Cuando un brindis te sale del corazón

El periodista Mikel Ayestaran (Beasain, 1975) recibió el pasado jueves en Brihuega (Guadalajara) el Premio Internacional de Periodismo “Cátedra Manu Leguineche”, de igual manera que ya fue en 2015 “Premio Periodista Vasco”.

Mikel Ayestarán

MIKEL Ayestaran con el Premio Cátedra Manu Leguineche, en Brihuega (Foto Nekane Vado).

Freelance y viajero empedernido, cubre para el grupo Vocento y EITB la actualidad informativa en países como Siria, Afganistán, Irak, Egipto, Yemen, India o Irán. Siempre con la maleta preparada para dar el salto desde Jerusalén –donde vive con su esposa y sus hijos pequeños- hasta aquel país donde estalle la realidad informativa.

Mikel Ayestarán cuenta en esta conversación con el Blog -realizada el jueves pasado, 16 de noviembre de 2017- que uno de sus rituales más sagrados es cuando vuelve a Euskadi y se junta con su aita para descorchar los domingos unas botellas de vino: “estamos en continua competición: a ver quién lleva un vino mejor”.

Mikel Ayestarán

EL REPORTERO en el ojo del huracán, informando para ETB desde Palmira (Siria).

“A Viticultores y Bodegueros: Zorionak por hacer una obra de ARTE ! ”

.- Tú has estado en muchos lugares del mundo…

Y he visitado Rioja Alavesa, donde existe una tierra muy bien trabajada. No tienes la sensación de estar en un sitio abandonado, yermo, vacío… No. Se percibe esa vinculación con la tierra, con los sabores, los olores, todo tan particular y propio.

En Rioja Alavesa uno puede sentir que está continuamente acompañado, porque no es la tarea de una, dos o tres generaciones, sino que es algo que viene de muy atrás. Con un producto tan único como el que sale de esta tierra.

.- ¿Qué importancia le das a los paisajes?

Son imprescindibles por su poder de evocación, por lo que te ayudan a construir dentro de tu mente. Me encanta simplemente sentarme y observar, perderme y pensar en la cantidad de gente que ha pasado por allí. En Rioja Alavesa pienso en las miles de personas, en las muchas generaciones que han cultivado y amado esa tierra en el pasado. Y en los que hoy la siguen amando.

Mikel Ayestarán

“RIOJA ALAVESA es uno de esos paisajes imprescindibles por su poder de evocación”. 

.- Sabes que honran a sus antepasados teniéndolos muy presentes, como honran las viñas y el vino.

Con paisajes más industriales es imposible sentir todo eso. El ladrillo, la máquina, el hormigón, han cortado esa relación directa entre el ser humano y la madre tierra.

.- ¿Qué sabes de Rioja Alavesa?

Sé que se han abierto un hueco con una marca de peso en el mundo del vino, en el mundo entero, y entre los amantes del vino, como yo, que soy un enamorado de los vinos. Rioja Alavesa es para mí un punto de referencia obligado. Soy una especie de embajador de los vinos de Rioja Alavesa.

.- Tú te mueves mucho viajando por el ancho mundo.

Es verdad, estoy siempre viajando, moviéndome por el mundo. Esa gente viajera conoce los vinos de California, de Italia, los de Chile… pero yo siempre reivindico los vinos de Rioja Alavesa, lo nuestro!

Mikel Ayestarán

CON la Pta. de la Federación de Asociaciones de Periodistas, Elsa González (Foto Fidel Raso).

.- No eres un experto en vinos. Eres reportero, periodista en zonas calientes del mundo, en zonas de conflicto, con problemas, que siempre te posicionas del lado de las víctimas. ¿Qué les dirías a nuestros viticultores y bodegueros?

Primero les mandaría un mensaje de agradecimiento. Es lo más importante, para que sepan que reconozco su trabajo. También les mandaría, además de ese agradecimiento, una auténtica enhorabuena, un zorionak para decirles que lo que hacen es una auténtica obra de arte.

.- ¿Te acompaña el vino cuando estás por esos países, o por ser países musulmanes no puedes ni catarlo?

Exacto, ese es el problema. Es una bebida islámicamente hablando poco correcta. Yo me muevo normalmente en países islámicos, pero eso no significa que para mí uno de los rituales más sagrados que hay en mi vida, cuando vuelvo a Euskadi, es los domingos juntarme con el aita y abrir una botella de vino. Estamos en continua competición a ver quién lleva un vino mejor.

Mikel Ayestarán

MIKEL con su aita y su ama, que le acompañaron el jueves en Brihuega (Foto Nekane Vado).

.- Vives en Jerusalén, pero imagino que allí no bebes vino.

Es muy difícil, además de ser extremadamente caro comprar vino de importación. Estando allí, echo de menos el vino cada día.

.- Te pido un brindis a estas alturas de tu existencia, que compartes la vida con tus aitas, que todavía son jóvenes y te acompañan en los premios que recibes, ahora que tu esposa y tú tenéis dos niños pequeños, con una vida montada en Jerusalén desde 2015, con un trabajo que te gusta y te permite vivir.

El brindis que me sale del corazón ahora mismo es un brindis por Manu Leguineche y el trabajo que hizo, por la gran obra que nos ha dejado y por haber tenido un espíritu tan fuerte y combativo en este mundo del periodismo. Un Manu Leguineche al que seguimos recordando hoy en día. Así que brindo por Manu, por sus más de cuarenta libros, por sus miles de artículos y por el magnífico trabajo que ha hecho por el Periodismo.

2 Comentarios

  1. Eneko

    Breve pero muy interesante entrevista a uno de los mejores reporteros que tenemos en la actualidad (no sé si será casualidad que Jon Sistiaga y él sean de lo mejor en lo suyo a nivel español…). Si en Euskadi muchos/as hiciéramos como él con esa sana “competición” con su aita, cuánto mejor nos vendría! A Rioja Alavesa, a los baserritarras, a los arrantzales…

    22-Nov-17 · 9:20 am | Permalink
  2. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Eneko. Cuánta razón tienes! Saludos cordiales

    22-Nov-17 · 2:25 pm | Permalink

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos marcados son obligatorios *
*
*

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL