Codo a codo en las viñas

Cuando el trabajo y la vida son más fáciles.

El campesino de Navaridas, Alfredo Calleja, y el campesino de Leza, Iñigo Franco, se cubren las espaldas y se ayudan en los momentos de apuro en las tareas del campo.

Hablando del apoyo recíproco que se prestan en las viñas los viticultores de Rioja Alavesa, en este caso Alfredo Calleja, de Navaridas, e Iñigo Franco, de Leza, Ana Blanca Fernández, la esposa de Alfredo, asegura con emoción que “en los momentos difíciles estuvieron, están y estarán”. Confirmando que de esta manera “el trabajo y la vida son más fáciles”

Campesinos en Rioja Alavesa

ALFREDO CALLEJA e Iñigo Franco en Leza, en la vendimia conjunta de este año.

Es una tradición en toda Rioja Alavesa. No descubrimos nada, pero hay que contarlo. Hay que dedicarle palabras precisas. Hay que ponerle imágenes al campo alavés. Elevemos las labores en las viñas a la categoría que merece.

Los viticultores Alfredo Calleja e Iñigo Franco (cada cual con 20 hectáreas de viñedo a su cargo) son uno de los muchos ejemplos de mutua ayuda en las labores del campo, especialmente en la recogida de la uva en tiempo de Vendimia. Primero es Alfredo quien acarrea la cosecha de uva de sus campos de Navaridas. Así que Iñigo Franco Atorrasagasti va después en sus cepas de Leza.

Ambos implican además en esa ayuda mutua, en tiempo de vendimia, a otros familiares y amigos cercanos. Es la multiplicación colectiva. La colaboración. La necesaria fraternidad.

Campesinos en Rioja Alavesa

LOS DOS CAMPESINOS (a la izq en la viña) comparten tareas, conversación y preocupaciones.

Los dos son agricultores y amantes de su trabajo. Ambos pertenecen al sindicato de la Unión Agroganadera de Álava (UAGA). Ambos se han ocupado, primero Iñigo, Alfredo después, del tema Migraciones en el sindicato.

Iñigo es de Leza, Alfredo del vecino pueblo de Navaridas. Pertenecen a dos generaciones distintas. Iñigo tiene 47 años. Alfredo 55. Pero cuando se trata de echar una mano al otro, ambos son una piña, quiero decir que son una misma cepa con brazos campesinos. Un racimo de laboriosidad y cooperación.

.- Los dos entregáis el mismo amor al campo y al viñedo alavés.

Me gusta mi trabajo campesino, lo disfruto, pero si soy sincero he de decir que Iñigo le pone más pasión a las viñas y al campo. Lo entrega todo. No hay muchos tan entregados como él por estos lares.

Campesinos en Rioja Alavesa

ALFREDO nos cuenta que la mutua colaboración comenzó en 2010, en época de Vendimia. 

.- ¿Cuándo empezasteis a colaborar el uno con el otro?

Empezamos hace siete años, en 2010, porque andábamos apurados con las vendimias. Él tenía 40 años y yo 48. Iñigo me preguntó si podía subir a ayudarle. Y así lo hice. Luego bajó él a ayudarme a mí, que nosotros hacemos la vendimia entre mi mujer Ana Blanca y yo. No hicimos toda la vendimia juntos; pero desde entonces, en momentos de apuro, telefonazo y venga: “baja a ayudarme”, o “ya subo yo”.

Alfredo recuerda –cómo olvidarlo!- cuando pasó dos meses en el dique seco por un problema de ciática, sin poderse mover de casa. Durante aquel tiempo, Iñigo se encargó de las tareas del campo en sus viñas y en las viñas de Alfredo. Ahí estaba Iñigo, el gigante de Leza, para ayudarles desde la normalidad y la humildad, entregado a las 40 hectáreas de viñas.

“Llegué a pensar que me iba a quedar sin movilidad para siempre”, resopla Alfredo.

Campesinos en Rioja Alavesa

“ESTUVIERON en los momentos difíciles, están y estarán”, dice Ana Blanca desde Navaridas.

.- Preséntate por favor, Alfredo.

Soy viticultor, como tantos en Rioja Alavesa. Nací en Navaridas y he pasado toda mi  vida viviendo en mi pueblo, al igual que mis padres. Mi abuelo era de Cripán, otro pueblo de Rioja Alavesa, pero todos los demás somos de Navaridas. Mis padres también fueron agricultores. En su época había viñas, pero también cereal, sin olvidar la huerta de la casa, el corral de gallinas, los cerdos, los conejos… Un poco de todo.

.- ¿Cuántas hectáreas de viñedo están hoy bajo tu responsabilidad?

Al igual que Iñigo, yo tengo unas 20 hectáreas. Once son propias, y el resto las llevo a renta.

.- Iñigo me ha dicho que tienes también bodega…

Tengo también bodega, pero no hago vino porque sería liarme demasiado. Probablemente este año se saque más dinero con el vino, porque hay poca uva, pero en su día me eché para atrás y prefiero venderle todas mis uvas a una bodega fuerte… porque en el pasado tuve algún problema con las fermentaciones.

Campesinos en Rioja Alavesa

“AL IGUAL que mis padres, nací en Navaridas y he pasado aquí toda mi  vida”.

.- ¿Qué tipo de problema?

Hace tres años, los catadores del Consejo Regulador echaron algunas cosechas de vino para atrás. Las emplazan porque ellos creen que tienen un defecto, hasta que tú lo corrijas. Ese defecto lo produce la maceración carbónica, pero no es un defecto en sí. Es un aroma que se produce en maceración carbónica y lagos abiertos, una elaboración propia de nuestra zona.

Aun así, el Consejo Regulador de Rioja descalificó algunas cosechas, tanto en Rioja Alavesa como en Rioja Alta. Eso hace que todo el trabajo del año se convierte en vino común, lo que significa que vale un tercio de lo que valdría el vino calificado.

.- Y esos hechos han tenido repercusión en Navaridas.

Por supuesto. Ahora en Navaridas mucha gente ya no hace vino. Antes elaborábamos vino diez familias, y ahora elaborarán vino sólo cuatro.

Campesinos en Rioja Alavesa

EN TRES AÑOS, en Navaridas, han pasado de diez familias que elaboraban vino, a sólo cuatro.

.- ¿Cuántos elaboraban vino en Navaridas cuando tú eras pequeño?

Buá, todos! Alrededor de sesenta familias. Entonces todos teníamos nuestra pequeña bodega, pero con el tiempo se ha ido dejando. Yo hice una bodega hace 15 años, elaborando vino a granel para vender,  y estuve usándola unos ocho años, hasta que lo dejé. Aquel vino se lo vendía a Vivanco y a una bodega que ahora ha cambiado de dueño, que era Viña Almudena, de Elciego.

.- Elaborar vino a granel era un trabajo más para un viticultor como tú.

Eso es. Y si hubiera querido embotellarlo, hubiera sido demasiado trabajo, con los registros oportunos, la compra de una embotelladora, y el desarrollo de la labor comercial.

.- ¿Qué tal te ha tratado la helada de este año?

Campesinos en Rioja Alavesa

EN NAVARIDAS, Alfredo y Ana Blanca han tenido, como tantos, que luchar contra la helada.

Mal. Este año he recogido la mitad de la cosecha que el año pasado. Y esperaba recoger menos aún. Eso sí, la calidad ha sido muy buena. Todas mis uvas se las he vendido a Viña Eguía, de Elciego, del grupo Muriel. En otras cosechas le he vendido uva a Riscal.

.- Cuando Iñigo Franco dejó Migraciones en el sindicato UAGA, tú le tomaste el relevo.

Sí, cogimos el testigo cuatro agricultores de la zona, Ernesto, Rafa, Ana y yo, llevando el tema Migraciones durante doce años. En ese tiempo conseguimos que se sumaran muchos más agricultores. Cuando nos hicimos cargo, seríamos unos 60 agricultores implicados en el programa. Ahora ya somos más de 150 agricultores.

Campesinos en Rioja Alavesa

ALFREDO E IÑIGO han compartido la inquietud por dignificar el trabajo de los temporeros.

.- ¿Cómo ves el futuro de los campesinos en Rioja Alavesa?

Uff, los tiempos corren que vuelan. De momento lo veo bien a corto plazo, porque el vino tiene su tirón. Pero en mi corta historia he visto muchos altibajos.

.- ¿Qué es lo que te agrada del campo y la viña?

La libertad. Ver cómo evoluciona tu trabajo. Ver ahora por vendimia que he hecho todo un año de buen trabajo. Se notan mucho las labores de labrado, de tratamiento con productos fito sanitarios… Si tú haces bien el trabajo, te queda esa gran satisfacción, a pesar de la helada. Pero bueno, ahí está nuestra labor, porque el trabajo con una helada de por medio aún es mayor, y es que la pobre viña se queda muy deteriorada.

Campesinos en Rioja Alavesa

EL FRUTO deseado de todo un año de intenso trabajo, que ambos venden a diferentes bodegas.

.- Alfredo, en tus ojos veo que tú también sientes por el campo una gran pasión.

El campo lo pide. Y yo encantado. Aún me quedan años por disfrutar.

.- Que así sea!

 

12 Comentarios

  1. Sole Raya

    La Unión hace la fuerza, y la amistad, y el cariño. Felicidades a Iñigo y Alfredo por haber sabido crear esa unión, y a Julio por hacer llegar al mundo como se vive mejor. Abrazos

    17-Oct-17 · 10:20 pm | Permalink
  2. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Sole Raya. Lo que aquí acontece está hecho de la misma materia que conocí en tus actividades culturales y “libreras” del sur cordobés: Pasión (como lees en las declaraciones de Alfredo), entrega diaria al cultivo de estas “flores” tan particulares en forma de racimos, y el alma generosa de viñadores y viñadoras. La tierra está encantada. Abrazos cordiales.

    17-Oct-17 · 10:38 pm | Permalink
  3. Kepa Urdangarin

    “… son una piña, quiero decir que son una misma cepa con brazos campesinos. Un racimo de laboriosidad y cooperación”.

    Magnífico. Ese es el desiderátum que necesitamos en Euskadi. La Humanidad lo precisa, como el aire.

    Zorionak!!!!

    17-Oct-17 · 11:37 pm | Permalink
  4. Blog Rioja Alavesa

    Eskerrik asko, zuri, Kepa!

    17-Oct-17 · 11:38 pm | Permalink
  5. Un precioso artículo Julio! La colaboración y el esfuerzo común son un buen ejemplo para la vida.

    18-Oct-17 · 9:17 am | Permalink
  6. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias por escribirlo en el Blog, Amelia Pereira. Saludos cordiales

    18-Oct-17 · 10:30 am | Permalink
  7. Miguel Larreina

    ¡Han bajado los cosecheros de Navaridas de 60 a 4! Un cambio demasiado rápido y drástico! Y arriesgado a medio plazo…

    20-Oct-17 · 8:06 am | Permalink
  8. Blog Rioja Alavesa

    ¿En qué sentido dices “arriesgado”, Miguel?”. Saludos cordiales.

    20-Oct-17 · 8:09 am | Permalink
  9. Miguel Larreina

    Es largo de explicar lo de “arriesgado” referido a la desaparición de la figura del cosechero. Te doy solo tres pinceladas antes de que abordemos el tema un poco mas profundamente.

    1. Navaridas y su entorno próximo tiene uno de los mejores viejos viñedos de Tempranillo del mundo.
    2. Los viticultores de esta zona durante muchos siglos vienen cultivando la viña para hacer vino y venderlo. Como cuenta Alfredo hasta hace unos lustros las 60 familias de Navaridas hacían su vino en sus bodegas y lo vendían mejor o peor.
    3. Alfredo se ha atrevido a dar algunas pistas de cómo en muy pocos años ha pasado Navaridas de 10 a 4 cosecheros. Son muchas las trabas que se pone a este colectivo para mantenerse a flote y muy pocas las ayudas.
    4. Si vendes tu cosecha como vino tienes millones de clientes potenciales, si la vendes como uva solo son unas pocas grandes bodegas de Rioja las que te la pueden comprar. Restringe mucho sus opciones el cosechero, aunque es lógico que en las épocas de buenos precios de uva y altas trabas administrativas el cosechero se reconvierta en viticultor a secas.

    20-Oct-17 · 4:06 pm | Permalink
  10. Blog Rioja Alavesa

    Muchas gracias, Miguel. Saludos cordiales.

    20-Oct-17 · 4:24 pm | Permalink
  11. Francisco Mtz de Cañ

    Gracias a los dos, Iñigo y Alfredo, por esa lección que dais de colaboración y solidaridad entre viticultores, lo contrario del individualismo que nos atenaza.- Gracias también por la pasión que le poneis a vuestro trabajo, tan duro a veces.- Sois un ejemplo a seguir.- Saludos cordiales.-

    21-Oct-17 · 10:17 am | Permalink
  12. Blog Rioja Alavesa

    Gracias, Francisco. Hacemos nuestras tus palabras. Saludos cordiales!

    21-Oct-17 · 1:06 pm | Permalink

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos marcados son obligatorios *
*
*

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL