mi padre también reparte el vino y hace clientes en Euskadi y en La Rioja. Tenemos ahora un distribuidor nuevo en La Rioja. Vamos a trabajar en el Norte de España: Galicia y Asturias nos ha funcionado siempre muy bien. Y eso sigue.

Jaione.- En Madrid lo hemos intentado. Ainhoa y yo hicimos un viaje comercial y nos fuimos a Cáceres, a Sevilla, a Jaén. Cogimos la maleta, nos montamos en el coche cargado de vino y ale…

.- Me suena muy bien. Sería un gran reportaje para el Blog.

El proyecto es muy bonito. Somos nosotras, la propia familia la que cuenta de viva voz y en cercanía nuestra propia historia. La pasión con la que lo puedes contar es un puntazo.

.- Doy por supuesto que os gusta el vino a las dos.

 Sí, sí, sí (dice Jaione). Nos encanta el vino (confirma Ainhoa)

.- Luego seguimos con los sueños… Pero decidnos: ¿qué vinos tenéis?

Ruiz de Viñaspre

LOS MAYORES abren camino. Los jóvenes continúan una tarea milenaria en Rioja Alavesa.

Tenemos tres marcas. Ruiz de Viñaspre, RV Vendimia Seleccionada y la marca top, que es Delirio, todo con el apellido Ruiz de Viñaspre.

.- Ésta última ¿es ‘hija’ vuestra?

No, hay otra que es nuestra y está incubando. Está en barrica y todavía no podemos decir qué nombre le vamos a poner.

.- Me gusta el misterio.

 Te podemos decir que hay ya dos cosechas. Dos añadas en barrica.

.- Confío que me invitéis cuando lo presentéis.

Por supuesto. Y si quieres, luego lo puedes catar.

.- ¿Tenéis vinos de maceración carbónica?

Nada. Todo nuestro vino es despalillado. Hacemos vino joven tinto y blanco, crianza, reserva y gran reserva. Eso va bajo la marca Ruiz de Viñaspre. Nosotros diferenciamos entre el vino de autor y el vino de selección. El de selección es el que llamamos RV Vendimia Seleccionada, que hacemos tinto y blanco. Son fermentaciones en barrica. En estos dos últimos años no hemos podido hacerlo.

Ruiz de Viñaspre

AINHOA RUIZ DE VIÑASPRE en medio del paraíso de Rioja Alavesa.

.- ¿Por qué?

Nosotros mantenemos la calidad. Somos pequeños y preferimos explicar el porqué no se ha podido hacer, y no bajar la calidad de ese vino. Hace dos años fue porque nos cayó una tromba de agua sobre la uva viura y mi padre creyó que no iba a aguantar la crianza en barrica.

.- Aquellos serían días muy duros.

Sí. No te imaginas cuán duros fueron. Y luego tienes que dar la cara porque ya tienes un mercado hecho. Mis padres fueron de los primeros que aquí empezaron a hacer el blanco fermentado en barrica. Fue difícil hacerse un hueco. Y una vez que lo tienes, encima no lo puede elaborar. El segundo año nos pasó parecido, otra tromba de agua. Mucha gente de la zona se acuerda de ese vino. “¿Cuándo lo vais a volver a sacar?”

.- ¡Qué bien que estén esperando lo tuyo, eh!

Siii. Amigos bodegueros que reconocen la labor. Eso es muy chulo. También nos ha pasado con el tinto, el RV Vendimia Seleccionada. El vino de autor, Delirio, proviene de una viña de una hectárea. Es una viña que nos da 3.000 botellas. Es el más caro de los nuestros, a 45 euros.

Ruiz de Viñaspre

LA JOYA DE LA CORONA de Bodegas Ruiz de Viñaspre,  de nombre Delirio.

.- Delirio, eh!

Es un delirio de mi padre. La palabra es suya. Al principio no lo comercializaba. Era un regalo para los amigos y para determinados clientes. Nos juntábamos en la bodega con la familia y con los amigos, las cuadrillas, tanto nosotras como mis padres, y era sacar lo mejor para la gente de casa. Nuestra gente le decía que eso tenía que estar en el mercado sí o sí. Pero mi padre le estaba buscando el punto exacto al vino.

.- ¿Cómo es ese vino?

Es un vino muy largo, persistente y profundo, un vino 100% natural que Ainhoa y yo tenemos como referente para continuar en este cautivador trabajo.

Le ponemos la contraetiqueta de genérica, y vendría a ser un gran reserva por el tiempo que ha pasado en barrica y en botella. El ‘siete’ ha estado todo ese tiempo en barrica. Y el ‘nueve’ ha estado algo menos en barrica. Cada año son los vinos los que mandan. Si les escuchas, ellos te dicen cuánto tiempo necesitan seguir durmiendo. En esto atendemos lo que dicen los vinos, porque los vinos mandan, y no seguimos los tiempos que marca el Consejo Regulador.

Ruiz de Viñaspre

MADRE E HIJAS ante el edificio de la Bodega.

La nueva bodega se inauguró en 2008. Jaione y Ainhoa se incorporaron 5 años después, en 2013. La bodega está construida sobre el viñedo de la Hoya (el nombre del famoso poblado prehistórico de Laguardia). Se le cambió a un tío suyo su viña (donde ahora está la bodega) por otra. En total eran dos hectáreas de viña, así que la bodega ocupa una hectárea. La otra hectárea de viña que aún queda sigue estando en la finca la Hoya.

.- Volvamos a los sueños, Jaione, que aún no nos has dicho el tuyo.

Mi sueño es que la familia continúe con la bodega. Eso no está en cuestión, pero no es fácil. Hemos pasado unos años complicados y ahora estamos levantando cabeza. Que continúe, pero no lo digo porque nosotras no estemos convencidas de ello. Lo digo por las dificultades.

Mi familia ha pasado de estar en una bodega que estaba totalmente pagada a realizar una inversión muy fuerte con una nueva bodega en unos años muy difíciles. Mis padres montaron una nueva bodega y tuvieron que hacer una nueva red comercial. Hubo casi que empezar de cero.

.- Ahí llegasteis Ainhoa y tú

Ruiz de Viñaspre

Nosotras veníamos de otros mundos, de otros ámbitos… Mi sueño de hoy, después de llevar cuatro años en la bodega, es, lo digo eh!: jubilarme aquí y ver cómo mis hijos y los de Ainhoa se puedan dedicar a esto.

.- Lasai, eh!, que tienes 30 años. Que si aceleras el tiempo y vas tan deprisa te cargas a tus padres (bromeo). Saborea el tiempo de la vida como ese vino llamado Delirio.

Jajaja (ríen las dos). Queda vida. Queda, queda.  Con treinta años yo y 27 Ainhoa, anda que no nos queda vida. Pero jubilarnos aquí, ¡eh Ainhoa!

.- Es un hermoso sueño, continuar una larga tradición, mantener la Historia.

Ainhoa.- Sí. Buscar ese punto que dé tranquilidad a los padres. Que ellos descansen.

.- ¿Qué edad tiene el aita?

Tiene 64 años, y dice que tiene ganas de jubilarse.

.- Todavía no les habéis hecho abuelos, ¿no?

No, no, aún no.

.- Lasai entonces, ja ja.

Para eso todavía les queda tiempo. Tienen muchas ganas, eh! Es chiquillero nuestro aita, y quiere algún “tractorista”, algún chico.

Ruiz de Viñaspre

INTERIOR de la bodega Ruiz de Viñaspre.

.- ¿Qué hay en el interior de la bodega que ahora vemos a través del cristal, desde aquí arriba?

Un tesoro. La hemos visto cómo se ha ido construyendo y levantando. Aquí es mucho más fácil que en las bodegas antiguas. Se hace todo con menos personal, utilizamos los métodos tradicionales pero muy apoyadas en las nuevas tecnologías. Tenemos tres grandes salas comunicadas, todo a la misma altura. Es muy cómoda y muy limpia.

Contiene 600 barricas, la mayoría francesas (80%) y un 20% americanas. Duermen 135.000 litros en ellas. La capacidad total de la bodega es del millón de litros de vino.

Ruiz de Viñaspre

AINHOA nos da a probar el vino de ambas, el que aún no tiene nombre…

.- ¿Aspiráis a tener ese millón de litros de vino en bodega?

No. Lo importante es mantener la calidad y mantener la identidad de Rioja Alavesa. Nosotras le decimos a mi abuelo Castor que su apellido está en la plaza Roja de Moscú, en una de las mejores vinotecas de la ciudad. Calidad y saber de dónde venimos.

.- ¿Y qué dice el abuelo?

Alucina. “Abuelo vengo de Japón, no sé si venderé, pero he estado defendiendo tu apellido y a Rioja Alavesa”. Alucina. Nuestro abuelo no viajó nunca al extranjero. Mi aita ha viajado a Italia y a Francia, para aprender, no en la red comercial.

.- ¿Y vuestra madre?

Ella sí que ha cogido la maleta. Era la comercial de la bodega. Ha estado en Brasil, en EE.UU, Rusia, China, Alemania y todo Europa, y no le han temblado las piernas nunca. Ella sola y sin idiomas, con apenas un poco de inglés. Ella ha sido la que ha abierto camino. Mi ama la valiente.

Ruiz de Viñaspre

LA AMATXU Charo Alegre en 2014 en la feria Prowein de Düseldorf, en Alemania.

Ah, no te hemos contado: hacemos vino ‘Kosher’, que significa “apto, puro” en hebreo. Es una manera de elaborar productos, alimentos y bebidas. Fue un intercambio de tarjetas en una feria alimentaria de Barcelona, entre un judío y mi madre. Mi madre no sabía que era judío. Vendía software para bodegas. Al poco tiempo, le llamó mi madre y estuvieron charlando. Él le preguntó si sabía de alguna bodega que quisiera elaborar vino Kosher. Y mi madre le dijo: “la mía”.

.- ¿Cómo es ese vino?

Es un ‘Ruiz de Viñaspre’ que tiene la certificación ‘kosher’. No es marca Kosher. Pero hasta la etiqueta se diseñó con ellos. Son los judíos más ortodoxos los que lo consumen. Para esto no nos pone pega alguna la DO Rioja. Hay que legalizar la etiqueta igual que el resto. Para este asunto mi madre llegó a hablar en más de cincuenta medios de comunicación durante una semana.

.- ¿Qué os ha aportado?

Nos ha abierto mercado. En la manera de trabajar, el proceso es exactamente el mismo. Pero es verdad que exige un sobreesfuerzo. Se podría decir que es un jaleo hacer vino Kosher, porque todo lo tienen que hacer ellos, que tocar ellos. El día de vendimia que se hace el vino Kosher, ese día la bodega se “kosheriza”.

Ruiz de Viñaspre

TRABAJADORES judíos sellando uno de los depósitos del vino ‘kosher’.

El rabino de Barcelona nos envía a su gente (algunos no han trabajado nunca en una bodega), porque no podemos ayudarles manualmente. No se puede mirar, ni se puede tocar hasta que no está el corcho dentro de la botella. Sus depósitos están precintados, sellados para que alguien que no sea judío no lo toque.

La vendimia la puede hacer cualquiera, cristianos, musulmanes, ateos… Pero una vez que mi padre viene con la uva hasta el exterior de la bodega, ya no puede ni apretar el botón para que el remolque vuelque la uva a la tolva. A partir de ahí todo está en las manos de los judíos.

.- ¿Esa parte de la bodega se convierte es una especie de su santa sanctorum?

Sí. Los planos de esta bodega han estado en Israel.

.- “Alucina Abuelo”

Ruiz de Viñaspre

JÓVENES judíos a la entrada de la única bodega de la Comarca que elabora vino ‘kosher’.

Había que comprobar que esta bodega de Laguardia era apta para hacer vino kosher antes de empezar. Como era una bodega nueva, fue relativamente sencillo. Y luego vinieron hasta tres rabinos, el de Londres, el de Israel y el de Barcelona para certificar que este vino es Kosher. La noticia salió en el Teleberri de Euskal Telebista.

.- ¿Ahora sólo vosotros tenéis la certificación ‘Kosher’ en todo Rioja Alavesa?

Así es. No hacemos todas las añadas. Hay años que no puedes hacer, porque tienes que tener la bodega solo para ellos. Depende si viene la vendimia adelantada. Para ‘Kosher’ hemos hecho 30.000 botellas para vino joven, crianza y reserva, con sus barricas.

Ruiz de Viñaspre

CADA UNA con una botella de vino en las manos, un ‘vendimia seleccionada’, y un ‘delirio’.

.- Bueno… entonces vosotras creéis que el delirio de vuestro aita es un vino que es un regalo, ¿no?

Eso es.

.- Pues no. El auténtico Delirio de vuestro aita y vuestra ama, sois vosotras dos. El delirio de Charo Alegre y Julián Ruiz de Viñaspre son sus hijas Jaione y Ainhoa. No hace falta que se lo preguntéis. Estoy seguro.

Jajaja (ríe Ainhoa) y sonríe Jaione.

6 Comentarios

  1. Sole Raya

    Cierto, se puede escuchar el latido del vino. Entre la flor y la madre, este caldo divino, se mantiene con vida propia, y en cada latido va cogiendo cuerpo, fuerza y aroma que también le aportan las maderas que le dan cobijo.
    Me ha encantado este artículo. Felicidades a estas hermanas, por su tesón e ilusión en lo que hacen, les deseo mucha suerte.
    Abrazos.

    25-Jul-17 · 11:00 pm | Permalink
  2. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Sole Raya. Si a ti te ha encantado el artículo, a ellas les gustará saber que tu comentario llega desde una ciudad del vino, en el sur, por donde recorrieron los caminos con el coche lleno de vino, contando de viva voz su historia, narrándola con el vino por bandera. Desde Montilla nos escribes, ni más ni menos. Un abrazo vuela para allá. Saludos cordiales.

    25-Jul-17 · 11:17 pm | Permalink
  3. Alfredo Postlethwait

    He quedado boquiabierto con el tesón y sabiduría de estas magníficas hermanas que van pisando fuerte. El éxito está a la vuelta de la esquina. Os felicito. Vais muy bien.

    26-Jul-17 · 12:09 am | Permalink
  4. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Alfredo. Saludos cordiales!

    26-Jul-17 · 8:41 am | Permalink
  5. Rafael Gamboa

    Cuanta juventud, buen criterio y fuerza…son buenas perspectivas de futuro, las mejores, para ese bello rincón de Euskadi.

    26-Jul-17 · 9:12 am | Permalink
  6. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Rafael Gamboa. Saludos cordiales!

    26-Jul-17 · 11:06 am | Permalink

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos marcados son obligatorios *
*
*

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL